curry

Los Spurs destrozaron a los suplentes de Golden State

San Antonio Spurs, sin Kawhi Leonard, LaMarcus Aldrige, ni Tony Parker liquidó a Golden State Warriors, que le dio descanso a su quinteto titular. Fue 107 a 85 anoche en el AT&T Center. Paty Mills se destacó en los de Gregg Popovich con 21 puntos y cuatro asistencias. Además, Emanuel Ginobili vio acción en el local. En 19 minutos aportó seis unidades, seis asistencias y tres robos.

Con este triunfo, los texanos quedaron a medio juego de la primera posición de la Conferencia Oeste con un récord de 51 victorias y 14 caídas.

No hubo paridad en ningún transcurso del juego por más que los Warriors hayan estado a menos de 10 puntos a mediados del segundo cuarto. Sin Leonard, conmoción cerebral sufrida frente a Oklahoma City,  Aldrige, por una arritmia, y Parker, por descanso, los Spurs siguen teniendo un equipo de lujo y lo demostraron frente a un pobre Golden State.

Los de Oakland tuvieron que afrontar un partido muy difícil sin Stephen Curry, Klay Thompson, Andre Iguodala y Draymond Green por decisión de Steve Kerr. El resultado fue aplastante. Los texanos, que tienen el mejor banco de suplentes de la NBA, los pasaron por encima de la mano de Mills, quien estuvo acertado desde la línea de tres con cinco de siete intentos. Kyle Anderson y Davis Bertans realizaron una gran tarea con 13 unidades cada uno.

Sin Kevin Durant era difícil, pero sin el resto del quinteto inicial es imposible. Steve Kerr decidió darle descanso a sus mejores jugadores luego de esta seguidillas de partidos en los que no se vio la mejor imagen de ellos. Los suplentes no pudieron hacer nada frente a los relevos de San Antonio, que simplemente los borraron de la cancha. Solo Ian Clark y Matt Barnes estuvieron a la altura del encuentro. El base se lució con 36 puntos, mientras que el alero aportó 14 unidades, nueve rebotes y cinco asistencias.

De esta manera los Warriors arrastraron su tercera derrota consecutiva, algo que no ocurria desde 2013. Ahora los de la Bahía dejaron que los Spurs queden a solo medio juego de su primer puesto-52 y 14-, a falta de 17 partidos para que termine la temporada regular. Para Kerr, Curry y compañía no va a ser nada sencillo mantenerse como la mejor franquicia de la NBA.

Curry volvió a brillar y alcanzó un nuevo récord en el triunfo ante los Knicks

Golden State venció por 112 a 105 a los New York Knicks y mantuvo la distancia con San Antonio Spurs, su inmediato perseguidor en el Oeste. Stephen Curry anotó 31 puntos y se convirtió en el décimo jugador con más triples convertidos en la historia de la NBA, dejando atrás a la figura de Chauncey Billups.

Se presagiaba una noche tranquila para Golden State, una velada en la que tanto Stephen Curry como Klay Thompson (29) pudieran lucirse para así amigarse nuevamente con el aro . Ésto sucedió, pero los Knicks no se la hicieron fácil ante un Madison Square Garden colmado que vio a su equipo batallar de igual a igual frente el líder de la Conferencia Oeste.

Si bien los Warriors culminaron los 15 minutos iniciales con una ventaja de 11 puntos y un Thompson con 3 de 4 en intentos de triple, lentamente dicha eficacia se fue apagando. Tal es así que al término de la primera mitad, los conducidos técnicamente por Steve Kerr se irían al descanso abajo por la mínima y con un escaso 36% en tiros de campo.

La misma tónica se presentó hasta el final del tercer cuarto, momento en el cual la visita se escapó en el marcador con una destacada actuación de Stephen Curry, quien aportó 14 unidades en dicho tramo y encendió la red desde la línea de triple en reiteradas ocasiones.

La estrella de los Warriors estaba de vuelta y la paridad lentamente se desvanecía. Pero los locales dijeron presente nuevamente en las acciones tras un parcial de 10-1 gracias a un Derrick Rose inspirado autor de 28 puntos bien rodeado por la figura de Kristap Porzingis (24) y la frescura de Ron Baker.

El marcador señalaba 97-93 en favor de la visita con 6 minutos 20 por jugar. Pero Curry volvió encendido desde la banca, y contra él nada es suficiente. El base armador reavivó el juego colectivo y así su equipo volcó las acciones a su favor. Fue triunfo para Golden State y récord de 51-11 a falta de seis semanas para el final de la temporada regular.

Los Bulls se aprovechan de unos Warriors sin Durant

Chicago Bulls sacó ventaja de la ausencia de Kevin Durant y le ganó 94 a 87 a Golden State, que perdió su segundo partido de manera consecutiva algo que no ocurría desde abril del 2015. Jimmy Butler fue el mejor jugador del local con 22 puntos. Con este triunfo los comandados por Fred Hoiber se mantienen firmes en el sexto puesto del a conferencia del Este con 31 victorias y 30 derrotas.

En un juego nuevamente igualado para los Warriors, Durant fue la falta que aprovecharon los Bulls para darles otro revés. Aunque los dirigidos por Steve Kerr dominaron la primera mitad 51 a 47, no contar con su máxima figura fue letal. Y eso se notó demasiado en el tercer cuarto, momento en el cual el partido se quebró en contra de los de Oakland con un parcial de 32 a 22. Además, los locales tuvieron a un Butler que cargó con la presión ofensiva junto con las buenas actuaciones de Bobby Portis, 17 puntos, y Dwyane Wade, 12 unidades, lo que potencio el despegue en el marcador.

Otro aspecto del cual salieron muy favorecidos los seis veces campeones de la NBA, fue la pobrísima efectividad que tuvieron las otras dos estrellas de los Warriors desde el perimetro. Stephen Curry anotó solo dos de 11 triples y Klay Thompson, uno en la misma cantidad de intentos. Chicago realizó una gran labor defensiva con la que logró dejar a Golden State en un 38% de tiros de campo.

Steve Kerr debe pensar como maquillar la ausencia de su máxima figura. Debido a la lesión de Durant, su equipo sufrió su segunda derrota al hilo y terminó con el récord que mantenía de 146 partidos consecutivos sin caer dos veces seguidas. Aunque Curry fue el máximo anotador de su equipo con 23 puntos, debe volver a levantar su nivel desde la línea de tres junto Thompson, quien solo aportó 13 unidades anoche. Entre ambos tiraron 64 veces atrás del perímetro y solo convirtieron 11 en los últimos tres juegos.

Para seguir siendo el máximo candidato a quedarse con el anillo de la NBA, es clave que Golden State recupere a KD, pero también es fundamental que las otras dos figuras que conforman el trío más temido de la liga vuelvan a ser los de antes.

Aquí están, éstos son: Los mejores cinco del año en la NBA

El año termina pero la mejor liga de básquet del mundo sigue su curso. Fueron doce meses en los que se vivieron grandes momentos protagonizados por estrellas y este es el punto en el calendario donde hay que elegir a las cinco más destacadas. Es un torneo donde, claramente, hay muchos que merecen estar en el equipo ideal y puede resultar injusto que alguno no aparezca. Para realizar este quinteto se tendrá en cuenta el desempeño de los jugadores electos en la parte final de la competición 2015/2016 (Playoffs) y el inicio de la 2016/2017. Los cinco mejores del 2016 fueron LeBron James, Kyrie Irving, Kevin Durant, Stephen Curry y Russell Westbrook.

Lebron James fue clave y el motivo por el cual Cleveland Cavaliers logró su primer título en la historia de la NBA en el que tuvo que remontar un 3 a 1 en contra. La jugada que más se recordará de él este año va a ser el tapón que le dio a Andre Iguodala en el séptimo juego de la final a menos de un minuto para que termine el encuentro y que impidió que Golden State se pusiera arriba en el marcador. Ademas cerró los Playoffs como MVP de las finales y con un promedio de 26,3 puntos por juego en post temporada. En lo que va de la actual liga, King James promedia 25,5 unidades por partido y los Cavs siguen con su dominio en el Este.

Stephen Curry fue electo jugador más valioso de la NBA por segundo año consecutivo y de manera unánime. Arrolló el primer segmento del año en el que culminó como máximo anotador de la liga con 30,7 puntos. En post temporada, es cierto que no tuvo un gran nivel en las finales, pero gran merito de que Golden State hayan llegado a la definición fue de Curry. El MVP de la fase regular jugó en un nivel superlativo frente a Oklahoma City en semifinales del Oeste y fue el motor fundamental para dar vuelta una serie imposible en la que estaban 3 a 1 abajo. En esos Playoffs, el 30 de los Warriors promedió 25,1 puntos. En esta nueva temporada promedia 24,2 unidades y los de la Bahía siguen con un domino pleno de la liga.

Kyrie Irving fue el del tiro milagroso en el séptimo partido que le dio el anillo a Cleveland. A falta de 50 segundos para el final, convirtió un triple encima de la marca de Curry que terminó de sentenciar la final. Pero su aporte no solo se resumió en ese lanzamiento, sino que esa conversión sirvió para consolidar una gran post temporada para el base. Irving fue, por detras de James, el máximo anotador en Playoffs de los Cavs con un promedio de 21,8 unidades. En el transcurso de la temporada 2016/2017, esta promediando 23,6 unidades y que lo mantienen como un líder en la ofensiva en los dirigidos por Tyronn Lue.

Kevin Durant fue el protagonista de uno de los pases más emblemáticos en la NBA cuando no quiso renovar su vínculo con Oklahoma City y decidió unirse a los Warriors en busca de su tan ansiado anillo. Los números de Durant fueron realmente estratosféricos. En la primera mitad del año fue el arma letal de los Thunders que pusieron en una situación delicada a Golden State, a tal punto, que estuvieron al borde de eliminarlos. KD promedió 28,4 unidades durante esos Playoffs. Ya con la camiseta de su nuevo equipo, en la actual temporada 2016/2017, promedia 26,1 unidades. Se convirtió en el líder de una ofensiva que hace unos meses atrás estaba comanda por Stephen Curry.

Russell Wesbrook es claramente el hombre mas influyente en Oklahoma City desde la partida de Durant. Es el único jugador de la actual temporada que promedia un triple doble, con 31,7 puntos; 1o,9 asistencias y 10,6 rebotes por juego. Esta imparable en todos los aspectos del juego. Esto se debió a la salida de KD, ahora Westbrook es la única referencia ofensiva de los Thunders. Sin embargo, los Playoffs de la primer etapa del año también fueron un gran momento para el base que promedió 26 unidades y fue uno de los líderes de Oklahoma, que quedó eliminado en las semifinales del Oeste.

Golden State bajó a los Kincks

Los Warriors obtuvieron un triunfo frente a New York  103 a 90 en el Oracle Arena. Pese a que no fue una de las mejores noches de Stephen Curry, ocho puntos, el que se destacó en el conjunto de Steve Kerr fue Klay Thompson.

El alero sumó 25 unidades para comandar a Golden State a una nueva victoria que sirve para seguir estirando la ventaja con el resto en la Conferencia del Oeste. Los Kincks, que están cuartos en el Este, sintieron las ausencias de Carmelo Anthony y Derrick Rose por lesión. El hombre más relevante de los neoyorkinos fue Justin Holiday, quien saliendo desde el banco aportó 15 tantos.

Fue un trámite para los dirigidos por Kerr debido a que dominaron de principio a fin un encuentro muy desparejo en cuanto a calidad individual y funcionamiento colectivo. Ésto se vio claramente porque un equipo puede suplir la falta de algunas de sus figuras y el otro no. Al no estar Anthony y Rose, los comandados por Jeff Hornaceck se mostraron muy disminuidos en la ofensiva. Mientras que en Golden State, Curry jugó el peor partido en lo que va de la temporada, pero al contar con tantas estrellas, no se vio afectado el rendimiento grupal.

Los Warriors se quedaron con el partido fácilmente. Los de la Bahía terminaron el tercer cuarto con una ventaja que fue la que selló el destino del juego: 88 a 66. Thompson fue determinante con su 25 puntos, pero estuvo muy bien acompañado por Kevin Durant, quien fue artífice de un doble doble con 15 unidades y 14 rebotes. Además, JaVale McGee dio la sorpresa con 17 puntos en tan solo 15 minutos y está aprovechando las oportunidades que le da el entrenador por la lesión de Zaza Pachulia en su muñeca izquierda. Ahora, Golden State posee un récord de 22 victorias y 4 derrotas.

En New York Knicks las ausencias de Carmelo Anthony, por una lesión en el hombro, y de Derrick Rose, por dolencias en la espalda, fueron las clave de la derrota. No obstante, están realizando una gran campaña en la que se encuentran en la cuarta posición de la Conferencia del Este, con 14 triunfos y 11 caídas. Este gran momento se debe a los buenos rendimientos de sus dos máximas figuras, acompañadas por un soberbio Kristap Porzingis que anoche no estuvo en su mejor nivel. El ala pivot de Letonia solo marcó ocho puntos. El más sobresaliente de los neoyorquinos fue Justin Holiday quien anotó 15 unidades.

 

Cleveland se quedó con el título de la NBA

Cleveland Cavaliers hizo historia ayer en el Oracle Arena. Los Cavs se convirtieron en campeones de la NBA por primera vez luego de vencer en el partido definitivo a Golden State Warriors 93 a 89. LeBron James fue el abanderado de esta consagración con 27 puntos y fue electo MVP de las finales debido al papel fundamental que tuvo a partir del juego cinco cuando los dirigidos por Tyronn Lue se salvaron de quedarse con las manos vacías. Kryie Irving, con 26 unidades, fue el héroe de la noche al acertar el triple que sentenció el partido a falta de un minuto y el que genero que la franquicia de Ohio sea la primera en volver de un 3 a 1 en contra en la serie final.

Fue el encuentro más parejo de la serie, en el que el dominio en el marcador estuvo en constante cambio y el cual se definió con dos jugadas. Ambas en el ultimo cuarto y llevadas a cabo por los dos jugadores más determinantes de los Cavaliers a lo largo de la eliminatoria, James, quien terminó con una triple decena completada con 11 rebotes y 11 asistencias, e Irving.

A falta de menos de dos minutos para la finalización y con el partido igualado en 89, The King le aplicó una tapa increíble a Andre Iguodala quien estaba a punto de concretar una bandeja después de un contraataque y que podría haber cambiado la historia de este juego. Luego de obtener esa nueva vida apareció Irving, quien con 55 segundos en el cronometro y una frialdad fuera de lo normal para la situación que se jugaba su equipo le estampo un triple en la cara de Stephen Curry. Ese lanzamiento sentenció el destino del juego, porque lleno de confianza a Cleveland y porque mató cualquier esperanza de Golden State, que no se esperaba semejante cachetazo.

Los Warriors, como a lo largo de toda la serie, no contaron con buenos niveles de Curry y Klay Thomposon. Este aspecto fue determinante para que no consiguieran su segundo anillo de manera consecutiva. El jugador más valioso de la temporada regular solo marco 17 puntos y Thompson 14 unidades. Ambos por debajo del 35% en tiros de campo. El que dio la cara por el equipo en el partido decisivo fue Draymond Green, pero sus 32 puntos, 15 rebotes y nueve asistencias no fueron suficientes.

El triunfo de LeBron James y Cleveland no solo fue un desahogo para él, que volvió para ser campeón, y la franquicia que consiguió su primer campeonato de su historia. Si no que fue un alivio para una ciudad entera que no había sido testigo de un logro deportivo en 50 años.

Thompson y Curry forzaron el séptimo partido

Klay Thompson se vistió de MVP y con sus 41 puntos silenció a las 19 mil personas que colmaron el Chesapeak Energy Arena en la victoria de los Golden State Warriors 108 a 101 sobre Oklahoma City Thunders por el sexto juego de la Final de la Conferencia del Oeste. Stephen Curry fue clave, al igual que el alero, con 29 unidades . De esta manera los dirigidos por Steve Kerr igualaron la serie 3 a 3 después de estar en una situación critica de dos partidos en desventaja y forzaron el encuentro definitorio.

En el enfrentamiento más complicado y parejo hasta el momento de toda la eliminatoria, los Warriors pudieron quedarse con la victoria luego de estar en desventaja durante toda la noche. Llegaron a perder por 12 en el segundo cuarto pero pudieron cerrar la primera mitad 53 a 48. Aunque lo peor no quedo ahí. Golden State inició el último parcial ocho puntos por debajo de Oklahoma City, que estaba en un gran nivel. Pero cuando las cosas se pusieron difíciles sus francotiradores aparecieron en su máxima expresión.

Thompson estuvo letal, cerró la jornada con 11 de 18 en tiros detrás del perímetro y fue el que destrozo la moral de los Thunders con un triple a falta de un minuto y medio que puso el juego 104 a 101. Previamente, con el cronómetro marcando 120 segundos para el final, Curry había igualado el tanteador 99 a 99, lo que significaba el principio de la derrota de los de Billy Donovan. El MVP estuvo a una asistencia del triple doble; a sus 29 unidades le agregó 10 rebotes y nueve habilitaciones.

En el vigente campeón, volvió a destacarse Draymond Green con un doble doble compuesto por 14 puntos y 12 rebotes. Además, Andre Iguodala fue fundamental en el aspecto defensivo, ya que capturó siete rebotes y recuperó tres pelotas esenciales en el parcial decisivo, una frente a Kevin Durant, otra contra Russell Westbrook y la última, luego de un lanzamiento errado de los Warriors que iba a provocar el contraataque de Oklahoma City, cuando el jugador más valioso de la pasada final metió la mano para recuperar la posesión.

En los Thunders, Durant y Westbrook no pudieron liquidar la serie de local pese al gran nivel de ambos. Entre las estrellas pusieron a los de la bahía en una situación desesperante pero no lo pudieron sostener. KD realizó un gran trabajo con 29 puntos, mientras que el base hizo una excelente tarea al quedarse en las puertas de un triple doble. Sus números fueron 28 puntos, 11 asistencias y nueve rebotes. Serge Ibaka con 13 unidades y 9 rebotes, y Andre Roberson con 11 tantos y ocho rebotes fueron las otras caras destacadas.

Golden State Warriors logró lo que resultaba imposible, igualarle la eliminatoria a Oklahoma City Thunders cuando la serie parecía sentenciada debido a las últimas palizas que habían recibido y que pusieron la llave 3 a 1 en favor de los de Donovan. Ahora el panorama no puede ser más que favorable para los de Oakland. Curry y Thompson en un nivel superlativo, el ánimo por las nubes después de semejante remontada y un Oracle Arena, que ya no aguanta más para que llegue el lunes 30 de junio. Un Oracle Arena que desea que su equipo siga haciendo historia al convertirse en la décima franquicia en remontar un 3 a 1 en contra en Playoffs.

Curry y los Warriors igualaron la serie

En una gran noche de juego colectivo y con Stephen Curry en un alto nivel, Golden State Warriors empató la eliminatoria frente a Oklahoma City Thunders luego de vencerlos por paliza 118 a 91 ayer en el Oracle Arena por el segundo encuentro de la Final de la Conferencia del Oeste. El MVP anotó 28 puntos y fue el líder de los de Oakland. Le llave se reanudara el domingo 22 de mayo en el Chesapeak Energy Arena.

Los Warriors debieron luchar toda la primera mitad para irse al descanso arriba en el marcador 57 a 49. En ese lapso, fue un juego muy similar al primero con los de Steve Kerr dominando el partido aunque por un corto margen. Esa ventaja se generó gracias a una muy buena entrada de Andre Iguodala, que en ese parcial anotó 7 de los últimos 11 puntos de su equipo y finalizó la noche con 14 unidades. Curry fue clave desde el perímetro, convirtió 5 de los 8 triples que intentó.

Lo mas destacado del equipo de la Bahía fue el buen rendimiento colectivo. Cinco de sus jugadores, además del MVP y de Iguodala, superaron los dobles dígitos. Klay Thompson sumó 15 puntos, el pivot suplente Fetzus Ezeli convirtió 12, Harrison Barnes aportó 11 tantos, Draymond Green hizo 10, y el que sorprendió en la jornada fue Marrese Speights, que solo nueve minutos saliendo desde el banco le alcanzaron para anotar 13 puntos.

El partido para Oklahoma City se quebró luego del tercer cuarto en el que terminaron abajo por una diferencia de 20. Pese a una muy buen juego de su figura Kevin Durant, terminó como líder en anotaciones del encuentro con 29 unidades, no tuvo el apoyo de sus compañeros y principalmente de su ladero, Russell Westbrook. El base no realizó un buen desempeño, marcó 16 puntos y terminó con un 35% de efectividad, solo convirtió 5 de 14 tiros al aro.

Cuando una de las dos estrellas no esta iluminada los Thunders son un equipo de un nivel muy bajo debido a que dependen exclusivamente de ellos y su mayor deficiencia es que en el banco no tiene respuestas. En los suplentes no hay uno que se destaque como si tiene su rival, Golden State, con Iguodala, Livingston, Ezeli, Speights. Si no se vuelven a encenderse conjuntamente en los próximos dos juegos, esta serie ya está terminada para Oklahoma.

Oklahoma se quedó con el primero

Oklahoma City Thunders sorprendió a todos los presentes ayer en Oracle Arena luego de la victoria frente a Golden State Warriors por 108 a 102 en el primer partido de la Final de Conferencia del Oeste. Kevin Durant, con 26 puntos, y Russell Westbrook, máximo anotador del juego con 27 unidades, fueron los más destacados del conjunto de Billy Donovan y el motivo por el que tomaron la delantera en la serie.

Los Thunders estuvieron cuesta arriba hasta el tercer cuarto cuando comenzó la remontada. Habían terminado la primera mitad abajo por 60 a 47 y parecía que el encuentro se lo llevaban los Warriors. Pero apareció la figura de Westbrook, que había estado errático en los primeros dos parciales, solo convirtió tres puntos, y en el ante último período anotó 16 unidades fundamentales para que Oklahoma se ponga en partido. Además, el base repartió 12 asistencias, completando un doble-doble.

Durant fue otro que no estuvo fino en todo el partido, solo tuvo el 33% de efectividad, pero se hizo presente en los momentos difíciles del juego más precisamente en el tercer y último parcial cuando la incertidumbre para ver quien se quedaba con el encuentro se hacia mas notoria. KD también finalizó con un doble-doble ya que capturó 10 rebotes. Otro aspecto que fue clave para la victoria de los Thunders fue que además de sus máximos exponentes, otros tres jugadores terminaron con dobles dígitos. El pivot Steven Adamas marcó 16 puntos, Serge Ibaka sumó 11 unidades y el base suplente Dion Waiters hizo lo propio con 10 tantos.

Golden State parecía que tenia el partido controlado, no solo por la diferencia de 13 con la que terminó la primera mitad sino porque Stephen Curry y Klay Thompson estaban en un gran nivel. El MVP fue el líder en puntos en los de Oakland con 26, realizó un doble-doble con los 10 rebotes que tomó y repartió siete asistencias. El alero anotó 25 unidades, capturó nueve rebotes y dio cuatro habilitaciones. Draymond Green fue otro que tuvo una gran noche, pero que tampoco fue suficiente, con 23 puntos. Lo que provocó que los Warriors se les escapara el partido fue la mala efectividad en tiros en el último cuarto donde solo convirtió 14 unidades.

La serie se reanudará mañana nuevamente en el Oracle Arena donde los dirigidos por Steve Kerr intentarán igualar la eliminatoria para viajar a Oklahoma igualados. Mientras que los Thunders van a ir en busca de un segundo golpe que los haga llegar tranquilos al Chesapeak Energy Arena y que deje al vigente campeón en una situación más que delicada.

Los Warriors en la final del Oeste

Golden State Warriors está por segundo año consecutivo en la final de la Conferencia del Oeste luego de vencer a los Portland Trail Blazers 125 a 121 en el Oracle Arena en lo que fue el quinto partido de la serie. Klay Thompson fue nuevamente decisivo con 33 puntos y Stephen Curry, electo MVP por decisión unánime de esta temporada, estuvo descollante con un doble-doble, compuesto por 29 unidades y 11 asistencias. El conjunto de Steve Kerr espera por San Antonio Spurs o por Oklahoma City Thunders, que lidera la llave 3 a 2 y tiene la chance de cerrarla hoy en el Chesapeak Energy Arena.

Thompson y Curry guiaron a su equipo en un juego sumamente igualado. El alero fue clave en el tercer cuarto debido a que con sus triples no dejó que Portland se escapara en el resultado. Draymond Green pese a su muy baja efectividad, tuvo 28% de tiros de campo, finalizó el partido con un doble doble, conformado por 13 puntos y 11 rebotes – los cuales fueron un gran aporte para la victoria de los de Oackland -.

Los Trail Blazers, pese a quedar eliminados 4 a 1, fueron un digno rival para el defensor del titulo. Le dieron pelea en todos los juegos de la eliminatoria. El quinto partido no fue la excepción y los cuatro puntos de diferencia fueron la prueba de que los Warriors tuvieron que luchar, por demás y de local, para poder avanzar. En el recuerdo quedaran los tremendos rendimientos de Damian Lillard, 28 puntos y 7 asistencias, y de C.J McCollum, 27  y 8 . Además, el base suplente Allen Crabbe sorprendió con 20 tantos y un muy alto porcentaje en tiros con el 77% – acertó 7 de los 9 intentos -. Pero ni siquiera esta conjugación de buenas actuaciones pudieron dar la sorpresa en el Oracle Arena.

Golden State está expectante en la instancia decisiva de la Conferencia del Oeste y espera por los Thunders, de Kevin Durant y Russell Westbrook o por los Spurs de Kawhi Leonard y LaMarcus Aldbrige. Cualquiera será un rival más que difícil, pero a los de Oakland, con la vuelta en su máximo esplendor de Stephen Curry, nadie les quita la ilusión de volver a una Final de la N.B.A.

error

Seguinos!