lun. Sep 16th, 2019

Atlético Tucumán

Racing incorpora a David Barbona

Tal como se preveía, la dirigencia asumió el rol en las negociaciones con la particularidad de ceder la mitad del pase de Augusto Lotti y Yonhatan Cabral para  hacerse del 50 % del mediocampista central, que el martes acudirá a los estudios médicos y firma de convenio. Será el segundo refuerzo tras la inserción de Matías Rojas.

 

Luego de negociar las formas de transferencia, Víctor Blanco junto a sus pares terminaron de contemplar uno de los interrogantes del mercado para la Academia. Es que desde hace semanas se mantuvo la cordialidad entre ambas dirigencias y el pedido monetario del Decano, preveía una alternativa para Racing.

 

Dicho método se radicó en dos futbolistas que se encuentran a préstamo y que en particular, tendrán un futuro en el equipo tucumano por la ida de Barbona al conjunto de Avellaneda a través de 500.000 dólares.

 

Cabral y Lotti ingresaron en el acuerdo. El defensor central fue cedido en 2017 y al cabo de dos temporadas, será nuevamente apropiado por Atlético mediante una extensión de tres años. El día treinta de este mes se vence su pase y este traspaso de Barbona, le permitirá asentarse en la entidad tucumana.

 

Por su parte, el joven delantero de nacionalidad italiana, modifica su destino de Santa Fe a Tucumán. Un año atrás la decisión de la Academia era cederlo al Tatengue y esta determinación del mercado, lo depositará en las filas de Ricardo Zielinski.

 

Barbona deriva de una temporada reivindicadora según las estadísticas. Con apenas 24 años, el futbolista proveniente de Nueva Chicago alcanzó una continuidad de partidos comparables a su paso por el Torito. En su haber, disputó 178 partidos, y marcó 19 tantos. También recreó once asistencias y en la era profesional, no registra expulsiones.

 

 

 

 

Atlético Tucumán se clasificó a pesar del sufrimiento

La ventaja cosechada como local de 3-0 obtenida por Atlético Tucumán le sirvió para llegar un poco más holgado al Monumental. Aunque con el River de Marcelo Gallardo no existe la palabra confianza y comodidad cuando un resultado parcial te favorece y quedan 90 minutos por delante. En el local regresó Milton Casco, clave jugando como si la lesión no lo marginara un mes fuera de las canchas.

Todo parecía tornar de un tono perfecto para los «Millonarios», porque a la dinámica impuesta y lo avasallante en ataque que fue, había que agregarle la solidez defensiva obtenida. El primer tanto del descuento llegó de una jugada memorable que parecía tener perdida Matías Suárez, pero su pase con caño incluído a Camilo Mayada y la asistencia de éste último a Ignacio Fernández, hizo que el ex Gimnasia defina de taco para adornar un golazo. Restaban 75 minutos en ese entonces. Apareció el segundo a los 40 minutos de la primera parte, el borbollón con jugadores de uno y otro trabando hizo que Lucas Pratto quede cara a cara con Cristian Luchetti, definiendo por debajo del brazo del «1» de 40 años.

En el complemento, llegó lo que parecía tornarse imposible: el gol de Atlético Tucumán desde la pelota parada. Córner desde la derecha, peinada de Leandro DíazJavier Toledo apareció para disfrazarse del «9» que es y anotar el ansiado descuento. El ex Chacarita llegó a 6 gritos con la camiseta del «Decano», todos en esta competición. Hombre que supo trabajar de albañil para poder manter su sueño de futbolista.

Hubo arremetida final, porque River jugó tan bien que se merecía caer de pie. Suárez convirtió el tercero empujando la bocha tras el pase que Nicolás de la Cruz le cedió al medio. Hubo momento para el doblete del «Oso» Pratto, porque el ex Vélez apareció sólo en área chica tras una jugada de pelota parada que le permitió soñar al «Millo», aunque sea por los 10 minutos que restaban de juego.

Histórica clasificación de Atlético Tucumán

Cayó pero pasaron los tucumanos, el equipo de Ricardo Zielinski sigue haciendo historia en el fútbol grande de Argentina. Está a tres partidos de poder consagrarse por primera vez en toda su trayectoria dentro del plano local. Aguantó, resistió, combatió y se llevo el premio mayor ante nada menos que el campeón de la Copa Libertadores de América.

El ciclo del «Ruso» da la sensación que tendrá varios capítulos por delante, así como el sueño de seguir cosechando grandes resultados en el país y en Latinoamérica. Además de no dejar de recalcar que su presencia genera una incomodidad en los riverplatenses, recordando que el entrenador de Belgrano el día que, en ese entonces su equipo, envió a los comandados por Juan José López el 26 de junio de 2011.

Se le viene Tigre, quizás el mejor equipo en cuanto a nivel colectivo de los últimos 10 partidos del ámbito primera división. El encuentro de ida será este sábado 18:45 en Victoria y la definición será el 25 del corriente mes en el José Fierro tucumano. Para el 2 de junio, quizás en el Estadio Mario Alberto Kempes, de uno de ellos dos estará el primer finalista de la Copa de la Superliga.

Lo mejor de River vs Atlético Tucumán:

Atlético Tucumán logró la heroica ante Boca

Gervasio Núñez y Cristian Barbona consolidaron una victoria histórica e importante para que el equipo de Kielinski llegue al cuarto puesto y se ubique a diez puntos de Racing y Defensa y Justicia. Fue a 2 a 1, Ramón Abila puso el empate transitorio.

Durante los primeros 45 minutos, Boca y Atlético Tucumán sintetizaron sus pretensiones a pocos minutos del comienzo y luego de encontrar ciertas falencias en el rival, la apertura del marcador fue protagonizada por el Decano ya que Mauro Matos relegó el centro del ataque y envió un centro que Lisandro López no pudo controlar y Gervasio Núñez concretó ante Esteban Andrada.

A pesar de las adversidades, el equipo de Gustavo Alfaro empezó a tener volumen de juego mediante la incursión de Carlos Tevez como conductor y la participación constante de los volantes externos. Sebastián Villa contrarresto a su marca con el correr de los minutos y en una ocasiones neta para igualar las acciones, Cristian Luchetti le negó el gol que parecía enmendar la actuación del local.

Las insistencias del Xeneize copaban el territorio visitante, que en su afán de disminuir los avances del rival, disputó las condiciones con un desempeño exclusivo de sus atacantes, de los cuales, se iba a generar una oportunidad concisa para Leandro Díaz que al desbordar a López estuvo al filo de ampliar el resultado con un tiro rasante al palo descubierto de Esteban Andrada.

Dada las ventajas de Atlético a metros de su arquero, la perseverancia del equipo de la Ribera fue en aumento, a pesar de la ineficacia que el contrario otorgaba en una primera etapa que culminó con una posibilidades en Tevez pero el delantero se vio en aprietes ante la zona de definición y el tiempo de descanso.

Sobre el complemento, la claridad de Boca quedo relegada y el desempeño fue decayendo. Tal actuación le dio otro motivo a Atlético para reafirmar el sistema defensivo que se mantuvo vigente hasta el cuarto de hora ya que Villa le permitió a Ramón Abila dirigirse hacia el arco y convertir de rebote la paridad del partido.

De momento, la incertidumbre del Xeneize quedaba de lado pero el ritmo iba acostarle varios vaivenes al equipo, que en cuestión de minutos, lo marginó de la creación obtenida en la primera parte.

Igualados en la contienda, el Decano encontró en los centrales del local una salida descoordinada de Carlos Izquierdoz y la aparición de Cristian Barbona para encarar el arco y colocar con sutileza la ventaja parcial.

La desazón del equipo comandado por Alfaro se hacía sentir y más allá del desequilibrio de Mauro Zarate, el factor ofensivo comenzó a perder peso. En consecuencia, la vigencia del rival subsistió y con el reloj a su favor, el conjunto de Zielinski rescató un triunfo primordial, ubicándose en la cuarta posición con 35 puntos y ocupando puestos clasificatorios de Copa Libertadores.

Boca por su parte, se mantiene a diez de los punteros con precarias oportunidades de disputar la Superliga y con un compromiso ante Defensa y Justicia el próximo domingo en Varela.

Batacazo «Santo» en el clásico de Tucumán

El primer clásico tucumano en la historia de torneos cortos/largos, sin ser cruces por vía directa como había ocurrido en los 80 por el Nacional, se hizo presente en la Superliga. Para adornar ello, el José Fierro estaba más celeste que nunca, por la fiesta previa que los «Decanos» brindaron hasta la salida de su equipo al campo. Pasado esto, era momento de que el juego se ponga en marcha para vivir uno de los mejores juegos de esta índole.

A los 9 minutos, un contraataque comandado por Luis María Rodríguez, tuvo como resolución la asistencia a Guillermo Acosta que venía a toda marcha y en el intento de desborde, Lucas Acevedo lo toca por apenas una punta del botín, lo necesario para que el ex Atlético Concepción se desestabilizara, caiga, y Fernando Rapallini no dude en cobrar penal. El mismo, fue cobrado por parte de la leyenda tucumana «Pulga» Rodríguez, que definió para abrir el marcador en el clásico y llegar a 130 tantos con esta camiseta. Pasado ello, los «Santos» revirtieron el partido desde la cantidad de ocasiones e ímpetu para dominar el juego, aunque no alcanzaba para igualarlo.

En el complemento, el local iba a madrugarlo a los dos minutos desde una jugada proveniente de un lateral, que luego terminó en los pies del «Pulga» en el costado izquierdo del área que envió el centro por abajo para encontrar a David Barbona, que posicionado como si fuera un delantero natural, definió de primera para ensanchar la ventaja en el marcador. Aunque el festejo tuvo su baldazo de agua fría, porque a los 4, Luciano Pons encontró el rebote tras la salida de Cristian Luchetti para cortar la llegada aérea de Rodrigo Moreira y achicó el margen poniendo el 2-1.

Desde allí, todo fue para los visitantes que son dirigidos por Walter Coyette, que en tres oportunidades pudo haber igualado, pero el ex arquero de Banfield sacó la chapa bajo los tres palos para controlar ello. Y como el fútbol y el mismo conjunto de Ricardo Zielinski brindaron revanchas, el «Ciruja» dio la muestra de que en el fútbol no hay que dar nada por perdido y dio vuelta el partido 2-3 gracias a los tantos de Lucas Acevedo, de cabeza, y Alberto «Tino» Costa a los 28 y 30 minutos respectivamente. Batacazo «Santo» en la vereda opuesta a la dividida Tucumán por el duelo más importante de la provincia.

El 2 de octubre de 2005 es el último registro de un triunfo por parte del «Ciruja» frente al «Decano». En ese entonces fue por el Argentino A de la temporada 2005-06 y como locales por 2-0 con goles de Daniel Villalba y Mario Vera. Si hay que remontarse al último juego ganado en el José Fierro, hay que ir al 6 de marzo del 2000, cuando lo superó por 1-0. En primera división, sumó el segundo hito consecutivo, ya que en el Nacional 1981 había ganado 2-0.

Triunfazo de los muchachos de La Ciudadela, vaya paradoja tienen los de Coyette porque de las 3 victorias obtenidas en el campeonato, dos fueron ante el puntero y el escolta del campeonato. Con estos tres valiosos puntos, llegaron a 16, lo que les permite salir de la zona del descenso directo por primera vez desde que inició el torneo y dejar a San Martín de San Juan, Belgrano, Patronato y Tigre provisoriamente en la zona roja. El viernes a las 21hs como local frente a Newell’s, será el cierre del año ante su gente y de manera oficial.

Mientras que los de Zielinski, desperdiciaron la chance de superar o igualar eventualmente a Racing. Ahora, sumaron su segunda derrota en el campeonato, y la misma en los últimos 4 cotejos disputados, cortando la seguidilla de dos victorias en fila. Su año concluyó de manera oficial, ya que su próximo compromiso está postergado ya que Boca disputará la final de la Copa Libertadores. Al retornar del receso veraniego, en el fin de semana del 25, 26, 27 o 28 de enero, recibirá a Gimnasia de La Plata.

Los goles del clásico:

Belgrano y Atlético se miden en Córdoba

Belgrano recibe a Atlético Tucumán este viernes desde las 19.00 en el Gigante de Alberdi por la fecha 13 de la SAF.

Los piratas necesitan sumar, casi con urgencia, para seguir escapando del fondo de la tabla. Los dirigidos por Diego Osella vienen de perder 2-1 con Independiente y, a pesar de haber salido de la zona de descenso, no pueden descuidarse. El DT plantea dos variantes respecto del equipo que cayó en Avellaneda: la primera es la inclusión de Matías Suárez. El «10» pirata vuelve luego de dos partidos (estuvo lesionado) e ingresaría por el suspendido Quiroga; así Sebastián Luna pasaría del mediocampo a ocupar el lateral izquierdo de la defensa. La otra variante es el ingreso de Hernán Menosse (suspendido) por Miguel Ángel Martínez en la saga central.

Con esto, Belgrano saltaría al campo de juego con: Rigamonti; Guidara, Menosse, Nani, Luna; Lugo, Lértora, Brunetta, Alanís; Sequeira y Suárez.

Por el lado del decano, atraviesan una realidad completamente diferente. El equipo está escolta, a cuatro puntos de Racing, y goza de buen juego. Los tucumanos vienen de varias victorias consecutivas, la última fue por 2-0 a San Lorenzo en Boedo. Otro aspecto interesante del juego es que se dará el regreso del Ruso Zielinski a Alberdi, lugar que fuera su casa por cinco fructíferos años (2010-2015).

Choque de estilos diferentes, pero con la misma necesidad de sumar.

Atlético Tucumán goleó a Independiente y es escolta

En el lapso de la primera parte, Atlético Tucumán proyecto su funcionamiento con claridad en diferentes tramos del partido. Mediante el desempeño de sus volantes y la incursión de los laterales, el conjunto de Ricardo Zielinski fue contrarrestando cada intención de Independiente en las salidas y, llegando al cuarto de hora, Guillermo Acosta envió un córner rápido para que Rodrigo Aliendro define a pie abierto sobre el vértice derecho de Martín Campaña y concreta la apertura del marcador.

Bajo el agobio del Decano, el conjunto de Ariel Holan debió ajustar algunos pasatiempos en el aspecto defensivo, y tratar de contactar a Maximiliano Meza y Martín Benítez en el ataque. La incorporación de ambos volantes hizo que la posesión vaya teniendo sentido en la visita, que a pesar de ese progreso en la ofensiva, continuó acechado por la contundencia del local en el manejo de pelota.

Sin embargo, algunas coordinaciones empezaron a dar efecto para el Rojo, que a los 33′, encontró la pena máxima tras un pase aéreo a Meza, que entró al área y Cristian Luchetti le propinó un golpe, el cual produjo la sanción de Patricio Loustau. Fernando Gaibor ejecutó la igualdad con cierta incertidumbre por la respuesta del arquero sobre el vértice derecho.

La obtención parecía generar un envión ofensivo en la visita pero, las determinaciones del Decano en ataque pronunciaban una eficaz finalización de jugadas que dio resultado a los cuarenta y tres minutos luego de que Luis Rodríguez se las ingenie al entrar al área y el rebote en la marca, le permita a Aliendro definir con categoría la ventaja parcial del equipo tucumano. Lo meritorio ubicaba al local al frente del partido y las circunstancias le concedieron la paridad hacia el descanso.

 

El complemento arrancó diferente a lo acontecido, ya que Independiente complementó virtudes en el ataque y tras aproximarse al arco de Luchetti, Gaibor condujo a Emmanuel Gigliotti a la definición, que el Puma definió a media altura para empatar el encuentro.

Con el  desarrollo a su favor, el temperamento de Pablo Hernández en dos ocasiones, lo expulsó al chileno por doble amonestación, y el Rojo paso a ceder el factor ofensivo para contrarrestar las embestidas del Decano en su campo. A través de los cambios, y la inserción de Fabio Álvarez y David Barbona, el local tuvo otra empatía con el manejo del balón y luego de insistir con claridad, Rodríguez llegaba a capturar un centro en el área y Nicolás Figal lo sujeto, provocando un penal existente para Loustau. El mismísimo Pulga demostró firmeza desde los doce pasos y encaminó la victoria del local.

Barajando la posibilidad de conseguir un tanto en el desenlace, Independiente intentó constatar a Gigliotti en reiteradas oportunidades y de manera extrema, Martín Campaña fue a buscar una chance de cabecear en dos saques de esquina, que en segunda instancia le permitió a Atlético saltar a Nicolás Domingo y sentenciar el partido con la determinación de Álvarez. La victoria del Decano lo reubica en la tabla como principal seguidor de la Academia con 19 puntos y un partido por disputar. Por su aporte, el Rojo quedo con 13 a diez del líder y con un compromiso por completar.

Gremio liquidó la serie goleando y se metió en semis

Como ha sido la revelación de la Copa, ¿por qué no creer que los tucumanos podían asustar a un conjunto brasilero en tierras «cariocas»? Se permitió soñar el conjunto que dirige Ricardo Zielisnki, arrancando con un ida y vuelta en los primeros 30 minutos, donde Guillermo Acosta y un remate que apenas se desvió fue de lo mejor. Aunque el «Tricolor Gaúcho» no perdonó en cuanto llegó en dos oportunidades seguidas.

A los 36 minutos, centro desde la derecha por parte de Léo Moura, Thaciano ganó en lo alto para bajarla y Luan solamente tuvo que soplarla para abrir el marcador. Al instante, Allison escapó a toda velocidad mano a mano frente a Cristian Lucchetti, que lo bajó en el área con el brazo y el árbitro Roberto Tobar cobró penal. Pero la jugada no quedó ahí, porque el juez chileno le había sacado amarilla al ex Banfield, fue a cotejar con el VAR y terminó cambiándola por roja. Alejandro Sánchez ingresó por David Barbona para tener al «1» bajo los tres palos, que no pudo contener el remate de Cicero y lentamente las esperanzas iban disminuyendo.

En el segundo tiempo, la realidad es que el «Decano» intentó con lo poco que poseía en ataque por las variantes que correspondían a intentar que los «Imortales» no sigan convirtiendo. Pero a los 7, jugada colectiva que definió Alisson y Andrés Lamas, en el intento por despejarla, lanzó involuntariamente la pelota al costado, pegando contra el pecho del «Oso» Sánchez y la misma se metió para el gol de los comandados por Renato Portaluppi.

Hubo tiempo para el cuarto, con un inexistente penal sobre Jael cobrado a Gabriel Risso Partón; el mismo fue anotado por éste último. El campeón mantiene intacto el título y sueña con retenerlo, siguiendo con el dominio que lo caracterizó en la edición pasada a pesar de no contar con su máxima referencia en el mediocampo Arthur, pero con un Luan intratable, entre tantos, como en 2017. Ahora deberá enfrentar a River el 23, 24 o 25 de octubre en Buenos Aires en el duelo de ida por las semifinales, recibiéndolos el 30, 31 de octubre o 1° de noviembre en Brasil.

Más que digno el papel de Atlético Tucumán en este certamen, logrando clasificarse a 8° de final por primera vez en su historia y ni hablar de los 4°, llegar a casi ser uno de los 4 mejores es más que destacable para un conjunto que hace 4 años luchaba por ascender a la máxima categoría del fútbol argentino. Le toca retornar a la realidad local, donde casualmente es el segundo del campeonato con un partido menos y a 5 puntos de Racing, igualmente, el papel ejercido en plano internacional quedará para la historia por ser la tercer provincia Argentina en llegar lejos en los puestos de ronda de eliminación directa de la Copa Libertadores después de Rosario y Buenos Aires.

Los goles del partido:

Gremio sacó ventaja sobre Atlético y define la serie en Brasil

Con tantos de Alisson y Everton, el equipo de Porto Alegre pone en riesgo la ilusión  del Decano y objeta su probable clasificación a la anteúltima instancia de decisión de la copa. En el transcurso del primer tiempo, el VAR intercedió en el desarrollo por una impropia de Gervasio Núñez, que debió ser sancionado con expulsión. La revancha se dará en quince días, y en ese encuentro el conjunto tucumano podrá tener el apoyo de sus hinchas.

Durante la primera mitad, el partido tuvo un desfasaje favorable a Atlético Tucumán, que mediante el ritmo incesante en sus atacantes puso en jaque la firmeza defensiva rival y a poco de dar inicio el compromisos, mantuvo en duda el resultado tras una definición luego del rebote de Leandro Díaz que el defensor alcanzo a desviar en última instancia.

De a momentos, el Decano resurgía en su afán de desacomodar el andar del equipo brasileño y las aproximaciones eran concisas en ese sentido. Ante esta negativa, Gremio asimiló su desempeño en el partido y el juego agrupado fue vital para alternar el dominio permanente de pelota del local. Ya con los delanteros en coordinación, el conjunto de Renato logró adelantar sus líneas y ampliar el margen de error en relación al retroceso que el contrario obligaba a través de envíos largos o jugadas con mayoría de jugadores.

Transcurrida la media hora, el fervor antes impuesto fue disminuyendo en el equipo de Ricardo Zielinski y allí, el conjunto de Porto Alegre se relego para recrear lo que comúnmente realiza en campo rival. Ese avance momentáneo, le permitió entre otras variantes, encontrar al minuto 35 una pelota parada que Cicero objeto sobre Juan Mercier y Allison acompaño para desprenderse de la marca y catapultar el marcador en uno a favor de la visita.

A tiempo con la adversidad, el Decano continuó implementando la importancia de conectar a los delanteros y hacer partícipes a los volantes. Esa fórmula apenas llamó la atención de Gremio, que en el aspecto colectivo supo descomprimir la presión contraria y comandar el partido hacia el descanso, que previamente dejó en menor medida al local por la advertencia del VAR a una jugada innecesaria de Gervasio Núñez que Wilmar Roldan la comprobó y sancionó con expulsión.

Ya en el complemento, Gremio volvió a ejercer el juego colectivo y en pocas acciones marcó el rumbo del encuentro con contundencia. Reforzando la prevalencia en la ofensiva, el conjunto de Renato alcanzó el segundo gol a diez de la reanudación luego de una asistencia de Gómez a Alisson que se encaminó al área y envió un centro rasante que Everton definió sobre el vértice izquierdo para marcar una distancia en todo aspecto del equipo brasileño.

El ímpetu de Atlético no se ausentó, sin embargo el desgaste hecho y el jugador de menos en un instante particular, distanció al Decano de lo anhelado y en consecuencia, el visitante predominó sus virtudes en el manejo de pelota y la ocupación de espacios en territorio rival.

A través de las modificaciones, Kielinski buscó otra interpretación en el ataque pero Matos y Barbona se vieron asemejados al orden que llevaba el partido. En ese planteo, el campeón vigente resolvió los espacios con la velocidad de los ingresantes y a poco de finalizar el cotejo, Pepe se las ingenio a la par de los centrales y tras enfrentarse al último defensor abrió el panorama para Douglas pero el tiro del delantero se fue cercano al palo derecho.

Solo restaban algunas intenciones del Decano en su afán anímico que no alternó la presencia de Gremio, que consiguió dos goles de valor y el 2 de octubre define su pase a semifinales de Copa Libertadores.

Atlético Tucumán enfrenta a Gremio en el Monumental

El compromiso correspondiente a la ida de cuartos de Copa Libertadores será crucial para las aspiraciones del Decano, que el viernes dispuso de varios titulares en el torneo local y en esta ocasión incorpora a dos jugadores en la lista de concentrados. El campeón vigente por su parte, utilizó un once suplente ante Paraná por la liga brasileña. A este panorama, el VAR dirá presente en su presentación formal tras ser ejecutado en la anterior competencia.

Afianzado por la significativa victoria ante Tigre del último fin de semana, el equipo de Ricardo Zielinski volvió a los entrenamientos el sábado de cara a la primera presentación que se dará entre los ochos mejores clubes de la copa.

Priorizando el ritmo de algunos jugadores, el ruso dispuso de ocho nombres ante el Matador, que en este partido también estarán de la partida. En concepto de cambios, la única modificación en relación a la vuelta ante Atlético Nacional, se concentra en el lateral izquierdo defensivo donde Mathias Abero ingresa por Gabriel Risso Patrón.

Referido a la lista reglamentaria dispuesta en esta etapa de la copa, el director técnico suma justamente al defensor que hará las veces de lateral y a Juan Cruz Kaprof, ex Defensa, que en junio se integró al conjunto tucumano.

Por la visita, el contexto es favorable ya que Renato resguardo a sus principales figuras del once clásico y también, triunfo en su compromiso por el Brasileirao. Instalados en Argentina, el plantel realizó algunos trabajos con pelota en estadio de San Martin de Tucumán y luego se dirigieron al  José Fierro para dirimir cuestiones grupales y reconocer las condiciones del campo de juego.

FORMACIONES:

Atlético Tucumán: Cristian Lucchetti; José San Roman, Bruno Bianchi, Yonathan Cabral, Mathias Abero; Guillermo Acosta, Juan Mercier, Rodrigo Aliendro, Ricardo Noir; Luis Rodríguez y Leandro Díaz.

Gremio: Marcelo Grohe; Léo Moura, Pedro Geromel, Walter Kannemann, Bruno Cortez; Jailson, Maicon; Ramiro, Luan, Everton; y Jael.

Hora: 21:45

Estadio: Monumental de Tucumán

Árbitro: Wilmar Roldan

TV: Fox Sports

Decano de América

Y sigue haciendo historia, pensar que hace exactamente tres años estaba en la Primera B Nacional, metiendo un campañón para poder retornar a la primera categoría del fútbol argentino. Desde ahí, subcampeón de Copa Argentina, clasificaciones por primera vez a las dos copas internacionales de Sudamérica y, ahora, haciendo historia en la más importante de ellas: es el nuevo cuartofinalista de la Copa Libertadores.

El primer tiempo fue de puro sufrimiento. Todo para Nacional, y claro, la realidad indicaba que los dirigidos por el argentino Jorge Almirón debían convertir por duplicado o ganar por una diferencia de tres tantos si no quería que haya presencia argentina en la final, sabiendo que hay tres definidos. Lo buscó por todos lados hasta hallar la apertura/descuento del marcador. Dayro moreno tocó, Vladimir Hernández debordó, centró y Omar Duarte apareció para empujarla y hacer crecer los sueños cafeteros.

Ya para el complemento, fue más lo luchado que lo disputado, fueron pocos, casi nulos, los momentos donde los campeones de la edición 2016 podían intentar asustar el arco defendido por el inoxidable Cristian Lucchetti. Siempre los equipos del «Ruso» Zielinski se caracterizaron por la solidez defensiva y más cuando la ventaja está a su favor, por eso esta noche no fue la exepción y por ello el «Decano» mantuvo la ventaja en el acumulado a su favor por 2-1 y se clasificó a los cuartos de final de la CONMEBOL Libertadores.

Sigue escribiendo su propio libro en las copas internacionales el conjunto tucumano, fueron octavos de final en aquella Sudamericana 2017, tras haber sido eliminado en fase de grupos de la Libertadores del mismo año, en un camino con varias anécdotas y partidos inolvidables. Ahora le toca afrontar y ser de los 8 mejores dejando en lo más alto a otra provincia que no fuera Buenos Aires o Rosario, eso jerarquiza aún más la historia de este plantel en la máxima competición sudamericana, que ahora enfrentará a Gremio, el único brasilero en un cuadro puramente celeste y blanco, si como el color de Atlético Tucumán, el «Decano» de América.

error

Seguinos!