Se cortó la racha

0

River ganó agónicamente en Paraná, frente a Patronato, con un gol en contra de Balboa a los 89’. Lo único rescatable para los dirigidos por Gallardo fue el resultado, ya que el patrón fue superior en juego y en cantidad de situaciones.

River sigue sin encontrar su rumbo, a pocos días de disputar el encuentro con Boca por la Supercopa Argentina, no encuentra el funcionamiento del equipo y, a pesar de rotar los nombres, los jugadores tienen un nivel muy bajo.

En los primeros 15’ del encuentro, el millonario mostró destellos de buen fútbol, con intensidad y juego asociado. La banda derecha (Mayada-Auzqui-Mora), fue por donde más se desarrolló el juego, además de la explosión de Quintero, quien se mostró en el centro de ataque.

Pero luego, el partido se emparejó, y a partir de los 30’ de esta etapa, el juego lo manejó Patronato, quien cortó los circuitos de juego de River. Los locales, comenzaron a complicar la defensa millonaria, en donde se ven las mayores fallas, con Pinola y Casco en un nivel bajo.

River pudo mantener el cero, gracias a un Armani impecable que tuvo varias atajadas claves, convirtiéndose así en la figura del partido. A pesar de tener varias jugadas de peligro, el “patrón” no pudo marcar la diferencia.

El arbitraje de Merlos dejó mucho que desear, equivocándose para ambos conjuntos. Bruno Zuculini tuvo que ser expulsado, luego de una patada de atrás cerca del área rival, además de no sacar amarillas o no pitar varias faltas claras. Dejando en claro una vez más, el mal nivel de la mayoría de los árbitros en los partidos de la Superliga.

Gallardo logró tener más peso en ofensiva, con el ingreso de Nacho Scocco, y un equilibrio en el mediocampo, con el aporte de Nacho Fernández, sumado al cansancio de los jugadores locales.

River se quedó con la victoria en la última pelota de la noche: un centro de un tiro de esquina ejecutado por Mora, un par de rebotes, el remate de Nacho Fernández que entre Balboa y Bértoli terminan convirtiendo el único tanto del partido, a los 89’.

Así, el conjunto de Gallardo logra cortar la racha y ganar por primera vez en Paraná, y conseguir una victoria de visitante luego de 8 partidos. Lejos de conformarse con esto, debe mejorar mucho, teniendo en cuenta que el superclásico está a la vuelta de la esquina…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: