mié. Ago 21st, 2019

Champions League

Barca-PSV, comienza la Champions

Barcelona debutará de local en la Champions League cuando reciba hoy desde las 13.55 al PSV holandés. Ambos equipos, los cuales resultaron campeones en la temporada pasada de sus respectivas ligas, comparten el Grupo B junto al Tottenham inglés y al Inter italiano.

Barca inicia el torneo con el objetivo de recuperar el cetro europeo que se le ha negado desde la  temporada 14-15. El la Champions pasada, los catalanes cayeron en 4tos de final frente a la Roma en una serie que inició con ventaja para los españoles (4-1 en el Camp Nou), pero que se les escapó increíblemente de las manos (3-0 en el partido de vuelta disputado en el Olímpico de Roma). Los culés  llevan tres torneos seguidos sin poder superar los 4tos. La última vez que lo logró, se consagró campeón. Con un andar invicto en la liga, el barca comenzará su camino a la conquista del máximo torneo internacional a nivel clubes en Europa.

El campeón holandés la tiene difícil, pero arriba a la capital de Cataluña con la esperanza de iniciar su andar internacional con el pie derecho. Dirigidos por un ex-Barca, Mark van Bommel, los rojiblancos también están invictos, punteros y jugando bien en su liga doméstica. Tal es así, que vienen de golear 6-1 al Willem II y 7-0 a Ado Den Haag. Los campeones de Europa en la temporada 87-88 quieren volver a la historia grande del continente.

El encuentro será dirigido por el griego Tasos Sidiropoulos y representará el estreno de partidos de Champions en esta franja horaria.

Se sortearon los grupos de la Champions League 2018-2019

En el Forum Grimaldi del Principado de Mónaco se llevó a cabo el sorteo de la fase de grupos de la máxima competición a nivel clubes de Europa y se hizo entrega de premios a los mejores jugadores de la temporada pasada.

Los grupos quedaron de la siguiente manera:

Grupo A: Atl. Madrid (ESP), Borussia Dortmund (ALE), Mónaco (FRA) y Club Brujas (BEL).

Grupo B: Barcelona (ESP), Tottenham (ING), PSV Eindhoven (HOL), Inter (ITA).

Grupo C: PSG (FRA), Napoli (ITA), Liverpool (ING), Estrella Roja (SRB).

Gupo D: Lokomotiv Moscú (RUS), Porto (POR), Shalke 04 (ALE) y Galatasaray (TUR).

Grupo E: Bayern Munich (ALE), SL Benfica (POR), Ajax (HOL) y AEK Atenas (GRE).

Grupo F: Manchester City (ING), Shakhtar Donetsk (UCR), Lyon (FRA) y Hoffenhein (ALE).

Grupo G: Real Madrid (ESP), Roma (ITA), CSKA Moscú (RUS) y Viktoria Plzen (Rep. Ch.)

Grupo H: Juventus (ITA), Manchester Utd. (ING), Valencia (ESP) y Young Boys (SUI).

 

En la sección premios, el Real Madrid fue el club más premiado llevándose 5 sobre 6 premios individuales entregados.

El portugués Cristiano Ronaldo se quedó con el premio al mejor delantero de la UEFA en una terna que compartia con Lionel Messi y el egipcio Mohamed Salah. Sergio Ramos, quien competía con sus compañeros merengues Marcelo y Raphael Varane, se llevó el premio a mejor defensor . Mientras que Keylor Navas fue eleido como mejor arquero por sobre Allison Becker y Gianluiggi Buffón. El máximo ganador de la noche fue el croata Luka Modric ya que se hizo acreedor del premio a mejor mediocampista (estaba ternado con el alemán Tony Kroos y el belga Kevin De Bruyne) y al de mejor futbolista (nominado junto a CR7 y Salah).

Las mujeres también fueron partícipes de esta gala de la UEFA. Pernille Harder, jugadora del Wolfburgo alemán, se llevó el premio a mejor futbolista. La danesa compartía nominación con la noruega Ada Herberger y con la francesa Amandine Henry, ambas jugadoras del Olympique Lyon francés.

La UEFA Champions League 2018/19 tendrá inicio los días 18 y 19 de septiembre.

Madrid Supercopado

Real y Atlético se enfrentan hoy desde las 16.00 en Estonia a partido único para definir al campeón de la Supercopa de Europa de la UEFA. El A. Le Coq Arena de la ciudad de Tallin será el escenario en donde se celebrará la final, la cual tiene la particularidad de ser la primera en la historia de la competición que enfrentará a clubes de la misma ciudad.

El Real Madrid, actual tricampeón de Champions League y que en la última se coronó 3-1 sobre Liverpool en la final de Kiev, es el actual bicampeón de la Supercopa y arriba a Estonia en defensa del título. La casa blanca ha conseguido levantar la copa en cuatro ocasiones (2002, 2014, 2016 y 2017 ) y resultó finalista en dos oportunidades (1966 y 2000). Los merengues disputan su primer partido oficial sin Cristiano Ronaldo, pero con los arribos de Julen Lopetegui a la dirección técnica, el belga Courtois  (Guante de Oro en Rusia 2018) y el extremo brasileño Vinicius Jr. como nuevo armamento blanco.

Por otra parte, el Aleti del «Cholo» Simeone llega a la competencia como el campeón de la Europa League luego de vencer 3-0 al Olympique de Marsella. Los colchoneros sufrieron las bajas de Kevin Gameiro y Fernando Torres, pero se reforzaron con Thomas Lemar, campeón del mundo en Rusia proveniente del Mónaco, y con el mundialista colombiano Santiago Arias. Esto, sumado a la renovación de contrato de su estrella, Antoine Griezmann, y del nuevo capitán, Diego Godín. El Atlético se consagró campeón de Supercopa en dos oportunidades (2010 y 2012) y, aunque aún no ha podido vencer al Real en finales internacionales, está invicto en finales disputadas en esta competición.

El polaco Szymon Marciniak,que viene de ser el cuarto árbitro en la final de Europa League disputada en Lyon que coronó a Atlético de Madrid campeón, será el encargado de impartir justicia en este choque de titanes.

Vibra Madrid, vibra Europa y vibra el mundo. El derbi de la capital española tiene un nuevo capítulo internacional y la Supercopa de Europa aguarda por ser levantada nuevamente.

El Real Madrid levanta su decimotercera Champions League

El conjunto de Zidane logró ganar por tercera vez consecutiva el máximo trofeo europeo tras derrotar por 3 a 1 al Liverpool ante una gran cantidad de espectadores (se aproxima que concurrieron 70.050 a la gran final de la Champions League).

En un partido polémico y peleado para ambos el Madrid consiguió alzar la decimotercera Champions de su historia.

El primer tiempo ambos salieron a atacar con sus figuras principales. Por el lado del Liverpool Salah marcó presencia por la banda derecha tratando de tirar abajo al defensor Marcelo. El primero en avisar fue Arnold con un derechazo desde el área.

Hasta el cuarto de hora todo se tornó en una ida y vuelta permanente. El merengue trataba de llegar al área rival pero no lograba abrir el marcador. A los 20’ llegaría una mala noticia para el Liverpool. Ramos y Salah disputaron un balón cerca al área del Real Madrid. Los jugadores se tornaron en una dura disputa que terminó cuando ambos cayeron al césped del estadio Olímpico de Kiev. El defensor español Sergio Ramos, al momento de caer, se enredó con el brazo del egipcio, quien con lagrimas en los ojos intentó continuar pero unos minutos más tarde cayó rendido en el piso tras el dolor intenso de su lesión en el hombro.

El Liverpool perdía una gran pieza en su equipo dándole esperanza al merengue, pero nuevamente la desgracia de las lesiones aparecía en el partido. Ahora le tocaba al defensor Carvajal quien tras querer despejar con un taco sufrió una dura lesión de cara al Mundial.

A los 43’ Benzema hubiese abierto el marcador pero lo dieron por anulado ya que Cristiano Ronaldo estaba en posición adelantada.

En la segunda etapa comenzó con el pie derecho el equipo de Zidane. El primero en acercarse al área fue Isco con un lanzamiento que se estrelló en el travesaño . Pero a los 50’ Karius cometió un gran error. No se percató de la presencia de Benzema y tras su saque el balón fue intervenido con el pie del 9 y entró pidiendo permiso para poner el 1 a 0 en el marcador.

Tras este fallo el equipo de Jurgen Kloop se despertó y a los 54’ tras cabecear y ganarle a Sergio Ramos, Lovren envió el balón adentro para que el senegalés Mane le rompa el arco a Keylor Navas para empatar el cotejo.

Zidane optó por sacar a Isco y que ingrese el gales Gareth Bale. Y el DT no se equivocó en este cambio ya que a los 64’ Marcelo envió un centro que sin dudarlo Bale transformó en gol de chilena con una sutileza notable .

Este gol golpeó fuerte al Liverpool, que salió con todas sus armas en busca de la imperiosa igualdad. A los 70’ nuevamente la misma jugada del empate, un córner y Mane envíaba al palo lo que era el empate.

Solo quedaban pocos minutos para finalizar el partido y el merengue ante la ineficacia rival no perdonó. Nuevamente Gareth Bale disparó a la portería donde Karius tomo el balón pero volvió a fallar ya que se le escapó la pelota entre los guantes y sentenció así el partido en un 3 a 1.

El Real Madrid escribe una página más a la leyenda. Trece Copas Europeas y tres consecutivas Milán, Cardiff y Kiev.

SINTESIS

REAL MADRID 3

LIVERPOOL 1

REAL MADRID: NAVAS; CARVAJAL, RAMOS, VARANE, MARCELO; MODRIC, CASEMIRO, KROOS, ISCO; RONALDO Y BENZEMA.

LIVERPOOL: KARIUS; ARNOLD, LOVREN, VAN DIJK, ROBERTSON; WIJNALDUM, HENDERSON, MILNER; SALAH, FIRMINO Y MANE.

GOLES: 50’ BENZEMA; 64’ Y 83’ BALE (REAL MADRID) 55’ MANE (LIVERPOOL)

ARBITRO: MILORAD MAZIC

ESTADIO: OLIMPICO DE KIEV.

Jurgen Klopp, la respuesta a la reinvención de Liverpool

Y si de culpables o razones o protagonistas de momentos como el que Liverpool atraviesa hay que referirse a el señor Jurgen Klopp. Aquel hombre nacido en Stuttgart un 16 de junio de 1967 que atraviesa la dirección técnica de su tercer equipo en 17 años de carrera, algo que muy pocos han logrado. Pep Guardiola, con apenas 9 años es el único en igualarlo en misma cantidad de planteles si se toma en cuenta desde que dirigió al Barcelona obviando el paso por su filial.

Su paso como jugador no fue el más recordado por parte de los medios de entre los años 1987 y 2001 –se retiró en ese mismo-, casualmente los mismos en donde Liverpool no podía participar del ingreso a la UEFA Champions League por la recordada “Tragedia de Heysel” en el ’85, quizás el punto inicial con desembocadura en la “Tragedia de Hillsborough” donde el “hooliganismo” comenzaba su fin para la mejoría de seguridad del país y mejor aún, del fútbol inglés y europeo, sumados a resultados desfavorables que comenzaban a agrandar la hoy conocida sequía de 28 años sin alzar el título de la Premier League.

Jurgen disputó 340 partidos con el Mainz 05 convirtiendo 52 goles y fue en ese mismo plantel donde decidió experimentar sus primeras armas como entrenador al mismo año de retiro, donde gestó algo histórico como lo fue el primer ascenso de este equipo a la Bundesliga en la temporada 2003-04, aunque si bien le tocó sufrirlo en carne propia el sabor amargo del descenso en 2007-08, su última etapa allí, también pudo situarlo en la UEFA Europa League 2005-06, la primera participación internacional del “Club de Carnaval” o “Karnevalsverein”.

Klopp, en la vida como jugador de Mainz

Borussia Dortmund es la ruta del auge, recordamiento constante de sus métodos y logros obtenidos en uno de los equipos más grandes de Alemania que recuperó su identidad y frenó por instantes el dominio del Bayern Munich. desde mitad de 2008 hasta junio de 2015 el romance con los aurinegros se instaló y en la actualidad parece estar pasando por los capítulos de pedido de regreso por parte de los fans y simpatizantes del mismo. Dos Bundesliga, una Copa Alemana más dos Supercopas fueron sus registros junto al subcampeonato de la Liga de Campeones 2012-13 con derrota ante los “Bávaros” además de muchos jugadores que consolidaron carrera o tuvieron sus momentos de despegues bajo su manto: Robert Lewandowski, Marco Reus, Mario Gotze, Ilkay Gundogan, Jakub Blaszczykowski, Roman Weidenfeller entre muchos tantos.

Pero el trazado de su camino debía tener un tinte de otro país, en este caso la tierra de nacimiento del fútbol: Inglaterra. Anfield Road lo vio libre y lo pedía a gritos, el ciclo de Brendan Rodgers parecía agotado tras el subcampeonato en 2013/14 más la vuelta a Champions de manera fallida –afuera en fase de grupos- tras seis temporadas ausente y en ese mismo, un 7º lugar que en la parte 2015/16. Su continuidad pendía de un hilo que terminó cortándose el 4 de octubre de 2015 en la 8º jornada de la Premier League.

“In Klopp we trust” –en Klopp confiamos- eran las primeras banderas desplegadas cuando tres semanas días más tarde el alemán debutaba en el banco “red” en la igualdad ante Southampton por 1-1. La remontada en Premier implicaba dejar de lado la Copa de la Liga Inglesa, FA Cup o la Europa League. Klopp intentó ir por todo y casi obtiene doble corona ya que en la primera quedó en las puertas tras caer por penales ante Manchester City con una actuación formidable de Wilfredo Caballero y lo mismo en Europa, cuando cayó 3-1 ante Sevilla pero haciendo una campaña impensada donde eliminó a nadie menos que su archirrival Manchester United con dos partidos a puro dominio y triunfo táctico, a su ex equipo Borussia Dortmund y en semis ante Villarreal. Por liga, terminó 8º pero con el gusto de que si el equipo con nombres claves como Philippe Coutinho, Roberto Firmino, Adam Lallana, Emre Can, James Milner, Dejan Lovren  o Nathaniel Clyne podían ser bastiones para pelear la antes mencionada en la parte 2016-17.

Borussia Dortmund y el capítulo del auge de uno de los mejores entrenadores de la actualidad

Eso mismo ocurrió, si bien el tanque escaceaba en los últimos juegos, el 4º lugar con tendencias en el liderato hasta la escapada final de Chelsea más el segundo lugar al finalizar la primera vuelta y resultados más que positivos ante los grandes de Inglaterra con los cuales no perdió, lo depositaba a Liverpool a la UEFA Champions League 2017-18 aunque con el añadido de disputar la fase previa ante quien, por sorteo, terminó siendo Hoffenheim. En esa Premier, Sadio Mane, Georginio Wijnaldum, Joel Matip y Loris Karius se unían al equipo para ser valores fundamentales además de que Philippe Coutinho comenzaba ser mayormente visto por los grandes de España.

Y ya en la presente, la doble competencia por liga y Champions presentó la labor de perder de manera temprana en las copas nacionales, ampliar el plantel y pelear ambas partes. Nathaniel Clyne sería la baja más sensible ya que se producía en el inicio de la temporada y su retornó llegaría en abril de este año. Joe Gomez y Trent Alexander Arnold, las respuestas juveniles que debían suplantar un difícil hueco vacío que el último mencionado consolidó con grandes actuaciones en las rondas de mucho calibre en el ámbito internacional. En el medio, Coutinho y una venta más cantada que “despacito” pero que hubiera preferido ser en junio y no en enero; la respuesta no iba a ser con una compra porque el egipcio “top”, revelación y sensación Mohamed Salah unido a Firmino y Mane desestimaban todo tipo de extrañamiento ante el crack ahora “Culé”.

Virgil Van Dijk, central de Southampton, era el objetivo conseguido de Klopp ante las falencias en defensa que su plantel presentaba aunque su consecuencia fuese pagar el mayor monto por un defensor en la historia del fútbol mundial por 75 millones de euros. Por el lado doméstico, un cuarto lugar que si no fuera por la competencia de afuera hubiera sido algo más en donde puede llamarse dichoso de ser uno de los tres equipos en vencer al poderoso Manchester City de Guardiola.

Con carisma y efusión, como su manual lo indica, a la hora de vivir un partido, en este caso en Liverpool

Y si del español se habla, quizás uno de los dolores de cabeza que ex Barcelona supo tener es la presencia del alemán en su camino, más aún cuando su City cayó con Liverpool por los 4º de final con un acumulado de 5-1 con un Salah implacable. Antes, Porto fue la víctima en 8º definiendo el cruce con el juego de ida, donde goleó 5-0 en Portugal; y en fase de grupos siendo líder por encima del Sevilla de por aquel entonces, Eduardo Berizzo, Spartak Moscú y Maribor. Roma y una batalla al estilo los romanos en la edad antigua certificó la clasificación y el regreso a una final de Champions como no sucedía desde 2007, cuando Milan se la arrebató tomándose revancha del 5º título obtenido por el conjunto más ganador de Inglaterra en el recordado “Milagro de Estambul” en 2005 y el cual se cumplieron 13 años de esa gestación ayer.

En frente estará el Real Madrid, a quien supo golearlo 4-1 con el Borussia en una verdadera paliza táctica propinada al entonces equipo de José Mourinho, incluso su rival de turno es con quien tiene marca positiva con tres victorias, una igualdad y dos caídas, aunque también sus debilidades se muestran en lo estadístico en materia finales: 10 disputadas, 7 perdidas  y 3 ganadas, aunque le esquiva con sonrisa eso: “He experimentado la derrota muchas veces en mi carrera, con mucha frecuencia. ¡Pero sigo vivo! ¡Y además soy una persona feliz! La vida sigue adelante». Desbaratar el plano previo con el dominio en materia Champions de quien domina el historial de trofeos con 12 coronas y 3 obtenidas en los últimos 4 años más la estadística anterior será el objetivo de un técnico con contrato hasta 2022, en el que a base de buen juego, carisma como si fuera un hincha más como vive cada partido más buenos resultados quieren reinsertar a Liverpool en el “codeo” con los más grandes de europa además de tener su oportunidad de sumarse a Bill Shankly (1959-1974 y obtenedor de 6 campeonatos locales), Bob Praisley (1974-83 con 20 títulos y el máximo ganador en la historia del club que incluyen 3 Champions), Gérard Houllier (1998-2004 y seis galardones) y el más entrañable Rafael Benítez (2004-2010, 4 títulos y la última Champions en 2005) como los entrenadores más recordados por la afición “Red”.

Zidane y una cita con la historia

Como cambia todo en cuestión de años, más aún cuando las nuevas generaciones adoptaron una percepción en un personaje del fútbol que los de años anteriores no tenían en mente por su pasado como futbolista. Se trata de Zinedine Zidane, el entrenador que hace casi 12 años dejó el fútbol profesional aunque con un mal recuerdo suyo de una expulsión evitable tras una reacción innecesaria con el recordado cabezazo ante Marco Materazzi.

Una trayectoria como pocos supieron tener es el que obtuvo el nacido en Marsella el 23 de junio de 1972, que a los 17 años y en Cannes mostró sus primeras armas como profesional en el equipo que ocupaba la tercera división en aquel entonces, además de ser una institución donde Patrick Vieira y Johan Micoud, ambos campeones con la selección francesa en la Eurocopa 2000, se formaron en el camino futbolístico.

Juventus tuvo la oportunidad de ficharlo cuando “Zizou” integró el Girondins de Bordeaux en los primeros juegos en la primera división de la Liga de Francia. 6 títulos obtuvo con la “Vecchia Signora” donde tres fueron de índole internacional –Supercopa Europea y Copa Intercontinental 1996 y la ahora inexistente Copa Intertoto de 1999-. A base de rendimientos destacados en un plantel integrado por figuras como Alessandro Del Piero, Christian Vieri, Didier Deschamps, Paolo Montero o Edgar Davids, el Real Madrid se haría cargo de abonar 73 millones de euros en 2001 para decretar el, por ahora, romance sin fin con el club “Merengue”.

 

La recordada volea del francés que le dio un nuevo título al Real Madrid y en su primer año de etapa en los españoles.

Rápidamente la UEFA Champions League fue su título consagratorio en el equipo tras el recordado gol de volea ante Bayer Leverkusen para sellar el 2-1 que le había otorgado el último galardón en 2002 y que iba a tomarse su tiempo de espera hasta 2014, donde Zidane estaba presente. Antes, una Liga, dos Supercopas Españolas, una Supercopa Europea y la Intercontinental del mismo año de obtención de la Liga de Campeones ampliaban su rica vitrina.

7 años hubo que esperar para verlo a Zinedine en algún equipo si se toma en cuenta el año de retiro futbolístico, fue aquel llamado de Carlo Ancelotti para sumarlo como ayudante de campo de la “Casa Blanca” en la temporada 2013-14, casualmente donde la “Orejona” retornó a quien persiste como el máximo equipo conquistador de la misma en una dramática final de Lisboa con aquel recordado gol de Sergio Ramos casi al final del juego para ir a tiempo extra y golear 4-1 a, nada menos, que el Atlético Madrid del “Cholo” Simeone.

Su pasado madridista más su función dentro del cuerpo técnico del italiano hizo que Fiorentino Pérez, mandamás de la institución, lo sitúe en la filial “B” mejor conocido como Real Madrid Castilla enero de 2016, donde el despegue hacia lo más grande que una persona que se prepara como entrenador desea llegar: el equipo oficial o la “primera” como mencionamos en Argentina. Tras la mala campaña ligera de Rafael Benítez pero con clasificación a 8º de final de la Champions, Zidane fue en búsqueda de la remontada en los tres ámbitos clásicos de pelea para este tipo de clubes. Finalmente el premio fue mayor, undécima Champions League tras nuevamente superar al rival de ciudad, esta vez, por tanda de penales. Además, Zizou se sumaba a Miguel Muñoz –ex Real Madrid-, Giovanni Trapattoni, Carlo Ancelotti, Johan Cruyff, Frank Rijkaard y Pep Guardiola como los hombres que conquistaron la competición en la faceta de jugador y entrenador.

Zidane, en su etapa de ayudante de Carlo Ancelotti

La confianza fue otorgada al año siguiente, donde la liga fue nuevamente levantada tras 5 años de espera y solamente una vez obtenida en la década actual. Aunque otra vez el título mayor dijo presente, goleada 4-1 ante Juventus en un partidazo de todo el equipo en general y duodécima corona para sacar 5 de ventaja a Milan, el segundo mayor conquistador de la Champions y 7 al Barcelona y Liverpool, su rival de turno en la tarde de hoy.

Pocos jugadores lograron la historia como la que este mismo tiene, más aún sabiendo que es el único que pudo obtener el Mundial con su selección si de los otros 6 nombres hay que tomar en cuanto a desempeño DT/jugador y obtención de la “Orejona” en dicho aspecto. Francia 1998 y un Zidane como figura excluyente en el 3-0 para frenar al Brasil de Ronaldo, Rivaldo, Cafú, Dunga, Roberto Carlos entre tantos otros, suma y mucho más para uno de los mejores curriculums del fútbol mundial. Ni hablar de ser el único en obtener todo lo que se presenta a nivel jugador si hay que añadir la Eurocopa del 2000 obtenida tras vencer a Italia con el gol de oro de David Trezeguet en tiempo extra y los títulos anteriores.

En la temporada 2017-18 su navegación por aguas termales seguían con las Supercopas Europea –en el año anterior venció a Sevilla- al superar a Manchester United y Española con un rendimiento fenomenal de su plantel al no tener problemas de vencer a Barcelona, con destellos del símbolo “Culé” y el “Tiki-Taka”. Aunque la corriente parecía jugarle su momento turbulento, porque los resultados en liga y una temprana eliminación en la Copa del Rey –único título pendiente como DT además de lo que se puede obtener en materia selecciones- comenzaban a presentar rumores de destitución. Hasta que la Liga de Campeones, ya fiel a su estilo no se quedó atrás y una nueva final lo espera en cuestión de horas para reivindicar a un entrenador que parece “casarse” con esta competición en donde el mismo Real Madrid se transforma, esquiva los escollos y saca boleto a una nueva final a disputar en Kiev.

Como jugador y como técnico, Zidane se llevó la «orejona» a su casa.

Pero el acontecimiento también le pertenece al personaje en cuestión, que tiene la chance de nada más y nada menos que ser el único entrenador en conquistar tres Champions de manera consecutiva. El español José Villalonga -1956 y 1957-, los argentinos Luis Carniglia -1958 y 1959- y Helenio Herrera -1964 y 1965-, el húngaro Béla Guttman -1961 y 1962 con Benfica-, el rumano Stefan Kovacs -1972 y 1973 con Ajax-, el alemán Dettmar Cramer -1975 y 1976 con Bayern Munich-, los ingleses Bob Paisley -1977 y 1978 con Liverpool- y Brian Clough -1979 y 1980 con Nottingham Forrest- y el italiano Arrigo Sacchi -1989 y 1990 con Milan-.

El Madrid y los 11 protagonistas que saldrán a la cancha no serán los únicos a seguir dentro de la final al igual que los “Reds”, más aún sabiendo que los españoles ganaron 5 de sus 12 Champions en años mundialistas -1958, 1966, 1998, 2000 y 2014-, asimismo de ir en búsqueda del tricampeonato en el certamen, algo que supieron conquistar Ajax -1971, 72 y 73- y Bayern Munich -1974, 75 y 76-. Será también Zidane al que seguirán por lo que pueda ocurrir cuando el encuentro culmine además de quebrantar el récord antes mencionado. Ni hablar de su continuidad en lo más alto en cuanto a la representación francesa en el “viejo continente”. Son los mismos que también que lo sitúan como un futuro encargado de la dirección técnica de la selección, incluso, dándolo como serio candidato a suceder a su ex compañero de la Juve y del equipo campeón del Mundo en 1998 Didier Deschamps, dependiendo su perfomance en Rusia 2018. El Real Madrid y Zinedine Zidane, ante una nueva cita para la historia.

Habemus final

Por la restante semifinal Roma venció 4 a 2 en la vuelta pero no le alcanzó para lograr el milagro ante Liverpool. El equipo de la capital italiana terminó lamentándose demasiado lo ocurrido una semana atrás cuando fue derrota en la ida por 5-2 en Anfield. Una vez más los malos arbitrajes fueron protagonistas. Liverpool a la final de Champions.

El equipo de Eusebio Di Francesco ya lo había logrado ante el Barcelona y confiaba en repetir la hazaña. Con la obligación de vencer por al menos tres goles de diferencia para clasificar a una final europea luego de muchos años ausentes, los italianos tomaron la iniciativa y buscaron desde el comienzo el arco rival pero olvidaron que ante la gran ofensiva presentada por los reds no se permitían errores. En la primera equivocación Liverpool aprovechó y a los 9 minutos de comenzado el partido Mané convirtió para hacer enloquecer a los miles de fans que se movilizaron al Olímpico.

La loba de gran temporada continental no cayó ante el duro golpe del gol tempranero y tan solo 6 minutos después logró la igualdad por intermedio de un blooper defensivo que acabó con el gol en contra de James Milner. Pero para lamento de los tifosis a los 25 minutos del primer tiempo, el holandés Wijnaldum aprovechó un mal despeje de Dzeko en su propia área y de cabeza adelantó por segunda vez al equipo de Klopp.

El dar vuelta la serie parecía imposible ya para los romanos. Necesitaban 4 goles en un tiempo para así llegar a alcanzar la oportunidad de estirar la definición a tiempo suplementario y no se rindieron. Con la presencia del eterno Francesco Totti observando desde la platea los locales salieron al segundo tiempo con las mismas ganas que al comienzo. Con El Shaarawy como figura el bosnio Edin Dzeko tomó un rebote e igualó el marcador 2 a 2 a falta de casi 40 minutos del final. Con la total posesión del balón merodearon el área pero sin crear demasiadas situaciones de gol.

Sobre el epílogo del encuentro, un remate potente de Nainggolan estrelló en la parte baja del poste izquierdo con la fortuna de que el balón ingresó dejando sin chances a Karius. Con 4 minutos por delante necesitaban dos goles más para forzar un alargue y en la última jugada del partido el árbitro vió un penal discutible cobrando a favor de los romanos que por medio del belga pusieron el 4-2 que sería final. La Roma quedó solo a un gol de la hazaña y ahora los de Liverpool disputarán luego de 11 años una nueva final de Champions cuando enfrenten al Real Madrid en Kiev el 26 de Mayo. Cabe aclarar que hubo dos penales claros que no fueron cobrados para el equipo de los argentinos Fazio y Perotti, los cuales hubieran cambiado el desarrollo del partido.

En busca del tri

El Real Madrid y el Bayern Munich igualaron 2 a 2 en el Santiago Bernabéu por la vuelta de semifinales en la UEFA Champions League. Con resultado global de 4-3 los madridistas acceden a su tercera final consecutiva esperando por el otro finalista. Los goles fueron marcados por Benzema en dos ocasiones, mientras que Kimmich y James Rodríguez para los bábaros. 

Zinedine Zidane volvió a conseguirlo una vez más. En 3 temporadas como director técnico clasificó al merengue a todas las finales de dicho torneo, habiendo vencido al Atlético de Madrid en 2016 y a la Juventus un año después. El entrenador que no tenía ninguna experiencia en la profesión más que la dirección del Real Madrid Castilla ahora puede convertirse en el mejor en la historia del club para afianzar aún más su título de leyenda.

Luego de lo que había sido victoria por 2-1 en Múnich la semana pasada por la ida, los españoles cerraron la clasificación y sacan pasajes para Kiev. En un gran partido los locales se hicieron fuertes y aguantaron el resultado con Keylor Navas como máxima figura de la serie negando en varias ocasiones el gol al equipo alemán.

El juego comenzó con un gol tempranero otra ves por intermedio de Joshua Kimmich que capturó un rebote en el área y rompió el marcador a los 2 minutos. Los dirigidos por Jupp Heynckes impusieron su juego en tierra madridista y asustaron a más de uno en el estadio. Sin embargo, una jugada aislada permitió que tras centro de Marcelo desde la banda izquierda el francés Karim Benzema conecte y estampe de cabeza el empate a los 10 minutos del primer tiempo concluyendo de esa manera.

El Madrid pegaría en el momento justo y a los pocos segundos de comenzada la segunda mitad tras un grosero error del arquero Ulreich los blancos pasarían al frente en el resultado con doblete del delantero ex Lyon, cuestionado por los aficionados. Con mucho tiempo aún la visita fue en busca de la clasificación, y estuvo muy cerca. El colombiano James Rodríguez cumplió con la Ley del ex y se ganó el malestar de las tribunas. Los multicampeones alemanes necesitaban solo un gol pero el arquero costarricense hizo hasta lo imposible para impedir el gol y así prohibirles la oportunidad de lograr la triple corona en la temporada.

Ahora el equipo más campeón de Europa definirá un nuevo título en busca de su orejona número 13 y así alejarse aún más de las 7 ganadas por el Milan. En el día de mañana Roma recibirá al Liverpool (2-5) en el Olímpico de la ciudad italiana donde intentará lograr otro milagro y volver a disputar una final luego de muchos años.

El Madrid sacó ventaja en la primera batalla

El Bayern Múnich cayó por 2-1 en condición de local ante el Real Madrid. Kimmich abrió la cuenta para los germanos pero Marcelo en primera instancia y luego Asensio sellaron el resultado definitivo a favor de los madridistas. La vuelta será el próximo martes en el Santiago Bernabéu.

Fue un partido muy extraño. Bayern se mostró superior al Madrid en el desarrollo del encuentro, pero la efectividad marcó la diferencia. El conjunto de Zidane aprovechó dos errores defensivos del rival y los transformó en goles. Por su parte, los de Heynckes desaprovecharon cuanta oportunidad se les puso en frente, algo no habitual en los alemanes.

En la previa el Múnich llegaba como favorito, ya que se coronó campeón de la Bundesliga y acumulaba 8 partidos invicto en Champions League. El Real arribó con su andar irregular en la Liga de las estrellas, pero cuando de Champions se trata el equipo da un plus que hace que nunca se los dé por muertos.

A lo largo de los 90 minutos el dominador fue el equipo alemán. De tanto insistir rompió la valla de Keylor Navas a los 28 del primer tiempo. Joshua Kimmich surcó el lateral derecho y definió al primer palo para batir al portero tico que tuvo gran responsabilidad.

https://twitter.com/PipeSierraR/status/989221858758266880

El aluvión rojo siguió pero sin poder anotar el segundo tanto y, luego de perdonar en varias oportunidades, Marcelo no vaciló y clavó un zurdazo cruzado que venció a Ulreich que nada pudo hacer. Con el 1-1 se fueron al descanso.

https://twitter.com/PipeSierraR/status/989225664183177219

Para el complemento Zidane mandó a Asensio a la cancha en lugar de Isco, un cambio extraño, al menos en los papeles, pero Zizou pareció tener todo calculado. A los 12 y tras un grosero error de Rafinha, Lucas Vázquez asistió a Asensio que definió de gran manera para sellar el 1-2 definitivo.

De allí hasta el final Bayern siguió buscando pero sin éxito, como fue a lo largo de casi todo el partido. Ahora deberá remontar en el Bernabéu este resultado si quiere aspirar jugar otra final de Champions League, una misión que parece difícil pero no imposible.

Por su parte el Real Madrid buscará llegar a su cuarta final en las últimas 5 ediciones, lo cual sentaría un precedente en el fútbol actual en el que es muy difícil mantener una regularidad.

Fin de una racha

No fue todo color de rosas para los madridistas, ya que a Cristiano Ronaldo se le cortó una racha de 11 partidos consecutivos marcando en UEFA Champions League en los que convirtió 15 goles. El récord del 7 llegó a su fin pero sigue siendo, cómodamente, el máximo anotador de la competencia.

UEFA Champions League, estación: Semifinales

Liverpool vs Roma y Bayern Munich ante Real Madrid serán los encuentros que definirán a los dos miembros de la próxima final de la máxima competición europea entre los días 24 y 25 de abril sumado al 1 y 2 de mayo.

El trayecto cada vez está más cerca, ya se puede sentir cómo la Plaza de la Independencia unido a la calle Jreshchátyk, puntos de suma atracción de la ciudad ucraniana de Kiev donde no importa qué gusto haya, siempre hay un motivo para celebrar. Y no será la excepción el sábado 27 de mayo cuando dos equipos estén cara a cara para definir al campeón de Europa, ni más ni menos. Pero antes, la última parada de este camino iniciado el martes 12 de septiembre del 2017 serán las semifinales.

Bayern Munich vs Real Madrid:

El miércoles 25 de abril en Alemania y el martes 1º de mayo en España, ambos desde las 15:45hs, se reeditará un duelo de mucha historia. Tal es así, que el choque entre «Bávaros» y madrileños está considerado como el «Clásico de Europa» ello se debe a que ambos se han visto las caras desde el orígen de la Champions allá por la temporada 1955-56 y desde ahí, acumulan 24 juegos disputados entre sí y agregar que son los que más partidos pudieron disputar a lo largo de esta competencia con 410 para los españoles y 321 para los alemanes. La ventaja con la que cuenta el equipo de Jupp Heynckes, técnico que retornó para volverlo a situar en el cetro como en 2013 -último título- ya salió campeón en la Bundesliga mientras que los de Zidane deben definir su verdad en la Liga BBVA, un condimento que no debería ser dejado de lado.

La forzosa, polémica y hasta discusión del Real tras superar a la Juventus tiene un antecedente casualmente de este tipo de magnitud ante su próximo rival de turno; en el anterior campeonato una eliminación en cuartos de los bicampeones vigentes generó todo tipo de polémica tras dos goles de Cristiano Ronaldo donde en uno aparecía en una clara posición adelantada no sancionada al igual que en la otra, aunque más justificable por la rapidez de la misma. Y más tarde, volvería a repetirse esa imagen además de que el turco Viktor Kassai no expulsó a Casemiro cuando debía hacerlo en tres oportunidades cuando en la segunda falta de Arturo Vidal no tuvo problemas en sancionar la doble tarjeta amarilla para desembocar en la expulsión. 24 juegos disputados entre sí, con 11 triunfos para cada lado y apenas dos empates.

Liverpool vs Roma:

El martes 24 de abril en Inglaterra mientras que el miércoles 2 de mayo se definirá en Italia. Choque de revelaciones que por poco reeditan aquella final de la edición 1983-84, donde los «Reds» se impusieron por penales 4-2 tras la igualdad en uno en los 120 minutos para obtener su cuarto título en su palmarés de Champions -el 5º y último es en 2005-. La realidad es que ambos saben que este tren puede pasar por una vez y buscará ser el inicio de resultados que reivindiquen a ambos en el aspecto copero. A lo antes mencionado, hay que sumarle dos enfrentamientos en la temporada 2001-02 con una igualdad y un triunfo de los de Merseyside por 2-0 con goles de Jari Litmanen y Emile Heskey.

Quizás eso último se remita a Liverpool, el equipo más ganador de la Liga de Campeones y el que en la década del 2000 donde Gérard Houllier y Rafa Benítez supieron hacerlo soldado de grandes batallas tras aquella sanción de larga duración tras la tragedia de Heysel a fines de los 80′ ante la Juventus. Jürgen Klopp está llamado a reinsertar a Liverpool en los lugares de prestigio y revivir a un grande en proceso de reestructuración; además, ya consiguió jugar la final de la Europa League en 2016 y perderla, ahora intentará hacer revalidar el título inmodificable hasta ahora de ser el conjunto inglés con más títulos de su país.

Del lado de la Roma, la histórica remontada ejercida ante el Barcelona en el Estadio Olímpico de la mencionada ciudad quedará como una de las razones para que esta pueda ser una competición inolvidable. Los dirigidos por Eusebio Di Francesco saben que en la Serie A, su lucha transcurre por el tercer, cuarto y quinto puesto para intentar volver a participar de la próxima temporada en la máxima competición europea, aunque saben que Kiev está aún más cerca y las esperanzas están depositadas. Cabe destacar que Diego Perotti y Federico Fazio son los únicos integrantes argentinos que quedaron en pie. Además, las miradas estarán posadas en un viejo conocido de la casa, Mohamed Salah, el hombre que reencontró su fútbol en los italianos tras su oscuro y olvidable paso por Chelsea para terminar de ratificarlo en Liverpool. Una venta de 40 millones que en menos de un año podría ser de 150 es algo de lo que los romanos hubieran esperado. Aún así, cuando la pelota ruede, no existirá el pasado para remediar el mismo y salir a buscar con lo mejor el boleto a la próxima final en el Olímpico de Kiev.

error

Seguinos!