BRAÑA

Estudiantes superó a River en Quilmes

El equipo platense venció al Millonario por la mínima diferencia. Gastón Fernández marco el tanto con colaboración de Ignacio Fernández tras un rebote infortuno. Este triunfo vuelve a ubicar al León en la tabla general. El conjunto de Gallardo desiste de acortar distancias hacia los puestos de privilegio y ya piensa en la final de copa.

 

En el lapso de la primera mitad, Estudiantes asimilaba sus virtudes en ataque a minutos del inicio mediante la incursión como conductor de Gastón Fernández y el desenvolvimiento de Lucas Rodríguez en zonas aledañas al área de River. Con ciertos contratiempos, el conjunto platense mostraba otro ritmo del rival, pero ese andar fue alternando por la presencia que supo disponer el equipo de Marcelo Gallardo en la media cancha.

De esa obtención, el Millonario fue administrando con capacidad el esférico y Gonzalo Martínez junto a Ignacio Fernández, complementaron criterios de complementar la accesibilidad hacia Lucas Pratto y el juvenil Álvarez, quien ingresó con certezas por Ignacio Scocco. Frente al balance de la visita, el Pincha debió recurrir a una presión férrea, que en diferentes tramos, produjo una seguidilla de amonestaciones. Si bien el juego de River no predominaba por completo, los avances del equipo iban desplazando el factor defensivo del local.

Sobre el desenlace, Mariano Andujar tuvo que evitar dos intervenciones de Martínez y estuvo al filo del ocaso tras una asistencia para definir a Pratto que ante el achique del arquero no pudo definir lo que era la paridad del Millonario, previo al entretiempo.

 

La etapa complementaria contempló las aspiraciones de Estudiantes luego de que Fernández ejecute un tiro libre y Nacho Fernández en complicidad, deje a contrapié a Germán Lux y ceda el 1 a 0 del Pincha.

A cinco del reinicio, las dificultades se volvían severas para el local, que empezó a reconstruir su funcionamiento e impedirle al Millonario mantener el control de pelota. Reforzando la línea defensiva y de medios, el conjunto de Leandro Benítez logró evidenciar su permanencia en el resultado y el desarrollo del encuentro.

No obstante, River vaticinó los minutos restantes con la inserción de Juan Quinteros, que en algunas circunstancias, simplificó deficiencias al momento de atacar. El colombiano, ubico en reiteradas ocasiones a Álvarez, que merodeando el arco rival, pronosticaba una alternativa certera de concretar posibilidades. Proporcionada la posesión, el Pincha se decidió a repletar su faceta en defensa y con contratiempos, el Millonario generó una oportunidad a instantes de culminar el partido mediante un tiro eficaz de Álvarez que Andújar despejó con ambos puños.

El ritmo era irreversible y la visita continuaba insistiendo por los extremos. Sin altercados, Estudiantes ratificó su rigidez en defensa y consiguió el segundo triunfo al hilo, alcanzando las catorce unidades. River, desperdicio la posibilidad de descontarle a Racing y ya se enfoca en la libertadores.

 

 

San Lorenzo redime su vigencia en Copa Argentina

En el lapso del primer tiempo, ambos equipos debieron acudir a sus respectivas falencias para fortalecer la rápida inserción en el transcurso de juego. En esa cuestión, Estudiantes tuvo ciertas asociaciones ofensivas que lo fueron llevando hacia el arco rival, no obstante, San Lorenzo evidenció esa alternativa del rival y con firmeza en el aspecto defensivo, pudo ampliar las perspectivas en el ataque con la trascendencia de Pablo Mouche y Rubén Botta, que en algunos pasajes del primer capítulo, sostuvieron la claridad en los últimos metros.

En un desarrollo férreo y comando por las imprecisiones, el Ciclón acudió a la perseverancia de controlar la pelota en campo rival, y tras intentar la creación de oportunidades, el equipo aisló al Pincha de su arco para comenzar a enmendar el contacto con los delanteros, y así, afianzarse de cara al desenlace de la etapa inicial.

Finalizando los minutos restantes, el equipo de Leandro Benítez iba a tener una posibilidad neta de marcar, luego de un córner certero que Pablo Lugüercio capitalizo, pero Nicolás Navarro le ahogó el grito de gol al delantero con una atajada sobre el vértice derecho.

De a momentos, el cierre podía dar efecto para cualquiera de los dos, sin embargo a los cuarenta y dos minutos, Adolfo Gaich comando una individualidad ante los centrales del Pincha y al enfrentarse con Mariano Andújar, Rodrigo Braña lo desestabilizó sobre el talón, provocando un penal que Fernando Espinoza no dudó en asignar. En carrera recta, Mouche se encaminó al balón y con un tiro rasante venció la intención del arquero para adelantar al Ciclón en el camino al descanso.

 

La parte complementaria arrancó con una idea concisa de Estudiantes, que acumulando jugadores en campo rival y manejando el balón con determinación, dejó en vilo el resultado parcial. Mediante la participación de sus volantes y la prevalencia de Braña en el mediocampo, el juego transcurría en una sola mitad, y a los once minutos, Fernando Zuqui elevó un tiro libre que Fernando Campi direcciono y Facundo Sánchez concreto en la línea final para emparejar el encuentro.

El temperamento del Pincha parecía darle al partido un envión favorable en todo sentido. El Ciclón se veía poco colectivo y desairado por la igualdad que hasta ese instante no se vaticinaba entre las probabilidades. A favor del conjunto azulgrana, la permanencia del rival con el balón fue escaso y el ingreso esperado de Fernando Belluschi sintetizó la concreción en ofensiva del equipo de Biaggio.

Con la complicidad de Botta, el volante que regresaba de una lesión duradera, ratificó su perspectiva de cara al arco contrario y en algunas jugadas, pudo simplificarles a los delanteros la posibilidad de incidir en la firmeza que venían retomando los defensores centrales del Pincha.

El ida y vuelta abrió una alternativa opuesta a lo planteado por Estudiantes y en ese marco, San Lorenzo sacó a relucir la lucidez de sus futbolistas más desequilibrantes. Sobre los treinta y cinco minutos, una acción a favor en cuestiones numéricas, dejó a Belluschi con la defensa en retroceso y el volante habilitó con espacio a Reniero, que en tiempo y forma, efectuó su tiro al vértice izquierdo de Andújar con el que el Ciclón pasaba a ganar el partido. En pocos pasos, el azulgrana encaminaba un triunfo que se iba a sentencia a dos minutos de la ventaja parcial, luego de que Botta le otorgue a Gaich un margen de anotar y el joven envista a Fernando Campi y con criterio, defina el compromiso.

A los minutos restantes, solo le quedaron las intenciones por todos los medios del Pincha, que no fueron intensivas para un San Lorenzo que pasa a cuartos de final y ya piense en Temperley.

Gremio eliminó a Estudiantes por la pena máxima

Tras conseguir un 2 a 1 agónico en los noventa minutos, la serie se dirimió en los penales y allí, el equipo de Porto Alegre logró eficacia ante el error de Campi que le permite al conjunto brasileño pasar a cuartos y medirse ante Atlético Tucumán. Everton abrió el marcador, Titi Rodríguez le dio esperanzas al Pincha pero a segundos del final, Alisson mantuvo la vigencia del Tricolor.

Los cuarenta y cinco minutos principales sintetizaron dos caras opuestas. Gremio, como de costumbre, apaciguó el balón de un extremo al otro. Con ciertas descoordinaciones, el equipo de Renato acertó sus intenciones a seis minutos del comienzo luego de una asistencia magnifica de Jael que Everton acompañó para dejar sin reacción a Mariano Andújar con un delicioso cacheteado cruzado para encaminar momentáneamente la revancha.

La lógica marcaba mucha diferencia en el juego pero a dos minutos de la apertura, Lucas Rodríguez presionó a Pedro Geromel a metros del arco y al recuperar el esférico se dirigió hacia la valla de Marcelo Grohe y sentenció la igualdad que ponía al Pincha con ventaja parcial en la serie.

De un lapso a otro lo planteado por el equipo brasileño se modificó y la decisión de Estudiantes en respetar el sistema defensivo hizo que el local se vea obligado a hilar fino en cada avance sobre los extremos.

Complementando intenciones, el campeón vigente supo inquietar la faceta defensiva rival y a poco de culminar la parte inicial, Andújar debió asistir a sus compañeros en un córner que pudo terminar en tanto de Gremio pero el arquero evitó la diferencia previa al descanso.

Del mismo modo transcurrio gran parte del complemento, ya que el local asimiló el control de pelota y Estudiantes afianzó la línea defensvia y de medios. Complementando su objetivo el conjunto de Leandro Benítez fue interfiriendo en el funcionamiento del rival, que en solo dos ocasiones se vio frente a la oposición de Andújar, donde el arquero demostró la jerarquía en situaciones de suma adversidad.

Escasas eran las posibilidades de que el gol de Gremio llegue. Sin embargo, en tiempo de descuento, Facundo Sánchez puso en vilo el triunfo. Luan ejecutó un centro a medida y Alisson conectó el esférico con un cabezazo que superó toda oposición y llevó las acciones a la definición por penales.

 

En la mitad de la tanda, Gastón Campi malogró su oportunidad y Andre definió el pase de Gremio a cuartos de final, donde enfrentará a Atlético Tucumán. La ida será en Tucumán y la vuelta en Porto Alegre.

Estudiantes rescató un punto de la altura y espera a Nacional

Sobre 3366 metros de altura el conjunto de Lucas Bernardi asimiló sus virtudes para mantener la posibilidad de clasificar a octavos ante el equipo uruguayo, quien en unas horas puede quedarse con el segundo puesto o prolongar una definición atrapante en la sexta fecha cuando visite La Plata.

En la primera parte, Real Garcilaso tomó el control de la pelota para concentrar su juego en campo rival en busca de alternar el orden que Estudiantes impuso desde el comienzo. La poca determinación en los metros finales y la toma de decisiones incorrectas le permitió al Pincha adelantar sus líneas y encontrar una alternativa de distribuir el balón en sus delanteros que colaboraron en el andar del equipo con el factor altura en cada jugada.

Desarrollándose el tramo culminante del tiempo inicial la visita contrarrestó las intenciones del rival en los envíos aéreos y mediante el desenvolvimiento de Juan Otero junto a Lucas Rodríguez, las salidas de contragolpe llevaron al equipo de Lucas Bernardi a acercarse al arco contrario.

A la media hora el colombiano Otero controló la pelota en largo e ingresando al área realizó un tiro que exigió la atajada de Luis Ortiz sobre el vértice derecho. En continuidad al saque de esquina, Jonathan Schunke se desmarcó y ejecutó un cabezazo que pasó cerca del palo izquierdo. La escaza producción se asentaba en el encuentro y algunas maniobras en jugadas ajenas al desarrollo era la vía por donde ambos conjuntos podían impartir justicia. El visitante finalizaba los 45 minutos con un envión favorable al del arranque mientras que el local evidenció las  imperfecciones en sectores claves del campo de juego.

La segunda parte tuvo al local en sintonía pero el correr de los minutos posicionó a Estudiantes en la cancha. El conjunto Platense ocupó espacios que antes no había sabido recorrer y la colectividad de sus jugadores hizo que lo dificultado se transforme en recurrente pensando en el desgaste físico que pudo significar la sobre exigencia en condiciones anormales.

Este panorama abrió una nueva manera de conllevar el trascurso decisivo al Pincha que en el desenlace elaboró algunas aproximaciones concisas a la apertura del marcador. Cerca del último cuarto de hora Titi Rodriguez utilizo su técnica hacia el arco y su tiro a media altura puso a prueba a Ortiz.

El Real padecía sus manejos en zonas aledañas del campo contrario y las réplicas empezaron a ser el mayor requerimiento de Estudiantes en relación al factor físico y los limites definidos de su entrenador. Apenas quedaron alguna intención individual de la visita que igualó, se ubica tercero con 5 puntos y tendrá que seguir el resultado de Nacional (5) vs Santos (9).

Si el Bolso vence al club brasileño, el equipo de Bernardi tiene que ganarle en La Plata por la diferencia definida en el cierre de la fecha 5. Por su parte, Garcilaso también llegó a las cinco unidades pero enfrentará al líder en Brasil.

Estudiantes defiende la cima ante Central

En el choque más atractivo de la sexta jornada, Estudiantes tendrá una dura parada este sábado desde las 18 horas al recibir a Rosario Central con el objetivo de mantenerse en lo más alto de la tabla.

Eduardo Coudet ya confirmó el equipo que irá al Estadio Único de La Plata en busca de un triunfo que lo acerque al lote de los arriba y así evitar que el Pincha se despegue aún más en la lucha por el campeonato. Nelson Vivas también tiene una idea de los once que enfrentarán al Canalla aunque no lo haya confirmado oficialmente.

Vivas probó el equipo que tendrá la dura tarea de no perder la cima del torneo en el cual habrá tres cambios. Israel Damonte volverá a ser titular luego de recuperarse de una lesión en su pierna derecha, en lugar de Rodrigo Braña, quien arrastra una pubialgia. Además, el técnico de Estudiantes hará otras dos modificaciones. Matias Aguirregaray ocupará la posición de Lucas Diarte, y Lucas Rodríguez ingresará por Augusto Solari.

Los titulares que formó el ex entrenador de Quilmes son; Mariano Andujar en el arco; una defensa conformada por Facundo Sánchez, Jonatha Shunke, Leandro Desábato y Aguirregaray; en la mitad de la cancha estarán Damonte, Santiago Ascacíbar, Juan Ignacio Cavallaro y Rodríguez, los dos delanteros serán Carlos Auzqui y Lucas Viatri.

Chacho Coudet si confirmó los once que intentarán achicar la diferencia con Estudiantes para no quedar fuera de la lucha por el titulo. Además un triunfo ante el Pincha que lo deje cerca de la punta, puede ser un envión anímico para la próxima fecha cuando reciban a Newell’s por el clásico rosarino.

Rosario Central irá a la plata con estos jugadores en el equipo titular: Sebastián Sosa; Víctor Salazar, Esteban Burgos, Hernán Menosse, José Luis Fernández; Walter Montoya, Mauricio Martínez, Washington Camacho; Giovani Lo Celso; Fabián Bordagaray y Marco Ruben.

Coudet descarto la posibilidad de que Teofilo Gutiérrez y Christian Villagra sean de la partido. Ambos tienen un lesión en el biceps femoral. El colombiano sufre una tendinitis en esa zona de la pierna derecha, mientras que el defensor arrastra una distensión en ese sector de la pierna izquierda.

El historial entre ambos es bastante parejo. Estudiantes y Central jugaron 144 partidos, con 51 victorias para el Pincha y 50 triunfos para el Canalla, Además, empataron en 43 oportunidades. El último partido entre los dos equipos fue en el Campeonato de Primera División 2015, en el que igualaron 1 a 1.

 

Braña, de vuelta en casa

Rodrigo Braña, con 37 años, tendrá su segundo ciclo en Estudiantes – el primero fue durante las temporadas 2005/2013, ciclo en el que obtuvo los títulos de Campeón del Apertura 2006 y 20010 y la recordada Copa Libertadores 2009. El volante será presentado en el Country de City Bell la semana próxima.

A la llegada del Chapu, quien será uno de los refuerzos claves para las Copas que deberá afrontar el Pincha – Sudamericana y Libertadores del próximo semestre -, vendría de la mano la llegada de Leandro Benítez. El mediocampista estuvo todo el semestre pasado entrenándose con el plantel y su deseo es retirarse con la camiseta Albiroja. Si bien no hubo un anuncio oficial, en los próximos días negociarían su llegada.

 

Belgrano y Quilmes empataron en un entretenido encuentro

El partido comenzó con un Belgrano plantado en el campo visitante, pero sin profundidad a la hora de definir las jugadas de peligro.  Promediando la primera etapa, Quilmes empezó a tener un mayor dominio de la pelota, Braña y Romero sacaron a relucir toda su experiencia y la visita comenzó a controlar el encuentro desde la mitad de la cancha.

En el mejor momento de Quilmes en esa primera etapa llegó inesperadamente el tanto del Celeste. A los 35 minutos, luego de una guapeada de Lema en la mitad del terreno, derivó la pelota en el «Picante» Pereyra que de memoria habilitó a Bieler quien definió de gran manera ante el achique de Dulcich.

En el complemento el equipo del Sur de Buenos Aires llego a la paridad. A los 9′ , luego de una pésima salida de Olave tras un lateral, le quedó la pelota servida a Impereale quien solo tuvo que poner la cabeza ante un arco totalmente vacío.

Poco le duró la alegría al equipo de Grelak, ya que apenas cuatro minutos más tarde nuevamente Bieler le dio la ventaja al Pirata, cumpliendo con la ley del ex por duplicado.

Sin embargo Quilmes no se dio por vencido. Los ingresos de Mansilla y Elizari le dieron al Cervecero mayor velocidad y verticalidad en el ataque. Fue a través del propio Braian Mansilla que llegó el empate para la visita a los 24 minutos del complemento, quien tomó dormida a toda la defensa del equipo de Zielinski y definió ante la salida de Olave.

Los últimos diez minutos de partido fueron de ida y vuelta y pudo haber sido para cualquiera de los dos equipos el triunfo. En la última Bieler tuvo la victoria pero el arquero visitante le tapó su remate de gran manera.

Párrafo aparte merece el pésimo estado del terreno del Estadio Mario Alberto Kempes. A pesar de ésto, los jugadores nos brindaron un emocionante encuentro.

El punto le sentó mejor a Quilmes, mientras que Belgrano está redondeando un torneo muy pobre.

error

Seguinos!