ACTC

Se vienen los 1000KM de Buenos Aires

El Turismo Carretera está de fiesta y en el día de mañana se disputará una de las carreras más largas de la competencia en el Autódromo Juan y Oscar Gálvez de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Arrancará 10:15 y será transmitido por la TV Pública.

1000 kilómetros son los que realizarán los pilotos en conmemoración a los 80 años de la fundación de la categoría dentro del automovilismo argentino. La carrera a disputarse en el día de mañana será la 8º en lo que va del año y sumará puntos para el vigente campeonato que lo tiene a Josito Di Palma líder con 178,5 por sobre los 172 de Facundo Ardusso. Sin embargo, los 45 corredores de la temporada 2017 podrán contar con invitados y suplentes para la misma, lo que provocará ver una pareja doble o triple que compita mañana

Definidos los binomios y trinomios

La actividad del día domingo comenzará a las 10:15 de la mañana y contará con la presencia de pilotos destacados pero que no serán partícipes de los 1000 kilómetros. Además de ellos, el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, concurrirá a la misma y presenciará la largada, mientras que el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, agitará la clásica bandera de cuadro al finalizar la misma. Se estipula que la duración será de 5 horas o 178 vueltas en donde veremos que los coches ingresarán a boxes tanto para el cambio de pilotos como el de combustible (se cree que cada 27 o 30 vueltas deben ingresar) o neumáticos (cada equipos poseerá 3 juegos de gomas para la prueba). Además, se espera una concurrencia de entre 45 o 50 mil espectadores, a mencionar que las entradas generales se decidieron vender de forma gratuita, con lo que se recomienda llegar para antes de las 9 de la mañana.

El circuito Nº12 del Gálvez será utilizado y el cual posee a Christian Ledesma como el más vencedor (tomando a los que compiten actualmente) con siete triunfos, siendo el último el 21 de julio de 2013Para la largada de la misma, no se realizará como todos conocemos en ésa hilera de 2 por fila; sino que para esta ocasión se armarán las filas 3×2, algo que no ocurría desde la carrera disputada en el semipermanente de Las Flores en 1986.

El orden de largada será por cómo finalizaron en el año pasado, siendo Guillermo Ortelli, Matías Rossi y Juan Manuel Silva quienes integren la primera fila de 3 coches. Mariano Werner lo hará desde la última colocación debido a la dura sanción recibida en la última fecha donde provocó un incidente que luego dejó sin chances por el título a Matías Rossi y la posterior 7º conquista de Ortelli. Para tener en cuenta al telespectador: Los autos tendrán una luz de led que cambia de color según el piloto que esté arriba del mismo. El verde indicará que conduce el titular. El azul será para el Invitado 1 y el rojo para el Invitado 2 o el Suplente.

La puntuación para la misma ha sido modificada. El ganador obtendrá 90 puntos para el campeonato; el segundo, con 85; y el tercero, con 80. Luego, el cuarto ubicado se llevará 75 unidades y el quinto, 72. Del 6º al 30º, el puntaje irá bajando de a dos. Del 31º al 40º, se quedaran con 18 puntos, y del 41º al 50º, con 15.

80 veces TC

El Turismo Carretera cumple un nuevo aniversario de su historia y será celebrado a lo grande: Una carrera de 1000 kilómetros a disputarse en el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires, hecho inédito en la categoría.

La entidad madre del automovilismo argentino celebra sus 80 años de vida. Pilotos, modelos de coches, tipos de autos, dirigentes, estilos de circuito o ruta y muchos elementos vitales que componen al Turismo Carretera están y estuvieron presentes en cada año de la competición. Desde aquel 5 de agosto de 1937, donde el ex presidente de la República Argentina, Agustín Pedro Justo, agitó la bandera de comienzo del Gran Premio de Argentina que inició en Buenos Aires y que atravesó Rosario, Santa Fe, Paraná, Corrientes, Resistencia, Santiago del Estero, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Mendoza, Santa Rosa (LP), Bahía Blanca y tuvo su final en La Plata (con un recorrido total de 6.894 kilómetros que fue colocado en el libro de Record Guiness) se dio inicio a una competencia que duró 10 días siendo Ángel Lo Valvo el vencedor el 15 de agosto.

En aquel entonces, el Automóvil Club Argentino (ACA) fue la entidad ideóloga de que el TC se instale para quedarse en el país. La función del ACA era la de fiscalizar y organizar cada prueba de la categoría. Para ello, se destinó a la Comisión Argentina Del Automovilismo Deportivo (CADAD). Una relación estrecha hasta 1979, donde los conflictos y discusiones entre ambos no cesaban, por lo tanto, la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC)  tomaría las riendas en cuanto la fiscalización además de la organización de cada carrera como hace en el día de hoy.

Una competencia que destaca claramente por la participación de varios coches. En un principio, sólo Ford y Chevrolet estaban presentes en cada año brindando una rivalidad que sigue vigente y que ha sido transmitido de generación en generación. El “Óvalo Azul” domina en cantidad de títulos a la “Chevy” con 42 sobre 19. Luego se gestó la aparición de Torino (5) y Dodge (10) por los años 60, marcas que tuvieron ciertos momentos de auge pero que, a lo largo de la historia, le ha tocado ver triunfar a las otras dos mencionadas anteriormente en muchas ocasiones. Además de marcas, hay que hacer mención de la evolución del coche en sí: Los coupé abrieron la etapa hasta los 60’ donde los Sport Prototipos llegaban para innovar a la competencia que incluso surgieron otras 3 competiciones, por los años 70, donde también aparecían los autos de serie, coches que hasta el día de hoy siguen siendo utilizados para cada carrera de la temporada.

Un TC que no sería posible, como cada carrera, sin el desarrollo de un camino o circuito para cumplir con cada etapa. Acá viene una de las partes notables del automovilismo y que ha sido la apertura del juego a las ciudades del interior. Muchos de los pueblos de la Provincia de Buenos Aires (Las Flores, Tandil, Balcarce, Necochea, Mar del Plata, Lobería, Junín, Santa Teresita entre tantos otros) han sido sedes de alguna prueba de la temporada del TC; algo que también provocaría que muchos pilotos de lugares que poca trascendencia tienen participen de la misma y hasta incluso ganando campeonatos. La etapa de ruta o los circuitos semipermanentes hicieron historia hasta el año 1997, donde se puso fin para consolidar los proyectos de autódromos que en hoy en día vemos.

Los pilotos son los protagonistas finales del TC, el primer campeón fue Eduardo Pedrazzini con un Ford V8; Juan Manuel Fangio fue el primero en festejar por duplicado consecutivo (1940-41) además de dar inicio en galardones a la marca Chevrolet, la 2º Guerra Mundial ocasionó seis años de ausencia. Luego vino la etapa de los hermanos Oscar y Juan Gálvez donde la sumatoria de títulos llegaron a un total de 13 en 14 campeonatos (1947-1961), sólo Rodolfo de Álzaga cortó la racha en 1959, de ésas 13 coronas, 9 se fueron para Juan quien es el máximo conquistador hasta hoy y las 4 restantes para Oscar. Dante Emiliozzi siguió con sus penta campeonatos consecutivos hasta 1965. El Torino tuvo su única parte gloriosa desde 1967 hasta 1970 donde cosecharon 5 títulos con Eduardo Copello y Luis Rubén Di Palma como los abanderados y que serían los últimos hasta ahora.

Héctor Luis Gradassi (4) y Juan María Traverso dominaron los 70’ con sus Ford Falcon y en los 80’ sería el momento de los Dodge, donde Roberto Mouras (4 títulos), Antonio Aventín (1), Oscar Angeletti (1) y Oscar Castellano (2 con Dodge) harían que la compañía estadounidense escriba sus primeras páginas. Ya para los 90, Ford y Chevrolet se repartieron coronas donde conoceríamos la imagen de un joven Guillermo Ortelli en 1998 y donde también reafirmará su condición de campeón Traverso pero con Chevrolet y en tres ocasiones seguidas. El “Flaco” es el primer y hasta ahora, único piloto en adjudicarse títulos manejando los coches que mayor rivalidad poseen. Ya para la actualidad, fue Ortelli quien hizo ampliar su estantería de premios llevándose 6 campeonatos más (contando el del año pasado) dejándolo como el 2º máximo ganador por detrás de Juan Gálvez; Norberto Fontana consagraría al Dodge Cherokee por última vez en 2006 y Omar “Gurí” Martínez sería el último quien le haya brindado alegrías a Ford (2015) además de ser el campeón de mayor edad (49).

El lado “B” del automovilismo lo tiene las temibles consecuencias que puede abarcar el manejo de un coche a altas velocidades. La muerte es algo que chocó en la historia de cada competencia mundial, no es novedoso para lo que es el ámbito argentino, pero aún así se intenta que la seguridad en pista y del conductor esté presente. Parte de las razones del fin de los circuitos semipermanentes son causa de éstos, Roberto Mouras fue el último en sufrirlo en la vuelta de Lobos de 1992. Se registró un total de 23 pilotos fallecidos con 3 acompañantes de ellos. La última tragedia fue la de Guido Falaschi el 11 noviembre de 2011 en el Autódromo de Balcarce que desde ahí no se volvió a utilizar para ninguna competencia argentina. Los acompañantes o copilotos dejaron de formar parte desde 2007 en aquel accidente múltiple de Comodoro Rivadavia.

Por último hay que hacer valoración de lo que es participación de aquellos competidores que comparten parentescos con otros dentro del Turismo Carretera. Los hermanos Gálvez, la extensa familia Di Palma (Luis Rubén padre, Marcos, Patricio, José Luis que ahora posee a su hijo Josito en competencia) De Benedictis (padre e hijo), Oscar y Jonatan Castellano (padre e hijo), Oscar y Diego Aventín (padre e hijo ambos campeones), Vicente y Leonel Pernía son de los tantos ejemplos de una pasión Argentina que se encuentra por detrás del fútbol y que durante 80 y esperemos que muchos más años por delante seguirá transmitiendo como siempre lo ha realizado en cada mediodía de domingo de carrera.

¡Felices 80 años Turismo Carretera!

Un faltazo especial

Si bien ya se sabía la suspensión que le aplicarían al Guri Martínez, antes de que se realizarán los 500km de Olavarría la cual decidió apelar,  por la tarde el Tribunal raatificó la penalidad: serán cuatro fechas de suspensión y una multa de 200 mil pesos, los cuales serán destinados a Fundación Favaloro, Ex Casa Cuna, Hospital Pedro de Elizalde, Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y Hospital Garrahan.

El ídolo de Ford podrá volver a la categoría en Rafaela, carrera en la que se premiará al ganador con un millón de pesos y se dará por finalizada la etapa regular. No obstante, será un falta importante en Termas de Río Hondo. La nueva disputa de la máxima del país contará con una doble final, tanto para el TC (40 inscriptos) como para el TC Pista (29 inscriptos).

Habrán dos entrenamientos para las dos y las finales se disputarán: TCP sábado 14.10 hs y domingo 11.50 hs, ambas a 15 vueltas o 30 minutos. Las del TC serán el sábado a las 15 hs y el domingo a las 13 hs, cada una a 20 vueltas o 40 minutos. La primera final se realizará en el circuito utilizado por el Moto GP, mientras que la segunda será sobre el trazado viejo -en el 2013 fue la última vez que se usó-.

Matías Rossi irá en busquéda de su tercera victoria en el año e intentará mantener la punta del campeonato, el cual lidera con 168 puntos. Detrás suyo se ubican: Mauricio Lambiris con 166 unidades, Guillermo Ortelli con 162, Juan Pablo Gianini con 147 y Juan Manuel Silva cierra los cinco primeros del torneo con un total de 143.

Traverso y un retiro a pura gloria

«Si además de la renuncia de la Comisión Asesora y Fiscalizadora de la ACTC (CAF), se toman un par de medidas más, las cosas pueden variar y podría continuar mi carrera en el TC», recordó el piloto de Ford, Juan María Traverso, en aquella charla previa al anuncio de su retiro de las pistas. Esas palabras fueron las que le manifestó furioso a Diego Aventín, hijo del ex presidente de la Asociación Corredores Turismo Carretera, tras lograr el campeonato de TC de 1999 y el sexto en su carrera.
Y es que el “Flaco”, hace memoria pasados ya 14 años de ese merecido título obtenido que estuvo marcado de polémicas, y afirma que no era lo que él realmente deseaba, dejar de lado su pasión por las carreras. Juan María solo exigía credibilidad por parte de la ACTC a la hora de tomar decisiones, ya que estaba cansado de todo lo que pasaba tanto dentro como fuera del circuito.
Las polémicas comenzaron en la fecha 15 del Turismo Carretera en Balcarce, cuando la carrera terminó una vuelta antes de lo previsto a causa de la invasión de los aficionados. Casualmente esto sucedió en el mismo momento en el que el Falcon conducido por su escolta en el campeonato y compañero de equipo, Omar “Gurí” Martínez, padecía una falla en el motor y no podía culminar las 21 vueltas. Traverso se sentía campeón, pero ese ingreso a las pistas del público hizo que se le diera la victoria al «Gurí», por lo que el “Flaco” y su mítico auto violeta debían esperar otra fecha para gritar campeón por sexta ocasión.
Ahora la diferencia entre ambos competidores era de 27.50 puntos con tan solo 50 en juego. Llegaba el turno de correr en el Autódromo de Trelew, donde sucedería algo aún más insólito que en la carrera del fin de semana anterior.
Se lo sancionó a Martínez, quien había llegado segundo en la final, por cambiar la trompa de su Falcon en la grilla de partida en el instante previo a la segunda serie. El piloto de Ramallo, que había finalizado duodécimo en la serie decisiva, era finalmente el campeón.
Y surgió un nuevo pero. Misteriosamente, el martes posterior a la carrera en la reunión de comisión directiva de la ACTC y por una moción del por entonces presidente Juan Carlos Deambrosi, se reabrió el caso y fue reclasificado el “Gurí” Martínez, por lo tanto la definición se extendió a la carrera de Buenos Aires.
«Generalmente siempre ocurren estas desprolijidades en la ACTC; recuerdo que nos llamaron a una conferencia de prensa los miembros de la CAF y explicaron que el procedimiento de sanción no había sido el correcto», explica Marcelo Mercado, periodista y relator de Carburando.
A todo esto, el “Flaco” ya había desatado sus festejos en la ciudad fierrera de Chubut, y cuando se enteró de esta vuelta atrás por parte de la Comisión Asesora y Fiscalizadora de la ACTC no lo podía creer. «Yo ya había ganado lealmente en Trelew, era más que claro que me estaban cagando».
Era el 14 de noviembre y Traverso llegaba a Bueno Aires con el traje de campeón puesto sin importarle lo que dijese la máxima autoridad. Se corría la fecha 16 en el Autódromo Oscar Alfredo Gálvez y el piloto de Ramallo temía una nueva polémica. Pero no iba a haber lugar a ninguna sospecha. Todo se definió en la segunda vuelta cuando el motor del “Gurí” explotó, por lo que el piloto nacido en Paraná no podía continuar.
En ese instante explotó también pero de alegría el equipo de Ford, ya que contra vientos y mareas y a pesar de decisiones más que cuestionables, el “Flaco”, como lo apodaban sus amigos, era por sexta vez hacedor de un nuevo título en Turismo Carretera.
Estas polémicas que podrían haberse evitado dañaron mucho el futuro del automovilismo nacional. Las consecuencias fueron la casi renuncia de Juan Carlos Deambrosi, por ese entonces presidente de la ACTC, al año siguiente de consumado el hecho y el ya mencionado retiro del “Flaco” Traverso en plena conferencia de prensa post definición.
Pero la mayor pérdida se debió a que esa fue la última carrera de Traverso con mecánica de Jorge Pedersoli, aquel mecánico que lograra en 1968 su primer campeonato con el legendario Trueno Naranja de Carlos Pairetti, y se puso fin a una dupla explosiva y exitosa ganadora de tres títulos en el TC.
El mundo del automovilismo sabía que Traverso volvería, ya que no era ese el final que uno de los mejores pilotos de la historia y el segundo piloto con mayor número de títulos del TC sólo por detrás de los nueve logros conseguidos por Juan Gálvez, merecía. Y así sucedió en 2005 aunque con menos éxito. Los resultados no fueron lo esperado por lo que los sponsors decidieron quitarle el apoyo.
El “Gurí” Martínez debió conformarse con el subcampeonato, algo que lograría en tres ocasiones consecutivas. Con 16 títulos al mando de su inolvidable auto violeta el «Flaco» es considerado por Ernesto “Tito” Bessone como «un referente, pero un ser muy calentón».
En aquella conferencia, tras lograr el campeonato en el Autódromo Oscar Alfredo Gálvez, Juan María exponía su enojo para con la Asociación Corredores Turismo Carretera. «Yo digo lo que pienso, aunque crean que a veces peco de soberbio», explica Traverso, ya con el paso de los años. Al piloto de Ramallo no le tembló el pulso a la hora de decirle adiós a esa pasión que desde chico dedicó su vida.
Hoy, ya más relajado y disfrutando de su familia, el ex piloto de Torino, Ford y Chevrolet manifiesta que su única intención a la hora de alejarse de las pistas era la de demostrarle al por entonces presidente de la ACTC, Deambrosi, que el automovilismo de nuestro país necesitaba un cambio radical a base de mayor transparencia, algo que hasta el día de hoy Traverso sigue esperando.

error

Seguinos!