Osvaldo hartó a todos y lo echaron de Boca

Guillermo Barros Schelotto se cansó del polémico delantero y pese a que todavía le queda un año de contrato, la dirigencia avaló la decisión del entrenador y le rescindirán el contrato.

Foto: TyC Sports

Su primer ciclo terminó con polémica, se fue de Boca a fin de año. Daniel Angelici fue el principal “promotor” de su vuelta. El club decidió abrirle las puertas, volvió, y su segundo ciclo terminó aún peor que el primero. Así podría ser un breve resumen de la etapa de Daniel Osvaldo en Boca, algo que ayer por la noche después del partido contra Nacional derivó en la rescisión de contrato del delantero.

Ayer se daba lo que mucha gente esperaba. Después de una lesión que lo alejó mucho tiempo de las canchas, por fin comenzaba a hacer fútbol y trabajar con el grupo. Angelici antes había declarado que el delantero tenía que acostumbrarse a jugar con el dolor. Guillermo Barros Schelotto lo vio en condiciones y lo puso en la lista de concentrados para jugar la ida en Uruguay contra Nacional, pero nadie esperaba que ese partido terminaría siendo el final de una etapa con muchas polémicas.

A los 84 minutos Osvaldo ingresó al campo de juego y con el encuentro terminado, el delantero abandonó rápido la cancha sin saludar a los rivales, compañeros e hinchada. Poco después ya en el vestuario algo pasó entre él y los Mellizos, una discusión que parece haber sido por los pocos minutos jugados. Guillermo y Gustavo dejaron el vestuario y poco después al volver lo vieron al ‘9’ fumando en el vestuario, algo totalmente prohibido de antemano. Ésto habría colmado la paciencia del técnico xeneize, quien luego se juntó con los referentes del equipo para contarles su postura.

Pero la decisión de apartarlo no es solo por lo que pasó ayer. Su segundo ciclo en Boca estuvo lleno de lesiones, y polémicas extra futbolísticas. Poco a poco la estadía de Danistone en el club se volvería inconscientemente – o no – en una bomba de tiempo. El cigarrillo en el vestuario, luego de la discusión previa, fue la gota que rebalsó el vaso. El cuerpo técnico apenas firmó contrato remarcó la prohibición de fumar en dicho lugar, por lo que ver lo sucedido hizo explotar la bomba mencionada anteriormente. El lunes la dirigencia se reunirá con el representante del delantero para comunicarle la decisión.

Vale recordar que en su etapa en Lanús en 2014, los Barros Schelotto separaron del plantel a Santiago Silva por actitudes meramente disciplinarias.

Los Mellizos se hartaron de Osvaldo y en cinco minutos el delantero echó a perder los meses de paciencia que le brindaron. Volvió al club de sus amores para cambiar la imagen que dejó en su primera etapa, pero lamentablemente, acabó siendo todo lo contrario. No jugaba, y en lo poco que jugó, no demostró mejoría. Su ciclo en Boca terminó con escándalo y esta vez parece que no habrá más oportunidades a futuro.

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: