Clásico platense

Fiesta al inicio, aburrimiento en los 90

Gimnasia LP y Estudiantes LP igualaron 0-0 en un monótono clásico platense por la 15º fecha de la Superliga en el Estadio Juan Carmelo Zerillo

Ante un clima festivo con el color blanquiazul del bosque, el clásico de la Ciudad de La Plata reeditó una nueva edición en la tarde soleada de sábado en la que finalmente culminó con una igualdad en 0, algo que por el escenario que se presentaba no debía ocurrir, sin embargo, los 90 minutos no contuvieron alguno con un detalle de atracción para la importancia de tal encuentro y el resultado fue totalmente meritorio.

Un primer tiempo que tuvo mucha demora de juego -incluído el tiempo donde los jugadores pudieron hidratarse además del proyectil que cayó al banco «Pincha» e hizo frenar el encuentro por 2 minutos-, abundaban las infracciones, escaseaba el juego y creación de ambos equipos. Solamente se pueden resaltar los únicos dos remates que se repartieron en ambos lados. Primero, a los 14 minutos, tras el centro de Brahian Alemán, fue Omar Alderete quien bajó la pelota en la llegada al área y de media vuelta sacó un remate que pasó cerca del arco defendido por Mariano Andújar. Por el lado del conjunto dirigido por Lucas Bernardi, el joven Iván Gómez realizó un remate que se desvió en el camino por su compañero Gastón Campi y que se fue cerca.

En el complemento, fue el visitante quien pegó rápido en el saque del mismo cuando Gómez y Lucas Rodríguez se asociaron en una gran pared que neutralizó a la defensa gimnasista aunque finalizó con un tiro desviado de ese último. Más tarde Gastón Giménez puso a prueba al «1» del «Lobo» con un tiro libre al borde del área que bien pudo rechazar el mismo. Luego no se pudo rescatar otro hecho más debido a lo hastiado que se encontraba el juego. Costó ver por momentos tres pases seguidos por parte de los planteles que comandan Bernardi y Facundo Sava. Lo último por resaltar fue la expulsión de uno de los jugadores locales: Alderete llegó tarde y cometió una falta sobre Pablo Lugüercio que le valió la segunda tarjeta amarilla y por ende, la roja.

Estudiantes mantiene la racha de 8 años sin conocer la derrota ante su eterno rival y con la igualdad quedó posicionado 8º con 24 puntos a 10 de Boca, 2 de Unión que va 4º en la pelea por el ingreso a la Copa Libertadores y debe esperar para conocer cual es la diferencia en puntos ante Independiente -5º con 25-, Huracán y Godoy Cruz -ambos con 24-; recibirá a Unión en la próxima fecha el viernes a las 19hs. Mientras que Gimnasia llega por primera vez en la Superliga a tres encuentros sin perder -un triunfo, dos empates- y quedó 19º en las posiciones con 18 unidades a 5 de Colón que ocupa el último lugar de ingreso a la Copa Sudamericana. Justamente el «Sabalero» será su siguiente rival cuando lo visite el próximo lunes desde las 21:15hs.

El clásico de La Plata no fue para nadie

El clásico platense tuvo una nueva edición, con el Juan Carmelo Cerillo como punto de encuentro entre los rivales de toda la vida. La expectativa era mucha en la ciudad, los de Gimnasia morían de ganas de volver a la senda del triunfo, casi tanto como los Pinchas querían arrebatarles los tres puntos en con toda la gente en contra.

El folklore como siempre fue muy lindo y como en cualquier clásico, la expectativa fue alta. Los minutos pasaron lentamente para los que miraban el partido sin la pasión del hincha, fue un partido muy trabado con pocas llegadas y gusto a poco para todos. El encuentro llegó a ser tan engorroso que para el final del primer tiempo solo se habían jugado 18 minutos netos de partido y hubo una falta cada tres minutos, picante.

La cancha pesada no ayudó y dentro de la mediocridad futbolística que se mostró, el Lobo fue mejor en algunas partes del encuentro. Las más claras fueron para el dueño de casa, pero eso no alcanzó para que se quede con los ansiados tres puntos.

Las únicas dos llegadas claras del encuentro fueron detenidas por Mariano Andujar. Primero el arquero le dijo que no a Rinaudo cuando probó de media distancia y después le ahogó el grito a Franco Niell que logró conectar un centro de Walter Bou dentro del área.

Una edición que pasa a la historia y difícilmente sea recordada dentro de unos años. La garra y el amor por los colores estuvieron en todo momento, como desearía cualquier persona vinculada con las instituciones, pero el buen pie brilló por su ausencia.

Andujar: «El empate termina siendo bueno»

En la primera parte le ahogó el grito a Rinaudo. Y en el complemento, volvió a aparecer para negarle el festejo a Niell. Mariano Andujar fue el principal responsable de que el clásico entre Estudiantes y Gimnasia terminara sin goles y en ese contexto no dudó en reconocer: «Nosotros vinimos a buscar los tres puntos, pero viendo cómo se dio el partido, el empate termina siendo bueno».

«No estuvimos cómodos nunca y lo sufrimos un poco. Gimnasia apretó bien y nosotros no estuvimos precisos en algunos pases. Salio un partido trabado, pero así son los clásicos y fue importante no perder», continuó Andujar, haciendo un análisis un poco más profundo de lo que fue el encuentro disputado en el bosque.

Lo cierto es que este empate aleja al Pincha de la pelea por el título, dejándolo a cinco puntos de Lanús, que esta tarde venció a Banfield y llegó a las 31 unidades. «Seguramente, Lanús no se va a caer», se lamentó Andujar y completó diciendo: «Nosotros tenemos que seguir haciendo lo nuestro: ganar la mayor cantidad de partidos de acá al final y terminar lo más arriba posible».

Las dos tapadas claves de Mariano Andujar:

error

Seguinos!