Atlético Tucumán dio la talla y postergó el triunfo de Racing

0

En la segunda parte, el equipo tucumano cambió la perspectiva de juego e igualó el marcador en dos tras ir perdiendo por dos goles. Lisandro López y Gustavo Bou coronaban una noche excelsa para la Academia pero Guillermo Acosta y David Barbona ingresaron desde el banco para emparejar el resultado final. En la visita, Eugenio Mena dio sus primeros pasos y cumplió las expectativas.

Durante la primera parte, Racing se asentó en el compromiso mediante la búsqueda de domino con el balón y la relevancia de sus volantes y laterales en los extremos. En esa sintonía, el equipo de Eduardo Coudet simplificó las dificultades que presentaba Atlético Tucumán en el aspecto defensivo, y con la presencia de Lisandro López pudo inquietar a Cristian Luchetti en diferentes circunstancias.

La primera de ellas fue a los diez del comienzo tras un buen movimiento de López en el área y un tiro que exigió al arquero y en el rebote, Matías Zaracho no pudo sentenciar la oportunidad al dar el esférico en el travesaño. Paso a paso, la claridad de la Academia se adueñaba del encuentro y el Decano padecía el escás de alternativas en la recuperación de pelota en la media cancha. Agrupando a ambos laterales, la visita amplio las variantes con Eugenio Mena que en el ida y vuelta constante, fue un atenuante a resolver para el local.

Continuando con la distribución de balón y encontrando variantes hacia los delanteros, el conjunto de Avellaneda resolvió varias imperfecciones en el funcionamiento y a los 27 minutos luego de una salida a medias de Gabriel Patrón, Licha López recibió el esférico sobre el costado y con ángulo a su favor definió con categoría al palo descuidado de Luchetti generando la apertura del marcador para Racing.

A través de los experimentados, la Academia desmoronaba la oposición de Atlético y en el lapso final también complementó el mecanismo hacia el arco rival. Definido el ritmo del partido, el local cedió aún más sus limitaciones y al minuto treinta y seis, Gustavo Bou complementó el ataque con Augusto Solari que tras superar la marca de San Román en el área elevó la mirada y dejó con el arco en soledad a Bou para que el entrerriano concrete el 2 a 0 parcial.

Adverso al contexto del partido, el Decano solo recurrió a un juego corto y a la presión constante de cara al descanso. En ese aspecto el equipo de Coudet sacó provecho de las infracciones a favor y descartó esfuerzos mayores en camino al descanso.

El complementario cambió radicalmente por la pérdida de dominio de Racing en posesión y espacios. Allí el Decano insertó el desenvolvimiento de sus delanteros y los defensores laterales pasaron a tener importancia, trayéndole dificultades al rival en el sistema defensivo.

Tras varias aproximaciones el equipo de Ricardo Zielinski puso en vilo la ventaja considerada de la Academia. Al minuto veintidós, Luis Rodríguez anticipó a su marcador para cederle a Guillermo Acosta que al dirigir el disparo se encontró con el desvío en Lucas Orban y la imposibilidad de Arias al evitar el descuento.

El objetivo de enmendar el resultado ya era un hecho. Con actitud y cierto desequilibrio ofensivo, el local acudía al último tramo del partido en posición favorable al arco rival. Coudet modificó algunos lugares de cara al contraataque, pero sobre el cierre nuevamente Rodríguez asistió a David Barbona para que el volante coloque la igualdad con un tiro sutil lejano a las intenciones de Arias.

Ya era un hecho el progreso del Decano en todo sentido y como los finales lo marcan, Leandro Díaz desaprovechó una impunidad inobjetable bajo el arco con un arquero desairado y en consecuencia, Racing y Atlético Tucumán empataron en su presentación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: