Otra polémica clasificación Verdolaga

Atlético Nacional clasificó agónicamente y se enfrentará a San Pablo en una de las semifinales de esta Copa Libertadores 2016.

foto : goal.com

Atlético Nacional derrotó a Rosario Central por 3 a 1 en el Estadio Atanasio Girardot por la vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América 2016, en un final para el infarto.

Al igual que en el partido de ida, Rosario Central logró imponerse en el marcador. A los 8 minutos el árbitro del encuentro Daniel Fedorzuck cobró un por lo menos polémico penal sobre Víctor Salazar, el cual Marco Ruben se encargó de cambiar por gol. El encuentro se complicó para los Paisas, que estaban obligados a convertir tres goles para clasificar a la siguiente fase. El conjunto local intentó en reiteradas oportunidades pero no lograba descontar en el marcador.

A los 30, el técnico local realizó la primera modificación. Ingresó Orlando Berrio (delantero) y se retiró Sebastián Perez (volante defensivo). Minutos mas tarde, comenzaron los problemas para el conjunto argentino. Pablo Álvarez debió ser reemplazado debido a una lesión muscular por Cristian Villagra. Ya cuando finalizaba el primer tiempo, el equipo colombiano elaboró una buena jugada por el lado derecho, en la que Berrío después de un buen desborde ante el reciente ingresado Villagra, asistió a Macnelly Torres, quien definió con sutileza ante la salida de Sebastián Sosa.

En el segundo tiempo, la localía, el público a favor y el resultado obligaron a los conducidos por Reinaldo Rueda a ir en busca del partido. A los 5 del complemento, luego de un mal rechazo de Alejandro Donatti, la pelota le quedó a Marlos Moreno, quien habilito a Alejandro Guerra que remató venciendo a Sosa. Era el 2 a 1 en favor de los locales, pero así y todo les faltaba un gol para la milagrosa clasificación. Los Verdolagas siguieron insistiendo en busca del milagro y ya en tiempo cumplido (el árbitro del encuentro adicionó seis minutos) cuando se jugaba el cuarto minuto adicionado – con un Atlético Nacional volcado en ataque, y un Central que se defendía a mas no poder con un hombre menos luego de la expulsión de Burgos por doble amarilla – iba a llegar el estallido final.

Ibarguen desbordó por la izquierda, envió un centro que luego de un tumulto en el área canalla, Berrío definió para darle la milagrosa clasificación a los de Medellín. Luego comenzaron las agresiones, Berrío y Copete le gritaron el gol a Sosa de manera repudiable, Musto se exaltó e invitó a Berrío a una pelea, el técnico canalla Eduardo Coudet también ingresó a la cancha a encarar a Berrío. ¿El resultado? Musto y Berrío resultaron expulsados. El partido continuó, se jugaron casi diez minutos y es más, Central pudo haber concretado el gol que lo clasificara en los pies de Giovanni Lo Celso, quien luego se iría expulsado por golpear en el rostro a Alexander Mejía.

Con un final nuevamente polémico y no apto para cardíacos, Atlético Nacional se clasificó a las semifinales de la Copa Libertadores, instancia en que se medirá con el San Pablo de Edgardo Bauza. Este buen equipo colombiano, de buen rendimiento en la clasificación de grupos, terminó al igual que ante Huracán su duelo con disturbios y lamentablemente llevó a los amantes del fútbol a presenciar otra polémica clasificación verdolaga.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: