Diego Schwartzman

El nuevo N°4

Juan Martín Del Potro dijo que no tiene nada que perder ante Rafael Nadal, y declaró que regresar al número cuatro del mundo, con 29 años, era algo que ni soñaba.

Es que este jueves, luego de reanudar el encuentro tras la lluvia que evitó que el partido se finalizara, la Torre de Tandil venció al croata Marin Cilic por 7-6 (5), 5-7, 6-3 y 7-5 para avanzar a las semifinales de Roland Garros, como en el 2009, y asegurarse el 4° lugar del ranking, mejor ubicación que supo conseguir.

El partido se suspendió cuando Delpo sacaba 5-5 en el tie-break. La vuelta a la cancha fue a toda energía, ganando los dos puntos y llevarse el primer set.

El segundo parcial fue muy parejo. El tandilense llegó 4-5 al saque y, tras haber levantado un break point, perdió el segundo con una doble falta que generó mucha bronca porque terminó insultando a una persona del público que dijo algo mientras el argentino sacaba.

Aparentemente Juan Martín no se pudo sacar el dialogo con el espectador y se lo notaba frustrado, impreciso. Arrancó 1-3 y parecía que se le iba el tercer set, pero en los momentos que uno esta nublado debe apelar a lo que más redito le da. Y él lo hizo. Empezó a utilizar la potencia del saque. A partir de eso más una buena defensa fue sumando en confianza y desgastando a Cilic, quien ya no encontraba comodidad. De esa manera, el tandilense sumó cinco games para quedarse con el set.

El cuarto se jugó como el primero, muy parejo, manteniendo ambos sus saques. Pero a partir que se desarrollaba el ultimo parcial, se iba adueñando del mismo, ganó su saque en cero para cerrarlo en 3h50m.

Por el lado de Diego Schwartzman las condiciones climáticas del miércoles lo sacaron de partido porque antes de las lluvias estaba siendo muy superior a Rafa. El peque no fue el mismo después de la postergación y, tras pelearla contra el número uno del mundo, quedó eliminado en cuartos de final de Roland Garros. Fue 4-6, 6-3, 6-2 y 6-2 para Nadal, que sigue en carrera por su undécimo título en el abierto de Francia.

El bonaerense había ganado el primero por 6-4 jugando un gran tenis, profundo y con muy buena velocidad, ante un español llamativamente impreciso, no podiendo adaptarse a la velocidad que imponía Diego. Le doblegó el saque en tres oportunidades, aunque recién la última vez pudo ratificar el quiebre. Y entonces se quedó con el set.

En el comienzo del segundo volvió a quebrarle y, cuando estaba 3-2 arriba con el saque en su poder, la lluvia paró el partido. Se reanudó 30 minutos después y esto afecto a nuesro representante: perdió tres games de manera consecutiva y cuando el zurdo estaba sacando para set se tuvo que frenar de manera definitiva.

Ya en el día jueves Rafael pasó por encima al Diego: le ganó tres sets al hilo (6-3, 6-2 y 6-2) y en menos de dos horas lo sacó del torneo.

El viernes, el argentino enfrentará a Nadal, con el que tiene ya un antecedente en Roland Garros. Perdió en su único duelo en el 2007.

La otra semi será con el austríaco Dominic Thiem y el sorprendente italiano Marco Cechinatto.

Como te salvo la lluvia Rafa

Roland Garros es el único torneo grande que no tiene luz artificial ni su estadio principal la opción de ser techada. Es por esto que los encuentros de cuartos de final que estaban disputando Diego Schwartzman y Juan Martin Del Potro debieron suspenderse hasta mañana por causa de la lluvia.

El Peque estaba haciendo un partido muy interesante, complicando demasiado a Rafael Nadal, al que le iba ganando 6-4 y 3-5, con saque 30-15 del español. El zurdo estaba teniendo un partido muy impreciso. El bonaerense le quebró el servicio en tres oportunidades, aunque recién la última vez pudo ratificar el break. Y allí fue cuando se llevó el primer set.

En el comienzo del segundo volvió a romperle el servicio y, cuando estaba 3-2 arriba con el saque en su poder, la lluvia paró el partido. Se reanudó unos 30 minutos después y era algo que Nadal necesitaba y se notó la diferencia del Rafa antes y después de la tormenta. Y el peque lo sufrió. Se le cortó el envión que venía tendiendo.  El gallego le ganó tres games de manera consecutiva.

Algo para destacar es que el argentino le cortó una racha histórica al mejor de la historia del polvo de ladrillo tras quedarse con el primer parcial. Es que llevaba nada más y nada menos que 37 sets sin perder en Roland Garros. Esta era la segunda seguidilla más extensa de la historia, sólo por detrás de la que consiguió entre 1979 y 1981 Bjorn Borg, quien había obtenido 41.

La última vez que no había ganado en sets corrido fue en los dieciseisavos del 2015 cuando derrotó a Jack Sock por 6-3, 6-1, 5-7 y 6-2.

En la cancha Suzanne-Lenglen Juan Martín Del Potro y Marin Cilic no llegaron a completar el primer set: disputaban el tie-break empatando en 5 con su saque.

Si bien la jornada había arrancado con sol estaba pronosticado lluvias. Los partidos se reanudaron tras 30 minutos de espera, pero nuevamente, pocos minutos después, se volvió a largar y a las 19.30 de Francia se tomó la decisión que los partidos se seguirán a las siete de la mañana del jueves.

 

 

 

El Peque se hizo enorme

Diego Schwartzman está jugando en un altísimo nivel, con una evolución importante en cuanto a lo psicológico. Por primera vez en su carrera había logrado meterse en octavos de final y hoy, después de un partido de locos ante el sudafricano Kevin Anderson, ingresó a los ocho mejores del torneo. Pudo dar vuelta un partido demasiado complejo porque iba perdiendo 2 sets a 0 y con mucho esfuerzo logró sacarlo adelante por 1-6, 2-6, 7-5, 7-6 (7-0) y 6-2 en cuatro horas de juego. Ahora se cruzará con Rafael Nadal que eliminó a Maximilian Marterer por 6-3 6-2 y 7-6(4), llegando así a su victoria N° 900.

En el comienzo, Anderson estuvo implacable. Ante un Schwartzman perdido y desencontrado con su juego, se llevó los dos primeros parciales sin sobresaltos. Fue en ese momento del partido en el que al argentino se lo notó frustrado y enojado. Esa impotencia se tradujo en insultos y recriminaciones en voz alta. Ya el tercero fue otra historia: al Peque le costó menos quedarse con su servicio y, pese a que el sudafricano le quebró para ponerse arriba 4-3, el bonaerense se recuperó cuando estaba 5-4 abajo, y volvió a quebrar para cerrarlo por 7-5. El cuarto lo sufrió mucho, porque perdió sus dos primeros saques, pero una vez más supo reponerse y llegar 6-6 al final. En el tie break sacó toda la voluntad, la garra argentina y la descoció llevándoselo por 7-0.

En el quinto la clave era quien estaba más metido en el partido, fue muy irregular. Schwartzman quebró en el primer game y el sudafricano hizo lo propio en el segundo. Peque volvió a quebrar en el tercero y Kevin, una vez más, igualó todo en el cuarto. Pero el argentino lo hizo de nuevo para ponerse 3-2 arriba, ganó su saque, volvió a quedarse con el de su rival y definió para cerrar 6-2 el último set. Retroceder, nunca. Rendirse, jamás.

También Juan Martín del Potro esta entre los ochos mejores porque derrotó al estadounidense John Isner por 6-4, 6-4 y 6-4 en dos horas de partido y alcanzó su triunfo 18 en el torneo.

El tandilense se convirtió en el tercer tenista argentino en llegar tres veces a cuartos de final en París, después de Guillermo Vilas y Guillermo Cañas. Su mejor resultado en la arcilla francesa son las semifinales que alcanzó en 2009.

Así, la Torre de Tandil se medirá en la próxima ronda con el croata Marin Cilic, quién superó al italiano Fabio Fognini por 6-4, 6-1, 3-6, 6-7 y 6-3.

La última vez que un cuadro de cuartos de final Roland Garros contó con dos tenistas de nuestro país fue en 2005. Quienes nos representaban eran Mariano Puerta y Guillermo Cañas. Ambos se enfrentaron en esa instancia. Tras más de tres horas y media, Mariano se quedó con el quinto set y el partido.

En la siguiente ronda, el cordobés derrotaría al ruso Nikolay Davydenko y jugaría contra un desconocido (en su momento) Rafael Nadal. Una joven promesa española que acababa de cumplir los 19 años en pleno Roland Garros. La final la ganó el gallego y así comenzaría a escribir su magnífica historia con este torneo a tal punto que para muchos es el mejor de la historia de polvo de ladrillo.

Desde el 2004 hasta la vigente edición, todos los tenistas argentinos presentes en cuartos de final de Roland Garros:

2004: Gastón Gaudio – Guillermo Coria – David Nalbandian – Juan Ignacio Chela.

2005: Mariano Puerta – Guillermo Cañas.

2006: David Nalbandian.

2007: Guillermo Cañas.

2009: Juan Martín Del Potro.

2011: Juan Ignacio Chela.

2012: Juan Martín Del Potro.

2018: Juan Martín Del Potro – Diego Schwartzman.

Te pasan por arriba

A Juan Martin Del Potro, que en la previa parecía que no, le sienta bien el polvo de ladrillo francés. Es que lleva nueve sets a favor, y sólo uno en contra. Teniendo un juego muy sólido y adaptando su estilo a la arcilla. En la tercera ronda pasó al español Albert Ramos por 7-5, 6-4 y 6-1, y volvió a meterse en los octavos de final del torneo.

Delpo supo cuando era el momento para acelerar, fue en los momentos justos y Ramos no sabía cómo cortarle el ritmo. Quebró para cerrar 7-5 el primer set y para completar el 6-4 del segundo. En el tercero salió con todo, se puso 3-0 y lo cerró cediendo apenas un game, en 29 minutos. Cerró el encuentro en dos horas y 18 minutos.

El rival del lunes será John Isner, que superó al local Herbert por 7-6(1) 6-4 7-6(4).

Por primera vez en su carrera, Diego Schwartzman jugará los octavos de final de Roland Garros, tras derrotar al croata Borna Coric por 7-5, 6-3 y 6-3, en dos horas y 31 minutos.

Sigue sin perder un set, reanimado y con un juego muy interesante, con una de las mejores devoluciones del circuito, teniendo mucha entrega y realizando un juego de contragolpes cuando lo ameritaba porque trata de tener la iniciativa. Supo levantarse luego de un comienzo poco confortable en la gira de polvo de ladrillo.

En la siguiente ronda deberá cruzarse contra el sudafricano Kevin Anderson, sexto cabeza de serie, que eliminó a Mischa Zverev por 6-1, 6-7 (3), 6-3 y 7-6 (4) en dos horas y 47 minutos.

Será un duelo desigual, por la altura. Los 170 centímetros del porteño, uno de los jugadores más bajos del circuito, contra los 203 del sudafricano, uno de los más altos, un sacador nato. El Peque nunca pudo ganarle. Anteriormente jugaron dos veces:

2016 Nice Francia por R16 Kevin Anderson lo superó por 7-6(4) 6-3

2015 Australian Open por R128 Kevin Anderson lo eliminó por 7-6(5) 7-5 5-7 6-4

Poquito a poco, Diego va asomando en los primeros 10 del ranking mundial. Ahora en más, empezará a sumar puntos debido que ya defendió lo hecho el año pasado.

Quedan los dos mejores

Juan Martín Del Potro le ganó 6-4, 6-3 y 6-2 al francés Julien Benneteau mostrando un juego muy sólido y avanzó a tercera ronda de Roland Garros. Para «La Torre» era un partido importante para ver como andaba de la lesión en el aductor y se vio que no le impidió jugar con comodidad.

El partido contra Benneteau fue el reencuentro de Delpo con el estadio Philippe Chatrier. El año pasado quedó eliminado en la tercera ronda contra Andy Murray, en su momento imbatible N°1 del mundo.

Su próximo rival será Albert Ramos, número 36 del mundo, que en 2016 llegó a ser cuartofinalista de este torneo. El español le ganó a Mijail Kukushkin por 7-6, 6-4 y 6-1.

El «Peque», número 12 mundial, se clasificó con comodidad para la tercera ronda de Roland Garros, tras derrotar por 6-1, 6-3 y 6-1 al checo Adam Pavlasek. El argentino barrió a su rival en una hora 27 minutos y tendrá como próximo contrincante al croata Borna Coric, 40º del mundo.

El jugador bonaerense, tampoco superó nunca la barrera de tercera ronda en Roland Garros, pero en los últimos torneos del Grand Slam ha mejorado su rendimiento siendo cuartofinalista en el Abierto de Estados Unidos y llegó a octavos en el Australian Open.

En la temporada sobre polvo de ladrillo, tuvo un rendimiento irregular cayendo en la tercera ronda del Masters 1000 de Madrid. En Montecarlo, Barcelona, Múnich y Roma la segunda ronda, después de haber sido el referente en abril para lograr vencer a Chile en Copa Davis, derrotando a Christian Garín y Nicolás Jarry.

Diferente fue la suerte de su compatriota, Guido Pella, que fue aplastado por el español Rafael Nadal, número 1 del ranking y diez veces campeón del torneo, tras ganarle por 6-2, 6-1 y 6-1.

Siempre es difícil jugar contra Rafa. Por su juego y por lo que significa tener al mejor de la historia de polvo de ladrillo del otro lado de la red. Todas las pelotas vuelven y las de Guido se van fuera de la cancha o terminan en la red, lo cual angustia y desesperación por el mal momento que podés vivir dentro de la cancha y eso es lo que sintió Pella haciendo homenaje a Gastón Gaudio gritando «Me quiero ir a la mierda, me quiero ir», luego de perder su sexto game seguido en un global que le pertenecía 6-2 y 2-0 a Rafa.

Horacio Zeballos jugó un gran partido, muy reñido ante el estadounidense John Isner pero cayó por 6-7 (8), 7-6 (4), 7-6 (2) y 6-2. El marplatense luchó, pero no le alcanzó ante el tenista que le saca veinte centímetros de altura.

En la próxima ronda Isner enfrentará al vencedor del cruce de franceses entre Pierre-Hugues Herbert y Jérémy Chardy.

Horacio Zeballos, Marco Trungelliti, Federico Delbonis, Leonardo Mayer, Guido Andreozzi y Guido Pella son los otros argentinos que ya habían quedado afuera en el segundo Grand Slam del año. Quedan dos con posibilidades de pelearle el título a Rafael Nadal.

Grata sorpresa en Roland Garros

El domingo al mediodía, Trungelliti recibió una noticia que lo sorprendió. Iba a jugar un torneo en Vicenza, un Challenger después de caer en la última ronda de la fase la clasificación de Roland Garros el jueves frente al polaco Hubert Hurkacz (6-3, 4-6 y 6-4). Sin embargo, Nick Kyrgios se bajó por lesión y le permitió participar del certamen. Debía trasladarse rápidamente hasta París y llegar a tiempo para cumplir la normativa y poder jugar la primera ronda contra Bernard Tomic.

Recorrió en auto 1.000 kilómetros en poco menos de 10 horas y llegó a la capital francesa de madrugada, junto a su madre Susana y su hermano André.

Con la adrenalina en su mayor expresión y durmiendo tan solo 4 horas, se puso los cortos y venció al australiano por 6-4, 5-7, 6-4 y 6-4 en 2h 54m de partido. Se podría decir que salvó el año deportivo y económico debido que recibirá una recompensa mínima de 120.000 euros. Este año había ganado 35.000 dólares (30.000 euros). En los 10 años que lleva como profesional por su parte, acumuló 500.000.

El miércoles deberá enfrentar al italiano Marco Cecchinato, que venció a Marius Copil por 2-6 6-7 (4) 7-5 6-2 y 10-8.

Por el lado de Diego Schwartzman, superó por amplia ventaja a un rival que no estuvo a la altura como Calvin Hemery por 6-1 6-3 6-1.

Fue un monólogo del argentino en el primer set ganándolo rápidamente por 6-1. Luego de una cierta paridad en el comienzo del segundo parcial, con dos breaks consecutivos logró cerrarlo por 6-3.

Ya en el tercer set, fue decidido a cerrar el partido para no tener complicaciones y no permitió en ningún momento que el francés se sintiera cómodo para pegar. Pegándole más fuerte a la pelota, el argentino aprovechó sus virtudes y los errores del rival para cerrar el encuentro con su servicio ganador en el séptimo juego.

Es el jugador que más partidos ha ganado en Grand Slam en lo que va del año con cuatro encuentros superados, tres en el Australian Open y el triunfo en su presentación en Roland Garros. Lo siguen de cerca Juan Martin Del Potro y Nicolás Kicker con dos victorias.

Además, pudo quebrar una racha negativa que tenía. En los torneos grandes, cada vez que enfrentó un jugador local, perdió. Le ocurrió en la segunda ronda del abierto parisino en el 2015 contra Gael Monfils y en el abierto de Australia en el 2016 contra John Millman por la primera ronda.

El peque jugará por la segunda ronda frente al checo Adam Pavlasek, 185° del ranking mundial y proveniente de la clasificación.

Vuelta a la cima del ranking

Después de conquistar el Masters 1000 de Roma por octava vez, Rafael Nadal regresó a lo más alto del Ranking Mundial de la ATP. Con los puntos obtenidos en el torneo, el español tiene 8770 unidades y aventaja por apenas 100 a Roger Federer.

Ranking ATP.

Rafa vuelve a la cima después de que el año pasado fue eliminado en los cuartos de final en esta competición. Obteniendo el título, sumó 820 puntos y así recuperó el liderazgo en el ranking por delante del suizo, que no disputa la gira europea de canchas lentas para concentrarse directamente en la de hierba, especialmente en Wimbledon.

El juvenil de 21 años Alexander Zverev, campeón en Múnich y Madrid en las semanas anteriores, estuvo cerca de quedarse con el título en Roma, pero el zurdo casi siempre reacciona a tiempo y se lo impidió. Se afirmó como el número 3 conservando el puesto a pesar de no haber podido defender el torneo que había ganado el año pasado. Perdió 400 puntos pero mantiene una diferencia con Marin Cilic cuarto en el ranking, su principal perseguidor, y así se suma como uno de los candidatos a pelearle el título de Roland Garros a Nadal, gran favorito.

El serbio Novak Djokovic, derrotado en semifinales de Roma por Nadal, perdió cuatro posiciones en la nueva clasificación y cayó al puesto 22.

El ex número 1 quedó así en su ubicación más baja desde la semana del 2 de octubre de 2006, cuando era una joven figura del circuito profesional.

En cuanto a los argentinos, Juan Martín del Potro continúa en el puesto número 6 de la lista, pero la principal novedad es el ascenso de Diego Schwartzman del 15° al 12° lugar, la posición más elevada en la carrera del Peque por el momento y superando a su coach, Juan Ignacio Chela que obtuvo el puesto 15 como mejor ubicación personal.

Ascendió al puesto 12 en el ranking ATP.

De esta manera, el Peque llega a Roland Garros en un momento muy bueno en lo personal, con su mejor ranking y preparado para dar un batacazo.

Delpo sigue en carrera, el Peque out

Del Potro superó al griego Tsitsipas por 7-5 y 6-3 en la segunda ronda del Masters 1000 de Roma. Diego Schwartzman cayó frente a Benoit Paire por 6-2 4-6 2-6.

Luego de una tempranera despedida en Madrid, Juan Martín Del Potro sabía que tenía que ganar en su debut de Roma. Este torneo es importante también para que llegue de la mejor manera al segundo Grand Slam, Roland Garros. Con ese objetivo, arrancó con el pie derecho en Italia, donde venció en sets corridos al griego Stefanos Tsitsipas.

Le costó el arranque del partido a Delpo, dejando escapar un break point en el segundo game e inmediatamente en el siguiente, sufrió el quiebre de su servicio. El griego lo complicó y hasta llegó a ponerse 4-2 arriba en el marcador.

En ese momento Delpo empezó a desempeñarse de manera más suelta, ayudado por los problemas que tenía Tsitsipas con el servicio, que con una doble falta le devolvió el quiebre y dejar empatado el partido en 4-4.

Cuando debía cerrar el primer parcial, quizás tuvo un poco de nervios porque dejó escapar cuatro sets point. Pero con una devolución perfecta al saque del griego logró el punto en el quinto break point del game y sirvió para finiquitar el primer set por 7-5.

En cambio, en el segundo parcial, la torre de tandil jugó en un nivel demasiado alto, dejando sin chances al europeo. En un set perfecto, quebró en el cuarto game y con un último juego en cero, cerró el encuentro por 6-3 para quedarse con el pasaje a octavos de final en una hora y 42 minutos de partido.

Su próximo rival será el belga David Goffin, actual 9 del mundo, quien necesitó tres sets para dejar en el camino al italiano Marco Cecchinato por 5-7 6-2 6-2.

Diego Schwartzman, en cambio, perdió en su segunda presentación en el certamen. El Peque pasaba un momento muy bueno en el partido, y hasta más de uno creía que se llevaba la victoria. Pero con jugadores como Paire nadie se puede confiar. A su vez, Diego entró en un estado de desconcentración muy evidente, sin ideas de juego cuando se encontraba 6-2 y 4-2 arriba.

Al francés le entraba todo lo que tiraba, y el argentino no tuvo respuestas ante esa reacción del europeo. Perdió ocho games consecutivos y para cuando intentó jugar mejor ya estaba 4-0 abajo en el tercer parcial.

Benoit tuvo bastantes dificultades para cerrar el encuentro, pero en el octavo match point consiguió finalmente sentenciar el 2-6, 6-4 y 6-2 que lo clasificó para enfrentar en octavos al croata Marin Cilic.

Lo tiene de hijo

Diego Schwartzman le volvió a ganar a Nicolas Jarry. Esta vez fue 6-4 y 6-1 por la primera ronda del Masters 1000 de Roma. El Peque lo superó las cuatro veces que se cruzaron. En el siguiente partido se medirá ante el francés Paire.

En una jornada demorada por la lluvia en Italia, el único jugador argentino en salir a la cancha fue Diego Schwartzman. En el segundo turno de la cancha uno, salió victorioso frente al chileno Nicolas Jarry, que llegó proveniente de la qualy. Lo eliminó por 6-4 y 6-1.

La potencia de la torre complicó al Peque en el comienzo del partido. Pero hubo un cambio rotundo en el sexto game, cuando el argentino sacaba 1-4 y consiguió ganar su juego de servicio con bastante dificultad.

Fue en ese momento que Diego se mostró más confiado y el chileno entró en una de esas lagunas que muestra habitualmente en su juego. Schwartzman consiguió dos quiebres consecutivos y dejó sellado el 6-4 para llevarse el primer set.

El segundo parcial comenzó como terminó el primero. Diego volvió a quebrar tanto en el primero como en el tercer game el servicio de su rival y sacó una buena ventaja. Ganó nueve games consecutivos y estaba a un paso de llevarse el encuentro con un 4-0 a su favor .

Jarry consiguió frenar la racha de quien nos representa en el quinto game al sostener su servicio. Pero luego el Peque conservó su saque llevándose el set definitorio por 6-1 y fue así como selló su pase a la segunda ronda del Masters 1000.

Fue el cuarto enfrentamiento entre ambos. Los tres partidos anteriores habían sido en 2018 y hasta aquí el chileno no pudo ganarle un set.

El primer partido fue en las semifinales del ATP 500 de Rio de Janeiro, donde el Peque superó por 7-5 y 6-2 y luego ganó el torneo. Después se reencontraron en el Masters 1000 de Miami. Ganó por 6-3 y 6-1 en la primera ronda.

Por último, se vieron las caras en el encuentro por Copa Davis disputado en San Juan. Fue en el cuarto punto, donde Schwartzman tenía que ganar para que Argentina tenga la posibilidad de jugar el repechaje disputando una plaza para entrar en el grupo mundial, y se impuso por un doble 6-4 igualando la serie que Argentina se llevaría con la posterior victoria de Guido Pella ante Christian Garín (6-3 y 7-6).

El peque deberá enfrentar al francés Benoit Paire que viene de eliminar a su compatriota Richard Gasquet por un doble 6-4.

Hoy Juan Martín Del Potro no pudo debutar en el torneo por la lluvia que azotó Italia y el juego se pospuso para mañana a las 9:50 hs (horario de argentina). Enfrentará al griego Stefanos Tsitsipas, el chico que viene de jugar la final de Barcelona contra Rafael Nadalcvenciendo al croata Borna Coric por 4-1 y abandono.

Por ESPN y ESPNPlay

Miércoles 16 de mayo, 7:00 ARG

Fabio Fognini (ITA) vs [6] Dominic Thiem (AUT)

[1] Rafael Nadal (ESP) vs Damir Dzumhur (BIH)

[5] Juan Martín del Potro (ARG) vs [Q] Stefanos Tsitsipas (GRE)

[14] Diego Schwartzman (ARG) vs Benoit Paire (FRA)

Por ESPN 3 y ESPNPlay

Miércoles 16 de mayo, 14:00 ARG

[16] Lucas Pouille (FRA) vs Kyle Edmund (GBR)

[WC] Matteo Berrettini (ITA) vs [2] Alexander Zverev (GER)

Schwartzman mantiene viva la ilusión

Diego Schwartzman le ganó a Nicolas Jarry por 6-4 y 6-4 y le dio el cuarto punto a nuestro país. A continuación, se define la serie.

El peque arrancó jugando buen tenis quebrando dos veces consecutivas el saque de su rival y manteniendo el suyo. El resultado iba 4-0 a favor del argentino. Se lo veía cansado a Nicolás luego de haber batallado 3 horas en el duelo de dobles, tan solo 45 minutos antes del partido del singles. Por un instante, Jarry empezó a sumar 3 games de forma consecutiva. Se le asomaba la noche al argentino, pero pudo sacar el set adelante por 6-4 tomando la iniciativa y moviendo a su rival.

En un segundo set muy irregular, debido que se quebraron muchas veces entre sí, hubo un total de 5 roturas de servicios, tres a favor del argentino y dos para el chileno. Por otro lado, el protagonismo la tuvo el visitante, tanto para bien como para mal. La mayoría de los winners y errores forzados/no forzados, pasaron por el gigante. Eso se debió a que Schwartzman realizó un juego totalmente estratégico, pasando pelotas, corriendo y metiendo garra. Sabiendo que su rival tuvo un partido anteriormente, intentaba desgastarlo aún más. Pero los nervios lo traicionaron un poco en el primer partido, donde necesitó 7 match points para ganarle a Garín, los volvió a tener porque en la primera opción, que tuvo para cerrar el encuentro con su saque hizo una doble falta, indicio que la tensión estaba presente. Pero en el tercer match point que tuvo en su poder, pudo ganar el partido 6-4 y 6-4.

Los antecedentes entre ambos fueron victorias para el argentino: En Río de Janeiro por 7-5 – 6-2 y en Miami por 6-3 –  6-1, ambos este año.

error

Seguinos!