El 24 de Junio, el comienzo de un romance

En el día de su cumpleaños, recordamos a un tal Juan Román Riquelme, la máxima gloria xeneize.

Un 24 de Junio de 1978 nacía Juan Román Riquelme, un pibito más que se sumaba al barrio de Don Torcuato. Los años pasaban y el pibe se iba poniendo cada más grande. En un campito cerca de su casa, la número cinco era la más codiciada. El honor y el pesito para la Coca era el premio para él y sus amigos. La cancha era una mezcla de tierra con pasto, y si llovía se ponía complicada, pero eso no era un obstáculo,se jugaba igual.

En esa cancha se armaban partidos atrapantes, los amigos de Riquelme contra la banda de turno que se animara a enfrentar a ese equipo, el cual tenía una ventaja, uno de los jugadores sabía lo que el rival iba a hacer y cuando tenía la pelota en los pies no se la sacaba nadie. No hacían trampa, solamente tenían a Román, un pibe distinto al resto.

Los años seguían corriendo. Riquelme jugaba cada día mejor y por eso llegaba el día de su primer prueba en un club de fútbol. La suerte estaba del lado de Argentinos Juniors, el club de La Paternal. En la práctica de fútbol, román cumplía con los requisitos y quedaba fichado en el “Bicho”. Sus primeros pasos no fueron buenos, no conseguía la titularidad y en la posición de volante central no le quedaba bien. El primer error de los técnicos de las inferiores del conjunto colorado.

Su estadía en Argentinos finalizó en 1996. Boca Juniors en el mercado de pases le compraba varios jugadores de las inferiores a Argentinos y entre ellos estaba Riquelme. Desde ese día, su vida cambiaría por completo. Sus condiciones atrapaban a Bilardo, técnico del primer equipo del Xeneize, quien lo hacía debutar en La Bombonera en un partido del torneo local contra Unión de Santa Fe. Su actuación sorprendió a más de uno y ese día fue ovacionado por todo el estadio.

Luego del debut, Riquelme comenzó a quedar en la historia del club. Sus goles y asistencias colaboraban para que Boca gane más de un título. En cada partido que jugaba el número diez, algo distinto hacía. Era diferente al resto, en lo futbolístico y fuera de ese entorno. Siempre tuvo una personalidad única,y eso hizo que a varios les genere rechazo para que después empiecen a hablar mal de él. Estas personas, es el día de hoy que se arrepienten de las cosas que dijeron. El 10 jugaba, gustaba y ganaba. Se transformaba en la envidia del fútbol argentino.

Su paso por Europa fue bueno, siguió deslumbrando gente y con cualquier camiseta jugaba bien. Cuando volvió de su paseo por España, se puso la diez azul y amarilla, para ganar la anhelada Copa Libertadores. Muchos dicen que jugó solo y otros opinan que ese equipo jugaba muy bien de manera colectiva.  En todo momento, partido y circunstancia, Riquelme era diferente. Los número diez históricamente resaltaron del resto de los jugadores, Maradona es el ejemplo más claro. Diego dejó su camiseta en buenas manos.

Pero todo lo bueno que hacia Riquelme iba a tener un final. Los dirigentes le soltaban la mano al máximo ídolo de Boca, le cerraban el jardín de su casa, le sacaban la diez y obligado se tenia que mudar de su hogar. El club siempre lo va a extrañar y lo seguirá extrañando. Los hinchas también, pero esos que van a la cancha por su cuenta , los verdaderos hinchas. Porque esos que cobran, que le sacan plata al club, seguramente no lo quieren. Seguro lo critican por no darles plata, el prefería dársela a su familia, tan equivocado no estaba. Pero bueno, así finalizaba su etapa en Boca. Triste final que tenia a empresarios manejando el club.

En la actualidad siguen hablando de Riquelme, hasta dicen que tendría que volver a jugar los cuatros partidos que le quedan a Boca por la Copa Libertadores. Que la conoce a esta competencia está más que claro, y que seguro juega mejor que más de uno que está ahora, también. Riquelme es el máximo ídolo del club, y el que lo critica seguramente habla con odio a su persona,pero como jugador es indiscutible.

El tiempo le dio la razón en todo, más de uno antes lo odiaba y hoy lo ama. Pero panqueques sobran y los que lo queremos sabemos muy bien como es. Hoy es su cumpleaños, el 24 de Junio, fecha que tendría que festejarse en su casa, en el templo. Mis saludos a vos en este día, felices 38 años, sos y serás el mejor, dentro y fuera de una cancha. Te quiero con todo mi corazón.

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: