mié. Ago 21st, 2019

Fecha 1

Debut con triunfo para Independiente en la Superliga

Sebastián Palacios acudió a su historial de goles y anotó el único tanto en su presentación con la camiseta del club. En el regreso de Becaccece a Florencio Varela, el director técnico sumó el primer triunfo en el ámbito local y comienza con envión la Superliga Argentina.

En el lapso de la primera parte el predominio por mantener la posesión de balón produzco diferentes variables en la funcionalidad de ambos equipos. Independiente supo administrar con criterio el juego y con el correr de las acciones, comenzó a desencadenar diferentes contratiempos en el aspecto defensivo de Defensa y Justicia.

Por eso las decisiones eran circunstanciales al Rojo y la pasividad del Halcón en el mediocampo paso a ser relevante a las pretensiones del rival en el ataque. Contribuyendo a la permanencia de los atacantes en campo del local, el conjunto de Sebastián Becaccece fue arriando las posibilidades contrarias y conjugándose a lo que fue la apertura del marcador transcurriendo los treinta y dos minutos, tras un centro de Nicolás Figal que Marcelo Herrera dejo a la deriva y Sebastián Palacios concreto frente a la oposición de Unsain para marcar el 1 a 0.

Pese a determinar el rumbo del partido, el cuadro de Becaccece mantuvo la incertidumbre de determinar la ventaja de espacios y Defensa asimilo esa sensación que no predominó en lo colectivo, dando cuenta de una oportunidad letal del Rojo al cierre de la primera parte mediante un tiro libre categórico de Martin Benítez que se interpuso con el travesaño previo al entretiempo.

El complementario continuó conservando la puja constante por la perseverancia en territorio rival. Allí Independiente desistió sus avances logrado en el ataque, y afirmo sus ansias de respetar las líneas de defensa y mediocampo.

En consecuencia, Defensa y Justicia contuvo la tenencia pero sus principios fueron inexactos al momento de vaticinar una serie de acontecimientos a la oposición de Martin Campaña.

Con las modificaciones referidas al factor defensivo, el equipo de Avellaneda solventó las embestidas planificadas por el Halcón. Las mismas sintetizaron la superioridad del visitante y conllevaron al ritmo preferencial objetado en el resultado final por la mínima diferencia a merced de Independiente.

River y Alianza empataron en Lima

En la acción culmine del partido, Cristian Ferreira saco a relucir su técnica en los tiros libres y almacenó una igualdad de River ante Alianza en el estadio Nacional de Perú. José Manzaneda había adelantado al conjunto de Miguel Ángel Russo, y en consecuencia, quedan en segundo lugar del grupo A.

 

En el lapso de la primera mitad, River planteo un juego dinámico y con variada participación de los volantes junto a los delanteros. Sin demasiada trascendencia de Juanfer Quintero, el equipo de Marcelo Gallardo fue saltando las líneas propuestas de Alianza Lima y generando diferentes ocasiones para que los delanteros determinan el desenlace de las mismas.

 

Determinada la magnitud de su desempeño, el conjunto local se agrupaba en campo proprio pero la exactitud del Millonario al momento de desenvolver la ofensiva, le permitió a la visita producir diferentes posibilidades de anotar, las cuales Ignacio Fernández presenció la más significativa pero Pedro Gallese le impidió la anotación sobre su vértice izquierdo.

 

Marcadas diferencias hacían pensar en un desenlace favorable al club argentino, sin embargo esa notoriedad fue mermando por las pérdidas constantes de pelota en el mediocampo que los rivales capitalizaron para ampliar el margen de ataque.

 

Igualado en el ritmo, el once de Miguel Russo empezó a desestabilizar la línea defensiva contraria y a la media hora, Rodrigo Cuba proyecto un lateral al área y Martínez Quarta dejo un rechazo en vano que José Manzaneda priorizo para sentenciar el 1 a 0.

Entonado por la ventaja, el desempeño del conjunto de Lima relegó a River de sus virtudes en el ataque y lo ubico en el mando del partido, que pudo ser perjudicial para el visitante por errores de coordinación, pero que se dirigió al vestuario con Alianza por delante.

 

 

En la etapa complementaria, Alianza desistió de la escaza posesión de pelota que tenía como alternativa de juego y River sustentó esa falencia para superar las insistentes formas de defensa del rival y encontrar en el banco, la permanencia de Matías Suarez y Christian Ferreira en los metros finales.

Dada las continuas búsquedas de la visita, el factor defensivo del local fue deteriorándose y luego de agrupar interpretes en el ataque, Javier Pinola envió un centro férreo pero Rodrigo Cuba obstruyó ele esférico con su mano y Wilmar Roldan marco el tiro desde los doce pases, que Santos Borre se encargó de dirimir y Gaselle se interpuso con una atajada extrema que mantuvo la diferencia del resultado.

No obstante, la oposición de concretar no disminuyó la intensidad del Millonario que a segundos de finalizar el cotejo, tuvo un tiro libre limite a la línea de definición que Ferreira llevo a cabo con un tiro inobjetable para Gallese.

El empate terminó de determinar los avances del campeón vigente, que junto a Alianza comparten el segundo lugar por debajo de Internacional de Brasil, producto de la victoria ante Palestino de Chile.

 

 

 

Atlético Tucumán dio la talla y postergó el triunfo de Racing

En la segunda parte, el equipo tucumano cambió la perspectiva de juego e igualó el marcador en dos tras ir perdiendo por dos goles. Lisandro López y Gustavo Bou coronaban una noche excelsa para la Academia pero Guillermo Acosta y David Barbona ingresaron desde el banco para emparejar el resultado final. En la visita, Eugenio Mena dio sus primeros pasos y cumplió las expectativas.

Durante la primera parte, Racing se asentó en el compromiso mediante la búsqueda de domino con el balón y la relevancia de sus volantes y laterales en los extremos. En esa sintonía, el equipo de Eduardo Coudet simplificó las dificultades que presentaba Atlético Tucumán en el aspecto defensivo, y con la presencia de Lisandro López pudo inquietar a Cristian Luchetti en diferentes circunstancias.

La primera de ellas fue a los diez del comienzo tras un buen movimiento de López en el área y un tiro que exigió al arquero y en el rebote, Matías Zaracho no pudo sentenciar la oportunidad al dar el esférico en el travesaño. Paso a paso, la claridad de la Academia se adueñaba del encuentro y el Decano padecía el escás de alternativas en la recuperación de pelota en la media cancha. Agrupando a ambos laterales, la visita amplio las variantes con Eugenio Mena que en el ida y vuelta constante, fue un atenuante a resolver para el local.

Continuando con la distribución de balón y encontrando variantes hacia los delanteros, el conjunto de Avellaneda resolvió varias imperfecciones en el funcionamiento y a los 27 minutos luego de una salida a medias de Gabriel Patrón, Licha López recibió el esférico sobre el costado y con ángulo a su favor definió con categoría al palo descuidado de Luchetti generando la apertura del marcador para Racing.

A través de los experimentados, la Academia desmoronaba la oposición de Atlético y en el lapso final también complementó el mecanismo hacia el arco rival. Definido el ritmo del partido, el local cedió aún más sus limitaciones y al minuto treinta y seis, Gustavo Bou complementó el ataque con Augusto Solari que tras superar la marca de San Román en el área elevó la mirada y dejó con el arco en soledad a Bou para que el entrerriano concrete el 2 a 0 parcial.

Adverso al contexto del partido, el Decano solo recurrió a un juego corto y a la presión constante de cara al descanso. En ese aspecto el equipo de Coudet sacó provecho de las infracciones a favor y descartó esfuerzos mayores en camino al descanso.

El complementario cambió radicalmente por la pérdida de dominio de Racing en posesión y espacios. Allí el Decano insertó el desenvolvimiento de sus delanteros y los defensores laterales pasaron a tener importancia, trayéndole dificultades al rival en el sistema defensivo.

Tras varias aproximaciones el equipo de Ricardo Zielinski puso en vilo la ventaja considerada de la Academia. Al minuto veintidós, Luis Rodríguez anticipó a su marcador para cederle a Guillermo Acosta que al dirigir el disparo se encontró con el desvío en Lucas Orban y la imposibilidad de Arias al evitar el descuento.

El objetivo de enmendar el resultado ya era un hecho. Con actitud y cierto desequilibrio ofensivo, el local acudía al último tramo del partido en posición favorable al arco rival. Coudet modificó algunos lugares de cara al contraataque, pero sobre el cierre nuevamente Rodríguez asistió a David Barbona para que el volante coloque la igualdad con un tiro sutil lejano a las intenciones de Arias.

Ya era un hecho el progreso del Decano en todo sentido y como los finales lo marcan, Leandro Díaz desaprovechó una impunidad inobjetable bajo el arco con un arquero desairado y en consecuencia, Racing y Atlético Tucumán empataron en su presentación.

Lanús y Defensa y Justicia quedaron en tablas en el Sur

Cuando todo parecía conducir el triunfo del Granate por dos tantos, Nicolás Fernández ingresó en la parte final y con un doblete, el Halcón se lleva un punto fuera de casa. Sebastián Ribas logró convertir su primer gol en el equipo de Carboni mientras que Tomás Belmonte había prolongado el resultado para el local. Con el correr del encuentro, Rolando García Guerreño y Jorge Pereyra Díaz abandonaron el campo por diferentes lesiones.

En el transcurso de la primera parte, Lanús apaciguó el interrogante del encuentro a tan solo cinco minutos tras una subida de Leonel Di Placido en el área rival y la infracción de Alexander Barboza que determinó la designación desde los doce pasos de Fernando Rapallini.

Sebastián Ribas se encargó del tiro y con suspenso derroto la oposición de Ezequiel Ursain con un disparo rasante. La temprana ventaja acompañó el desempeño del Granate que bloqueó cualquier tipo de reacción en la visita que se vio en adversidad por la falta de combinaciones y control en todas las líneas. En ese aspecto, el conjunto del sur fue superior y ante la línea numerosa defensiva, supo contribuir el juego en sus volantes y delanteros.

Al minuto doce Lautaro Acosta cortó una salida en campo contrario y tras recorrer algunos metros, envió un centro que el zaguero dejó a medias para que Tomas Belmonte llegue, controle y coloque el esférico al palo descuidado de Ursain. En dos aproximaciones, el local administraba la ventaja apenas iniciado el partido.

Relegado en sus líneas, el equipo de Ezequiel Carboni fue cediendo espacios en la delantera pero Defensa y justicia no prevaleció en su idea ya que los punteros quedaron aislados del resto de los futbolistas y la línea de defensa mostraba imperfecciones en cada intención rival. El Halcón solo tuvo como alternativa el desempeño de Gastón Togni, quien debió retroceder del ataque y aclarar el panorama irrisorio del equipo.

A través de la insistencia en sus laterales, el conjunto de Sebastián Becaccece pudo acercarse al arco rival y el Granate acudió al orden en la primera línea para controlar el accionar rival y así resguardase hacia el entretiempo.

La segunda etapa también trascendió por Lanús en los primeros instantes. Con mayor posesión el equipo de Carboni accedió con continuidad al área rival y las intervenciones de Unsain fueron claves para que el visitante se mantuviera en partido.

El Halcón varelense no reaccionaba y su andar era irregular en la creación de oportunidades al arco rival. Ya con las modificaciones, el equipo demostró un progreso en ataque pero las chances de incomodar a Guillermo Sara solo quedaban en veremos.

Ante esto el Granate iba decididamente a sentenciar el cotejo pero a diferencia del primer capítulo, la claridad dejó atrás la posibilidad de enmendar el desenlace del partido. En consecuencia, su rival empezó a darle relevancia a los extremos y a diez de los noventa, Togni alteró la defensiva local de cara al arco y tras asistir a Fernández el santafecino ajustició al arquero para poner a tiro del empate al conjunto de Becaccece.

Con más orgullo que juego, la visita ponía en vilo la victoria transitoria del local y a tres minutos de cumplirse el tiempo reglamentario, Lisandro Martínez se las ingenió en el lateral al enviar un centro al punto penal que Nicolás Fernández conectó entre los centrales y sentenció así la igualdad en el encuentro.

En milésimas de segundos todo lo realizado se volvía extremo en Lanús, que de un lado podía lograr un triunfo heroico o caer de forma inesperada. Al tiempo de descuento, Lodico volvió a desencadenar alarmas en Defensa. Luego de perfilarse hacia el arco el lateral puso en apuros a Unsain que se esforzó sobre su palo y mando el balón a córner en lo que definió el empate en el debut de ambos.

Por la segunda fecha de Superliga, Lanús juega ante San Lorenzo, mientras que Defensa recibirá a Atlético Tucumán.

Boca venció a Talleres en el camino al tricampeonato

Con el acierto de Cristian Pavón, el campeón vigente de Superliga comienza con envión el camino hacia un nuevo título de primera división. Carlos Tevez malogró un tiro desde los doce pasos y Esteban Andrada volvió a mostrar un desempeño óptimo bajo los tres palos. La victoria mantiene al equipo de Guillermo Barros Schelotto como invicto y el miércoles próximo, estará disputando un compromiso de primer nivel ante el Barcelona. 

En los primeros 45 minutos, Boca se insertó la forma de juego y la posesión de pelota le concedió mayor posibilidad de disminuir la incesante marca en espacios de Talleres. Esto fue progresando, y el conjunto de Guillermo Barros Schelotto se adjuntó el ritmo del encuentro ante un rival, que en el afán de aprovechar las salidas rápidas por los extremos, terminó descuidando la faceta defensiva.

Tras aproximarse en algunas circunstancias al arco contrario, el Xeneize marcó diferencia a los ocho minutos luego de que la salida de un córner, le permite a Cristian Pavón ejecutar un tiro y el trayecto se vea interferido por Leonardo Godoy, que dejó sin respuestas a Guido Herrera y colocó al local en ventaja.

Con certezas en las decisiones, el bicampeón fue adquiriendo determinaciones en cada disputa y allí, la T se vio en adversidad más allá de alguna imperfección de Boca en el retroceso defensivo. Mediante la claridad en la ofensiva, el conjunto de la Ribera condujo el desenlace del partido aislado de Esteban Andrada, y siendo participe de las intenciones de Carlos Tevez, que en una ocasión de gol se las ingenió para superar al central y en el área definir un tiro que Herrera bloqueo antes de tiempo.

Sobre el final, el dominio de pelota no fue tal para el local y el equipo cordobés emparejo el transcurso en el mediocampo. Ese transcurso obligó al dueño de casa a agruparse en propio campo y con firmeza, acudir al camino de los vestuarios sin altercado alguno.

Ya en el complemento, el equipo local marcó diferencia en el ataque y a cinco del reinicio, Emmanuel Mas ingresó al área con dominio y Godoy le propinó un golpe, que significó la pena máxima para Facundo Tello. Carlos Tevez se hizo cargo del penal, pero Herrera adivinó la intención y despejo la amplitud del resultado.

Con la deuda de sentenciar el triunfo, Boca tuvo vaivenes en el aspecto defensivo. Prolongando la eficacia en la ofensiva, Talleres acudió a la recuperación rápida de balón y la búsqueda de sus volantes en cuestión de segundos. Las acciones transcurrían y el equipo de Schelotto ponía en tela de juicio la paridad.

La entrada de Hugo Ábila generó un peso específico en la delantera, y el goleador colaboró en algunas jugadas de contragolpe que finalizaron en erróneas decisiones técnicas. En este punto, el conjunto de Vojvoda se afianzaba pero solo fue capaz de elaborar una jugada que exigió la atención de Andrada, tras un rebote en Pablo Pérez.

Entendiendo las circunstancias, el Xeneize fue contrarrestando cada accionar del rival y con la acumulación de tiempo en pelotas a favor, alargó el invicto y consiguió una victoria en el debut de la Superliga. Por la segunda fecha del torneo, Boca juega ante Estudiantes de la Plata y Talleres recibe a Rosario Central.

      

 

 

 

 

 

           

 

 

 

Lanús debuta ante Defensa y Justicia en la Fortaleza

Tras trascender en el mercado de pases, el conjunto de Ezequiel Carboni se mide ante el equipo de Florencio Varela en condición de local. Guillermo Sara hará su presentación en el arco granate, y Sebastián Ribas vuelve de una lesión para jugar el primer compromiso oficial. El Halcón, por su parte, contará con Jonás Gutiérrez y además, sus hinchas podrán acudir al estadio.

La incorporación de ocho futbolistas amplía las posibilidades que el Kelly Carboni tiene para encontrar la forma de juego, en lo que es su segundo semestre al frente del plantel. Una de ellas, contempla la partida de Esteban Andrada, ya que Sara fue parte de la operación y acudirá a ocupar nuevamente la valla luego de acumular partidos sin rodaje en su ex club.

A esta novedad se le agrega la referencia en el ataque de Ribas, quien tuvo una inesperada molestia física y en este cotejo intentará demostrar su desempeño en el área rival. Por último, Marcelino Moreno es otro jugador que se asienta en el once inicial cuando hace meses esperaba la oportunidad desde el banco de relevos.

En este contexto, el conjunto del sur arranca la Superliga con objetivo claro; sumar y no despertar viejos enemigos en relación a la zona de descensos que tras el fallo a favor de Newell’s entre semana, lo ubica dos unidades debajo de la Lepra en la posición 22.

Contrario es la actualidad de defensa que si bien fue eliminado el domingo pasado en la Copa Argentina por argentinos, busca cumplir con su prometido de liderar el historial ante Lanús desde su vuelta a la primera división. Dentro de la alineación, Sebastián Beccacece incluye el regreso del Galgo Gutiérrez y la aparición por segunda vez de Gastón Togni, juvenil que llegó de Independiente a préstamo y que en pocos instantes convenció al director técnico.

 

FORMACIONES:

 Lanús: Guillermo Sara; Leonel Di Placido, Nicolás Thaller, García Guerreño, Nicolás Pasquini; Tomas Belmonte, Leandro Maciel, Marcelino Moreno; Pereyra Díaz, Sebastián Ribas y Lautaro Acosta.

Defensa y Justicia: Ezequiel Unsain; Nahuel Molina, Mariano Bareiro, Alexis Barboza, Rafael Delgado, Christian Almeida; Jonás Gutiérrez, Leonel Miranda, Gastón Togni; Fabián Bordagaray y Eugenio Isnaldo.

 

Hora: 15:30

Estadio: Néstor Díaz Pérez

Árbitro: Néstor Pitana

TV: Tnt Sports

Sin nueve no hay paraíso

Boca empató 0-0 ante Alianza Lima en su visita en Perú. El partido correspondió a la primer fecha de la Copa Libertadores, en Fase de Grupos. Cardona y Vergini, los más claro del conjunto Xeneize.

Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto eran candidatos a ganar un partido, que en principio, era bastante accesible. Como todos sabemos, «Del dicho al hecho hay un largo trecho» dijo alguien alguna vez, y la verdad, es que tuvo mucha razón.

El equipo argentino no pudo plasmar en cancha todo su juego ofensivo, aunque toda falla tiene un por qué: Pavón no estuvo fino desde el minuto 0, no pudieron utilizar la carta del centro debido a la falta de un 9 (Tevez no juega de centro delantero, sino que es el que acompaña al hombre de área), Buffarini no encontró el rumbo, mucho tiempo perdido en el terreno de juego. Carlitos, tuvo que abandonar el área para tratar de que el equipo se arrime al campo rival. Además, el local estuvo bien parado en el fondo, en líneas generales.

Al jugar sin un 9 nato, el elenco azul y oro, tuvo que rechazar la opción de tirar centros sorpresas, ya que nadie tenía una altura suficiente como para poder cabecear en la puerta del área chica y mandarla a guardar.

Por otro lado, el plantel peruano salió a jugar a la contra, esperando el error no forzado de la visita y poder aprovechar alguna que otra chance para marcar. Si bien las jugadas no fueron claras, con un Cruzado un poco más fino con el balón, podrían haber aprovechado para ponerse arriba en el marcador, ante un Boca Juniors que jugó a menos del 40% de lo que pueden demostrar en cancha.

¿Los puntos fuertes? Cardona sin dudas, el 10 colombiano subió y bajó, marcó, recupero, tiro caños, encaró, rompió muros con sus gambetas en donde nadie quiso probar, remató de afuera, y la más clara justamente fue de Edwin, luego de meterse dentro del área, engancha y rematar contra el arco de Prieto. El esférico, chocó contra el travesaño, rebote que le queda servido a Pavón y la bocha se fue por encima del arco.

Otra de las claves, fue la dupla central: Vergini y Heredia. La misma que jugó en la reserva el domingo pasado ante San Martín de Tucumán. Estuvieron sólidos, precisos, rápidos, atentos, colaboraron para que Rossi sienta que delante de el la zona estaba asegurada. Además, el pibe Heredia debutó por primera vez en una Copa Internacional. Su inexperiencia, no se noto en absoluto.

El próximo rival en Libertadores, será Juniors, quien viene de una dura derrota como local ante Palmeiras. El cotejo se jugará el 4 de Abril a las 21:45 en la Bombonera.

El Sabalero y el Canalla repartieron puntos

Partido chato en Santa Fe. Pocas jugadas claras, poca fluidez en el juego y un empate que no dejó satisfecho a ninguno de los dos. Fue 1 a 1 entre Colón y Rosario Central en el Cementerio de los elefantes. El partido tuvo sus emociones al final, con los goles de Camacho para el Canalla y de Sandoval para el Sabalero.

Desde el comienzo faltó claridad en los pases y en el intento de juego de ambos equipos. Domínguez, DT de Colón, planteó un esquema para jugar por el centro, con el Cachete Morales como enlace, pero no dio frutos. Montero, DT de Central, quiso aprovechar la falta de marca en el mediocampo Sabalero, con apariciones de Carrizo y Camacho para unirse a Zampedri y Ruben, pero fueron escasos intentos.

El equipo visitante arrancó mejor pero sin concretar jugadas claras, con aproximaciones de Camacho e intentos de Ruben sin peligro. Colón apostó a los centros y las pelotas paradas pero no logró inquietar al Ruso Rodríguez.

Recién a los 32 minutos llegó la primera clara del partido y fue para el local. Guanca filtró un pase para la aparición como nueve de área de Morales que no pudo definir ante el achique del Ruso. En el rebote la metió Vera al medio y otra vez el uno Canalla rechazó.

En la jugada siguiente, Ceballos enganchó sobre la izquierda y metió el pase atrás para que aparezca otra vez Morales entrando al área, pero el remate se fue desviado. Mejor Colón en ese tramo del partido. A los 38′, Leguizamón se escapó a pura velocidad y remató ingresando al área, pero se fue lejos.

Central pudo enhebrar una jugada de gol recién a los 44. Carrizo quiso enganchar en el área de izquierda al medio y el corte defensivo le quedó a Romero que remató y la pelota dio en el palo. El rebote lo tomó otra vez Romero que metió el centro pero el cabezazo de Camacho se fue desviado. En la última del primer tiempo, Zampedri entró al área sólo y se apuró a definir sin ver que aparecía Ruben por el medio.

El segundo tiempo fue más de lo mismo. Partido trabado en la mitad de la cancha, con poca claridad y escasas jugadas elaboradas. Parot avisó a los 3′ tras un córner de Camacho pero controló bien Domínguez. Y a los 20 volvió a ganar el chileno en el área y el cabezazo se fue desviado. Colón no tenía conexión entre líneas.

A los 30 apareció Carrizo por izquierda, enganchó hacia el medio y remató pero Zampedri se anticipó a la trayectoria del balón con un cabezazo que descolocó al arquero Sabalero y que terminó en gol. Sin embargo el asistente cobró offside y todo seguía cero a cero.

Esto fue así hasta los 39 minutos. Un pase largo para Herrera que apareció por izquierda y metió el centro cruzado al área. En el segundo palo estaba Zampedri que, con mucha visión de juego, la bajo al medio para que ingresara solo Camacho y metiera otro cabezazo para abrir el marcador.

Sin embargo le duró poco la alegría al Canalla. Antes de un tiro libre, Domínguez metió el último cambio, ingresó Tomás Sandoval quien, desde esa jugada, tras varias pifias de la defensa visitante, remató para concretar el empate definitivo.

Tuvo una más el Sabalero. Se escapó por la izquierda del área Sandoval a los 46′ y llegando a la línea de fondo metió un pase al medio para la aparición de Zampedri, pero Parot evitó con lo justo lo que era la victoria para el equipo local.

Terminaron uno a uno en Santa Fe. Partido parejo y chato. ¿Justo? Quizás. Pero desde el juego faltó mucho para que se vuelva interesante.

FICHA DEL PARTIDO

COLÓN: Dominguez; Ceballos, Conti, Ortiz, Rodriguez; Estigarribia, Fritzler, Guanca; Morales; Vera, Leguizamón. DT: Eduardo Domínguez.

ROSARIO CENTRAL: Rodríguez; Ferrari, Leguizamón, Martínez, Parot; Camacho, Gil, Romero, Carrizo; Ruben, Zampedri. DT: Paolo Montero.

GOLES: 39’ST Camacho (RC); 42’ST Sandoval (C).

CAMBIOS: Todos en el segundo tiempo, 20′ Chancalay por Leguizamón (C); 27′ Ledesma por Morales (C); 34′ Herrera por Ruben (RC); 41′ Da Campo por Carrizo (RC), Sandoval por Estigarribia (C).

Fiesta de goles en Florencio Varela

Segundo día de la Superliga Argentina de Fútbol. Defensa y Justicia recibía a Gimnasia en Florencio Varela y el cruce fue un verdadero infarto: Empate 4-4 con muchas emociones.

Una tarde nublada y gris en Florencio Varela, pero un ambiente no apto para cardíacos dentro de la cancha. Solo habían pasado tres minutos y Gimnasia se puso arriba gracias a un centro de Lucas Litch para que Nicolás Ibáñez aparezca atrás de todos y ponga el primero del partido.

Poco después fue Defensa el que le agregó emociones a la primera mitad. Un pelotazo frontal descolocó a la defensa rival y, después de varios rebotes, Ciro Rius puso el 1-1. En seguida el Lobo volvió a ponerse arriba gracias a una contra que terminó en una corrida y el segundo gol personal de Ibáñez.

Las ideologías de los dos DT se vieron claras y esto le propinó mucha acción al encuentro. Apenas habían pasado 23 minutos de primer tiempo y aparecía el cuarto gol del partido, segundo del Halcón. Misma fórmula que el primero: Pelotazo al área, rebotes y el Cuqui Márquez apareció abajo del arco para poner su nombre en el marcador.

Hubo un pequeño bache en el que no hubo mayores emociones, hasta que Gonzalo Castellani (figura del partido) remató desde el borde del área y la pelota entró en el arco tras un error de Bonnin, arquero de Gimnasia. Cerca del descanso fue el turno del arquero de Defensa de equivocarse, saliendo a “cazar mariposas” y dejando libre el arco para que Lorenzo Faravelli ponga el 3-3 que cerraría los primeros 45 minutos.

La segunda parte fue menos electrizante pero igual de pareja. A los 6’ apareció otra vez el Cuqui Márquez, luego de un jugadón comandado por Castellani, para el 4-3. Luego tuvieron chances para el quinto, pero finalmente, a los 38’, apareció el de los goles importantes para Gimnasia. Franco Niell, que ingresó desde el banco, puso el 4-4 final de cabeza.

Final de un verdadero partidazo en Florencio Varela, que emociona al amante del fútbol y le da esperanzas a todos de que esta Superliga traiga nuevos aires en lo que se refiere a la calidad de los partidos.

Comienza la Superliga: Tigre-Vélez

25 de Agosto, llegó el día. Arranca la Superliga del Fútbol Argentino. Hoy a partir de las 19:05 y con arbitraje de Dario Herrera, Tigre, el nuevo Tigre de Caruso Lombardi, recibe a Vélez por el primer partido de la primera fecha.

El Fortín trajo a 18 refuerzos en esta pretemporada. Entre ellos se destacan Gonzalo Bergessio, que quedó libre de San Lorenzo, y la vuelta de Jonathan Cristaldo. El Matador de Victoria por otra parte, incorporó 24 jugadores, con la vuelta de Matías Pérez García y Denis Stracqualursi como sus destacados.

La ultima vez que Tigre le ganó a Vélez en el Coliseo de Victoria fue por el Campeonato 2015 en la fecha 24, la de los clásicos. Fue 3-0 con dos goles de Federico González y uno de Lucas Wilchez. El último encuentro disputado entre los dos se lo llevaron los de Liniers, también con el mismo resultado, de visitante.

Tigre en su último partido del torneo pasado terminó con una derrota frente a Arsenal por 2 a 1, mientras que Vélez empató 0 a 0 frente a Temperley.

error

Seguinos!