LeBron y los Cavs van al séptimo

Con 41 puntos de LeBron James, Cleveland Cavaliers logró igualar la serie en tres y de esta manera forzó el último partido de las las Finales de la NBA.

LeBron haciendo gesto

Foto: nba.com

En otra noche de LeBron James en su máximo nivel, volvió a convertir 41 puntos, Cleveland Cavaliers logró lo que parecía imposible: forzar el último juego de las Finales de la NBA al vencer a Golden State Warriors 115 a 101 ayer en el Quicken Loans Arena por el sexto partido de la serie. Los dirigidos por Tyronn Lue remontaron una llave en la que no venían como favoritos luego de estar abajo 3 a 1 y se convirtieron en el tercer equipo en volver de una diferencia semejante en la lucha por el anillo.

Los Cavaliers arrancaron con todo el encuentro. Definieron prácticamente el resultado en un primer cuarto arrollador que terminó 31 a 11. Gracias a una defensa intensa, borraron a los Warriors del rectángulo, quienes no pudieron nunca tirar cómodos y las pocas veces que lograron algún lanzamiento abierto no acertaron. James nuevamente fue el salvador de Cleveland al completar la jornada con 11 asistencias y una fantástica labor defensiva con cuatro robos. En él se apoyaron sus compañeros para salir de una complicada situación en el segundo y tercer periodo cuando Golden State se había puesto solo a nueve puntos.

En el conjunto de Lue fueron determinantes otros jugadores que aportaron a esta gran victoria aparte de LeBron. El pivot Tristan Thompson realizó una gran labor con su doble doble compuesto por 15 puntos y 16 rebotes. Kryie Irving marcó 23 tantos y fue el segundo máximo anotador de Cleveland y J.R Smith fue artífice de 14 unidades.

Golden State no se esparaba un golpe tan duro como el que recibió en el primer período. Luego de ese parcial fatal no encontraron la manera de revertir la situación. En pasajes del partido, como la primera mitad del segundo cuarto y en los últimos minutos del tercero, llegaron a a estar a solo nueve puntos cuando la diferencia llego a ser de 24. La vuelta de Draymond Green, luego de la suspensión, no influenció en el equipo.

En los Warriors, ni siquiera los 30 puntos de Stephenn Curry fueron suficientes. El MVP fue el mejor en el vigente campeón, pero se descontroló luego de una falta que le cobraron sobre LeBron James en el ultimo cuarto. Curry lanzo su bucal contra los fanáticos de Cleveland como protesta y el arbitro lo sancionó con una falta técnica, con la cual llegó a la sexta, lo que provocó su expulsión. Klay Thompson marcó 25 unidades pero eso tampoco bastó para frenar a los Cavaliers.

El domingo 19 de junio se jugará el séptimo y definitivo partido de las Finales de la NBA. El Oracle Arena será el escenario, y allí Golden State intentará conseguir su segundo anillo de manera consecutiva, ese que se le escapó en el quinto juego de esta serie cuando cayó de local. Ahora la situación es la misma, pero a diferencia de aquella vez, no llegan a su estadio luego de una victoria aplastante. Todo lo contrario. Recibirán a un Cleveland que está a un juego de hacer historia, conseguir su primer campeonato y convertirse en la primer franquicia en lograr el titulo luego de remontar un 3 a 1 en contra.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: