El Gasolero sigue siendo de Primera

El conjunto de la Zona Sur se aseguró la permanencia en la máxima categoría, tras vencer a Newell’s por 2-0, con goles de Figueroa y Esparza. El Cele se jugaba una final y así se vivió y se festejó. Por su parte, el equipo rosarino sigue sin levantar cabeza en el torneo local.

Brandán a puro festejo, el volante fue una pieza importante para el 'Gasolero'. Foto: Télam.

Con la soga al cuello venía Temperley. El conjunto de la Zona Sur del Gran Buenos Aires, necesitaba sumar de a tres para poder asegurar su permanencia en la máxima categoría. En un partido flojito en el comienzo, el Gasolero pudo meter los cambios necesarios y asegurar su presencia en Primera División en la próxima temporada. El Alfredo Beranger se volvió a vestir de fiesta y a puro salto y cántico, los hinchas celestes festejaron el triunfo por 2-0 ante Newell’s, que les aseguró su lugar.

El partido no vislumbraba sencillo desde el comienzo. Temperley necesitaba sí o sí una victoria que le asegure la permanencia y Newell’s buscaba la victoria que le renovara el crédito con sus hinchas y, así, poder terminar este torneo de la mejor manera. Sin embargo, el Gasolero fue un poco más y se quedó con tres puntos vitales en la lucha por no descender.

En el comienzo del encuentro, se vio la pierna fuerte que distingue al elenco celeste. Temperley, empujado por su gente, demostraba ser un poco más. Sin embargo, le costaba llegar con claridad al arco defendido por Luciano Pocrnjic. Por su parte, Newell’s siguió mostrando ese juego pálido que lo dejó fuera de la lucha del campeonato hace rato. De esta forma, ninguno de los dos equipos supo sacarse ventaja y llegaron al entretiempo igualados en el marcador.

Antes del arranque de la segunda etapa, Ariel Cólzera se dispuso a ingresar por Adrián Arregui. Se acabó la lucha en el mediocampo, era hora de ir en busca del partido. Gustavo Álvarez, técnico del Cele, lo sabía y por eso mandó al delantero, surgido de las inferiores xeneizes, a la cancha.

Justamente, sería Cólzera el encargado de ejecutar el tiro de esquina, preciso al corazón del área, para que Marcos Figueroa se desprenda de la marca y con un remate de derecha la mande a guardar. De esta forma, a los tres minutos del complemento, el Gasolero se encaminaba a la permanencia. Tres minutos después, llegaría Gabriel Esparza, tras una magnífica habilitación de Cólzera, para gambetear al arquero y ampliar la diferencia.

La Lepra nunca le encontró la vuelta al partido y le costaba arrimarse a la portería de Federico Crivelli. Las pocas veces que intentó probar al arco, el portero se mostró sólido para aguantar el resultado a favor de su equipo.

Con el 2-0 final, el Beranger estalló y los jugadores a puro salto comenzaron con los festejos por haber logrado la permanencia en la máxima categoría. Hasta el propio Christian Chimino, que sufrió una fractura la semana pasada, se metió en el medio del campo de juego para festejar. 

Con su lugar en Primera asegurado, Temperley buscará cerrar el torneo con una victoria ante Racing, Mientras tanto, la Lepra cerrará su torneo en el Marcelo Bielsa y buscará darle una alegría a su gente, ante tantas pálidas.

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: