El anfitrión sigue en su Copa

Estados Unidos le ganó 1-0 a Paraguay con gol de Dempsey y se metió en cuartos de final. El equipo de Ramón Díaz, que mereció más, se despide del certamen sin triunfos.

Foto: Clarín

Estados Unidos le ganó 1-0 a Paraguay, se metió en cuartos de final y eliminó al equipo de Ramón Díaz de la Copa América Centenario. El gol lo hizo Clint Dempsey a los 26 minutos de la primera mitad. El conjunto guaraní fue más que su par estadounidense, tuvo oportunidades muy claras, pero falló en los metros finales. Los locales, en cambio, se aferraron al triunfo y aprovecharon su fortaleza física para aguantar casi todo el segundo tiempo con un hombre menos.

La última fecha del grupo A le daba la última oportunidad a Paraguay. El equipo de Ramón había tenido oportunidad de llevarse mejores resultados en el debut con empate ante Costa Rica (0-0) y también en la derrota frente a Colombia (1-2), pero no estuvo claro en los metros finales. Y esa falencia la repitió en el choque ante Estados Unidos, que es un equipo duro, con potencia física y un jugador peligroso como Dempsey.

En el primer tiempo, el local tuvo una sola chance clara y se puso 1-0. Hizo fácil lo que al equipo guaraní le costaba horrores. Un gran desborde por izquierda de Zardes, centro atrás y la llegada goleadora de Dempsey para definir al gol a los 26 minutos.

Antes y después de esa jugada Paraguay había sido más. Tuvo la pelota, controló el trámite, aunque con pocas luces. Y como en los dos partidos anteriores, no estuvo fino en el área. Miguel Almirón, el hábil mediocampista de Lanús, tuvo una chance ideal para sus características en una contra a campo abierto. Recibió por izquierda y encaró al arquero. Dudó entre definir él o tocar al medio y permitió la recuperación del defensor Brooks, de gran partido.

Más tarde lo tuvo Darío Lezcano, mano a mano con Guzan. Entró por derecha, definió apurado al primer palo y el arquero respondió bien.

En el arranque del segundo tiempo, con Paraguay obligado, Estados Unidos decidió cuidar su arco y no descuidarse, y ante la infantil expulsión de Yedlin (que recibió dos amarillas en menos de un minuto), el equipo de Klinsmann encontró la excusa perfecta para retroceder varios metros y dedicarse a defender, mientras que el conjunto de Ramón monopolizó la pelota y buscó por todos lados. El riojano movió el banco rápido, metió a Iturbe, Rodrigo Rojas, y Jorge Benítez, pero no pudieron vencer la valla local. La más clara fue una tremenda doble atajada de Guzan ante Benítez y Almirón.

Con la ventaja y la inferioridad numérica, Estados Unidos jugó a lo que más sabe. Se hizo fuerte atrás y aprovechó su potencial físico. Así fue el triunfo y la clasificación para Estados Unidos, que celebró en Filadelfia ante su público. Para Paraguay fue el final de una Copa en la que nunca se sintió cómodo.

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: