Independiente se afirmó por Benavidez y profesionalizó a dos juveniles

0

Esta tarde, Defensor Sporting de Uruguay limó asperezas con el Rojo, por lo que el mediocampista llegará a Argentina el lunes para coordinar su inserción al conjunto de Avellaneda. Richard Marchelli, gerente del club uruguayo, dejó en claro que la compra por un porcentaje del pase será aceptada. Referido al cambio generacional, la entidad les presento su primer contrato formal a Franco Shea y Enzo Tamborelli.

A la venta de Diego Rodríguez se suplementa la rapidez de los directivos de Independiente en buscar el complemento en un futbolista con menos edad y proyección nacional. De antemano, las comunicaciones por Benavidez habían dado una sensación de contratación directa al saber la opinión del mediocampista tras conocer el interés del equipo argentino.

Si bien se barajaron varias alternativas de convencer al conjunto de Montevideo, el Rojo inicia negociaciones por el 60% del jugador mediante 2, 5000,000 de dólares. Al determinar la decisión con la dirigencia, Marchelli definió como transferible al uruguayo.

Constatando los pasos a seguir, Richard explicó que Carlos emprenderá viaje al país en las últimas horas del domingo. Dialogando con la Cuna del Infierno, el gerente asegura que el entusiasmo de la joven promesa se resumen en su iniciativa de cambiar aire y la liga Argentina puede ser esencial es su afán por progresar en todo sentido.

Minutos posterior a esta declaración la página oficial del Sporting comunicó la decisión de dirigentes y el jugador. En el contrato, figurará la prohibición de jugar con el Rojo en el ámbito internacional ya que participó de la primera rueda de Copa Libertadores con su anterior equipo.

Lo deportivo también tuvo una novedad para las categorías que constituyen la entidad de Avellaneda. Shea y Tamborelli, quienes se coronaron en cuarta división y reserva respectivamente, firmaron por primera vez un convenio profesional por dos años.

A las cuatro temporadas, Independiente blinda al defensor y al delantero con una clausura de rescisión tazada en 5 millones de dólares.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: