Una final atípica e histórica

Independiente del Valle abre de local mañana la serie de la final de la Copa Libertadores ante Atlético Nacional. Primera vez en 25 años sin argentinos ni brasileros.

Finalmente se rompió la hegemonía. Allá por 1991 fue el último caso, cuando Colo Colo de Chile y Olimpia de Paraguay se disputaron la ansiada Copa Libertadores de aquel año. Dicha edición tiene una gran coincidencia con la actual: En los 25 años que pasaron entre esas dos Copas siempre hubo al menos un argentino o un brasilero disputando los partidos decisivos. Ahora, en 2016, Independiente del Valle, de Ecuador, y Atlético Nacional, de Colombia, rompieron esa tradición y jugarán mañana el partido de ida de la gran final.

En las 24 finales jugadas en medio de las mencionadas, siete fueron entre argentinos y brasileros, y en otras dos fue exclusivamente entre equipos cariocas. Y como si no fuera poco, si repasamos los campeones que no sean de esos dos países, solo encontramos tres: Olimpia de Paraguay en 2002, Once Caldas de Colombia en 2004 y Liga de Quito de Ecuador en 2008

Si hablamos de finales que no hayan sido disputadas por equipos de los países “dominantes” del continente, encontramos seis casos: Peñarol vs Olimpia en 1960, Peñarol vs Cobreloa en 1982, Peñarol vs América de Cali en 1987, Nacional vs Olimpia en 1989, Olimpia vs Barcelona en 1990 y la ya mencionada entre Colo Colo y Olimpia en 1991.

Ahora, toca hablar del presente: La edición 2016. Independiente del Valle es para muchos “el niño mimado” de esta Copa. Un conjunto que de local se hizo muy fuerte, aprovechando la altura de Ecuador, donde muchos pierden terreno en los últimos minutos, y donde solo empató con Colo Colo, para luego ganar todos sus encuentros. En condición de visitante, logró dar muchas sorpresas, siendo un durísimo rival y eliminando a equipos de la talla de Pumas, River y Boca. Equipo humilde, pero con grandes puntos a remarcar, como la velocidad de Bryan Cabezas y la potencia en ataque de José Angulo, más la confianza en el arco de Librado Azcona.

El entrenador de los ecuatorianos, Pablo Repetto, habló a la espera del cruce histórico y dijo: “Nos motiva jugar una final contra un gran equipo. Tenemos mucha confianza para dar el último paso”. Por otro lado, repasó el camino de sus dirigidos hasta la final y conto cómo piensa que será la final. “Estamos bien, para nosotros fueron todas finales. Cada paso que hemos dado, lo hemos encarado con todo y vamos a seguir por la misma línea. Los dos vamos a salir a buscarlo, tenemos características similares”.

Del otro lado aparece Atlético Nacional. Los colombianos, pese a ciertas polémicas en distintos choques, eso un tema aparte y fueron el mejor equipo de la Copa. Manteniendo la base e incorporando jugadores de la talla de Miguel Borja, autor de los cuatro goles con los que eliminaron al poderoso Sao Paulo de Brasil, y con Franco Armani dando gran tranquilidad defendiendo el arco.

Previo al choque, Reinaldo Rueda, DT de los cafeteros, comentó que “va a ser importante el juego inteligente, el control mental y un excelente arbitraje”. Además, conto como cree que se desarrollara el encuentro y dijo: “Lo principal es que tengamos el valor. Ellos no son tan fuertes, pero en la medida que nosotros cometamos imprecisiones y perdamos los duelos, ellos se harán más fuertes”.

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: