jue. Nov 14th, 2019

Del Federal A a Primera División en un año

El 30 de julio del año 2017, Central Córdoba de Santiago del Estero cayó ante All Boys y descendió al Federal A, tras haber permanecido por tres temporadas en la Primera B Nacional. Consumado ese descenso, todo fue llanto en el mundo Ferroviario. Su entrenador, Gustavo Coleoni (el mismo con el que hoy ascendió a la máxima categoría del fútbol argentino), decidió no bajarse del barco y continuar en el cuadro santiagueño con el objetivo de llegar a lo más alto, y vaya si lo hizo…

Más allá de la dolorosa pérdida de la categoría, gracias a un fuerte trabajo de la Comisión Directiva, se logró mantener la columna vertebral del plantel, y con algunas incorporaciones, apuntar de lleno a volver al Nacional B lo más rápido posible. El debut con triunfo ante Douglas Haig (justamente el equipo que también venía de descender) marcó el inicio de una etapa exitosa y de una tremenda campaña, logrando así, clasificarse al pentagonal por el ascenso. El Ferro continuó a paso firme a lo largo del campeonato, y tras vencer a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo por 2 a 1 el domingo 22 de abril del 2018, el Ferro se consagró campeón, y volvió a la segunda división.

La Primera B Nacional no iba a ser nada fácil para el Ferroviario. El «miedo» de bajar nuevamente, estaba presente en la provincia del norte del país. Pero, tras la confirmación del proyecto del «Sapo» Coleoni, y unos refuerzos de jerarquía, caso Facundo Melivilo y Javier «El Bicho» Rossi, entre otros, y un gran arranque haciéndose fuerte de local y siendo un equipo incomodo en calidad de visitante, el andar fue cada vez más fructífero. Con un volante explosivo como Nahuel Lujan (futuro de primera división para este joven de apenas 23 años), un goleador nato como Javier Rossi y un suplente que cuando entra también hace lo suyo, como Melivilo, no solo se logró cumplir el objetivo primordial de salvarse del descenso, sino que además se clasificó al reducido por el segundo ascenso a la Superliga.

En los cuartos de final del G8, Central Córdoba debía ganar si o si para avanzar a la siguiente instancia, y con un golazo de Lujan le ganó al siempre difícil Platense de Fernando Ruiz. En la siguiente fase, la «victima» fue Almagro, que con un 2 a 1 en Santiago y un 2 a 1 en Villa Raffo con un polémico arbitraje de Andres Merlos, el Ferroviario se metió en la final, y la gloria, estaba a solo 180 minutos.

Y así fue como el equipo santiagueño llegó a la final. Pero en frente tenía un rival que venía de caer ante Arsenal por el desempate. Y sin dudas que se jugaba el todo por el todo para volver a la A luego de dos años. Y después de un empate en uno en la ida , un 0 a 0 en la vuelta y un 5-3 en la tanda de penales, el Ferro hizo historia y por primera vez desde su nacimiento, jugará en Primera. El llanto que fue ese 30/07/17, hoy 08/06/19, se transformó en una profunda emoción que el pueblo santiagueño jamas olvidará.

“Tantas veces me mataron, tantas veces me morí, sin embargo, estoy aquí resucitando”, diría María Elena Walsh. Y este caso de resurrección de Central Córdoba de Santiago del Estero, no es una excepción.

 

 

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: