De la mano de Ruidíaz

En un final escandaloso y lleno de dudas por parte de la terna árbitral, Perú clasificó a los cuartos de final de la Copa América, al vencer a Brasil por 1-0 con un gol con la mano de Ruidiaz. El Scratch quedó eliminado y Dunga en la cuerda floja.

Foto: La Nación

En el cierre del Grupo B de la Copa América Centenario, se vio el partido más insólito e increíble del certamen. Perú clasificó a los Cuartos de Final al ganarle a Brasil por 1-0, gracias a un gol con la mano de Raúl Ruidíaz, luego de varios minutos en el que el árbitro uruguayo Andrés Cunha y sus asistentes buscaban saber si el gol era valido o no.

Antes de la polémica, Brasil fue el dominador durante el primer tiempo, a partir de una presión constante, pero sólo en un par de ocasiones consiguió llegar con peligro sobre el área peruana. Donde Gallese se mostró muy seguro.

El equipo incaico gastó mucha energía en tratar de frenar los ataques de su rival (principalmente a Coutinho y los laterales brasileños) y le costó generar llegadas, aunque podría haber contado con una situación clara, pero el árbitro Cunha no vio penal en una falta clara sobre Edison Flores dentro del área brasileña.

https://www.youtube.com/watch?v=rxlU-O1MaBc

 

El arquero brasileño y Miranda salieron corriendo inmediatamente a reclamar; Cunha buscó desesperadamente apoyo en el asistente y alguna ayuda externa para saber si la jugada debía anularse. A todo esto la transmisión oficial no repetía la jugada polémica (ya que todavía no está autorizada la tecnología para estos casos), y ante esto y después de cuatro minutos de idas y vueltas (en medio de las quejas brasileñas y peruanas), dio gol para el equipo de Gareca.

Luego de esta increíble situación Brasil no tuvo respuesta ni futbolística, ni anímica. Fue un equipo frío, con poco compromiso y muy poca reacción. Ante este duro golpe, Dunga seguramente estará en la cuerda floja de cara a los JJ. OO. de Rio.

Con este tanto que debió ser anulado, Brasil quedó fuera del certamen y Perú avanzó a la próxima etapa, en la que se medirá con Colombia el próximo viernes en New Jersey.

“El gol fue una acción muy rápida, pero la pelota me choca en el muslo, no entiendo por qué los reclamos”, dijo Ruidíaz apenas concluyó el encuentro. ¿Así nace el Muslo de Dios?

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: