Durant

Aquí están, éstos son: Los mejores cinco del año en la NBA

El año termina pero la mejor liga de básquet del mundo sigue su curso. Fueron doce meses en los que se vivieron grandes momentos protagonizados por estrellas y este es el punto en el calendario donde hay que elegir a las cinco más destacadas. Es un torneo donde, claramente, hay muchos que merecen estar en el equipo ideal y puede resultar injusto que alguno no aparezca. Para realizar este quinteto se tendrá en cuenta el desempeño de los jugadores electos en la parte final de la competición 2015/2016 (Playoffs) y el inicio de la 2016/2017. Los cinco mejores del 2016 fueron LeBron James, Kyrie Irving, Kevin Durant, Stephen Curry y Russell Westbrook.

Lebron James fue clave y el motivo por el cual Cleveland Cavaliers logró su primer título en la historia de la NBA en el que tuvo que remontar un 3 a 1 en contra. La jugada que más se recordará de él este año va a ser el tapón que le dio a Andre Iguodala en el séptimo juego de la final a menos de un minuto para que termine el encuentro y que impidió que Golden State se pusiera arriba en el marcador. Ademas cerró los Playoffs como MVP de las finales y con un promedio de 26,3 puntos por juego en post temporada. En lo que va de la actual liga, King James promedia 25,5 unidades por partido y los Cavs siguen con su dominio en el Este.

Stephen Curry fue electo jugador más valioso de la NBA por segundo año consecutivo y de manera unánime. Arrolló el primer segmento del año en el que culminó como máximo anotador de la liga con 30,7 puntos. En post temporada, es cierto que no tuvo un gran nivel en las finales, pero gran merito de que Golden State hayan llegado a la definición fue de Curry. El MVP de la fase regular jugó en un nivel superlativo frente a Oklahoma City en semifinales del Oeste y fue el motor fundamental para dar vuelta una serie imposible en la que estaban 3 a 1 abajo. En esos Playoffs, el 30 de los Warriors promedió 25,1 puntos. En esta nueva temporada promedia 24,2 unidades y los de la Bahía siguen con un domino pleno de la liga.

Kyrie Irving fue el del tiro milagroso en el séptimo partido que le dio el anillo a Cleveland. A falta de 50 segundos para el final, convirtió un triple encima de la marca de Curry que terminó de sentenciar la final. Pero su aporte no solo se resumió en ese lanzamiento, sino que esa conversión sirvió para consolidar una gran post temporada para el base. Irving fue, por detras de James, el máximo anotador en Playoffs de los Cavs con un promedio de 21,8 unidades. En el transcurso de la temporada 2016/2017, esta promediando 23,6 unidades y que lo mantienen como un líder en la ofensiva en los dirigidos por Tyronn Lue.

Kevin Durant fue el protagonista de uno de los pases más emblemáticos en la NBA cuando no quiso renovar su vínculo con Oklahoma City y decidió unirse a los Warriors en busca de su tan ansiado anillo. Los números de Durant fueron realmente estratosféricos. En la primera mitad del año fue el arma letal de los Thunders que pusieron en una situación delicada a Golden State, a tal punto, que estuvieron al borde de eliminarlos. KD promedió 28,4 unidades durante esos Playoffs. Ya con la camiseta de su nuevo equipo, en la actual temporada 2016/2017, promedia 26,1 unidades. Se convirtió en el líder de una ofensiva que hace unos meses atrás estaba comanda por Stephen Curry.

Russell Wesbrook es claramente el hombre mas influyente en Oklahoma City desde la partida de Durant. Es el único jugador de la actual temporada que promedia un triple doble, con 31,7 puntos; 1o,9 asistencias y 10,6 rebotes por juego. Esta imparable en todos los aspectos del juego. Esto se debió a la salida de KD, ahora Westbrook es la única referencia ofensiva de los Thunders. Sin embargo, los Playoffs de la primer etapa del año también fueron un gran momento para el base que promedió 26 unidades y fue uno de los líderes de Oklahoma, que quedó eliminado en las semifinales del Oeste.

Durant acordó con los Warriors

Kevin Durant firmó hoy como agente libre con Golden State Warriors por dos años con un contrato de 54.3 millones de dólares y desechó las propuestas de Boston Celtics y de su anterior equipo. La ex estrella de Oklahoma City Thunders provocó el acuerdo más resonante en la NBA desde que LeBron James se unió a Miami Heat en 2010. Ambas vinculaciones tuvieron el mismo objetivo, los dos jugadores decidieron cambiar de franquicia para poder lograr un campeonato. James lo consiguió tan sólo un año después de su firma. Durant tiene todo en su nuevo equipo para llegar a su sueño.

Que KD iba a dejar a los Thunders era algo que ya se sabía durante el transcurso de la temporada. La ex figura de Oklahoma City había dado a conocer que quería ser parte de la agencia libre una vez que terminaran los Playoffs y si su equipo no podía quedarse con el anillo. Aunque desde la gerencia de la franquicia que dirige Billy Donovan eran optimistas de poder convencerlo de que se quedara. No habían hecho una mala campaña. Todo lo contrario, quedaron a un paso de las finales de la NBA luego de que Golden State Warriors les revirtiera aquel 3 a 1 que parecía imposible.

Ademas, los números de Durant fueron estratosféricos y sus compañeros, sobre todo Russell Westbrook, lo acompañaron de gran manera para alcanzar esa definición de conferencia con los Warriors. El alero de 27 años promedió 28 puntos, ocho rebotes y cinco asistencias. El MVP de la temporada 2013-2014 le puso fin a su ciclo en Oklahoma después de nueve años. En ese tiempo se convirtió en el jugador más importante en la historia de la franquicia, pero nunca le pudo dar el tan preciado anillo. Solo estuvo cerca en 2012, cuando perdio frente a Miami Heat, de LeBron James y Dwayne Wade.

Este acuerdo es claramente beneficioso para ambos. En Golden State esperan a Kevin Durant para aceptarlo y nombrarlo como líder del equipo junto a Stephen Curry para luchar por es campeonato que se les escapó de las manos frente a Cleveland Cavaliers. KD tiene todas las herramientas en su nuevo equipo para alcanzar el título que lo consolide como uno de los mejores basquetbolistas de todos los tiempos. Irónicamente fue este último jugador y equipo el que lo privó de pelear por la gloria una vez mas. Pero existe un dicho que puede ser aplicado en esta situación de Durant con los Warriors. «Si no puedes vencerlos, únete a ellos».

 

 

Thompson y Curry forzaron el séptimo partido

Klay Thompson se vistió de MVP y con sus 41 puntos silenció a las 19 mil personas que colmaron el Chesapeak Energy Arena en la victoria de los Golden State Warriors 108 a 101 sobre Oklahoma City Thunders por el sexto juego de la Final de la Conferencia del Oeste. Stephen Curry fue clave, al igual que el alero, con 29 unidades . De esta manera los dirigidos por Steve Kerr igualaron la serie 3 a 3 después de estar en una situación critica de dos partidos en desventaja y forzaron el encuentro definitorio.

En el enfrentamiento más complicado y parejo hasta el momento de toda la eliminatoria, los Warriors pudieron quedarse con la victoria luego de estar en desventaja durante toda la noche. Llegaron a perder por 12 en el segundo cuarto pero pudieron cerrar la primera mitad 53 a 48. Aunque lo peor no quedo ahí. Golden State inició el último parcial ocho puntos por debajo de Oklahoma City, que estaba en un gran nivel. Pero cuando las cosas se pusieron difíciles sus francotiradores aparecieron en su máxima expresión.

Thompson estuvo letal, cerró la jornada con 11 de 18 en tiros detrás del perímetro y fue el que destrozo la moral de los Thunders con un triple a falta de un minuto y medio que puso el juego 104 a 101. Previamente, con el cronómetro marcando 120 segundos para el final, Curry había igualado el tanteador 99 a 99, lo que significaba el principio de la derrota de los de Billy Donovan. El MVP estuvo a una asistencia del triple doble; a sus 29 unidades le agregó 10 rebotes y nueve habilitaciones.

En el vigente campeón, volvió a destacarse Draymond Green con un doble doble compuesto por 14 puntos y 12 rebotes. Además, Andre Iguodala fue fundamental en el aspecto defensivo, ya que capturó siete rebotes y recuperó tres pelotas esenciales en el parcial decisivo, una frente a Kevin Durant, otra contra Russell Westbrook y la última, luego de un lanzamiento errado de los Warriors que iba a provocar el contraataque de Oklahoma City, cuando el jugador más valioso de la pasada final metió la mano para recuperar la posesión.

En los Thunders, Durant y Westbrook no pudieron liquidar la serie de local pese al gran nivel de ambos. Entre las estrellas pusieron a los de la bahía en una situación desesperante pero no lo pudieron sostener. KD realizó un gran trabajo con 29 puntos, mientras que el base hizo una excelente tarea al quedarse en las puertas de un triple doble. Sus números fueron 28 puntos, 11 asistencias y nueve rebotes. Serge Ibaka con 13 unidades y 9 rebotes, y Andre Roberson con 11 tantos y ocho rebotes fueron las otras caras destacadas.

Golden State Warriors logró lo que resultaba imposible, igualarle la eliminatoria a Oklahoma City Thunders cuando la serie parecía sentenciada debido a las últimas palizas que habían recibido y que pusieron la llave 3 a 1 en favor de los de Donovan. Ahora el panorama no puede ser más que favorable para los de Oakland. Curry y Thompson en un nivel superlativo, el ánimo por las nubes después de semejante remontada y un Oracle Arena, que ya no aguanta más para que llegue el lunes 30 de junio. Un Oracle Arena que desea que su equipo siga haciendo historia al convertirse en la décima franquicia en remontar un 3 a 1 en contra en Playoffs.

Oklahoma se quedó con el primero

Oklahoma City Thunders sorprendió a todos los presentes ayer en Oracle Arena luego de la victoria frente a Golden State Warriors por 108 a 102 en el primer partido de la Final de Conferencia del Oeste. Kevin Durant, con 26 puntos, y Russell Westbrook, máximo anotador del juego con 27 unidades, fueron los más destacados del conjunto de Billy Donovan y el motivo por el que tomaron la delantera en la serie.

Los Thunders estuvieron cuesta arriba hasta el tercer cuarto cuando comenzó la remontada. Habían terminado la primera mitad abajo por 60 a 47 y parecía que el encuentro se lo llevaban los Warriors. Pero apareció la figura de Westbrook, que había estado errático en los primeros dos parciales, solo convirtió tres puntos, y en el ante último período anotó 16 unidades fundamentales para que Oklahoma se ponga en partido. Además, el base repartió 12 asistencias, completando un doble-doble.

Durant fue otro que no estuvo fino en todo el partido, solo tuvo el 33% de efectividad, pero se hizo presente en los momentos difíciles del juego más precisamente en el tercer y último parcial cuando la incertidumbre para ver quien se quedaba con el encuentro se hacia mas notoria. KD también finalizó con un doble-doble ya que capturó 10 rebotes. Otro aspecto que fue clave para la victoria de los Thunders fue que además de sus máximos exponentes, otros tres jugadores terminaron con dobles dígitos. El pivot Steven Adamas marcó 16 puntos, Serge Ibaka sumó 11 unidades y el base suplente Dion Waiters hizo lo propio con 10 tantos.

Golden State parecía que tenia el partido controlado, no solo por la diferencia de 13 con la que terminó la primera mitad sino porque Stephen Curry y Klay Thompson estaban en un gran nivel. El MVP fue el líder en puntos en los de Oakland con 26, realizó un doble-doble con los 10 rebotes que tomó y repartió siete asistencias. El alero anotó 25 unidades, capturó nueve rebotes y dio cuatro habilitaciones. Draymond Green fue otro que tuvo una gran noche, pero que tampoco fue suficiente, con 23 puntos. Lo que provocó que los Warriors se les escapara el partido fue la mala efectividad en tiros en el último cuarto donde solo convirtió 14 unidades.

La serie se reanudará mañana nuevamente en el Oracle Arena donde los dirigidos por Steve Kerr intentarán igualar la eliminatoria para viajar a Oklahoma igualados. Mientras que los Thunders van a ir en busca de un segundo golpe que los haga llegar tranquilos al Chesapeak Energy Arena y que deje al vigente campeón en una situación más que delicada.

Kevin Durant y Russel Westbrook liquidaron a Dallas

Kevin Durant – con 33 puntos – y Westbrook – máximo anotador del juego con 36 unidades -, fueron determinantes para sentenciar la serie en favor de Oklahoma luego de vencer a los Mavericks en el quinto partido por 118 a 104 en el Chesapeak Energy Arena. Los dirigidos por Billy Donavan son los segundos semifinalistas de la Conferencia del Oeste, instancia en la que se enfrentarán a un viejo conocido: San Antonio Spurs.

Las dos estrellas de los Thunder fueron indomables para los Mavs. Ambos jugadores cargaron con el peso de la ofensiva y fueron letales para los comandados por Rick Carlisle. Durant terminó con un 45% de lanzamientos de campo – anotó 11 de los 24 tiros que realizó, mientras que Westbrook tuvo una noche fantástica con el 56 % de sus lanzamientos concretados – fueron 13 de 23 -. Lo increíble es que entre ellos sumaron 47 disparos, 13 más que el resto del equipo. Ésto sin dudas demuestra la dependencia de Oklahoma en sus baluartes.

Por el lado de los eliminados, el veterano y campeón con Dallas en 2011 Dirk Nowitzki, con 24 puntos, y Dwight Powell – ala pivot – con 16 tantos, 9 rebotes y 3 asistencias, fueron los puntos más altos de su equipo pero no fueron suficientes frente a la aplanadora de los Thunder.

Oklahoma se volverá a topar con los Spurs en Playoffs por sexta vez en la historia. Las últimas dos fueron en las finales del Oeste en 2012 y 2014 con una victoria por lado. Antes de éstas, los Thunder se habían cruzado con San Antonio en 1982, 2002 y 2005, pero la franquicia se llamaba Seattle Supersonics nombre que usó hasta 2007 cuando el equipo cambió de dueños. Este enfrentamiento se ha convertido en un clásico de la post-temporada y promete ser un duelo más que emocionante.

error

Seguinos!