lun. Sep 16th, 2019

Paliza blaugrana en Londres

news.google.com

Barcelona liquidó 4-2 a Tottenham en Wembley con un Messi intratable por la jornada 2 del Grupo B de la UEFA Champions League. Los culés son líderes del grupo junto al Inter italiano, ambos con 6 unidades.

El partido inició vertiginoso. El Tottenham presionando alto a Ter Stegen y el Barca con una rápida transición se puso 1-0 al minuto de juego. Messi se sacó rápidamente la marca en la mitad de la cancha y encaró para luego abrir con Jordi Alba quien, al ver la presión de Llorís, tocó para Coutinho que definió con el arco casi vacío desde afuera del área. A pesar del gol, el local no se vio golpeado y buscó no solo el control de la pelota, sino el arco rival generando varias llegadas a los tres palos catalanes. Los equipos se repartieron la posesión del balón con una leve mejor utilización del mismo por parte de los españoles.

Tuvieron que pasar mas de 20′ después del gol para que uno de los arqueros tuviera acción cuando Harry Kane probó desde afuera del área con un remate peligroso que fue atrapado si conceder rebote por parte de Ter Stegen. Jugada seguida vendría un verdadero golazo del Barcelona. Centro de Messi a Suarez, el uruguayo la bajó para Coutinho quien, luego de que su remate fuera atajado por Lloris, asistió a Rakitic y el croata la agarró de aire desde afuera del área para poner el 2-0 español en 27´.

Un Messi intratable seguía manejando el ataque blaugrana y hacia estragos en la defensa inglesa que no podía hacerse con el control de la pelota y, cada vez, retrocedía más. Con el correr de minutos esta tendencia se profundizaba, Barcelona jugaba muy bien y estaba realizando un monólogo en Wembley frente a un Tottenham que se encontraba sin ideas y muy cerca de su arquero.

El ST inició con un ataque de Messi, quien dejó descolocada a la defensa y remató a colocar abajo, pero la pelota dio en la base del palo ahogando el grito de gol del argentino. La siguiente jugada tuvo el mismo creador y el mismo final, el palo le negaba nuevamente el gol a la pulga. Y como dice el dicho «los que no haces, te los hacen», Tottenham salió desde el fondo y la pelota le llegó a Kane que se sacó la marca de Semedo y definió a colocar para poner el 2-1 en 51´. Los locales sin hacer mucho se ponían a tiro del empate.

Pero el Barca no se quedaría atrás y Messi tendría revancha. El argentino abrió de manera clásica para Jordi Alba y el español de manual devolvió para que la pulga que entraba al área defina solo luego de que Suarez deje pasar la pelota. Los culés se encontraban rápida y nuevamente con ventaja de dos en el marcador.

El partido siguió la misma dinámica hasta que los locales llegaron otra vez al gol, esta vez por parte de Lamela y un remate que se desvió en Lenglet y descolocó a Ter Stegen. 3-2 estaba el partido en favor del Barca en 66´ aunque las emociones no terminaban ahí ya que era un partido no apto para cardíacos, pero el resultado no mostraba la superioridad neta de los españoles. Un error del fondo local hizo exigir a Lloris que perdió con Messi y, si no hubiera sido por Sanchez, casi marca el cuarto culé.

A partir de ese momento, el partido se volvió desordenado con el Tottenham pechando hacia adelante, pero con mucha nubosidad en las ideas, y el Barcelona defendiendo seguro y bajando el ritmo del encuentro cada vez que se adueñaba de la pelota. Como era de esperar, al partido le faltaban emociones por vivir. Lucas Moura entro al área solo y fue Lenglet el que salvó lo que hubiera sido el empate de los Spurs.

A falta de 2´, un nuevo error londinense y un posterior pase de Jordi Alba (con dejada de Suarez en el medio) dejó a Messi solo frente a Lloris para decretar el 4-2 blaugrana y liquidar el partido.

En un gran encuentro, la superioridad española pudo más que los ingleses y el Barca vuelve a Cataluña con 3 pts. importantísimos en el bolsillo.

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: