Independiente regresó a la victoria en Avellaneda

0

Fue 2 a 1 ante Unión de Santa Fe. Con gol en contra de Gómez Andrada y un penal concretado de Gaibor, el once de Holan se asoma a los puestos clasificatorios a la máxima competencia internacional. En el visitante, Bruno Pittón marcó la apertura del marcador. Cecilio Domínguez debutó con la camiseta del Rojo.

En el lapso de la primera parte, Unión asimiló las intenciones de Independiente y equiparó la posesión de pelota que parecía ser neutral del local, que en el desarrollo le concedió espacios en defensa y ataque al conjunto de Leonardo Madelón.

Con ideas inconclusas, el equipo de Ariel Holan buscó alternativas de desbloquear el sistema defensivo del Tatengue y a diez del comienzo, Cecilio Domínguez se asomó a la apertura tras anticipar a los centrales y definir en la zona de defunción al palo opuesto de Nereo Fernández.

Apenas se presentía un avance conciso del Rojo, y la visita continuo impartiendo prioridades en el mediocampo y alcanzar la primera ocasión que significó el gol a los dieciocho minutos luego de que Franco Fragapane deje largo el control y Fabricio Bustos rechazó en el área la pelota que encontró el rostro de Bruno Pitton y quedescolocó a Martin Campaña.

De las imperfecciones, la adversidad acumulaba otro fastidio en el local que empezó a dirimir diferencias con Germán Delfino y corrió el foco de disputa. Por los extremos, las insistencias fueron creciendo en Independiente, que al minuto cuarenta y uno, encontró la subida de Bustos frente al arco y un despeje exigido de Yeimar Gómez  que desactivó la reacción de Fernández y convirtió la paridad en la antesala del descanso.

Más allá de esta tendencia, el Rojo parecía ser falible en la defensa y en tiempo agregado, Mauro Pittón culminó la etapa inicial con un tiro rasante que debió tener el respaldo de Campaña sobre el vértice izquierdo.

Sobre el complemento, las ansias del Rojo se hicieron notar, y si bien el juego tuvo des pasajes, la participación agrupada disminuyó el desempeño del contrario en la defensa.

Mediante el ingreso de Pablo Hernández y Fernando Gaibor, el equipo de Holan mantuvo el balón con criterio para comenzar a generar aproximaciones cercanas a la valla de Fernández. Ante esto, el conjunto santafecino quedo relegado en la media cancha y tras un córner a la media hora, Domínguez cruzó el pase entre líneas y Nereo Fernández derribó al chileno Hernández produciendo el penal. Desde los doce pases, Gaibor se encargó de simplificar la ventaja cambiando la elección del arquero.

Alcanzada la ventaja transitoria, la pasividad en el desarrollo, redujo las virtudes de Unión, y allí el Rojo depositó su experiencia para reencontrarse con el triunfo que lo ubica en el séptimo puesto con 28 unidades,  a tres de puestos clasificatorios de Copa Libertadores 2020. El Tatengue, se mantiene noveno, en la última plaza a Copa Sudamericana.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: