Otros tres argentinos se subieron al tren de la victoria en Roland Garros

En la jornada de hoy se sumaron las victorias de Guido Pella, Juan Martín Del Potro que dejó de lado lesión y Horacio Zeballos que, tras suspenderse el encuentro por lluvia y falta de luz, pudo cerrar el partido a su favor.

0

Siguen las buenas noticias para los tenistas argentinos en Roland Garros. Anteriormente también habían festejado Diego Schwartzman (3-0 al francés Calvin Hemery), Guido Andreozzi (3-2 al estadounidense Taylor Harry Fritz), Federico Delbonis (3-1 al italiano Thomaz Bellucci) y Marco Trungelliti (3-1 al australiano Bernard Tomic).

Hoy Guido Pella le ganó en sets corridos por 6-2, 6-3 y 6-4 al portugués Joao Sousa (49°) convirtiéndose en el sexto argentino en avanzar a la segunda ronda del torneo.

Le va a tocar bailar con la más complicada porque deberá enfrentar al rey del polvo de ladrillo, Rafael Nadal, quién derrotó al italiano Bolelli por 6-4, 6-3 y 7-6 (9) en uno de los mejores partidos que disputó el tano en toda su vida.

Horacio Zeballos superó al japonés Yuichi Sugita en cuatro sets (6-4, 6-7 (3), 6-4 y 6-2) en tres horas de partido y su próximo rival será el estadounidense John Isner.

Cebolla tardó dos días en cerrar su victoria en primera ronda. Este partido debería haber finalizado este lunes, pero la lluvia no lo permitió.

Se hizo fuerte desde su arma principal y cosechó 14 aces. Y aprovechó cinco de once chances de quiebre, mientras que el japonés solo se quedó con una sobre siete posibles.

Juan Martín de Potro fue de menor a mayor en su debut ante Nicolas Mahut en Roland Garros y se impuso en cuatro sets. Fue 1-6, 6-1, 6-2 y 6-4 para el argentino, que avanzó a la siguiente fase.

El tandilense pareció sufrir el primer set, en el que el francés se mostró más preciso y aceleró el juego sabiendo la lesión de Delpo que lo mantuvieron en duda hasta minutos antes del arranque. Pero cuando el encuentro pasaba, se notaba una mejoría física del argentino que le permitió realizar su juego de la mejor manera.

La Torre de Tandil dejó atrás sus problemas en su aductor izquierdo y espera por un rival: que sale del duelo entre Leonardo Mayer o el francés Julien Benneteau. El Yacaré estaba 6-2 y 4-3 arriba cuando el partido se suspendió por falta de luz. El visitante estaba demostrando un papel muy bueno, con gran determinación y juego sólido. Se continuará el próximo miércoles.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: