Funes Mori

Una igualdad que podría haber sido derrota

La Selección Argentina jugó mal, estuvo tanto cerca de ganar como de perder, pero finalmente fue un empate en Lima contra el seleccionado de Perú por la novena fecha de las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018.

La primera mitad resultó tranquila, con un juego dominado por la presión de ambos y el intento de mantener la posesión por parte de Argentina, pero no hubo jugadas destacadas. Recién a los 10 minutos se pudo ver un tiro libre de Agüero que el arquero Gallese logró tapar con una gran atajada. El conjunto peruano presionó bien al equipo nacional, pero finalmente fue Ramiro Funes Mori quien abrió el marcador para la Albiceleste, tras un córner abierto desde la izquierda, y el Mellizo apareció, capturó el rebote y puso el 1 a 0. Los dirigidos por Ricardo Gareca tuvieron muchas para igualar las acciones, sobre todo de la mano de Paolo Guerrero. La última destacada de la primera mitad fue un tiro libre de Di María que finalmente pasó cerca del palo.

Argentina salió al segundo tiempo más a la defensiva, y Perú continuó con su mentalidad de dominar. Finalmente a los 13 minutos, Paolo Guerrero peleó contra Funes Mori en el área tras un centro y puso la justa igualdad en el marcador. El equipo inca dominaba el pasaje del encuentro, pero a los 31’, luego de una jugada que comenzó desde atrás, comandada por Banega, Zabaleta le dio un gran pase a Higuaín y el Pipita la metió para el 2 a 1. Paso poco tiempo, parecía que la Albiceleste se acomodaba en el campo, pero Mascherano tuvo un grave error, se la dejó servida a Guerrero para que encare y reciba una falta en el área por parte de Funes Mori. Así, Cueva cambió el penal por gol a los 36’ y puso la igualdad en dos. No hubo más jugadas destacadas, y el partido cerró con una igualdad, Argentina intentando defenderse y Perú aprovechando el envión anímico e intentando dar vuelta el resultado. Los de Edgardo Bauza jugaron mal y merecieron perder, pero se pudo rescatar un punto para quedar quintos en la tabla de posiciones.

La próxima jornada será el martes 11, Argentina recibirá a Paraguay desde las 20:30, mientras que Perú visitará a Chile.

Funes Mori rompió el cero:

El empate de Paolo Guerrero:

Apareció Higuaín y puso el 2 a 1:

El penal de Cueva para el empate final:

 

Ya está la lista Pre Olímpica

El compromiso más cercano para Argentina es la Copa América Centenario 2016, cita por la cual ya comenzaron los entrenamientos para afrontarla de la mejor manera. Para esto ya se entregó la lista oficial de 23 jugadores que irán a Estados Unidos, pero podría sufrir modificaciones por las recientes lesiones de Ezequiel Lavezzi y Javier Pastore.

Pero Gerardo Martino ve más allá. Luego de la Copa, el próximo objetivo es ir a Río de Janeiro a buscar la medalla dorada en los Juegos Olímpicos. El Tata dio la lista preliminar de 35 futbolistas que viajaran a tierras brasileras en agosto, donde se destacan la presencias de Mauro Icardi, Paulo Dybala (Aunque ya declaró que la Juventus no le permite ir), y Matías Kranevitter, quien junto a Ramiro Funes Mori parece que estarán en la misma situación que el delantero de la Vecchia Signora.

En la nómina también se puede remarcar la presencia de los mayores de 23 años, de los cuales solo irán tres a Brasil: Rulli, Musacchio, Maidana, Ramiro Funes Mori y Víctor Cuesta. Separando por los ámbitos donde juegan, hay 21 jugadores locales y 9 que juegan en el exterior.

La lista completa de 35 jugadores:

Arqueros: Gerónimo Rulli (Real Sociedad, España), Axel Werner (Atl. Rafaela, Argentina), Augusto Batalla (River, Argentina) y Ezequiel Unsain (Newell’s, Argentina).

Defensores: José Luis Gómez (Lanús, Argentina), Víctor Salazar (Rosario Central, Argentina), Mateo Musacchio (Villareal, España), Jonathan Maidana (River, Argentina), Emanuel Mammana (River, Argentina), Ramiro Funes Mori (Everton, Inglaterra), Víctor Cuesta (Independiente, Argentina), Lautaro Gianetti (Vélez, Argentina), Jonathan Silva (Boca, Argentina), Alexis Soto (Banfield, Argentina) y Leandro Vega (River, Argentina).

Volantes: Matías Kranevitter (Atl. Madrid, España), Mauricio Martínez (Unión, Argentina), Santiago Ascacibar (Estudiantes, Argentina), Leandro Paredes (Empoli, Italia), Lucas Romero (Cruzeiro, Brasil), Iván Rossi (Banfield, Argentina), Giovani Lo Celso (Rosario Central, Argentina), Manuel Lanzini (West Ham United, Inglaterra) y Franco Cervi (Rosario Central, Argentina).

Delanteros: Ángel Correa (Atl. Madrid, España), Joaquín Correa (Sampdoria, Italia), Emiliano Rigoni (Independiente, Argentina), Cristian Espinoza (Huracán, Argentina), Cristian Pavón (Boca, Argentina), Martín Benítez (Independiente, Argentina), Paulo Dybala (Juventus, Italia), Mauro Icardi (Inter, Italia), Luciano Vietto (Atl. Madrid, España), Jonathan Calleri (Sao Paulo, Brasil) y Giovanni Simeone (Banfield, Argentina).

Fuga de Centrales

«Los equipos se arman desde abajo», dicen los que saben algo de este hermoso deporte que inunda nuestras vidas todos los días. Desde abajo… si empezamos desde abajo, River tiene al mejor arquero de Argentina y quizás de América. Lo que sigue después del arquero es la línea de fondo, que hasta hace unos meses era la más sólida del continente, si no me creen pregúntenle al Tigres del poderoso Gignac.

Esa seguridad defensiva fue la que le dio muchas alegrías al River del Napoleón contemporáneo, salía de memoria: Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori y Leonel Vangioni. Y como si estos cuatro nombres fueran poco, sentado en el banco estaba Germán Pezzella, un prometedor defensor central que había demostrado que la camiseta no le pesaba y fue clave cuando se lo necesitó.

Hasta acá todo muy lindo, pero la Copa se terminó y a los grandes del viejo continente se les caía la baba por las glorias Millonarias. Ofertas llegaron muchas, pero solo se fueron dos. Ramiro Funes Mori migró al poderoso Everton inglés y Germán Pezzella desembarcó en el Real Betis.

Todo lo contado en las líneas anteriores es historia conocida, así como también todos sabemos que el encargado de ocupar el agujero que dejó el Melli en la línea de fondo fue el irregular Éder Álvarez Balanta. Se pensaba que River iba a salir con algo de la plata recaudada a buscar por lo menos alguien que tenga la mitad de potencial que mostró Pezzella, pero no sucedió. En Nuñez se apostó a darle rodaje a los chicos, entre ellos Emanuel Mammana, una gran promesa de las inferiores.

A estas dos bajas considerables en el campeón de América se sumaron lesiones y sanciones, casi permanentemente, tanto es así que se ha recurrido muchas veces a inventar jugadores para cubrir los huecos. Mercado, sin dudas el mejor marcador derecho del fútbol argentino, parado de central. Ponzio abandonando la mitad de la cancha para intentar ponerse un número que no le queda bien.

Sin ir más lejos ante Olimpo se ensayó una defensa nueva: Milton Casco, Jonatan Maidana, Éder Álvarez Balanta y Leonel Vangioni (que salió lesionado e ingresó el pibe Pablo Carreras) esta desde los nombres no asusta tanto, pero se ha llegado a poner defensas que nunca habían practicado juntas y con muchos nombres fuera de su posición natural.

Nuevamente hay un problema sin un responsable aparente, algunos dirán que fue Gallardo por no presionar más y buscar un central capaz de cubrir el vacío, en su momento se habló del chico Conti de Colón y el experimentado Pinola de la academia rosarina, pero todo quedó en la nada. Otra posibilidad es que la dirigencia no haya querido desembolsar la plata en su momento. Lo que sí se sabe con certeza es que River necesita recambio y sangre nueva en la defensa.

Si se tiene la suerte de pasar a la siguiente ronda de la Copa se necesita un central como mínimo y un reemplazo para Vangioni que se irá a probar suerte al Milan y otro para Barovero que quiere tener un descanso más que merecido de la alta competencia, y… y seguimos sumando. El futuro de River es confuso, se va a necesitar buena muñeca para salir del quilombo que se acerca, esperemos que quienes tomen las decisiones ahora si estén a la altura.

error

Seguinos!