Real Madrid: Triunfo y clásico en la final

El Real Madrid logró una justa victoria de local por 1 a 0 contra el Manchester City del “Kun” Agüero y se clasificó a la final de la Champions League el 28 de mayo, reviviendo el clásico en el partido decisivo de la edición 2014 contra el Atlético Madrid.

Foto: UEFA

Con el Atlético Madrid clasificado ayer y a la espera de un rival en la final, en el Santiago Bernabeu se empezaba a sentir un clima digno de un partido de Champions League. Por un lado el Real Madrid, un equipo histórico de la competición, por el otro el Manchester City, que intentaba continuar escribiendo su propia historia en el torneo más importante a nivel continental.

El partido inició trabado, con pocas situaciones, y poco a poco se inclinó en favor del local, que controlaba el partido mediante el dominio de la pelota con Isco como el jugador más activo. Hasta que un pase al hueco de Carvajal encontró solo a Gareth Bale, quien envió un centro que se desvió, terminando en un gol en contra de Fernando a los 20 minutos.

Luego el encuentro continuaría con los dirigidos por Zinedine Zidane controlando el juego, mientras que el City tuvo, como contratiempo inesperado, la lesión del capitán Vincent Kompany a los 10 minutos, quien debió dejar el campo en reemplazo de Mangala. Un tiro al palo de Fernandinho fue la jugada más destacada para la visita sobre el final de los primeros 45 minutos.

La segunda mitad parecía comenzar más pareja, con los Ciudadanos intentando despertarse, pero enseguida el Real Madrid volvió a hacerse dominador, teniendo las jugadas más claras en ataque, pero sin imponer peligro importante contra un equipo inglés cuyo planteo inicial se tornó pasivo – teniendo un poco más la pelota pero sin generar peligro en el área -. Salvo un tiro de Sergio Agüero sobre el final del partido que le dio un poco de suspenso a un partido claramente desparejo de principio a fin – a excepción de los últimos minutos -, el conjunto blanco cerca estuvo de agrandar la diferencia.

El Real Madrid cumplió con el pronóstico, aunque con un desempeño un poco por debajo del que usualmente se le espera, contra un Manchester City que mostró falta de claridad y sobre todo, falta de actitud, con un mediocampo a priori más defensivo incluso con el marcador en contra – algo que normalmente no se debería ver en un conjunto que juega semifinales de Champions -. Ahora solo queda un partido, Milán será el escenario de un nuevo clásico madrileño, final que se reedita luego de dos años.

El golazo de Bale que le dio al Real Madrid el pase a la final:

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: