Cleveland

Boston hizo gala de todos sus recursos y enfrentará a los Cavs en las finales del Este

Ante un TD Garden colmado, Boston venció a los Wizards por 115 a 105 y logró el anhelado pasaje a las finales de la Conferencia Este, en donde enfrentará a los Cleveland Cavaliers.

Fue un Juego 7 que al igual que el resto de la serie estuvo reinado por la paridad. A Boston se lo vio con una defensa sólida en los dos primeros cuartos, pero que nada podía hacer ante el elevado porcentaje desde tercera dimensión de los Wizards (50% en triples en la primera mitad).

Los líderes de la Conferencia Este tampoco se quedaban atrás en lo ofensivo, pero a base de un trabajo colectivo a destacar. Con un goleo sumamente repartido y un aporte notable desde la banca, los conducidos por Brad Stevens supieron contrarrestar la elevada efectividad del escolta Bradley Beal (de descollante actuación con 38 puntos) y el joven alero Otto Porter Jr (20), figuras relevantes de su equipo.

Washington supo encontrar una luz de ventaja en el tercer cuarto, pero penó a la hora de defender en la pintura. En esa zona Boston sacó a relucir todo su poderío a través de Al Horford (15), Kelly Olynyk (26) y Marcus Smart (12) para mantenerse siempre en la conversación.

Ya en los últimos doce minutos del juego, la afición se hizo sentir y el local apretó el acelerador. Parcial de 18-2 para ponerse 94-81 arriba. Parecía que el juego se encaminaba a un holgado triunfo en favor de la franquicia de Massachusetts, pero Wall y compañía tenían otros planes.

Markieff Morris afinó la puntería desde la línea de triple cuando más lo necesitaba su equipo, Gortat pudo comenzar a pesar en ofensiva y Beal siguió haciendo lo suyo a gusto y placer. De esa manera, los Wizards redujeron la distancia en el marcador y amenazaron con dar batalla. Pero ni así fue suficiente. Los Celtics estaban encendidos, Olynyk estaba encendido. El Rookie enloqueció a su marcador durante toda la velada, y el final de la acción tendría la misma tónica.

 

Con un Isaiah Thomas que pese a sus 29 unidades no brilló, Boston hizo gala de todos sus recursos, se despachó con 8 de 13 en triples en la segunda mitad y dejó atrás a un rival de exigencia como Washington. Ahora lo espera una dura parada, visitar el Quicken Loans Arena para enfrentarse a un tal LeBron James.

James sentencia a Utah Jazz

De la mano de LeBron James, artífice de un doble doble compuesto por 33 puntos y 1o rebotes, Cleveland Cavaliers le ganó a Utah Jazz 91 a 83 en el Quicken Loans Arena. Kevin Love volvió con 10 unidades y nueve rebotes en el local tras recuperarse de su lesión. Los dirigidos por Tyronn Lue estiraron su récord a 45 triunfos y 22 derrotas y le sacaron una ventaja de dos juegos y medio a su perseguidor Boston Celtics.

El vigente campeón de la NBA se quedó con una victoria ante un rival muy duro y que está cuarto en la Conferencia del Oeste. Los comandados por Quin Snyder dieron batalla durante todo el encuentro, pero la gran noche de James fue incontrolable. Sobre todo en el último cuarto cuando el MVP de la final pasada se cargó a sus compañeros al hombro y marcó 17 de sus 33 unidades.

Además, los Cavaliers contaron con el retorno de uno de su jugadores claves, Kevin Love. El alero volvió después de estar un mes afuera por una lesión en su rodilla. El jugador de 28 años es una pieza clave para Lue y fue fundamental en los 19 minutos que estuvo en cancha. Kriye Irving también tuvo un gran papel en la victoria de su equipo y aportó 21 puntos. Si el trío de lujo de Cleveland se mantiene firme, tienen muchas posibilidades de volver a repetir el título.

Utah está realizando un temporada espectacular, está cuarto en el Oeste con un récord de 43 victorias y 26 derrotas. Es sin duda un rival muy duro para cualquiera y lo demostró anoche ante uno de los principales candidatos. Rudy Gobert es una de sus figuras y frente a los Cavs se lució con 20 puntos, 19 rebotes y dos tapones, aunque no fue suficiente. Gordon Hayward es el otro máximo referente aunque ayer no tuvo su mejor partido. Anotó 13 puntos y tuvo solo el 28% de eficacia en tiros de campo.

Boston dio la sorpresa y se impuso ante Cleveland

El duelo de NBA que enfrentaba al líder y al escolta de la conferencia este, tuvo como vencedor a los Celtics. En un partido parejo y muy cambiante, el conjunto verde dio el batacazo y derrotó al puntero, Cleveland Cavaliers.

Noche de miércoles de NBA, se enfrentaban los dos mejores de la conferencia Este. Por un lado, Cleveland, líder indiscutido con 41 victorias y 17 derrotas. Por el otro, el local y escolta de gran temporada, Boston, con un record de 38-22.

Nada podía fallar, se preveía un espectáculo atractivo y un básquet de alto vuelo. Y los protagonistas no defraudaron. El partido se definió en el último cuarto, y a lo largo del cotejo, hubo 19 igualdades y más de 20 cambios de liderazgo en el marcador.

Con un Isaiah Thomas sobresaliente, anotando 31 puntos, y con grandes aportes de Al Horford y Jae Crowder, los Celtics le jugaron de igual a igual a los Cavaliers durante todo el partido.

En el conjunto visitante, se pudo ver a un LeBron James superlativo, consiguiendo una triple decena de 28 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias, y encontró en Kyrie Irving su socio ideal. El base estrella del equipo anotó 28 puntos y fue de vital importancia para mantener a los Cavs en carrera.

El encuentro fue muy parejo. No hubo diferencias mayores a 9 puntos en favor de ninguno de los dos equipos. Los parciales fueron de 20-26 a favor de Cleveland en el primer cuarto, y 29-24, 25-21 y 29-28 para los Celtics.

Los locales llegaron al último cuarto con una diferencia de 3 puntos, y con un muy buen aporte de Crowder y Horford lograron mantener esa supremacía e imponerse en un marcador final de 103-99.

Finalmente el duelo entre los dos candidatos a protagonizar la final de la conferencia Este, se quedó en manos de los Celtics, que dieron la sorpresa y se acercaron a los Cavaliers.

 

Cleveland se quedó con el título de la NBA

Cleveland Cavaliers hizo historia ayer en el Oracle Arena. Los Cavs se convirtieron en campeones de la NBA por primera vez luego de vencer en el partido definitivo a Golden State Warriors 93 a 89. LeBron James fue el abanderado de esta consagración con 27 puntos y fue electo MVP de las finales debido al papel fundamental que tuvo a partir del juego cinco cuando los dirigidos por Tyronn Lue se salvaron de quedarse con las manos vacías. Kryie Irving, con 26 unidades, fue el héroe de la noche al acertar el triple que sentenció el partido a falta de un minuto y el que genero que la franquicia de Ohio sea la primera en volver de un 3 a 1 en contra en la serie final.

Fue el encuentro más parejo de la serie, en el que el dominio en el marcador estuvo en constante cambio y el cual se definió con dos jugadas. Ambas en el ultimo cuarto y llevadas a cabo por los dos jugadores más determinantes de los Cavaliers a lo largo de la eliminatoria, James, quien terminó con una triple decena completada con 11 rebotes y 11 asistencias, e Irving.

A falta de menos de dos minutos para la finalización y con el partido igualado en 89, The King le aplicó una tapa increíble a Andre Iguodala quien estaba a punto de concretar una bandeja después de un contraataque y que podría haber cambiado la historia de este juego. Luego de obtener esa nueva vida apareció Irving, quien con 55 segundos en el cronometro y una frialdad fuera de lo normal para la situación que se jugaba su equipo le estampo un triple en la cara de Stephen Curry. Ese lanzamiento sentenció el destino del juego, porque lleno de confianza a Cleveland y porque mató cualquier esperanza de Golden State, que no se esperaba semejante cachetazo.

Los Warriors, como a lo largo de toda la serie, no contaron con buenos niveles de Curry y Klay Thomposon. Este aspecto fue determinante para que no consiguieran su segundo anillo de manera consecutiva. El jugador más valioso de la temporada regular solo marco 17 puntos y Thompson 14 unidades. Ambos por debajo del 35% en tiros de campo. El que dio la cara por el equipo en el partido decisivo fue Draymond Green, pero sus 32 puntos, 15 rebotes y nueve asistencias no fueron suficientes.

El triunfo de LeBron James y Cleveland no solo fue un desahogo para él, que volvió para ser campeón, y la franquicia que consiguió su primer campeonato de su historia. Si no que fue un alivio para una ciudad entera que no había sido testigo de un logro deportivo en 50 años.

Irving y James le dan vida a los Cavs

LeBron James y Kryie Irving amargaron la fiesta que tenia preparada el Oracle Arena. Ambas estrellas destrozaron las expectativas de Golden State de liquidar la serie en su casa al marcarles 82 puntos entre los dos, 41 unidades cada uno, en la victoria de Cleveland Cavaliers por 112 a 97 a los Warriors ayer por el quinto juego de las Finales de la NBA. Los dirigidos por Tyronn Lue caen por 3 a 2 en la eliminatoria, pero tienen la posibilidad de igualarla el próximo jueves en el Quicken Loans Arena.

Los Cavs llegaron a Oakland con todas las de perder y volverse con una nueva derrota en una final. El panorama estaba dado para que los comandados por Steve Kerr se pongan su segundo anillo de manera consecutiva, debido a que habian conseguido un importante triunfo en el cuarto encuentro. Pero James e Irving rompieron con todos los pronósticos. Se cargaron la responsibilidad y no bajaron por un momento la intensidad. Ambas estrellas se mantuvieron en el mas alto nivel durante todo el partido.

The King, a parte de sus puntos, capturó 16 rebotes concretando un doble doble. Estuvo muy preciso con sus lanzamientos con un 53% de tiros de campo, acertó 16 de sus 30 intentos, ademas asistió en siete ocasiones. Por su parte, Irving sorprendió con un increíble 71% de efectividad en sus lanzamientos, erró solo siete disparos de 24 que probó, repartió seis asistencias y recuperó dos pelotas.

Para Golden State fue un suplicio lo que tendría que haber sido el festejo de su segundo titulo consecutivo. En ningún fragmento del segundo tiempo pudieron frenar a las bestias de Cleveland, algo que fue letal, y sufrieron la ausencia de Draymond Green, quien fue suspendido por un partido por acumulación de faltas graves. Klay Thompson fue el hombre más destacado de los Warriors con 37 puntos. Stephen Curry marcó 25 unidades pero estuvo muy impreciso con sus lanzamientos, tuvo un 38% en tiros de campo y sólo concreto cinco de sus 15 disparos desde la línea de tres. Andre Iguodala hizo un doble doble con 15 puntos y 11 rebotes.

El sexto partido se llevará a cabo el jueves 16 de junio en el Quicken Loans Arena. En su casa, los Cavaliers buscarán el milagro de llegar al último partido e ilusionarse con poder conseguir el primer titulo de la franquicia. Golden State querrá ponerle fin a la espera y poder conseguir nuevamente el anillo de la NBA.

 

 

Lowry y DeRozan igualaron la serie para los Raptors

El Air Canada Center fue testigo de una noche mágica de DeMar Derozan, 32 puntos, y Kyle Lowry, 35 unidades. Entre ambos se cargaron la conducción de Toronto Raptors para quedarse con el cuarto partido de la Final de la Conferencia del Este frente a Cleveland Cavaliers ayer por 105 a 99. En el conjunto de Canadá, Luis Scola inició en el quinteto titular y disputó 14 minutos pero no anotó ningún tanto.

Los Raptors debieron sufrir más de lo esperado por como se había dado el encuentro. El equipo dirigido por Dweane Casey terminó el primer tiempo 57 a 41 con el dominio completo del juego. Además, en los primeros minutos del tercer cuarto habían llegado a imponerse por una máxima de 19 puntos, sostenido por los rendimientos estelares de sus figuras.

El partido de DeRozan fue increíble. El base tuvo el 61% de efectividad en tiros de campo, con 14 de 23 intentos, capturó tres rebotes y asistió en tres oportunidades. Pero Lowry fue el que acaparó la atención de todos, con un impresionante 70% de aciertos en lanzamientos, 14 de 20, cinco asistencias, cinco rebotes y tres robos. También hubo buenas actuaciones por parte de los internos de Toronto, DeMarre Carroll aportó 11 puntos y Bismack Biyombo, que solo convirtió cinco tantos, estuvo sólido en la pintura para capturar 14 rebotes y fue el artífice de tres tapones, un espectacular a Kevin Love en el tercer parcial.

En Cleveland no fueron suficientes las actuaciones de LeBron James y de Kryie Irving para igualar el juego aunque si hicieron transpirar a los Raptors cuando se pusieron a un solo punto en el último cuarto. «The King» fue el máximo anotador de los Cavaliers con 29 unidades, tuvo el 69% de tiros de campo, nueve rebotes y seis asistencias. El base anotó 26 tantos y habilitó en seis ocasiones.

La Final del Este retomará su curso mañana en el Quicken Loans Arena donde James y compañía recibirán a la franquicia canadiense en busca de un triunfo que los haga ir con ventaja a Toronto. Mientras que Lowry y DeRozan intentarán repetir la buena actuación de ayer y sorprender a Cleveland en su casa y conseguir una victoria que los acerque a una histórica lucha por el anillo.

Una gran noche de James le da la victoria a Cleveland

Los Cavaliers tuvieron en LeBron James, quien fue el líder en puntos del encuentro con 27, la clave de un nuevo triunfo frente a Detroit por 107 a 90 por el segundo juego de la serie de primera ronda de la Conferencia del Este en el Quicken Loans Arena y estiro la ventaja en la eliminatoria. Ahora lideran los de Tyronn Louis por 2 a 0.

El partido fue parejo hasta que Detroit no pudo resistir más los embistes ofensivos de las figuras de Cleveland comandadas por “The King”, esta paridad duro solamente el primer tiempo que termino 55 a 53 en favor de los locales. A partir del tercer cuarto, el partido fue dominado hasta el final por los Cavaliers debido a una excelente actuación de Lebron acompañado por J.R Smith, quien estuvo filoso desde el perímetro – convirtió siete de los 11 triples que intentó -.Otro punto alto de los dirigidos por Louis fue el base y co-estrella Kryie Irving, que se despachó con 22 tantos y fue el segundo máximo anotador del juego.

En los Pistons, el buen desempeño de Adre Drummond, quien terminó con 20 puntos, fue el pilar de la resistencia de su equipo. Detroit será anfitrión de la serie a partir del viernes 22 de abril en el Palacio de Auburn Hills donde tendrá la difícil tarea de detener a uno de los firmes candidatos a llegar a la final de la NBA.

error

Seguinos!