Sáb. May 30th, 2020

10 GRANDES JUGADORES QUE NO HAN LLEGADO A SER LO QUE PODRÍAN HABER SIDO

A lo largo de la historia del fútbol surgieron muchos futbolistas que tenían el talento necesario para llegar a lo más alto pero que por un motivo u otro, no lo lograron. Las drogas, el alcohol, la indisciplina, malas decisiones, o cualquier otra razón impidieron que estos 10 jugadores no sean considerados entre la elite del fútbol mundial.

TRINCHE CARLOVICH
Aunque casi no hay registros de su juego, todos lo que vieron en una cancha aseguran que estaba al nivel de Maradona o más. El Trinche jugó la mayor parte de su carrera en las categorías del ascenso argentino. Existen varias historias sobre esta leyenda rosarina, pero lo que es seguro es que no le importaba ser un buen profesional y esto le impidió llegar más lejos. Claramente nunca le interesó triunfar en el fútbol, de hecho, una vez fue convocado a la Selección Argentina previo al mundial del 74, pero el Trinche nuca se presentó ¿El motivo? Prefirió ir de pesca.

ADRIÁN MUTU
El delantero rumano pintaba para crack, pero sus constantes escándalos y su indisciplina lo dejaron a mitad de camino.
Cuando jugaba para el Parma formó una delantera letal junto al emperador Adriano, lo que lo llevó al Chelsea. Su poco compromiso con el entrenamiento, su pésimo estado físico y el doping positivo por consumo de cocaína, ocasionó que lo despidieran del club inglés pese a que su nivel futbolístico era muy bueno. Luego de esto tuvo un buen paso en clubes como Fiorentina y Juventus, pero otros casos de doping, la aparición de un vídeo pornográfico suyo y una presunta vinculación con la mafia rumana, terminaron por acabar con su carrera.

GANSO
En su momento fue considerado una gran promesa del fútbol Brasileño, pero nunca cumplió con estás expectativas.
El motivo por el que muchos creen que no explotó es porque tardó en emigrar al viejo continente. Debutó en Santos en 2008, ganó la liga, la Copa Libertadores y jugó para su selección. Durante este tiempo tuvo varias ofertas de clubes europeos, pero recién en 2016 decidió pasar al Sevilla, para ese entonces, su mejor momento ya había pasado. En 2019 regresó a su país de origen y actualmente se encuentra jugando para el Fluminense.

GEORGE BEST
Los más grandes lo consideran como uno de los mejores de todos los tiempos, pero podría haber sido mucho mejor si no fuera por su adicción al alcohol y a las drogas.
La primera mitad de su carrera la rompió en Manchester United, y hasta ganó un Balón de Oro, luego, sus problemas con el alcohol y su extravagante estilo de vida no le permitieron mantenerse al máximo nivel y deambuló por varios clubes de Sudáfrica, Estados Unidos, Escocia e Irlanda. Una reconocida frase suya que lo describe a la perfecto es: «la mayor parte de mí dinero la gasté en mujeres y alcohol, el resto lo desperdicié»

BOJAN
Surgió de la Masía en el momento que el Barcelona de Guardiola arrasaba en Europa. Rápidamente demostró su talento y fue catalogado por la prensa y la afición culé como «El nuevo Messi». La expectativa que había sobre él era demasiada, pero poco a poco fue perdiendo nivel y nunca pudo ser lo que prometía. Hay quienes dicen que la presión que le cargaron fue la causa por la que no pudo explotar todo su potencial.

ROBINHO
Comenzó su carrera en Santos, su talento rápidamente llamó la atención de los clubes europeos y fue fichado por el Real Madrid, club donde mantuvo un muy buen nivel. Su afición por las fiestas y su mala conducta opacaron su buen juego y abandonó la capital Española para irse a jugar al Manchester City, dónde tuvo un paso efímero antes de llegar al Milán. Aquí su carrera se vino abajo. Nunca más fue el Robinho de sus primeros años. Emigró a la liga China, tuvo otro paso por el fútbol Brasileño y actualmente juega en la SuperLiga Turca. Robinho no pasó de ser una eterna promesa y hoy es noticia por un motivo extradeportivo, se encuentra en medio de un juicio, ya que en 2017 fue acusado de haber violado sexualmente a una muchacha libanesa.

BALOTELLI
Un delantero con todas las condiciones para estar entre los mejores, pero al que su cabeza nunca lo acompañó.
Sus inicios en el Inter llamaron la atención de todos. Pasó al Manchester City dónde se esperaba que explote, pero sus constantes peleas con los entrenadores debido a su mala conducta, se recuerdan más que sus goles. Después de repetir la misma historia en Milán y en Liverpool, llegó al Niza, dónde anotó muchos goles y parecía retomar su carrera, pero volvió a irse del club por motivos extra futbolísticos. Actualmente juega en el Brescia de la serie A.

JACK WILSHERE
En 2010 era una pieza fundamental en el Arsenal de Wenger, en un momento en que el club peleaba la Premier League todas las temporadas. Este jugador pintaba para algo serio hasta que las lesiones comenzaron a atormentarlo. A fines del 2010 un problema del tobillo lo marginó de las canchas por toda la temporada. Aunque logró volver a jugar, las constantes lesiones y recaídas nunca le permitieron llegar a ser lo que prometió a en un principio.

ADRIANO
El emperador parecía ser el nuevo Fenómeno Ronaldo, entre 2002 y 2004 mantuvo un nivel excelente siendo un goleador temible en el Inter de Italia y en la selección brasilera, aunque su afición por las noches de fiesta eran una polémica constante en su carrera. Todo terminó cuando recibió una llamada y se enteró del fallecimiento de su padre. Desde ese momento su carrera y su vida dieron un giro de 180 grados. Abandonó el fútbol de élite y se volvió a Brasil donde tuvo un buen nivel. Pero finalmente se dedicó a vivir en las favelas y se volvió alcohólico. Para muchos, Adriano hubiera sido uno de los mejores de la historia.

MÁGICO GONZÁLEZ
El mágico fue un crack a tal punto que Maradona declaró que el jugador salvadoreño es el mejor de todos los tiempos. Un jugador con mucho talento pero que nunca vio el fútbol como nada más que un juego. El jugador que fue ídolo en Cádiz, una vez confesó: Reconozco que me gusta la noche y que las ganas de juerga no me las quita ni mi madre. Sé que soy un irresponsable y un mal profesional, y puede que esté desaprovechando la oportunidad de mi vida. Lo sé, pero tengo una tontería en la cabeza: no me gusta tomarme el fútbol como un trabajo»

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: