Boca ganó de local en la antesala a la vuelta superclásica

0

Con el gol de Cristian Espinoza, el conjunto de Guillermo Barros Schelotto superó a Patronato y llega afianzado a la revancha por copa ante River. Tevez jugó gran parte del partido con presencia continua y Andrada terminó demostrando sutileza sobre la culminación del partido.

En el lapso de la primera parte, ambos equipos relaciones sus posturas en el partido. Dentro del desarrollo, Boca recurrió al manejo de pelota mediante sus volantes y en apenas dos minutos, Cristian Espinoza se asoció con Carlos Tevez que definió la acción pero el tiro se interpuso con la parte externa del arco.

Con el correr de los minutos el equipo de la Ribera asentaba prioridades en la ofensiva. No obstante, el factor defensivo quedó relegado para el Xeneize y el conjunto entrerriano empezó a enmendar su performance a espaldas de los defensores, que en cierta instancia incidieron en el desequilibrio en defensa que le permitió a Facundo Barceló generar una aproximación que Esteban Andrada simplificó sobre los tres palos.

Pese a esos vaivenes circunstanciales, el criterio para conducir la ofensiva subsistieron en Boca y por medio de los volantes y la activa actuación de Tevez, el Xeneize marcó diferencias en zonas aledañas a la valla de Sebastián Bertoli.

Transcurriendo los últimos compases de la etapa principal, el nivel del local fue decantando y las apariciones individuales fueron la única vía de desequilibrar la defensa del Patrón. En tiempo de descuento, Tevez volvió a prevalecer en el ataque pero su definición cruzada se fue apenas desviada, anticipando el final del primer capítulo.

El tiempo complementario fue adverso para las aspiraciones de Boca. Desde el arranque, el equipo alternó el funcionamiento hacia el arco rival y la posesión fue equiparada por el conjunto de Mario Sciacqua. Ante las dificultades, el local accedió al desempeño objetado por Mauro Zarate, quien retrocedió algunos metros y le otorgó mayor perspectiva a los volantes y al lateral izquierdo.

De esa opción, el Xeneize acudió a constantes intenciones, las cuales no prevalecieron en la eficacia y el rival aprovechó esa ocasión para detectar a sus delanteros en contraposición a los centrales. Con esa idea las insistencias de Boca no influían en el trascurso hasta los treinta y siete minutos, donde Tevez reivindicó la conducción del ataque. El Apache abrió el juego a Zarate y el delantero envió en centro que Espinoza controló de sobre pique para determinar la victoria del local.

En la mínima de posibilidades, el local encontraba un tanto cotizado, que se mantuvo hasta la culminación del partido, donde Matías Garrido sobre la hora exigió la atención de Andrada sobre su vértice derecho, atajada que significó un nuevo triunfo de Boca. El Xeneize quedó a ocho del puntero, mientras que Patronato continúa en zona de descenso directo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: