El tinto no está picado

La selección de Venezuela, que enfrenta un drástico cambio generacional, venció a un aguerrido y rústico Jamaica sin mucho juego de “sobra”.

Foto: depor.com

El cotejo correspondiente a la primera fecha del Grupo 6 se jugó en el Estadio Soldier Field de Chicago, Illinois, que no llegó a llenar la cuarta parte de su capacidad. El partido tuvo muchas etapas, pero se destacó la iniciativa de ataque por parte de los venezolanos que buscaban repartir fútbol a través de Rincón, de gran actuación.

El partido comenzó parejo con aciertos en ataque y en defensa para ambos equipos. A los 11 minutos, Jamaica dio el primer susto con un cabezazo de Watson, que dio en el larguero luego de superar al arquero. Luego, Venezuela se paró firme en la cancha y a los 15′ pudo gritar “gol” a través de un pase en profundidad y una definición exquisita de Josef Martinez entre las piernas del arquero. De ahí en más, fue una monotonía “Vinotinto”. Solo se destacó la tarjeta roja al jamaiquino Austin, quien llego tarde a la disputa del balón y le dio una patada en la pantorrilla a Rincón, quien siguió en la cancha de milagro.

Ya en la segunda mitad, Jamaica parecía tomar la iniciativa del partido pero se comenzó a ver la mella que dejo la expulsión de su mediocampista. A pesar de ésto, los caribeños volvieron a asustar a los dirigidos por Rafael Dudamel. Un disparo que dio en el poste derecho de los sudamericanos y varias jugadas “sucias” dentro del área que terminaron con despejes hacia la misma nada. Con el correr del tiempo, el equipo de camiseta amarilla comenzó a sentir la fatiga y se empezaron a ver golpes desleales hacia sus rivales que no llamaron la atención del árbitro, quien fue muy abucheado por su falta de autoridad.

El único gol de Martinez:

La criminal falta de Rodolph Austin:

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: