jue. Jun 20th, 2019

Joaquín Bordaberry

No se sacaron ventajas

El inicio del partido fue muy movido, ambos equipos tratando de ser protagonistas, el local tratando de manejar la pelota y tratar de dañar con ella, y River refugiado saliendo de contra.

A pesar que la posesión era favorable para la Academia, el millonario tuvo la primera clara donde Milton Casco condujo una jugada por el medio, tocó por izquierda hacia Lucas Pratto y este metió un pase para Gonzalo Martínez, que de primera definió. Pero Arias la sacó al córner.

El conjunto dirigido por el Chacho Coudet intentó abrir el marcador por el sector izquierdo. Lisandro López y Gustavo Bou remataron a portería, pero en dichas acciones Lucas Martínez Quarta y Javier Pinola taparon los disparos.

A los 20 minutos, los dirigidos por Marcelo Gallardo volvieron a desaprovechar una nueva ocasión. Tras un centro del Pity Martínez, la pelota quedó boyando dentro del área y Javier Pinola metió una volea de derecha que pasó muy cerca del palo izquierdo.

A partir de ese momento Racing empezó a serenarse y tuvo una chance clarísima para romper la paridad. A Bou le queda el balón cerca del vértice del área y remató al primer palo, pero nuevamente Franco Armani salvó a la Banda.

Y cuando el primer tiempo finalizaba sin más sorpresas, es cuando ocurre lo inesperado. Leonardo Ponzio se fue expulsado por doble amarilla. Primero le hizo una falta Centurión cortándole la carrera de cara al arco y la segunda a Saravia.

En el complemento, Gallardo tuvo que realizar un cambio. Sacó a Ignacio Scocco y puso a Bruno Zuculini. De esta forma, Lucas Pratto quedó como única referencia en ataque.

Y el encuentro se dio diferente tras la roja que recibió el capitán de River. El elenco del Chacho pasó a tener el control de la pelota y el Millonario apostó por esperar y meter algunos contragolpes, aunque sin mucha precisión. River se dedicó a defender y tratar de pasarla lo menos mal posible.

Sin tantas emociones a lo largo del segundo tiempo, en el final subieron las pulsaciones para los fanáticos del Millo, porque Armani tuvo que meter la mano salvadora tras un cabezazo de pique a piso de Cristaldo, que la mandó al córner.

Sin más, el duelo terminó en empate y tendrán que definirlo en el Monumental el próximo 29 de agosto, para ver quien sigue en el certamen y quien cae eliminado.

River clasificó a 8vos de final

A las 19:10 comenzaba el encuentro que, en los papeles, River debía sacar adelante sin problemas. Por más que el resultado fue holgado, en el juego no hubo muchas diferencias; Dálmine tuvo sus chances de abrir el marcador en el principio del encuentro, donde se sentían más cómodos que los de Primera, pero se notaba el nivel de categorías donde los “millonarios” fueron superiores.

Se vio un River que no hacía pie en los primeros 10′, y esa desorientación era aprovechada por los “violetas” que intentaron por diferentes vías pero que no pudieron con Franco Armani, demostrando que lo sucedido en el mundial quedó en el pasado.

Pero cuando los dirigidos por Marcelo Gallardo lograron acomodarse en el encuentro, marcaron la diferencia. El primer tanto llegó a los 15′, tras un gran pase del Pity Martínez, que Ignacio Scocco la baja de gran manera, gambetea al arquero que se lo lleva puesto y le comete penal. El «10» fue el encargado de rematar desde los 12 pasos, y poner a su equipo arriba por 1-0 parcial.

Luego, Dálmine siguió generando peligro en búsqueda del empate, y estuvo cerca de lograrlo, pero un disparo que se estrella en el palo izquierdo de Armani evita la paridad.

En el complemento, River llega a un gol psicológico, a los 5′ de la segunda mitad. Pratto peleó una pelota a pura potencia física, habilitó a Ignacio Fernández, quien entró solo al aérea de manera sorpresiva y marcó el 2-0.

De esta manera el encuentro se le hacía cuesta arriba a los conducidos por Felipe De La Riva. Sumado a que se encontraban todavía en pretemporada, haciendo hasta pocos días doble o triple turno por jornada, el físico tiene un límite y se notó faltando 40 minutos por delante.

A los 13′, el delantero de los millones, Lucas Pratto convirtió un verdadero golazo, donde el propio delantero confesó post partido que quiso tirar el centro, pero tras el remate, la pelota se fue cerrando hacia el arco y terminó siendo una vaselina dejando a Dobboletta parado y quizás sorprendido por lo hecho.

La Banda goleando en el duelo, bajó el pie del acelerador, empezando a regular esfuerzos y, quizás, hubo una desconcentración de por medio debido que Dálmine pudo descontar a tres minutos del final, con una pelota de un córner que empujó Marcos Martinich y Armani estirándose pudo sacarla, pero una vez que el balón traspasó la línea de gol.

De esta manera, River Plate se convirtió en el primer equipo del fútbol argentino que obtuvo 14 victorias consecutivas en un mismo certamen de AFA. Lo logró sumando las ediciones 2016, 2017 y 2018 de la Copa Argentina. También pasó a la siguiente instancia, a los octavos de final de la Copa Argentina y espera rival. El siguiente contrincante saldrá del ganador entre Lamadrid y Platense el miércoles 8 de agosto.

 

 

 

 

 

 

 

 

River goleó y avanzó en la Copa Argentina

River Plate hizo su presentación oficial de la Copa Argentina, certamen donde es bicampeón y deberá defender la corona. Comenzó con el pie derecho y evitando cualquier tipo de sorpresa, ya que goleó 7-0 a su rival Central Norte de Salta. Los goleadores de la tarde fueron Ignacio Scocco y Exequiel Palacios, por duplicado, más los restantes de Lucas Pratto, Martínez Quarta y Santos Borré.

Desde el inicio se vio un millonario que salió a ganar y aprovechar el duelo, para terminar de pulir detalles de cara a lo que viene. Enfrente tenía un equipo donde sus jugadores tienen otros trabajos aparte del fútbol, y que solo había disputado en el año cuatro partidos y  no volverá a hacerlo hasta el 2019. Rápido empezó la lluvia de goles. Ignacio Scocco abrió el marcador a los 4′, tras una gran jugada colectiva que incluyó un centro de Lucas Pratto, para que Ignacio Fernández se la dejara servida al ex Newell’s.

Sin anestesia, con el objetivo que el rival no pueda acomodarse en el campo de juego, llegó el segundo a los 14′ del primer tiempo. Lucas Pratto mandó la pelota al fondo del arco, tras un gran pase del «Pity» Martínez y un taco previo de Scocco.

Scocco volvería a estirar la diferencia. Fernández lo deja mano a mano al Oso, él remató se lo ataja el arquero, pero el rebote es aprovechado por su compañero en ataque.

El marcado se siguió estirando para el conjunto millonario. Tras un centro del 10 de River, Martínez Quarta concretaba de cabeza a los 31′.

 

Se notaba mucho la superioridad entre un equipo y otro en la primer etapa, y por eso antes que finalice los primeros 45, el pibe Palacios sería el protagonista del quinto gol, tras un derechazo que se desvía en un defensor y que el guardameta no logra sacar.

En el complemento, los dirigidos por Marcelo Gallardo salieron con la misma intensidad que al término del primer tiempo. Nuevamente llega un gol tempranero. A los 3′, Palacios marcaría el 6-0. Un latigazo de afuera del área de Scocco, que ataja el arquero pero que no retiene, y en el rebote el volante millonario anotó el sexto tanto.

El que anotaría el último tanto es el delantero colombiano que, cada vez que entra del banco de suplente, se le abren las puertas del gol. Santos Borré ponía cifras definitivas al partido. Luego de un pase de Mora dejándolo cara a cara, tuvo que colocar el balón con sutileza, y de esta manera los River seguirá en el certamen.

El próximo rival será Villa Dálmine por los 16avos de final el próximo sábado a las 19:10 hs.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Francia derrotó a Croacia y es campeón del mundo en Rusia 2018

Y un día llegó la final. Dos equipos con historias muy diferentes. Por un lado, Francia que tiene experiencia en mundiales habiéndola ganado en el año 1998. Y, por otro lado, Croacia. Un país joven debido que se independizó de Yugoslavia en 1991, donde su mejor actuación fue en la copa del mundo del ’98 perdiendo justamente con el campeón de aquella edición en semifinales.

Ambas selecciones llegan a la tan ansiada final por dos vías muy claras. La sorpresa consiguió el pase a esta instancia sufriendo, con mucho sacrificio, eliminando por los penales a Dinamarca, a Rusia y superando en el tiempo extra a Inglaterra. En cuanto a los “Blues” se encuentran más frescos debido que superaron a sus rivales siempre en los 90 minutos de juego superando a argentina por 4-3, a Uruguay por 2-0 y a Bélgica por 1-0 en un encuentro donde los belgas se picaron contra sus rivales luego del partido por el planteo que eligieron los finalistas a la hora de llevar adelante la semifinal.

Ya en el duelo final, en los primeros minutos, los croatas son los protagonistas y los franceses esperan para salir de contra. Si bien los primeros tienen la posesión del balón, no logran concretar las jugadas que crean sus jugadores más desequilibrantes, Iván Perisic, Luka Modric y Iván Rakitic.

Pero los goles que no haces en el arco rival, te los hacen y es lo que le pasó a Croacia. Tras una falta que le cometen a Antoine Griezmann cerca del área, este envía un centro buscando a un compañero, pero Mandzukic la desvía y es gol de contra a los 18’ del PT.

Aprovechando la buena altura que poseen los Vatreni, buscaban el empate por la vía del cabezazo. A los 20’, tras una buena ejecución de Luka, Vida gana en la altura, pero el balón se va por encima del travesaño.

A los 23’ también probó el volante del Barcelona, enganchando la pelota con la izquierda que la mandó a la popular.

Pero la insistencia fue tanto que a los 28’, nuevamente luego de una pelota parada enviada al área de Francia que el balón queda bollando y no la podían sacar, Vida se la pasa a Perisic, este deja en el camino a Kante y saca un remate cruzado muy potente, donde Hugo LLoris no logra meter la mano y pone el 1-1 parcial.

A los 35’ otra vez el VAR en el centro de la escena, después de un corner y un remate de Matuidi, la pelota le pega en la mano al goleador de la tarde de los croatas. Si bien Pitana no lo vio en el momento, tuvo que recurrir a la tecnología para confirmar que debe haber una ejecución desde los 11 pasos. Y el que se hace responsable del remate fue el delantero del Atlético Madrid con mucha categoría, suave a la derecha del portero, y el guardameta yendo hacia el otro lado colocando a su equipo 2-1.

Ante la anotación de los “Blues”, los croatas siguieron buscando las maneras de empatar el encuentro. Sus rivales nuevamente refugiándose, buscando las contras y no dejar huecos para alguna aproximación de peligro.

En el complemento, Croacia empezó como terminó el PT. Siendo protagonista, llevando la final a su ritmo, pero a medida que pasaban los minutos, se notaba cierto cansancio teniendo en cuenta que tuvieron un desgaste muy grande para llegar a la final.

Los dirigidos por Dechamps tuvieron también en la final algo que los acompañó durante todo el certamen. La efectividad. Cada llegada de los “Blues” hace que te pongas alerta. Y en lo que sería el tercer remate de los azules en el partido, sería el gol que la daba una ventaja de 3-1. Griezmann, de espaldas al arco, se la cedió a Pogba, que vio bloqueado su primer remate, pero la pelota le cuelve a quedar para la zurda, y este sin pensarlo, la golpea de primera al palo de Subasic a los 59′.

El físico empezaba a pasar factura y el encuentro ya se veía muy lejos para los rojos y blancos. Para colmo llega el cuarto donde Lucas Hernández, protagonizó una gran jugada llegando al área por la derecha hasta cederle la pelota a Mbappé que no perdonó y estaban cada vez mas cerca de levantar el trofeo colocandoa a su selección 4-1 a los 65′.

Ya en el marcador había una diferencia que era muy complicado para igualar, y sumado a que faltaba 20 minutos para el final del encuentro, el portero francés sobró la situación haciendo un blooper inentendible. Recibe el balón y en liugar de despejarla, quiere gambetear, lo hizo de mala manera y Mandzukic puso el pie para meter y la pelota ingresaba lentamente en el arco.

Ahora el duelo estaba 4-2 y con tiempo para poder hacer algo más. Pero no pudieron convertir y finalmente, se consagró campeón Francia, una liga de segundo orden en el futbol europeo, con jugadores participando en los equipos más importantes de las principales ligas.

Francia a la final

En una final anticipada jugaron Bélgica contra Francia en un partido que no decepcionó en cuanto al juego.  Ya desde el comienzo se veía cuales iban a ser las formas de pararse dentro del campo de juego. Los “Blues” esperando todos atrás y salir a la contra con la velocidad de Mbappe y Griezmann, aprovechando también el buen pase que posee Pogba. Y por el lado de Hazard y compañía de ser protagonistas del encuentro.

En la primera mitad, se vio al volante del Chelsea gambeteando solo contra todos los franceses. Fue el único que intentaba romper líneas, ser desequilibrante porque ni De Bruyne ni Dembelé se animaron al 1 contra 1.

A los 15 minutos los Reds tuvieron la primera chance de gol cuando entre su capitán y De Bruyne hicieron una buena combinación y el primero saca un remate que se va desviado, donde también pudo haber optado por darle un pase al medio buscando a Lukaku que quedaba frente al arco.

Los dirigidos por Deschamps trataron de romper el marcador en 0 mediante un remate desde fuera del área de Matuidi pero que no se pudo concretar por la buena ubicación del portero Courtois.

Sobre los 30 minutos, tras un centro de Chadli donde el balón quedó dentro del área, Alderweireld de media vuelta conectó un latigazo que respondió de gran manera Lloris.

Los centros de Pavard y las asistencias de Mbappé no eran suficientes para que Olivier Giroud concrete. El delantero intentó de cabeza y de derecha, pero todas sus definiciones facilitaron la tarea de los defensores belgas. Las limitaciones del atacante eran compensadas con las proyecciones del destacado lateral del Stuttgart, ya que antes del descanso exigió al portero del Chelsea con un remate que merecía tener destino de gol.

Se notó que Bélgica buscó más la victoria en el PT, pero escaseó de ideas a la hora de sorprender y poder penetrar en un gran bloque defensivo de Francia donde todos defendían, hasta los delanteros estaban atrás de la pelota tratando de recuperarla y salir de contra.

Pero en el complemento, los franceses quisieron tomar la iniciativa, al menos por unos minutos, donde fueron al frente y buscar el partido. Con eso les bastó para ponerse 1-0 que llega de un tiro de esquina de Griezmann al primer palo y encontró la cabeza de Umtiti.

A partir de lo mencionado, se refugiaron y volvieron con la idea inicial de salir de contra aprovechando que los belgas fueron de manera desesperada a buscar el empate.

Bélgica trató de todos lados y hacían más figura al portero del Tottenham. Además, se veía un equipo que se entregaba por su país, por sacar el partido adelante. Mucho sacrificio de Giroud, Matuidi y Pogba que ayudaban a cortar el circuito ofensivo de sus rivales. Las salidas de Fellaini y Dembele por Carrasco y Mertens intentaron darles mayor velocidad a los ataques, pero los de Deschamps continuaban con su pragmatismo aferrados a su victoria.

Nunca pudieron encontrar los huecos, ni la manera que la pelota pase la línea del arco y gritar ese gol para estirar el duelo.

Con el triunfo y accediendo a la final, buscarán levantar la copa del mundo, aquella que se le escapó hace doce años por penales y que se la llevó Italia. En 20 años, los galos disputarán su tercera final. Tras la consagración de 1998 y la desilusión de 2006, Francia tendrá la oportunidad de bordar su segunda estrella ante Croacia o Inglaterra.

Rusia se despertó del sueño y volvió a la realidad

En el último partido por los cuartos de final, jugaron un gran encuentro Rusia y Croacia en el estadio Olímpico de Sochi. Cuando parecía que el partido se inclinaba para Luka Modric y compañía, en el cierre del tiempo extra apareció otra vez por pelota parada, Mario Fernándes dejando todo igualado. Tras la tanda de penales, los croatas eliminaron a los locales para ponerle fin a la aventura rusa.

En el primer tiempo ambos equipos se tuvieron respeto, atacando por la vía aérea y las combinaciones ofensivas que no lograban lastimar.

Hasta que, a los 31 minutos del PT, Cheryshev hizo un golazo de otro partido combinando dos paredes con Dzyuba y sacando un latigazo de afuera del área al ángulo de Subašić.

Y uno pensaría que sería un golpe para los dirigidos por Zlatko Dalić, pero, todo lo contrario. a partir de allí se prenderían en el duelo y que, a través de sus individualidades llegó al empate. Un desborde de Mandzukic, un oportuno cabezazo de Kramaric y una floja reacción defensiva fueron los factores que determinaron el 1 a 1 antes de que llegue el descanso.

En el complemento, Croacia empezaría más fuerte y el que tuvo chances de romper la paridad.  Perisic tuvo una muy clara donde la dominó con el pecho sacó un remate de media vuelta, pero el balón pegó en el palo.

El enfrentamiento seguía igualado y debían jugarse 30 minutos más. El equipo capitaneado por Luka Modric, logró marcar y estar el 2 a 1 a través de otra pelota parada. El volante del Real Madrid lanzó un centro preciso, y de cabeza, Vida puso arriba a su país.

Aunque la historia no quedaría así porque cuando se bajaba el telón, convierten una falta cerca del área de Subasic, Dzagoev, aquel que se desgarró en el partido inaugural, envió un centro al área rival y Fernandes celebró el empate a 5 minutos del final. Al igual que en los cuartos de final, ambos tuvieron que recurrir a los penales para seguir con vida, aunque en este caso hubo lugar para uno solo.

Aquellos que tuvieron los nervios más controlados y que cuentan con mayor categoría y experiencia en momentos limites fueron los que sacaron victorioso a Croacia y, de esta manera, se termina el sueño ruso de seguir haciendo historia, sin dejar de lado y reconocer que hizo un gran mundial.

 

 

Colombia superó a un duro Senegal, y jugará los octavos de final

En un encuentro muy cerrado y parejo, los sudamericanos fueron los que pudieron convertir en donde se veía que el que marcara se llevaría el triunfo. Fue difícil romper la sólida defensa senegalesa y, una vez arriba en el marcador, sufrieron hasta que el árbitro dio por finalizado el duelo.

La selección de Colombia mantuvo la posesión en los primeros minutos, pero no le sacaron provecho ante una Senegal, que le cedió terreno para jugar a la contra.

A los 12 minutos estuvo presente la primera jugada interesante de gol para los sudamericanos. Juan Fernando Quintero ejecutó un preciso tiro libre cerca del área, al palo del arquero Khadim Ndiaye que supo despejar hacia el tiro de esquina.

Cuatro minutos después se da una jugada donde utilizarían el VAR, los de África dijeron presente en el partido, su estrella, Sadio Mané cayó sobre el área tras disputar el balón con Davinson Sánchez. El colombiano tocó la pelota antes de cruzarse con su rival, y el árbitro pitó un penal que posteriormente, con ayuda de la tecnología, desestimó.

A los 30 minutos se dio una situación que sorprendió a más de uno, y fue la sustitución de James Rodríguez por Luis Muriel, haciendo que el conjunto de José Pékerman perdiera una pieza clave, quedando con un solo enganche con Quintero en cancha, pero que, con el correr de los minutos, perdieron la posesión cediendo espacios, y Senegal se fue aproximando al arco de David Ospina.

Ya en el segundo tiempo, el conjunto dirigido por Aliou Cissé tuvieron mas claros los objetivos que una confusa Colombia. Los cafeteros no encontraron el camino para lastimar a los africanos, que se acercaron con decisión al área rival.

Sin embargo, la categoría individual que tienen los sudamericanos marcó la diferencia sobre el final. A los 73 minutos, desde un tiro de esquina ejecutado por Juan Quintero, el zaguero del Barcelona, Yerry Mina, saltó por encima de todos y la cabeceo de pique al piso para que el portero tenga menos chances de poder salvar a su equipo.

Con desesperación, atropellando, Senegal presionó y buscó el empate minutos finales. Un disparo de Sadio Mané dentro del área, fue la jugada más peligrosa.

De esta manera, el equipo de José Néstor Pékerman fue primero en su grupo, por delante de Japón (4), Senegal (4) y Polonia (3).

Pese a que Japón también perdió por 1-0, los asiáticos pasaron de ronda por tener menos jugadores amonestados que los de África (cuatro contra seis).

Los dirigidos por Pékerman se medirán en los octavos ante el segundo del Grupo G, en el Spartak Arena de Moscú, el cual saldrá entre Bélgica o Inglaterra. El primero de esa zona se cruzará con Japón.

Ganar para soñar con la clasificación

Tras caer en su presentación en la copa del mundo, la Selección Colombia se juega la clasificación a octavos. En el segundo partido del grupo se enfrentará a Polonia, cayendo también en el debut 2-1 ante Senegal y llega con las mismas obligaciones. José Pekerman hará modificaciones con el equipo que salio desde el arranque contra los asiáticos. Wilmar Barrios será titular en la mitad de la cancha, en lugar del expulsado Carlos Sánchez.

Además, el que estará en el banco de suplentes será el que convirtió el único gol que llevan los cafeteros, Juanfer Quintero dejándole el lugar a James Rodríguez, figura colombiana.

La formación de los sudamericanos será: Ospina; Arias, Zapata, Murillo, Mojica; Barrios, Aguilar, Matheus, Cuadrado, James Rodríguez; Falcao.

Polonia que tiene su máximo exponente en ataque con la figura de Robert Lewandowski tropezó ante Senegal en un choque que colocó a los africanos como una de las posibles revelaciones del certamen si logra superar la fase de grupos.

Los 11 de Polonia serán: Szczesny; Piszczek, Glik, Pazdan, Rybus; Blaszczykowski, Krychowiak, Zielinski, Grosicki; Lewandowski y Milik.

Ambas selecciones no cosechan puntos y tanto Japón como Senegal están a tres puntos de asegurarse un puesto en la siguiente ronda. Para la última jornada, la única posibilidad de que ambas lleguen con opciones de continuar en el Mundial, es con un empate en este cruce entre ellas y confiando en que Japón o Senegal ganen su partido para poder optar a ese segundo puesto.

Con la necesidad de ambos de llevarse los tres puntos, el duelo entre Polonia y Colombia comenzará a las 15 hs en el Kazan Arena.

España ganó con lo justo

En el primer tiempo España impuso su juego y se adueñó del balón, pero ser punzante como en el debut ante Portugal y le costó generar situaciones de gol, debido que los iraníes se resguardaron atrás esperando salir de contraataque. Por más que España haya adelantamiento sus líneas, no pudieron romper el gran trabajo defensivo de su rival.

En el segundo tiempo la historia fue diferente con los europeos lanzados al ataque. Sergio Busquets que remata poco y nada en Barcelona remató de media distancia e hizo lucir al arquero Alireza Beiranvand, que voló para enviar la pelota al tiro de esquina.

En la siguiente jugada, Irán tuvo la situación más clara con una volea de Karim Ansarifard que rozó el palo derecho de David De Gea.

Pero de tanto insistir, los de Hierro consiguieron el gol en donde Diego Costa aguantó la marca, giró en el área y con mucha suerte consiguió marcar tras un rebote y puso a su equipo 1-0.

Cinco minutos después, Irán celebró el empate tras una pelota parada. Pero el juez de línea y la ratificación con el VAR anularon la acción por una posición adelantada. Cuando restaban 8 minutos, Vahid Amiri desbordó por izquierda, llegó hasta el fondo y lanzó un centro que interceptó Mehdi Taremi en el segundo palo, pero la pelota se fue por arriba del travesaño.

Finalmente el encuentro culminó 1-0. Resultado que le permite tomar aire a España que llegó como candidata y le cuesta en los primeros partidos. Con un empate ante Marruecos en la última fecha clasificará a Octavos de final. Por su parte, Irán deberá ganarle a Portugal para pasar de fase. El Grupo B se definirá el próximo lunes.

Cristiano y 10 más

España y Portugal salieron a darlo todo y hacer honores en el partido que, en la previa, era el más atractivo de la fase de grupos. El campeón de Europa y uno de los candidatos al título llevaron la intensidad increible, jugaron un partido a niveles de lo que podría ser una final.

Portugal comenzó muy fuerte e impuso condiciones desde el inicio. Y golpeó rápido a una España que llegó a este encuentro en rodeados de polémica por lo ocurrido con el despido de su entrenador de los últimos dos años, Julen Lopetegui. Cristiano Ronaldo fue derribado por Nacho dentro del área en el minuto 4 y el árbitro Gianluca Rocchi sancionó penal. El propio capitán portugués lo transformó en gol con un gran remate.

Sin embargo, España iba metiéndose de a poco en el duelo, salió de su confusión y comenzó a ser más lúcido. En el minuto 22, Diego Costa peleó un balón aéreo con Pepe, lo ganó y al ingresar al área realizó un par de fintas, remató y puso el 1-1.

Sobre el final del PT, Cristiano Ronaldo volvió a ser protagonista y sacó un remate lejano que, con ayuda de David De Gea por un error muy infantil, se metió en la portería española.

La Roja salió al complemento a combatir con la pelota, con la idea clara de mantener la pelota, tocar con determinación Y siendo protagonista sería la clave que llegaría a lograr dos anotaciones.

El gol del empate llegó con un tiro libre en el minuto 56, tras un centro de David Silva al segundo palo y con Diego Costa empujando la pelota en la línea, haciendo así un doblete.

Tres minutos más tarde, España pasó al frente por un golazo de Nacho. Apareció el defensor del Real Madrid para ejecutar una volea sensacional que hizo que el balón pegue en el palo antes de entrar. Un gol impresionante para el 3-2.

Sobre el final, España tenía el mucho el control de la pelota, pero sin ser punzante, solamente tocaban para que sus rivales no puedan adueñarse y del balón y así no correr riesgo de un empate. Pero sobre el final, Gerard Piqué le cometió una falta a Cristiano en la puerta del área y el crack del Real Madrid acomodó la pelota con confianza plena, concentrado y respirando profundo, ejecutó de forma perfecta. Su tiro fue tan espectacular que dejó parado a David de Gea.

Además, Ronaldo logró una marca histórica: marcar al menos un gol en los cuatro Mundiales que disputó con su selección.

En 2006, su primera participación en este certamen, festejó ante Irán en la fase de grupos en el triunfo de los portugueses por 2-0. Luego, en Sudáfrica, anotó el sexto en la goleada de su equipo ante Corea del Norte. Y, en 2014, Ronaldo gritó ante Ghana en la última fecha de la primera ronda.

Eso hasta ahora sólo habían conseguido Pelé y los alemanes Uwe Seeler y Miroslav Klose. Con una particularidad; los del jugador del Madrid fueron todos en fase de grupos.

error

Seguinos!