Se sentencia culpable a Gonzalo Higuain

Se repite la misma foto, esa imagen que tiene paisajes distintos pero un mismo protagonista, el delantero Gonzalo Higuaín.

Se repite la misma foto, esa imagen que tiene paisajes distintos pero un mismo protagonista, el delantero Gonzalo Higuaín. En las últimas tres finales fue partícipe de jugadas determinantes para el seleccionado argentino y por alguna u otra razón en ninguna pudo convertir. Como si a la hora de definir, cerrase los ojos y que el destino decida donde tiene que ir la pelota. Esa sensación es la que refleja el delantero surgido de River Plate.

La primera foto aparece en la final de la Copa del Mundo ante Alemania,  con el partido igualado en cero, un pase erróneo del conjunto alemán dejaba mano a mano a Higuain ante Neuer. El delantero frente al arco pateaba con su pierna derecha la pelota y se iba al costado del palo derecho. Esta imagen quedaba guardada en la memoria de todos los argentinos, los cuales hoy se siguen lamentando de esa desafortunada jugada.

En la segunda oportunidad, el fotógrafo se subía al avión para llegar a Chile, el destino en donde se disputaba la Copa América. El ganador de esta competencia estaba entre los países vecinos, Chile y Argentina. La foto de esta competencia estuvo compuesta por Lavezzi, quien fue el autor de la asistencia y por Higuaín, el cual aparecía segundos más tarde y  erraba el gol que hubiese llevado a Argentina a levantar la Copa. Otra vez el mismo episodio.

Nuevamente el reportero gráfico viajaba con destino a Estados Unidos, donde se disputaba la Copa América 2016, a un año de la trágica final de Argentina. El conjunto de Martino, luego de una desatención del conjunto chileno iba a tener la más clara, y otra vez reaparecía Gonzalo Higuaín, el protagonista de las dos fotos que quedaron en la memoria de toda la Argentina. El atacante quedaba cara a cara con Bravo e intentaba pasarlo para empujarla solo y así convertir, pero no, el delantero tomo nuevamente una decisión equivocada, definía por arriba del arquero y la pelota se iba cerca del palo derecho. La tercera no fue la vencida.

Tres fotos, un mismo protagonista. El delantero del Napoli, desperdiciaba tres chances de gol que hubiesen colaborado para que el seleccionado argentino sea campeón  de tres competencias en 6 años. Al jugador Gonzalo Higuaín, delantero de los goles menos importantes y el autor material de que hoy Argentina se esté por quedar sin el mejor jugador del mundo Lionel Messi, se lo sentencia culpable.

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Seguinos!

A %d blogueros les gusta esto: