Boca venció a Independiente en la vuelta de Cardona

0

El colombiano ingresó al partido en la parte final y en una intervención supo anotar un gol con estilo propio. Sobre los noventa minutos, el Rojo fue superior y las determinaciones lo condujeron a una derrota clave en el descuento de puntos a Racing. Darío Herrera fue protagonista en jugadas concretas que generaron el desconcierto en el Libertadores de América.

 

En el lapso de la parte inicial, Independiente acentuó prioridades desde los primeros compases del partido y en consecuencia, se adjudicó la posesión del esférico en sintonía ante un Boca pasivo y con pocas opciones ofensivas.

Concentrado en los metros finales, el Rojo supo generar acciones colectivas que relegaron por momentos en desempeño defensivo del rival. Mediante la vigencia del mediocampo, la versatilidad  de Martin Benítez y la claridad de Maximiliano Meza, el camino del local hacia el arco de Esteban Andrada fue en aumento y en dos ocasiones Emmanuel Gigliotti pudo vencer la oposición del arquero pero las determinaciones del delantero hicieron que la paridad persista en el encuentro.

Disputado el desarrollo del partido, Boca logró enmendar las deficiencias y con firmeza puso en vilo la amplitud de Independiente en cada sector de la cancha. Si bien el andar del conjunto de Guillermo Barros Schelotto no consistió en la efectividad colectiva, el equipo pudo posponer las aproximaciones del contrario hacia el entretiempo.

Durante la etapa suplementaria, el Rojo continuó diagramando el juego en campo contrario pero las decisiones le permitieron al Xeneize, manejar la contienda del partido y con el ingreso de Edwin Cardona, generar la única y valida oportunidad de anotar ya que el colombiano dejo atrás a Fabricio Bustos y con sutiliza acomodo el balón lejos de la respuesta de Martin Campaña para abrir el resultado del compromiso.

En la única ocasión concreta, el visitante sacaba provecho en su jerarquía e Independiente siguió complementado el ataque y aun más, a partir de los quince minutos, luego de la doble amarilla de Leandro Magallan que le contrarrestó oposición. No obstante, la entrada de Carlos Isquierdoz alternó la accesibilidad en el área que a pocos minutos de esa acción tuvo una polémica interpretaciones de Dario Herrera al entender una carga ilegal de Meza sobre Andrada que terminaba con la igualdad del equipo de Ariel Holan.

Las continuas asignaciones del árbitro en contra del Rojo demostraba cierto desconcierto del local, que agrupo volantes en zonas aledañas al arco rival y otorgó algunos espacios en defensa a los que Boca iba a poder concurrir. Por ejemplo, en una oportunidad en la que Sebastián Villa asistió a Zarate pero el delantero no pudo definir la situación.

Ese ímpetu de Independiente lo situaba al filo de la paridad que pudo ser efectuada por Emmanuel Britez pero que Isquierdoz en otra aparición prohibió sobre la línea de gol, resguardó la ventaja que la visita sostuvo y consagro con un triunfo que lo deposita a seis de Racing y un partido por completar. El Rojo, en cambio, quedó a ocho del líder de la actual Superliga.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: