mié. Ago 21st, 2019

Copa Libertadores

Con poco se consiguió mucho

Se consiguió el objetivo, de eso no hay dudas. La actuación de River dejó mucho que desear, cada vez son más las dudas que se ven dentro de la cancha, estén los nombres que estén. El campeón de América terminó sufriendo con un hombre de más en su propia cancha y con un marcador más que favorable.

Todo empezó como se esperaba, con un River muy vertical y contundente en ataque. Por su parte el elenco venezolano estaba reducido a solo mirar el encuentro, figurita repetida si uno recuerda el partido contra los bolivianos en casa.

El gol de D’Alessandro no se hizo esperar y demostró que su pegada sigue intacta dejando a la pelota descansando en el ángulo inferior izquierdo del arquero Héctor Pérez. Diez minutos más tarde fue el mismo Andrés el que cambió un penal por gol.

Con el Cabezón en la cancha River jugaba, se movía y hasta el equipo se proponía a crear situaciones de peligro. Trujillanos se encontró con un gol después de una desatención defensiva entre Maidana y Balanta. El panorama se complicaba y los murmullos bajan lentamente desde las plateas y populares del Vespucio Liberti. Luego una expulsión por doble amarilla dejó al rival con 10 jugadores y la tranquilidad volvió tanto al equipo como al público expectante que se removía en el asiento y masticaba alguna que otra puteada.

El primer tiempo dio lugar al segundo que se estrenó con un gol del oriental Camilo Mayada. Después del tercer gol dije “ya está nuevamente River va a dar un pequeño concierto de fútbol”, que calmará las aguas aunque sea por un rato, pero no fue así. La salida de D’Alessandro fue un punto de inflexión, entró Pisculichi que no pudo darle nada al equipo. Aún así apareció el cuarto gol que reafirmó el pensamiento de que estaba todo cocinado y no había de qué preocuparse.

4-1 con un hombre de más en tu cancha, qué más se puede pedir. Desde la estadística era el partido perfecto, pero este River no para de sorprenderte… se terminó sufriendo, otra vez, con un equipo que desde los nombres ni por asomo puede hacerle partido al defensor del título.

River no para de sorprenderte, no para. Los venezolanos explotaron el desorden defensivo a causa de la salida de Maidana. Balanta regala un penal, los cambios no influyeron positivamente, solo caminaron la cancha, otra vez. La historia se vuelve a repetir y el equipo que tuvo el resultado soñado terminó mordiendose las uñas.

Este equipo no merece estar en la segunda fase de la Copa, ni por asomo, pero está y ahora va a tener que demostrar porqué se llegó a donde se llegó, con fútbol, con goles, con ganas. River seguí sorprendiendo, pero ahora para bien. Con la camiseta no alcanza para ganar algo, se necesita más. River sorprendenos, por favor.

Una noche para el olvido

Con un estadio semivacío y ya habiéndose quedado afuera de esta competencia una fecha antes del cierre de la fase de grupos, el azulgrana recibió a Liga de Quito y rescató un empate 1-1 con sabor amargo.

A pesar de la falta de claridad del equipo ecuatoriano a la hora de definir y la buena actuación del arquero Navarro, el equipo de Pablo Guede no lo supo aprovechar y jugó muy mal.

En el primer tiempo, se pudo ver una buena actuación por parte de los juveniles debutantes Brian Mieres, Bautista Merlini y Germán Berterame junto a uno de los referentes como lo es Pablo Barrientos. Pero Liga de Quito logró tomar el dominio del balón y puso a prueba de balas a Nicolás Navarro, quién estaba sustituyendo a Sebastián Torrico.

Volvieron del vestuario y, en el primer minuto del complemento, se encontraron con el gol del volante José Ceballos que cayó como un baldazo de agua fría. El Ciclón, que venía con una de sus más opacas actuaciones, trató de remontar y costó un buen tiempo hasta que pudo lograrlo. Recién a los 35 minutos, con un desborde de Gonzalo Prósperi y una asistencia de Leandro Romagnoli, el delantero Lorenzo Ávila pudo vencer la red y marcar el empate definitivo.

En el cierre de la fase de grupos, San Lorenzo quedó ubicado en el tercer puesto con 4 puntos.

El sábado tendrá un compromiso muy importante en la nueva edición del clásico frente a Huracán, que está puntero en la Zona 1 con 21 puntos.

 

Sava: «Vamos a buscar el triunfo»

En conferencia de prensa, Facundo Sava palpitó el trascendental choque ante Bolivar del próximo miércoles, duelo que definirá a 3600 metros de altura la suerte de Racing en esta Copa Libertadores.

El técnico de la Academia se mostró confiado con lograr el pasaje a los octavos de final y lejos de apostar a un empate – algo que le alcanza a los de Avellaneda para meterse entre los 16 mejores del máximo certamen continental – expresó: «Vamos a ser inteligentes para lograr la clasificación. Vamos a buscar el triunfo, siempre salimos a ganar».

Por último y a raíz de la relevancia del juego ante Bolivar en La Paz, Sava dejó en segundo plano el clásico con Independiente a llevarse acabo en el Cilindro el domingo. «Después del partido en Bolivia empezaré a pensarlo», explicó.

El Globo va por el pase a octavos

La suerte ya está echada, Huracán enfrenta hoy a las 19:30 hs (horario Argentina) a Atlético Nacional en Medellín para lograr la clasificación a octavos que el año pasado se la negó el Mineros de Guayana en Venezuela.

Comienza una seguidilla complicada para el equipo de Eduardo Dominguez, tanto en la Copa Libertadores como en el torneo local, hoy va a disputar una verdadera final para seguir con vida en la copa más importante de América.

Para depender de sí mismo debe ganar o empatar en Medellín, no obstante si pierde habrá que ver lo que sucede en el partido del Sporting Cristal, el otro equipo que lucha por clasificar segundo en el grupo, que enfrenta a Peñarol en Uruguay y con calculadora en mano ver quién queda con mejor diferencia de gol, antes de comenzar los encuentros el equipo argentino tiene 0 y el equipo boliviano -5.

El globo llega con ausencias importantes ya que Danel Montenegro no viajo y Cristián Espinoza no se recuperó de su lesión, si bien Domínguez no confirmó aún la formación, todo indicaría que los que buscaran la clasificación serán: Marcos Díaz; José San Román, Federico Mancinelli, Hugo Nervo, Luciano Balbi; Mauro Bogado, Matías Fritzler, Lucas Villarruel; Mariano González, Alejandro Romero Gamarra y Ramón Ábila.

Atlético Nacional, pese a estar clasificado, formará con el equipo titular para quedar como mejor primero de la zona de grupos y conseguir el puntaje ideal, los jugadores que el entrenador Reinaldo Rueda pondrá en cancha serán: Franco Armani; Daniel Bocanegra, Felipe Aguilar, Dávinson Sánchez, Farid Díaz; Alex Mejía, Sebastián Pérez; Marlos Moreno, Alejandro Guerra, Jonathan Copete; Víctor Ibarbo.

En el partido de la ida disputado en el Estadío Tomás Adolfo Ducó fue victoria para el equipo colombiano 2 a 0, en el primer partido que disputó Huracán después del accidente sufrido en Venezuela. Los goles los marcaron Marlos Moreno y Orlando Berrío.

error

Seguinos!