San Martín de Tucumán es de Primera

Goleó 5-1 a Sarmiento y regresó a la máxima categoría después de 9 años. Lucas Acevedo y Claudio Bieler por duplicado y Gonzalo Rodríguez anotaron los tantos mientras que Nahuel Estevez descontó

0

Así como en el Estadio Eva Perón se hizo fuerte el color verde para la fiesta a la hora de recibir a sus jugadores y dirigidos, La Ciudadela no se quedó atrás y su espéctaculo es algo de los que tiene acostumbrados desde su llegada a primera división en 1988-89, repitiéndose en 1992-93 y su último paso en 2008-09. La gente se hizo escuchar y hasta parecía darle la inyección anímica a los suyos para entablar un gran arranque.

En eso último hay que argumentarlo con lo vivido en apenas 3 minutos de juego. Los tucumanos ya ganaban 2-0 en cuestión de dos remates. Primero, Lucas Acevedo conectó el remate casi desde el suelo tras el córner ejecutado y al instante, un error defensivo lo puso a Gonzalo Rodríguez mano a mano para definir como debía hacerlo para arrancar a ilusionarse con el ascenso ya que el acumulado decretaba el 2-0. 5 más tarde, Nicolás Miracco casi descuenta con un tiro directo al palo.

Ya para el complemento, a los 2 minutos, un error en un tiro libre donde Gonzalo Bazán se trastabilló y Rodríguez picó velozmente con la pelota por el sector derecho hasta que Claudio Bieler se desmarcó para empujarla y empezar a poner cifras finales del choque. Y para coronar una goleada, nuevamente Acevedo desde la vía aérea puso el 4-0 aunque el goleador precisaba uno más para decretar su condición de figura de partido y goleador del torneo con 16 goles. El “Taca” Bieler convirtió un golazo para el 5-0 final para el ascenso ya consumado de San Martín para sumarse a Aldosivi como los equipos que jugarán la Superliga 2018-19. Nahuel Estevez y un golazo fue lo único para el conjunto que dirige Iván Delfino.

Estalló de alegría y emoción el público local con el añadido de los fuegos artificiales que además no se olvidó de su máximo rival y vecino Atlético, a quien lo volverá a enfrentar pero en la máxima categoría del fútbol argentino -dos veces por la inclusión de la “fecha de los clásicos”-, algo inédito ya que los registros son de campeonatos nacionales y no de torneos cortos/largos. El “Decano” domina el mismo con 5 triunfos, 4 empates y 2 triunfos del “Santo”. El último juego fue el 18 de octubre de 1981 cuando este último triunfó por 2-1 en el Nacional. Mientras que el último antecedente y reciente fue por la Copa Argentina 2013 cuando el Deca ganó 3-1.

E imaginar que hace 2 años, el conjunto que dirige Rubén Darío Forestello -llegó el 18 de diciembre de 2017 en lugar de Diego Cagna y logró el 2º ascenso como DT, siendo San Martín de San Juan el otro equipo- transitaba por el Torneo Argentino A -había descendido en 2010/11- y conseguía el ascenso a la B Nacional tras el triunfo frente a Unión Aconquija en la final. El campeonato siguiente lo tendría como protagonista aunque perdiendo terreno en las últimas jornadas. Esa regularidad la recuperó para este torneo, donde nunca se despegó de los puestos del reducido y hasta llegando con chances matemáticas para el primer lugar aunque esto no se dio. La lucha y el golpe se dio en el reducido para que después de 9 años San Martín vuelva a ser de Primera División. ¡Bienvenido nuevamente Ciruja!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: