Defensa impuso justicia en Avellaneda

0

El conjunto de Juan Pablo Vojvoda venció a Independiente y mantuvo la racha sobre los grandes del fútbol argentino. Mariano Bareiro marcó el único gol del encuentro luego de un error técnico de Martin Campaña. La caída margina momentáneamente al Rojo de los cinco puestos clasificatorios a  la Copa Libertadores del próximo año.

En la parte principal los dos equipos padecieron las intermitencias constantes que se producen por la precaria elaboración de espacios y juego. El Halcon parecía demandar el ritmo durante las primeras acciones pero con el correr del encuentro Independiente supo capitalizar las intenciones de la visita y trasladar con alteración el balón a campo rival.

La paridad latente hizo que las aproximaciones sean por ejecuciones individualidades y en esa contienda el Rojo efectuó mayores tiros cerca del arco custodiado por Ezequiel Unsain.

A través de la incursión de los laterales el local atinó a encaminar su desempeño habitual en la idea impuesta por su entrenador y Defensa alternó lo que venía desarrollando en la ofensiva mediante el desenvolvimiento de sus volantes externos que en ciertos momentos sacaron a relucir las flaquezas defensivas del conjunto de Ariel Holan en los laterales.

Sobre el cierre de los 45 minutos Independiente sostuvo el control de pelota y a cinco de finalizar el primer capítulo Juan Sánchez Miño recibió un pase en el área pero su definición no llevó la fuerza indicada para exigir al arquero rival. Con escaza determinación en los dos lados, el partido se direccionó al descanso sin situaciones adversas en la igualdad transitoria.

La segunda mitad comenzó con la visita en sintonía y sacando a relucir las falencias del local en la primera línea. Tras avanzar sobre los extremos un saque de falta a los once minutos tuvo un desenlace fatal para Martin Campaña que resolvió con imperfección el trayecto de la pelota, la carambola le concedió la posibilidad a Mariano Bareiro que sin perder el eje sentencio al arquero para poner al Halcón en ventaja.

El desconcierto de la inferioridad en el marcador se trasladó a Independiente. Holan optó por mandar al campo a Gaibor de conductor ante la precariedad futbolística que venía generando el Rojo. Sin tanta prolongación en la posesión el conjunto de Avellaneda debió recurrir a los pases en largo y en varias ocasiones la visita aprovechó las recuperaciones para contragolpear en los espacios libres que Independiente otorgaba en su afán por acumular jugadores en la ofensiva.

Poco eficaz fue la alternativa impuesta por el local que en la culminación del encuentro no alternó en sus proyecciones. Defensa terminó acomodando sus líneas para vencer al Rojo y alcanzar el décimo puesto con 38 unidades. Independiente (42) bajó de los puestos a libertadores 2019 y tendrá que sacar la mayor cantidad de puntos en las tres fechas que le restan a la Superliga.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: