Quedan los dos mejores

A diferencia de un miércoles para el olvido, la jornada del jueves de Roland Garros tendrá un sabor agridulce para los argentinos. Juan Martín Del Potro y Diego Schwartzman pudieron avanzar a tercera ronda, mientras que Guido Pella y Horacio Zeballos se quedaron en el camino.

0

Juan Martín Del Potro le ganó 6-4, 6-3 y 6-2 al francés Julien Benneteau mostrando un juego muy sólido y avanzó a tercera ronda de Roland Garros. Para “La Torre” era un partido importante para ver como andaba de la lesión en el aductor y se vio que no le impidió jugar con comodidad.

El partido contra Benneteau fue el reencuentro de Delpo con el estadio Philippe Chatrier. El año pasado quedó eliminado en la tercera ronda contra Andy Murray, en su momento imbatible N°1 del mundo.

Su próximo rival será Albert Ramos, número 36 del mundo, que en 2016 llegó a ser cuartofinalista de este torneo. El español le ganó a Mijail Kukushkin por 7-6, 6-4 y 6-1.

El “Peque”, número 12 mundial, se clasificó con comodidad para la tercera ronda de Roland Garros, tras derrotar por 6-1, 6-3 y 6-1 al checo Adam Pavlasek. El argentino barrió a su rival en una hora 27 minutos y tendrá como próximo contrincante al croata Borna Coric, 40º del mundo.

El jugador bonaerense, tampoco superó nunca la barrera de tercera ronda en Roland Garros, pero en los últimos torneos del Grand Slam ha mejorado su rendimiento siendo cuartofinalista en el Abierto de Estados Unidos y llegó a octavos en el Australian Open.

En la temporada sobre polvo de ladrillo, tuvo un rendimiento irregular cayendo en la tercera ronda del Masters 1000 de Madrid. En Montecarlo, Barcelona, Múnich y Roma la segunda ronda, después de haber sido el referente en abril para lograr vencer a Chile en Copa Davis, derrotando a Christian Garín y Nicolás Jarry.

Diferente fue la suerte de su compatriota, Guido Pella, que fue aplastado por el español Rafael Nadal, número 1 del ranking y diez veces campeón del torneo, tras ganarle por 6-2, 6-1 y 6-1.

Siempre es difícil jugar contra Rafa. Por su juego y por lo que significa tener al mejor de la historia de polvo de ladrillo del otro lado de la red. Todas las pelotas vuelven y las de Guido se van fuera de la cancha o terminan en la red, lo cual angustia y desesperación por el mal momento que podés vivir dentro de la cancha y eso es lo que sintió Pella haciendo homenaje a Gastón Gaudio gritando “Me quiero ir a la mierda, me quiero ir”, luego de perder su sexto game seguido en un global que le pertenecía 6-2 y 2-0 a Rafa.

Horacio Zeballos jugó un gran partido, muy reñido ante el estadounidense John Isner pero cayó por 6-7 (8), 7-6 (4), 7-6 (2) y 6-2. El marplatense luchó, pero no le alcanzó ante el tenista que le saca veinte centímetros de altura.

En la próxima ronda Isner enfrentará al vencedor del cruce de franceses entre Pierre-Hugues Herbert y Jérémy Chardy.

Horacio Zeballos, Marco Trungelliti, Federico Delbonis, Leonardo Mayer, Guido Andreozzi y Guido Pella son los otros argentinos que ya habían quedado afuera en el segundo Grand Slam del año. Quedan dos con posibilidades de pelearle el título a Rafael Nadal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: