Green lideró la paliza de los Warriors

El alero fue determinante en la victoria por 33 puntos de diferencia frente a Cleveland Cavaliers. La llave ahora está 2 a 0 en favor de los defensores del título.

Green saluda a sus compañeros

foto. bleacherreport.com

El Oracle Arena atestiguó una verdadera humillación por parte de su equipo Golden State Warriors, que aplastó 110 a 77 a Cleveland Cavaliers ayer en el segundo choque de las Finales de la NBA. Otra vez sin Stephen Curry y Klay Thompson en niveles superlativos, Draymond Green fue el encargado de comandar la ofensiva con 28 puntos, máximo anotador del partido. Ahora, los dirigidos por Steve Kerr lideran la llave 2 a 0 y mantienen la ventaja de localía.

El primer cuarto en el que los Warriors se fueron por debajo en el marcador 21 a 19 fue solo un espejismo. A partir del segundo parcial, la maquina terminó de aceitarse y promediando la mitad de ese periodo se puso arriba por 15. Green fue el que generó esa brecha, gracias su gran precisión desde el perímetro – terminó la noche con cinco triples en ocho intentos -. Aunque algunas impresiciones en el ataque, con pelotas perdidas que provocaron los contragolpes de los Cavaliers, hicieron que el encuentro se ponga algo más parejo y al finalizar la primera mitad el tanteador indicaba una estrecha ventaja para los locales 52 a 44.

El tercer cuarto fue el que inició y terminó con el destino del partido. Golden State sentenció a los dirigidos por Tyron Lue, otra vez con un juego colectivo que hizo olvidar a sus dos máximos exponentes. Ese segmento del partido fue favorables a los defensores del titulo 82 a 62, ventaja irremontable. Green fue el cerebro de los de Oakland, quien no sólo se hizo presente con sus unidades sino que completó las estadísticas en todos los demás rubros. El 23 de los Warriors tomó siete rebotes, habilitó en cinco oportunidades y tuvo un recupero.

Nuevamente Curry no estuvo en su mejor forma aunque si más lucido que en el primer partido. El MVP fue artífice de 18 puntos y estuvo a un rebote de la doble decena – finalizó con nueve -. Thompson también se mostró más confiado, anotó 17 unidades y repartió cinco asistencias. Leandro Barbosa le sacó provecho a los 17 minutos que vio acción y aportó 10 tantos.

Para los Cavaliers. el segundo tiempo fue un martirio y el último cuarto estuvo de más. Lo jugaron porque tenían que terminar el partido pero sabían que el encuentro ya estaba perdido. LeBrone James fue el más destacado de la visita. Marcó 19 puntos, tomó ocho rebotes y dio nueve asistencias. The King no salió a disputar el último parcial, por decisión de Lue, en un juego ya definido. Richard Jefferson tuvo un gran rendimiento, desde el banco, sumó 12 unidades y cinco rebotes. Kryie Irving no gravitó en su equipo, finalizó con un pobre 35% en tiros de campo y sólo 10 puntos. Ademas, Kevin Love se retiró con una conmoción producto de un codazo de Harrison Barnes.

Cleveland será el anfitrión de la serie en los próximos dos partidos a partir del miércoles 8 de junio. Está obligado a ganar los dos enfrentamientos si pretende mantener la ilusión de conseguir el titulo de la NBA. Si Golden State Warriors consigue un triunfo en la casa de James, esta llave podría terminar en una barrida histórica algo que no sucede en Finales de Playoffs desde el 2007, cuando San Antonio liquidó en cuatro partidos al mismo rival de Stephen Curry en esta ocasión.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: