Gimnasia eliminó a River y jugará una final histórica

0

En la pena máxima, el equipo de Pedro Troglio superó al de Marcelo Gallardo y volverá a buscar la consagración tras dos décadas. Durante los noventa minutos, Gonzalo Martínez y Lucas Pratto marcaron en el Millonario, mientras que Leonardo Faravelli y Santiago Silva empardaron el marcador del encuentro.

 

En la parte principal, la insistencia por precarizar el juego rival llevó al trascurso a un sucesivo número de errores en donde River pudo relegar por momentos al conjunto platense y conservar el andar colectivo en la ofensiva.

De esa iniciativa el funcionamiento del Millonario fue siendo relevante en campo contrario y pese a la tenaz defensa del Lobo el equipo de Marcelo Gallardo desequilibró la primera línea mediante generación de espacios y presencia de los volantes en zonas aledañas al arco de Martin Arias.

Si bien las ocasiones eran mínimas para el bicampeón de la copa, las descoordinaciones se hicieron notar en el rival y sobre la media hora, Gonzalo Martínez ejecutó un tiro libre a pocos metros de la valla de Arias, que en la respuesta no pudo controlar la pelota que significó la apertura del marcador para River.   

En la diferencia, el conjunto de Núñez parecía enmendar el desarrollo de los minutos restantes, sin embargo, al minuto 34, Franco Armani dio un rebote inesperado y Leonardo Faravelli acompaño el esférico hacia el fondo de la red. Igualados, ambos reiteraron errores en el desempeño de su juego y en el agregado, Ezequiel Bonifacio le propinó un faul de último recurso a Martínez y Facundo Tello lo expulsó, producto que relego al Lobo en orden a la espera de la segunda mitad.        

 

La etapa suplementaria empezó con un envión clave del Millonario tras una asistencia entre líneas de Ignacio Fernández que Lucas Pratto controló ante el arquero y definió en el instante indicado para marcar el 2 a 1.

De manera temprana, el conjunto de Gallardo imponía condiciones y la ventaja numérica se iba a sintetizar con el correr de las acciones. No obstante, el recurso de la pelota parada iba a ser fundamental en el Lobo ya que al cuarto de hora, Víctor Ayala envió un centro pretensioso que Santiago Silva anticipo y catapultó la intención de Armani.

La paridad en cada escenario del partido puso en jaque la solvencia de River en territorio rival. Mediante el ingreso de Rafael Borre el ataque fue más incesante en el Millonario, que respaldo sus apariciones en la conducción de sus volantes. Sin demasiada relevancia, Gimnasia se aplomó al transcurso del encuentro que destino a ambos a la tanda de penales.

Desde los doce pasos, Pratto y Jonathan Maidana desperdiciaron la posibilidad que ubica al Lobo en la contienda decisiva  de Copa Argentina. Luego de 25 años, el equipo de las diagonales disputará un compromiso por el título. Rosario Central será el rival el próximo miércoles 5 de diciembre.

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: