Gimnasia e Independiente llenaron la noche de goles en La Plata

En el cierre de la jornada de domingo, el Lobo y el Rojo jugaron un partidazo con todas las letras en La Plata. Sobre el final casi lo gana Independiente, pero fue 3 a 3 en un choque no apto para cardíacos.

Foto: Olé

Desde el comienzo del partido hubo acción, con ataques de ambos equipos pero sin peligro. Sin embargo el que dañó primero fue Gimnasia, con un hermoso tiro libre de Maximiliano Meza para poner el primer tanto de la noche.

Desde ese entonces la balanza se inclinó por un momento en favor del “Lobo”, salvo un ataque sorpresivo de Independiente a los 18 minutos que terminó en un córner desaprovechado. Automáticamente una contra del local concluyó con gol incluido, pero anulado por una polémica posición adelantada, y con ésto volvió a verse el ritmo de ida y vuelta.
No hubo jugadas para remarcar hasta los 34 minutos, momento en que Federico Rasic de milagro no agrandó la diferencia en el marcador. El primer tiempo parecía terminar sin emociones pero el mismo Rasic le bajó un centro magnífico a Meza, quien logró su segundo gol en el partido a los 42 minutos. Minutos después el árbitro Pompei marcó el cierre de la primera mitad. Los dirigidos por Pellegrino comenzaron bien pero se deslucieron con el pasar de los minutos y casi no hicieron moverse a Bologna, arquero de Gimnasia.
El Rojo salió con otra actitud en el segundo tiempo, tan así que casi a los cinco minutos Martín Benítez puso el primer gol para que los de Avellaneda vuelvan al partido. Cuatro minutos después una jugada preparada en un córner, más la desconcentración de Gimnasia, dejaron a Diego Vera libre para poner el empate en La Plata.
El conjunto comandado por Gustavo Alfaro parecía shockeado por el empate repentino de Independiente y estaba perdido en el campo. Pasaron muchos minutos con ataques de ambos equipos sin resonar en las áreas, hasta los 40 minutos de la segunda mitad, cuando Martín Campaña tapó un remate de Niell pero Facundo Oreja revivió a Gimnasia y puso el 3 a 2 en el rebote.

Parecía terminar todo para el Rojo, pero Leandro Fernández sobre la hora metió un cabezazo para volver a empatar y poner el 3-3, y la visita casi lo da vuelta faltando solo segundos, pero Cuesta estaba en posición prohibida al meter su gol que casi desata la locura. Fue empate 3 a 3 en un partidazo en el Bosque, vibrante de principio a fin.

El golazo de Meza para abrir el marcador:


El segundo gol de Meza que agrandó la diferencia:

El tanto de Benítez para el descuento:

Diego Vera marcó el empate parcial:

El gol de Facundo Oreja que puso a Gimnasia otra vez arriba:

El tanto de Fernández para el empate agónico:

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: