dom. Jul 21st, 2019

San Martín (T)

San Martín cosechó tres valiosos puntos en el Ducó

Buen primer tiempo desde la metódica de la atracción hacia el público. Ambos equipos propusieron a su respectiva manera para intentar conseguir el primer tanto. Huracán intentaba hacerlo con pelota al piso, atacando con Patricio Toranzo y Daniel Hernández, quien ingresó en lugar del lesionado Juan Garro a los 9 minutos, como sus principales enlaces. Mientras que San Martín de Tucumán apostaba a esperar el error ajeno como método de presión, agregado a intentar golpear con centros desde los costados para los delanteros Gonzalo Rodríguez Luciano Pons.

Del «Pato» llegó el primer tanto del juego y el segundo. Un error suyo al no largar la pelota antes de tiempo, quite de dos jugadores tucumanos, un avance con un destacado movimiento de Rodríguez que metió el centro atrás, ocasionó que Matías García se acomode a su fiel pie zurdo para luego ejecutar un remate cruzado imposible de contener para el debutante Fernando Pellegrino. Pero Toranzo y un pelotazo suyo desde antes de llegar a mitad de cancha provocó que Andrés Chávez gane en el forcejeo y la carrera a Rodrigo Moreira y su definición le dio el empate parcial para los dirigidos por Antonio Mohamed.

Lo liquidó el «Santo» en el complemento, con un arbitraje polémico

Los de Ricardo Caruso Lombardi aprovecharon lo dormido que el «Globo» salió en la segunda parte y pudieron ponerse al frente y ampliar el marcador. En primera instancia, García enganchó ante la marca de Carlos Araújo y éste último le cometió penal al tocar la pelota en su brazo derecho apenas extenso. La jugada tuvo la intervención de Pons saliendo de la posición adelantada y participando de la jugada dejando correr la pelota cuando iba hacia su pie derecho. Fue Nicolás Giménez quien cambió por gol la ejecución de pena máxima.

Entre Lucas Merolla y Juan Ignacio Sills se complicaron para despejar la pelota ante la marca de Julián Vitale y Pons, en éste último la pelota pegó en su mano derecha cuando el ex Newell’s intentó despejarla. Sin embargo, Andrés Merlos y el asistente, Iván Núñez, no consideraron ello y el mediocampista quedó cara a cara con Pellegrino, pero le cedió la pelota al delantero ex Flandria anotó el 1-3 final valioso desde todos los aspectos para el «Ciruja».

¿Cómo quedaron los equipos tras los resultados?

Regreso al triunfo para San Martín de Tucumán, que acumulaba hasta el día de la fecha 5 caídas y 3 empates. Además, es la primera vez en su historia que sale victorioso en un juego disputado en Primera División en el Estadio Tomás Adolfo Ducó. Depende de sí mismo lograr 3 victorias más en la misma cantidad de juegos a disputar o sumar 7 de 9 y depender de lo que ocurra con el trío Belgrano, Patronato y San Martín de San Juan. El domingo que viene jugará ante Boca como local, desde las 20hs.

Todo opuesto por el lado «Quemero», ya que desde la llegada del «Turco» Mohamed, el equipo acumuló 3 igualdades, 4 caídas y apenas un triunfo, el cual se registró ante Rosario Central, en el segundo juego oficial del año de Huracán. 9º posición con vistas al 10º, si Unión consigue triunfar en su visita a Tigre. Totaliza 32 unidades y estaría ingresando por la puerta hacia la Copa Sudamericana 2020. La próxima jornada volverá a jugar de local, en este caso ante Estudiantes de La Plata, el lunes a las 21hs. Antes, tendrá la prueba internacional visitando a Emelec el jueves a las 23hs, por la segunda jornada de la Copa Libertadores 2019.

Batacazo «Santo» en el clásico de Tucumán

El primer clásico tucumano en la historia de torneos cortos/largos, sin ser cruces por vía directa como había ocurrido en los 80 por el Nacional, se hizo presente en la Superliga. Para adornar ello, el José Fierro estaba más celeste que nunca, por la fiesta previa que los «Decanos» brindaron hasta la salida de su equipo al campo. Pasado esto, era momento de que el juego se ponga en marcha para vivir uno de los mejores juegos de esta índole.

A los 9 minutos, un contraataque comandado por Luis María Rodríguez, tuvo como resolución la asistencia a Guillermo Acosta que venía a toda marcha y en el intento de desborde, Lucas Acevedo lo toca por apenas una punta del botín, lo necesario para que el ex Atlético Concepción se desestabilizara, caiga, y Fernando Rapallini no dude en cobrar penal. El mismo, fue cobrado por parte de la leyenda tucumana «Pulga» Rodríguez, que definió para abrir el marcador en el clásico y llegar a 130 tantos con esta camiseta. Pasado ello, los «Santos» revirtieron el partido desde la cantidad de ocasiones e ímpetu para dominar el juego, aunque no alcanzaba para igualarlo.

En el complemento, el local iba a madrugarlo a los dos minutos desde una jugada proveniente de un lateral, que luego terminó en los pies del «Pulga» en el costado izquierdo del área que envió el centro por abajo para encontrar a David Barbona, que posicionado como si fuera un delantero natural, definió de primera para ensanchar la ventaja en el marcador. Aunque el festejo tuvo su baldazo de agua fría, porque a los 4, Luciano Pons encontró el rebote tras la salida de Cristian Luchetti para cortar la llegada aérea de Rodrigo Moreira y achicó el margen poniendo el 2-1.

Desde allí, todo fue para los visitantes que son dirigidos por Walter Coyette, que en tres oportunidades pudo haber igualado, pero el ex arquero de Banfield sacó la chapa bajo los tres palos para controlar ello. Y como el fútbol y el mismo conjunto de Ricardo Zielinski brindaron revanchas, el «Ciruja» dio la muestra de que en el fútbol no hay que dar nada por perdido y dio vuelta el partido 2-3 gracias a los tantos de Lucas Acevedo, de cabeza, y Alberto «Tino» Costa a los 28 y 30 minutos respectivamente. Batacazo «Santo» en la vereda opuesta a la dividida Tucumán por el duelo más importante de la provincia.

El 2 de octubre de 2005 es el último registro de un triunfo por parte del «Ciruja» frente al «Decano». En ese entonces fue por el Argentino A de la temporada 2005-06 y como locales por 2-0 con goles de Daniel Villalba y Mario Vera. Si hay que remontarse al último juego ganado en el José Fierro, hay que ir al 6 de marzo del 2000, cuando lo superó por 1-0. En primera división, sumó el segundo hito consecutivo, ya que en el Nacional 1981 había ganado 2-0.

Triunfazo de los muchachos de La Ciudadela, vaya paradoja tienen los de Coyette porque de las 3 victorias obtenidas en el campeonato, dos fueron ante el puntero y el escolta del campeonato. Con estos tres valiosos puntos, llegaron a 16, lo que les permite salir de la zona del descenso directo por primera vez desde que inició el torneo y dejar a San Martín de San Juan, Belgrano, Patronato y Tigre provisoriamente en la zona roja. El viernes a las 21hs como local frente a Newell’s, será el cierre del año ante su gente y de manera oficial.

Mientras que los de Zielinski, desperdiciaron la chance de superar o igualar eventualmente a Racing. Ahora, sumaron su segunda derrota en el campeonato, y la misma en los últimos 4 cotejos disputados, cortando la seguidilla de dos victorias en fila. Su año concluyó de manera oficial, ya que su próximo compromiso está postergado ya que Boca disputará la final de la Copa Libertadores. Al retornar del receso veraniego, en el fin de semana del 25, 26, 27 o 28 de enero, recibirá a Gimnasia de La Plata.

Los goles del clásico:

error

Seguinos!