dom. Jul 21st, 2019

Tomas Ivaldi

Uruguay no pudo con Perú

Cayó por penales 5-4, luego de que el resultado final fuese 0-0. Luis Suarez erró el penal.

La explicación de la eliminación de “La Celeste” puede deberse a muchos factores. La “Blanquirroja” salió muy enchufada desde el juego colectivo, y pudo aislar durante los primeros 20 minutos a los delanteros más letales de del rival, Suarez y Édison Cavani. Aunque, como es de esperarse, desde lo individual Uruguay fue más, y sus delanteros letales pueden darle la victoria en cualquier momento.

El VAR fue el encargado de arruinarle verdaderamente la clasificación a los del Maestro Tabárez, anulándoles, ni más y ni menos que, 3 goles. El primero fue a De Arrascaeta, quien hizo una buena jugada en conjunto con Nández. El segundo fue a Cavani y el tercero a Lucho. Siendo estos últimos dos muy discutidos por lo milimétrico de la jugada.

Obviamente los charrúas fueron superiores durante un buen tramo del segundo tiempo con respecto al equipo de Ricardo Gareca. El equipo rojiblanco ya pedía a gritos los penales y recurría a su mejor herramienta para ganar tiempo: Paolo Guerrero, quien soportó con mucha garra el balón en el campo enemigo.

En la tanda de penales, los que patearon para Uruguay fueron Luis Suárez, Edinson Cavani, Cristhian Stuani, Rodrifo Bentancur y finalmente Lucas Torreira.

Por el lado de la bicolor los designados fueron: Paolo Guerrero, seguido por Raúl Ruidíaz, Yoshimar Yotún, Luis Advíncula y Edison Flores.

Quien falló el único penal de la noche fue el mismo Suarez, ante un imponente Pedro Gallese que se tiró casi siempre para el mismo lado. Y finalmente, le permitió a los de la banda roja clasificarse nuevamente a una semifinal de Copa América.

El próximo rival será el Bicampeón de América, Chile, que viene de eliminar a Colombia. Y si hay algo que nos enseñó este Perú, es a nunca darlo por muerto, ni en las peores.

Con la frente en alto

Uruguay se vuelve a casa, quizás triste por una eliminación ante un rival presuntamente menor, o en una instancia prematura, pero su historial como máximo campeón de Copa América sigue intacto, esperará a por la próxima para salir y hacerle justicia a su historia, además de a su mítica “garra charrúa”.

El Genoa no quiere sufrir más

En la última temporada, el club genovés la pasó muy mal sobre la recta final de la Serie A. Está claro que ni la directiva, el técnico y ni los jugadores quieren volver a pasar por ese momento espeluznante de estar jugando el último partido y no saber si mantenía o no la categoría. Ese mano a mano con el Empoli fue, para quienes lo vieron por fuera, de lo más emocionante del final de la competición pasada. Incluso hay quienes dicen que fue más interesante que la pelea por quienes ingresaban a las competencias de la UEFA.

 

Con vistas al futuro, el escudo más añejo de toda Italia va en busca de nuevos rostros. Jugadores de nivel que le permitan permanecer en mitad de tabla o quizás volver a jugar una competencia europea . De lo más rutilante, las noticias son: Pedro de la Vega (18), de Lanús, y de gran proyección, fue adquirido por 10 millones de Euros. Por otro lado, Cristian Zapata, el férreo defensor colombiano de 32 años, no renovó con el Milán e iría a parar a las filas del conjunto Grifone.

También hubo sondeos por Bruno Amione, el joven jugador de Belgrano y de la Sub-20. Genoa habría ofrecido aproximadamente 5 millones de Euros. El otro apuntado es Rade Krunić, el mediocentro bosnio del descendido Empoli, de 25 años. Aún no hay cifras.

El precio que pidiría el Marsella por Mario Balotelli sería muy elevado para un club modesto económicamente como el Genoa. Por otro lado, el argentino ex Vélez, Facundo Ferreyra, cuyo pase pertenece al Benfica y está a préstamo en el RCD Espanyol, sería el plan B por si se cae lo de Súper Mario.

 

 

Maradona y su mítica entrada en calor cumplieron 30 años

Este año 2019, específicamente el 19 de Abril, se cumplieron 30 años.

 

Mágico por donde se lo vea y, como dice esa famosa canción de las pastillas, la pelota siempre al 10…Toca y se vá, como también decía la Bersuit. Así hacia el diego durante una entrada en calor previa a un encuentro que fué más que desopilante para la historia del futbol. La pelota atada a su pie, todo el mundo sorprendido con los destellos de calidad que irradiaba terrible zurda.

Ahora, contextualizando, el marco en el que se dió el encuentro fue la vuelta de una Semifinal de la, antiguamente llamada, Copa UEFA 1988/89; hoy llamada UEFA Europa League. El encuentro fue entre el, en ese entonces, siempre modesto Nápoli y el, ahora y siempre, siempre poderoso conjunto alemán Bayern Múnich. El partido terminó 2 a 2, y con eso pasó el club italiano, que a la ida obtuvo una cómoda victoria por dos tantos.

En su último posteo de Instagram, Diego comento: “Mi amigo Antonio Careca hizo dos golazos aquella noche, y clasificamos para la final. Yo la veo y me hace acordar a los entretiempos de Argentinos Juniors, cuando éramos Cebollitas».

Como toda relación romántica, la pelota y el diego esa noche hicieron el amor. Un amor que, a fin de cuentas, va a durar para toda la vida.

error

Seguinos!