Griezmann

Barcelona – Atlético, duelo clave

Blaugranas y colchoneros se miden hoy desde las 15.45 en el Camp Nou por la fecha 31 de la Liga Santander en un partido transcendental para la competencia. 

El duelo de primera ronda disputado en el Wanda Metropolitano finalizó 1-1 con goles de Costa y Dembélé. En esta instancia, las cosas son muy diferentes; Barcelona marcha líder y le saca ocho puntos al Aleti  que se encuentra segundo.

Los dirigidos por Ernesto Valverde llegan a este encuentro luego de un partidazo ante Villarreal en La Cerámica (4-4) que hizo transpirar a los catalanes y les mostró que no pueden relajarse todavía. El encuentro de esta fecha podría liquidar la Liga a manos de los culés  ya que, de ganar, le sacarían 11 al escolta con 21 puntos por disputarse. Otro punto interesante del partido es que se muestra como la previa del choque por Champions frente a Manchester United y le puede dar al Barca el envión necesario para disputar los 4tos. Para hoy, se prevé la vuelta de Piqué y Rakitic, quienes tuvieron descanso completo el martes pasado.

Por el lado del Cholo y su buque de guerra, arriban a la capital catalana luego de vencer 2-0 al Girona en Madrid y saben que deben ganar o ganar para tener posibilidades de campeonato en la Liga, ya que quedarían a 5 puntos del liderazgo. El Cholo todavía no le pudo ganar a Barcelona por Liga (5E – 9P) y sería el momento indicado para cortar la racha negativa. Además, está la vuelta de Griezmann en la ofensiva acompañado por Diego Costa para dar batalla sin cuartel en el Camp Nou.

Partidazo en Cataluña. Uno de esos que en 90´ definen o dejan las puertas aún más abiertas a la emoción. Toda una Liga pendiente a lo que sucederá en la casa del Barca.

Transmite DirecTV Sports.

Se cortaron solos en la segunda fecha

Si bien quedan 36 fechas y es prematuro lanzar el pronóstico, la realidad indica que Real Madrid y Barcelona ya son los únicos en lograr dos victorias en dos partidos disputados. La fecha había iniciado con el triunfo de Getafe sobre Eibar por 2-0, que tuvo a Gonzalo Escalante como titular, y la igualdad entre Leganés y Real Sociedad 2-2.

Pocos goles el sábado, primero con el empate en 0 entre Deportivo Alaves y Real Betis. Posteriormente fue el turno del Atlético Madrid de Diego «Cholo» Simeone, que contó con Ángel Correa nuevamente en el 11 titular, y que ganó ajustadamente a Rayo Vallecano 1-0 gracias al tanto de Antoine Griezmann. Después le tocó al conjunto «Culé» que con Lionel Messi desde el arranque, también obtuvo sus tres puntos por la mínima, gracias al tanto de Ousmane Dembelé; los dirigidos por Ernesto Valverde son los únicos con valla invicta en el certamen.

Espanyol sorprendió a Valencia y le ganó 2-0 desde Catalunya. Posteriormente fue el turno de los «Merengues», que arrancaron cayendo en su visita a Girona, pero Sergio Ramos, de penal, Gareth Bale, figura de este equipo que intenta dejar atrás la imagen ausente de Cristiano Ronaldo, y Karim Benzema por duplicado le permitieron golear 4-1 y decretar que los comandados por Julen Lopetegui poseen la mayor cantidad de goles a favor. Sevilla-Villarreal y Athletic Bilbao-Huesca -anotó Ezequiel «Chimy» Avila- iguaron en 0 y 2 respectivamente; mientras que el Celta de Vigo de Antonio Mohamed conquistó la primer victoria de la mano del ex entrenador de Huracán al vencer a Levante por 2-1 como visitante.

Los goles de la jornada:

Así se jugará la tercera fecha:

Postergado
Post. Rayo Vallecano

Athletic Bilbao
Viernes 31 de Agosto
15:00 Getafe

Valladolid
17:00 Eibar

Real Sociedad
17:00 Villarreal

Girona
Sabado 1 de Septiembre
13:30 Celta de Vigo

Atletico Madrid
15:45 Real Madrid

Leganes
Domingo 2 de Septiembre
07:00 Levante

Valencia
11:15 Alaves

Espanyol
13:30 Barcelona

Huesca
15:45 Betis

Sevilla

Posiciones:

# Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC DIF
1 Real Madrid 6 2 2 0 0 6 1 +5
2 Barcelona 6 2 2 0 0 4 0 +4
3 Sevilla 4 2 1 1 0 4 1 +3
4 Espanyol 4 2 1 1 0 3 1 +2
5 Athletic Bilbao 4 2 1 1 0 4 3 +1
6 Huesca 4 2 1 1 0 4 3 +1
7 Real Sociedad 4 2 1 1 0 4 3 +1
8 Celta de Vigo 4 2 1 1 0 3 2 +1
9 Atletico Madrid 4 2 1 1 0 2 1 +1
10 Levante 3 2 1 0 1 4 2 +2
11 Getafe 3 2 1 0 1 2 2 0
12 Leganes 1 2 0 1 1 3 4 -1
13 Villarreal 1 2 0 1 1 1 2 -1
14 Valladolid 1 2 0 1 1 0 1 -1
15 Valencia 1 2 0 1 1 1 3 -2
16 Girona 1 2 0 1 1 1 4 -3
17 Alaves 1 2 0 1 1 0 3 -3
18 Betis 1 2 0 1 1 0 3 -3
19 Eibar 0 2 0 0 2 1 4 -3
20 Rayo Vallecano 0 2 0 0 2 1 5 -4

Hay material para después

La euforia francesa durará por un largo rato, sin lugar a dudas, tras la obtención de su segundo Mundial en la historia. Pero el futuro demandará a pensar en clasificarse a Qatar 2022 -en el medio la Eurocopa 2020 y la Copa Confederaciones 2021- y en imaginar qué jugadores podrían llegar al mismo si se tomara como base, la lista de los 23 jugadores que se consagraron en Rusia 2018. A continuación, lo siguiente involucra que las edades mostradas, son pensadas en cuanto tendrían cada uno en 2022 y se tomará en cuenta el esquema 4-2-3-1 utilizado en todo este tiempo de competencia.

Los arqueros, tienen la particularidad de mantener su ritmo y buen andar a pesar de la veteranía, casos hay muchos, por lo que Hugo LlorisTottenham- podría llegar al 2022 con 35 años; Steve Mandanda -Olympique Marsella- con 37 y Alphonse Areola -PSG- con 29 años. Atrás pedirán pista, entre tantos, Alban Lafont -ahora nuevo arquero de Fiorentina- con 23 años o Yoan Cardinale -Niza- con 28.

En los zagueros, el sector derecho o el «2» (siempre imaginando una supuesta línea de 4 defensores), Raphael Varane -Real Madrid- tranquilamente podría llegar a Qatar a sus 29 años, quizás Adil RamiOlympique Marsellacon 36 pueda ser difícil su lugar, aunque no todo está dicho; pero aguardan por ello: Kurt ZoumaChelseacon 26 años, Dayot Upamecano -Leipzig- con 22 años e Issa Diop -West Ham- con 25. Mientras que en el izquierdo o el «6», tranquilamente Samuel Umtiti -Barcelona- y Presnel Kimpbembe -PSG- podrían repetir con 27 y 29 años respectivamente, pero por las dudas: Aymeric Laporte -Manchester City- con 28, Clément Lenglet -Barcelona- con 27 o Abdou Diao -Borussia Dortmund- con 26 esperan su turno.

Los laterales, comenzando por el derecho, fueron Benjamin PavardAhora Bayern Munich– y Djibril Sidibé -Mónaco-. Ambos podrían llegar con 26 y 30 años respectivos; aunque esperan su lugar: Bouna SarrOlympique Marsella- con 30 años y Arnaud SouquetNiza-, de misma edad que el antes mencionado. En el izquierdo fueron Lucas Hernández -Atlético Madrid- y Benjamin Mendy –Manchester City-. Los dos podrían aparecer en Qatar con 26 y 28 años. Lucas Digne -Barcelona- con 29 años y Layvin Kurzawa -PSG- con 30 serían algunos aspirantes también.

N’Golo Kanté -Chelsea- y Steven N’Zonzi –Sevilla fueron los mediocampistas defensivos. Quizás el primero pueda tener mayor seguridad de continuidad con su llegada al país asiático con 31 años, el otro tendría 34; los que aguardan su lugar son Tiémoué Bakayoko -Chelsea- con 28 años, Lucas Tousart -Lyon– con 25 y Geoffrey Kondogbia -Valencia- con 29. Para acompañar a estos estuvieron Paul Pogba –Manchester United-, Christian Tolisso –Bayern Munich y Blaise Matuidi -Juventus-. Es mayormente esperable lo de los primeros con 29 y 28 respectivamente por los 35 del último; atrás podrían venir Adrian Rabiot -PSG- con 27, Tanguy Ndombele -Lyon- con 26 y Morgan Sanson -Olympique Marsella- con 28.

Los volantes o extremos por derecha fueron Kylian Mbappé -PSG-, Florian Thauvin -Olympique Marsella- y Ousmame Dembelé -Barcelona- que podrían llegar al 2022 con 23, 29 y 25 años respectivos; por las dudas, Kingsley Coman -Bayern Munich- con 26 y Allan Saint-Maximin –Niza- con 25 están dispuestos al reemplazo. Por la banda izquierda, Thomas Lemar ocupó ese lugar aunque Matuidi fue el titular todos los juegos, igualmente el ahora jugador del Atlético Madrid llegaría con 27 años. Aguardarían su lugar: Anthony Martial -Manchester United- con 27 y el mismo Maximin, que sabe jugar en ese costado de la cancha.

El puesto de enlace, centrocampista ofensivo, enganche o hasta media punta fueron utilizados por Antoine Griezmann -Atlético Madrid- y Nabil Fekir -Lyon-, que llegarían a Qatar con 31 y 29 años respectivamente. Wylan Cyprien -Niza, que aparecería con 27, es una opción aunque un cambio de esquema al 4-3-3, con dos mediocampistas internos para dejar un hombre puramente defensivo en el medio, podría llevar a utilizar nombres de los apuntados más arriba.

La referencia delantera fue llevada a cabo por Olivier Giroud -Chelsea-, quien llegaría al próximo Mundial con 36 años. En su lugar está el mismo Mbappé que puede ser «9», aunque bien se podría pensar en Alexandre Lacazzette -Arsenal- con 31, Alassane Pléa -Borussia Monchengladbach- con 29 Wissam Ben Yedder –Sevilla- con 32.

Es un hecho y no se falta a la verdad, si se dice que «Los Azules» poseen material para el futuro, y que además ese material provenga de equipos cuyas ligas tienen un buen grado de competitividad, o también, de algún plantel que conoce de las peleas por los puestos de importancia en los ámbitos nacionales o internacionales. De más está decir, que en 4 años todo puede ocurrir, hasta el surgimiento de más nombres que pueden tener su lugar garantizado, en una selección que posee material para el hoy y, principalmente partiendo desde ahora, para el después.

El camino al Título

El trayecto inició, de manera sufrida, un temprano sábado 16 de junio ante Australia desde la Arena Kazán. Donde el VAR se puso en funcionamiento, para ser quien determine si a Antoine Griezmann lo habían derribado en el área y cobrar penal. Finalmente, Andrés Cunha lo cobró y el del Atlético Madrid hizo el primer tanto en la cuenta personal francesa en Rusia 2018. Sin embargo, el sufrimiento que causaban los océanicos ocasionó que desde un tiro libre, Samuel Umtiti meta la mano para que desde esa misma vía donde había aparecido el 1-0, las cosas se igualen. Paul Pogba se encendió y una jugada individual con fortuna en el rebote suyo tras el despeje de Aziz Behich, hizo que la pelota tenga el trayecto hacia el travesaño, el pique pasando la línea y el 2-1 final para los primeros tres puntos.

Aparecía un gran duelo dentro del Grupo D y era el primero de los 3 sudamericanos con los que posteriormente enfrentaría. Perú iba por la recuperación tras su caída con Dinamarca, y el encuentro a disputar en el Ekaterimburgo el jueves 21 se llevaba los flashes. Fue un principio de dominio francés, que gracias al quite de Pogba sobre Paolo Guerrero, la habilitación a Olivier Giroud y un remate que con el toque peruano en el camino, dejó a Kylian Mbappe con el arco en soledad para sellar un 1-0 más que valioso por lo sufrido en el resto del juego.

El cierre del Grupo C se iba a gestar con Dinamarca, el martes 26 en el Estadio Olímpico Luzhnikí, el único partido de toda la competencia que no tuvo goles. Fue un 0-0 con dominio galo en la primera parte del duelo, pero un complemento para el aburrimiento de los 70.000 personas presentes con un final a puro silbido, por ese pacto tácito de dos naciones que se clasificaban primero y segundo respectivamente del grupo.

Tal vez uno de los mejores duelos ofensivamente hablando, pero uno de los peores en aspecto defensivo. La Argentina dejó todo ante la falta de identidad, la clasificación rasposa y los rumores de un vestuario caliente de parte de los jugadores con el cuerpo técnico. Aquí brilló y nació la imagen deslumbrante de Mbappe en el Mundial: Corrida a toda velocidad para un penal que Griezmann cambió por gol, y dos goles para el 3 y 4-2 de un encuentro en el que, el ahora ex equipo que dirigía Jorge Sampaoli, llegó a tener en ventaja por 1-2. En el medio, no olvidarse de Benjamin Pavard, que igualó las cosas con un zapatazo de otro partido para igualar en 2 de manera provisoria. Este fue el duelo en el que más goles había recibido. Kazan se transformaba en el «Cementerio de los Elefantes» ante las eliminaciones surgidas, en esa sede, de Alemania, España y la albiceleste.

Llegaba el tercer sudamericano en el camino: Uruguay. Que no contó con Edinson Cavani en los 90 minutos, y brindaba una pequeña ventaja bien aprovechada por los europeos. El mano a mano se abrió con el mecanismo utilizado durante casi todo el Mundial: La pelota parada. Centro de Antoine, gol de Raphael Varane -combinación «Colchonera» y «Merengue»- para empezar a soñar con las semis que se liquidarían con un gol del «7» bravo del Atlético Madrid, que incluyó un error de Fernando Muslera. La solidez defensiva dijo presente para que los «Charrúas» casi no pisen el área, para generar una situación de peligro.

El martes, hace 5 días, Bélgica se proponía a llegar a su primera final de su historia en los Mundiales, demostrando un poderío ofensivo que muy pocos tenían. Pero para ello debía derrocar a quienes fueron los triunfadores del mismo. Nuevamente la pelota parada hizo su protagonismo pero la fórmula fue «Colchonera»-«Culé». Griezmann centró, Samuel Umtiti convirtió; él y Varane hicieron una zaga muy sólida ese día en San Petersburgo, y el parado defensivo de los de Deschamps causó fastidio hasta en el mejor jugador individualmente hablando, Eden Hazard.

La tarde de hoy en el Luzhniki seguramente sea recordada como una de las más grandes de su historia. Después de 20 años y siendo el único equipo que desde esa cantidad de tiempo llegó a 3 finales de Mundiales -Alemania 2006-, Francia arrancó ganando con un gol de cabeza en contra de Mario Mandzukic; igualó Ivan Perisic; Griezmann convirtió por tercera vez de penal dejando la efectividad al 100%, Pogba aumentó con un golazo, Mbappe liquidó y a pesar del susto ejercido tras el error de Hugo Lloris, que provocó el segundo tanto croata por parte del delantero de la Juventus, «Les Bleus» -los azules- levantaron su segundo título Mundial de su historia.

Los 7 partidos disputados dejaron un saldo de 6 victorias y 1 empate y una efectividad del 85,7%. Ninguno de ellos definidos mediante la prórroga y por ende, en la tanda de penales. 14 goles a favor y 6 en contra; esto último ocurrido en tres juegos.

Desde el aspecto ofensivo se remarcan 67 disparos en total, con 29 al arco y los 14 goles anotados -1 gol cada 45 minutos- por 6 jugadores distintos: Mbappe y Griezmann con 4, Paul Pogba, Umtiti, Pavard y Varane con 1; Aziz Behich y Mario Mandzukic fueron los únicos en anotar en contra. Lo sorprendente pasa por Olivier Giroud, el «9» de la selección, que terminó su performance con ningún remate ejecutado en la competición. 10 de esas anotaciones fueron dentro del área y las restantes afuera.

Le cometieron 92 faltas, mientras que ejercieron 103 en los cuales hubo 12 jugadores amonestados y ninguno expulsado. 48 recuperaciones de pelota se adjudican a N’Golo Kanté, de los 81 que efectuó durante todo el Mundial.

Francia a la final

En una final anticipada jugaron Bélgica contra Francia en un partido que no decepcionó en cuanto al juego.  Ya desde el comienzo se veía cuales iban a ser las formas de pararse dentro del campo de juego. Los “Blues” esperando todos atrás y salir a la contra con la velocidad de Mbappe y Griezmann, aprovechando también el buen pase que posee Pogba. Y por el lado de Hazard y compañía de ser protagonistas del encuentro.

En la primera mitad, se vio al volante del Chelsea gambeteando solo contra todos los franceses. Fue el único que intentaba romper líneas, ser desequilibrante porque ni De Bruyne ni Dembelé se animaron al 1 contra 1.

A los 15 minutos los Reds tuvieron la primera chance de gol cuando entre su capitán y De Bruyne hicieron una buena combinación y el primero saca un remate que se va desviado, donde también pudo haber optado por darle un pase al medio buscando a Lukaku que quedaba frente al arco.

Los dirigidos por Deschamps trataron de romper el marcador en 0 mediante un remate desde fuera del área de Matuidi pero que no se pudo concretar por la buena ubicación del portero Courtois.

Sobre los 30 minutos, tras un centro de Chadli donde el balón quedó dentro del área, Alderweireld de media vuelta conectó un latigazo que respondió de gran manera Lloris.

Los centros de Pavard y las asistencias de Mbappé no eran suficientes para que Olivier Giroud concrete. El delantero intentó de cabeza y de derecha, pero todas sus definiciones facilitaron la tarea de los defensores belgas. Las limitaciones del atacante eran compensadas con las proyecciones del destacado lateral del Stuttgart, ya que antes del descanso exigió al portero del Chelsea con un remate que merecía tener destino de gol.

Se notó que Bélgica buscó más la victoria en el PT, pero escaseó de ideas a la hora de sorprender y poder penetrar en un gran bloque defensivo de Francia donde todos defendían, hasta los delanteros estaban atrás de la pelota tratando de recuperarla y salir de contra.

Pero en el complemento, los franceses quisieron tomar la iniciativa, al menos por unos minutos, donde fueron al frente y buscar el partido. Con eso les bastó para ponerse 1-0 que llega de un tiro de esquina de Griezmann al primer palo y encontró la cabeza de Umtiti.

A partir de lo mencionado, se refugiaron y volvieron con la idea inicial de salir de contra aprovechando que los belgas fueron de manera desesperada a buscar el empate.

Bélgica trató de todos lados y hacían más figura al portero del Tottenham. Además, se veía un equipo que se entregaba por su país, por sacar el partido adelante. Mucho sacrificio de Giroud, Matuidi y Pogba que ayudaban a cortar el circuito ofensivo de sus rivales. Las salidas de Fellaini y Dembele por Carrasco y Mertens intentaron darles mayor velocidad a los ataques, pero los de Deschamps continuaban con su pragmatismo aferrados a su victoria.

Nunca pudieron encontrar los huecos, ni la manera que la pelota pase la línea del arco y gritar ese gol para estirar el duelo.

Con el triunfo y accediendo a la final, buscarán levantar la copa del mundo, aquella que se le escapó hace doce años por penales y que se la llevó Italia. En 20 años, los galos disputarán su tercera final. Tras la consagración de 1998 y la desilusión de 2006, Francia tendrá la oportunidad de bordar su segunda estrella ante Croacia o Inglaterra.

Francia y Dinamarca pasaron a Octavos en un aburrido 0 a 0

Francia y Dinamarca empataton cero a cero en la definición del grupo C del Mundial. En un partido que se rodeó de especulaciones, las selecciones no ofrecieron un juego limpio ni claro. Francia dominó a lo largo de los 90′ y Dinamarca buscó cuidar su arco y salir de contra, aunque lo logró muy pocas veces. Con este resultado, los Bleus quedaron primeros del grupo y las Dinamitas en segundo lugar, por lo que se enfrentarán al segundo y primero del grupo D respectivamente.

Foto: El día

Ambas naciones salieron a la cancha con muchas variantes con respecto al partido anterior: Francia para cuidar jugadores de cara a los Octavos, mientras que Dinamarca buscó controlar el juego francés. Desde antes del partido, se sospechó un posible empate arreglado que beneficiara a ambos. Los equipos salieron a buscar el triunfo desde el minuto cero, sin embargo, con el tiempo, la energía fue decayendo y las selecciones empezaron a conformarse con la igualdad.

Los Bleus de a poco se hicieron dominadores del juego con Dinamarca metido atrás, pero cada vez que los de Hareide salieron de contra, lograron complicar a la defensa francesa. A los 32′ la primera clara para los de Deschamps: la recibió al borde del área sobre la derecha Dembélé, enganchó para su pierna hábil y remató cruzado; la pelota se fue ancha por el palo derecho de Smeichel que controló con la mirada. A los 38′ otro remate desde afuera, esta vez Griezmann, quedó atrapado en las manos del uno danés.

Llegaron los 40′ de la primera parte y Dinamarca se perdió en la cancha. No encontró claridad, no logró unir líneas ni complicar a Mandanda. En cambio, Francia fue de menor a mayor y lo tuvo nuevamente a a los 43′ cuando recibió Griezmann entrando al área (en offside no cobrado), la bajó atrás para que aparezca Giroud; el 9 definió mal y la pelota se fue por encima del travesaño.

Fue todo lo que dejó el primer tiempo. Francia claramente dominador del juego y Dinamarca metido atrás, intentando controlar el dominio francés y saliendo de contra pero sin ser peligroso.

Foto: OkDiario

La primera clara para Dinamarca llegó a los 8′ del segundo tiempo. Un tiro libre desde lejos que ejecutó Eriksen con un remate potente que controló en dos tiempos con un rebote peligroso Mandanda. A los 13′ otro remate de Eriksen se fue ancho por la derecha del arquero. La Dinamita Roja empezó a mostrar su juego y a hacerse fuerte en el campo, aún con una postura más defensiva.

El partido se estancó durante los siguientes minutos, ninguno de los dos arriesgó demasiado. Recién a los 25′ intentó Fekir con un gran derechazo desde afuera que se fue cerca del ángulo derecho de Smeichel. Otro remate de Fekir desde el borde del área tras una asistencia de Mbappé se dirigía a romper el marcador pero una buena reacción del uno danés evitó el gol.

A los 48′ del segundo tiempo, Ricci pitó y marcó el final del encuentro. Bajo la silbatina general de todo el estadio por, quizás, creer que el partido se arregló, ya que a lo largo del partido ninguno de los dos arriesgó demasiado como para buscar la victoria. Con el primer empate en cero en lo que va del Mundial, Francia y Dinamarca en Octavos de Final esperan por sus rivales.

FICHA DEL PARTIDO

DINAMARCA: Kasper Smeichel; Jens Stryger Larsen, Andreas Christensen, Simon Kjaer, Zanka; Henrik Dalsgaard, Thomas Delaney; Christian Eriksen; Pione Sisto, Martin Braithwaite; Andreas Cornelius. DT: Age Hareide.

FRANCIA: Steve Mandanda; Lucas Hernández, Raphael Varane, Presnel Kimbempe, Djibril Sidibe; NGolo Kanté, Steven NZonzi; Ousmane Dembélé, Antoine Griezmann, Thomas Lemar; Olivier Giroud. DT: Didier Deschamps.

CAMBIOS: 4’ST Mendy por Hernández (F); 14’ST Fischer por SIsto (D); 23’ST Fekir por Griezmann (F); 30’ST Dolberg por Cornelius (D); 32’ST Mbappé por Dembélé (F); 46’ST Lerager por Delaney (D).

SEDE: Luzhniki, Moscú.

ÁRBITRO: Sandro Ricci (BRA).

Guía Mundial Rusia 2018 – Francia sueña de la mano de sus figuras

Hace 20 años atrás, Francia lograba su primer y único Campeonato del Mundo en aquella inolvidable final donde venció a Brasil por 3-0 en el Stade de France, con dos goles de Zinedine Zidane y uno de Emanuel Petit. Luego, en sus 13 participaciones restantes, ha llegado solamente a una final, en Alemania 2006, donde fue derrotada por penales.

Sin embargo, 20 años después de ese momento glorioso, Francia es una de las candidatas a ganar el Mundial Rusia 2018 por las grandes figuras que componen el plantel. Llegó a este mundial como puntero en la fase de eliminatorias, logrando la clasificación directa. Desde lo estadístico, de los últimos diez partidos que disputó se impuso en siete, empató dos y perdió solamente uno. Cabe destacar que compartirá el grupo C con Australia, Perú y Dinamarca.

Haciendo un breve análisis del funcionamiento, los dirigidos por Didier Deschamps tienen grandes virtudes, pero también algunos defectos que pueden ser aprovechados por sus rivales.

En el aspecto defensivo, cuenta con laterales con gran proyección, buena marca y centrales con gran anticipación. Sin embargo, debido al estilo de juego ofensivo que propone su entrenador, la última línea queda en varias ocasiones desarticulada. Esto se convierte en un riesgo, y un aspecto a considerar en partidos claves.

Los mediocampistas con los que cuenta el plantel son realmente fantásticos. Kanté y Matuidi son los encargados de raspar en la zona del circulo central, y darle el equilibrio necesario al planteo. Pogba, jugador algo criticado por esperarse mucho más de él, se encarga de asociarse con los de arriba. Debido a su gran pegada desde media distancia, es un riesgo para el arco rival.

Por último, nos centraremos en la línea ofensiva del conjunto Galo. Dembelé, Griezmann y Mbappé son uno de los tríos más peligrosos de este certamen. El delantero del Atlético Madrid – ¿Con futuro en el Barcelona?- es la llave de gol que tiene este plantel y viene de demostrarlo en el conjunto de Diego “el cholo” Simeone, tras ganar la Europa League. Su capacidad goleadora es infalible.

Párrafo aparte para Kylian Mbappé. La nueva joya francesa demuestra todo su talento partido a partido, dejando en claro que tiene mucha hambre de gloria. Aún tiene mucho por mejorar y madurar, es cierto. Así y todo, entiende a la perfección lo que le pide el entrenador y sumado a su talento, es la combinación perfecta para que haga un buen mundial.

De esta manera, el posible once inicial con el que debutaría Francia ante Australia, sería: Hugo Lloris; Djibril Sidibé, Raphael Varane, Samuel Umtiti y Benjamin Mendy; N’golo Kanté, Blaise Matuidi y Paul Pogba; Ousmane Dembelé, Kylian Mbappé y Antoine Griezmann.

Los 23 elegidos para representar a Francia en Rusia 2018:

El entrenador del Conjunto Galo, Didier Deschamps, ya tiene a sus 23 jugadores para disputar el certamen, pero cuenta con una baja fundamental para el equipo. Recordemos que el defensor central, Laurent Koscielny, del Arsenal de Inglaterra, sufrió una fractura en el Tendón de Aquiles en la semifinal de la Europa League ante el Atlético Madrid y debió someterse a una cirugía. Esto implica un largo periodo de recuperación, por ende, el jugador estaría volviendo a las canchas recién para fin de año.

Más allá de la dura lesión sufrida por uno de los referentes de la Selección Francesa, el plantel no ha sufrido ninguna baja en estos días preparatorios previos al mundial. De esta manera, los convocados son los siguientes:

Arqueros: Hugo Lloris (Tottenham), Steve Mandanda (Marsella), Alphonse Areola (París SG)

Defensores: Lucas Hernández (Atlético Madrid), Presnel Kimpembe (París SG), Benjamín Mendy (Manchester City), Benjamín Pavard (Stuttgart), Adil Rami (Marsella), Djibril Sidibé (Mónaco), Samuel Umtiti (Barcelona), Raphaël Varane (Real Madrid)

Volantes: N’Golo Kanté (Chelsea), Blaise Matuidi (Juventus), Steven N’Zonzi (Sevilla), Paul Pogba (Manchester United), Thomas Lemar (Mónaco), Corentin Tolisso (Bayern Múnich)

Delanteros: Ousmane Dembélé (Barcelona), Nabil Fekir (Lyon), Olivier Giroud (Chelsea), Antoine Griezmann (Atlético Madrid), Kylian Mbappé (París SG), Florian Thauvin (Marsella).

 

 

Atlético Madrid campeón de la Europa League

Se quedó con la misma tras vencer al Olympique de Marsella por 3-0 con dos tantos del francés Antoine Griezmann y uno de Gabi en el juego disputado en el Stade des Lumières.

A pedir de los madrileños fue el primer tiempo, casi de la forma que al conjunto que dirige Diego Pablo Simeone le sienta mejor. Dominaban los franceses, casi locales con la diferencia que el estadio pertenece a Lyon, Valere Germain tuvo la ocasión más clara en un mano a mano que si no fuera por su excedida fuerza, la pelota no se hubiera ido por arriba del travesaño; su presión era clara y la imagen de los primeros mencionados pasaba desapercibido. Pero a los 21 minutos, una mala salida del equipo que comanda el local Rudi García le permitió a Antoine Griezmann quedar cara a cara con Steve Mandanda y su definición permitió abrir el marcador e irse al descanso con la ventaja necesaria además de que su rival no pudo llegar con comodidad a su área ante la solidez defensiva «Colchonera».

Hubo un momento para resaltar dentro de los primeros 45 minutos y fue que Dimitri Payet, en la antesala y salida de los planteles, besó su mano y rápidamente fue hacia el trofeo de la Europa League. Mala idea ya que el ex West Ham debió dejar el campo por lesión a los 31 minutos y en su lugar debió ingresar Maxime López. El final suyo fue un problema al igual que su equipo, que perdió el título y rápidamente el recuerdo se hizo presente si uno imagina a Anatoliy Tymoschuk, del Bayern Munich, que si bien pudo terminar su encuentro tras ese gesto, la Copa se fue para Chelsea en aquella UEFA Champions League 2011-12.

La maldición está intacta: Payet, la nueva victima de besar la Copa antes de iniciar el juego y salir del campo por lesión

En el complemento, un nuevo golpe «Cholonero» se hacía presente en Lyon y por el mismo intérprete de la primera etapa: Griezmann tocó por derecha, la fue a buscar al medio y no tuvo miedo ante la presencia de Mandanda porque se la picó para el 2-0 parcial y casi definitivo. El francés, el emblema de su Selección de cara a Rusia 2018, conseguía una marca ideal en esta competencia que inició desde la ronda de 16vos de final ya que no solamente anotó un tanto en el mencionado sino que lo hizo en las fases restantes -8º, 4º, semifinal y final-. A la fiesta francesa en tono gallega, se le tenía que sumar el experimentado y guerrero Gabi que convirtió el tercer tanto final a un «Les Phocéens» totalmente finalizado para que el «Aleti» se consagre nuevamente campe´ñon de la UEFA Europa League.

El camino del Atlético de Madrid hacia la 3º corona en esta competición -igualó a Juventus, Inter y Liverpool como los segundos máximos ganadores detrás de los 5 de Sevilla- inició desde las fases de eliminación; lejos parece haber quedado la decepcionante eliminación por Champions en el grupo que lideraron Roma y Chelsea y que el humilde Qarabag supo hacerle frente en aquel entonces. Desde los 16vos inició su destino dejando en el camino a Copenhague -Din- (5-1 el global), luego el turno fue para Lokomotiv Moscú -Rus- (8-1), en cuartos frente a Sporting de Lisboa -Por- (2-1) y en semis ante el candidato Arsenal -Ing- (2-1). Chelsea en 2012-13 y Sevilla en 2015-16 Dentro del equipo se encuentran los argentinos Ángel Correa -titular en la tarde de hoy- y Axel Werner -dos encuentros disputados en esta competición-.

Quien no para de agigantar su imagen en los rojiblancos es el «Cholo» Simeone, que desde su llegada en enero de 2012 situó a su ex equipo en la época de jugador a tocar el cielo con las manos con grandes resultados que nuevamente, en el día de la fecha, se hacen presentes. Una Copa del Rey en 2013 sumado a una Liga Española más una Supercopa de España en 2014 y los galardones internacionales de la UEFA Europa League y Supercopa Europea en 2012. En el medio, dos subcampeonatos de Champions League en 2014 y 2016, quizás su cuenta pendiente aunque no impedirá esto que aquel técnico discutido por la eliminación en fase de grupos a fines del 2017 siga haciendo historia y sumando páginas doradas a la historia del Atlético de Madrid y representando de la mejor manera a la Argentina en materia DT.

Los goles de Atlético Madrid 3-0 Olympique Marsella:

Ya están los 9 europeos

Las Eliminatorias Europeas han llegado a su fín y en la tarde de hoy, Francia y Portugal se clasificaron al Mundial de Rusia 2018 completando los 9 equipos que pasaban representando al primero de cada grupo. Aún quedan 4 por definir en la vía del repechaje.

El Grupo A centraba su mirada ante los choques entre Francia-Bielorrusia y Holanda-Suecia. Los primeros finalizaron como se preveía con un triunfo francés por 2-1 ante los bielorrusos con los goles de Antoine Griezmann y Olivier Giroud; Anton Saroka descontó para incluir algo de suspenso. La victoria hizo despejar toda duda en cuanto a la clasificación del conjunto dirigido por Didier Deschamps termine como termine en suelo holandés. Será la 14º participación de la Selección campeona del año 1998 disputado en el mismo.

Quien llegó segundo fue Suecia, que perdió 2-0 ante Holanda como visitante gracias a un doblete de Arjen Robben y el cual le bastó para entrar al repechaje -Holanda debía ganar por 7 goles de diferencia-. Será sorpresivo ver que la Selección que en el último Mundial culminó en la tercera posición y el que obtuvo el subcampeonato en Sudáfrica 2010 no estará presente en el año próximo; el mismo Robben, quizás el único jugador vigente en la «Naranja Mecánica» tras estas marcas antes mencionadas perdió la oportunidad de un retiro algo más aceptable de su país. Por el lado de los suecos, los dirigidos por Jan Andersson esperan por el rival que saldrá de Suiza, Italia, Dinamarca o Croacia.

Sin duda alguna el partido más trascendental de la jornada de hoy se lo llevaba Portugal-Suiza desde el Estadio Da Luz de Lisboa donde 2º y 1º se enfrentaban para ver quién era el que llegaba a Rusia representando al Grupo B. Fueron los campeones de la Eurocopa quienes hicieron uso de su única opción para poder clasificar de forma directa obteniendo el triunfo 2-0 gracias a los tantos de Johan Djourou -en contra- y André Silva. Buena actuación de Cristiano Ronaldo que no pudo igualar a Robert Lewandowski en tabla de goleadores con 16 tantos, cifra récord de la historia de las Eliminatorias UEFA. Suiza irá a repechaje tras 9 jornadas de liderato porque su diferencia de gol es inferior a la de los portugueses (+28 a +16) a pesar de la igualdad en puntos.

El conjunto dirigido por Fernando Santos disputará su 7º Mundial y el 5º de manera consecutiva. Su mejor colocación fue el tercer puesto obtenido en el Mundial de Inglaterra 66, aquella donde Eusebio dejó su marca goleadora con 9 tantos.

Cerrando el Grupo H, Bélgica -primer clasificado de toda la Eliminatoria- goleó por 4-0 a Chipre con dos goles de Eden Hazard, uno de Thorgan Hazard -su hermano- y el restante de Romelu Lukaku. Quien irá al repechaje es Grecia, quien también convirtió 4 goles -Vasilis Torosidis, Giannis Gianniotas y Kostas Mitroglou (2)- en su victoria ante Gibraltar; le ganó la pulseada a Eslovaquia -19 a 18 puntos- quien quedó eliminado del repechaje como el 9º midiendo la tabla de los segundos puestos.

El repechaje estará conformado por Croacia, Grecia, Italia, Dinamarca, Irlanda, Irlanda del Norte, Suiza y Suecia. Habrá dos bombos que se definirán por el ranking FIFA y los cruces serán sorteados el martes 17 en Zurich, SuizaEs decir que en uno estarán Suiza (puesto 7), Italia (17), Croacia (18) e Irlanda del Norte (20), estarán en un cupo, mientras que Suecia (23), Dinamarca (26), Irlanda (34) y Grecia (47) estarán en el otro y no podrán cruzarse entre sí.

Estos son los 19 clasificados a Rusia 2018 (restan 13):

Cristiano Ronaldo consiguió su cuarto Balón de Oro

Cristiano Ronaldo este año ganó la Champions League con el Real Madrid y la Eurocopa con su selección. Los méritos del delantero fueron más allá de su club, por eso una vez más fue proclamado ganador del Balón de Oro 2016. Ahora el luso quedó a uno de los cinco que tiene Lionel Messi.

El premio concedido por la revista France Football había cambiado su designación este año ya que la FIFA no lo entregaría más a este trofeo sino el seminario tras la votación de periodistas de 173 países.

Cristiano Ronaldo ya lo había ganado en 2008 como jugador de Manchester United y en 2013 y 2014 con el Real Madrid. El premio era entregado por la FIFA en conjunto con la revista.

En esta ocasión el delantero consiguió sumar 745 puntos y quedo por delante de Lionel Messi, quien sumo 316 puntos, siguiéndole en la lista Antoine Griezmann, Luis Suarez y Neymar.

«El título de la Eurocopa fue más importante que el de la Champions, porque fue el primero con Portugal», explicó el delantero en diálogo con el periódico español Marca. Además, agrego que este fue su mejor año por los títulos obtenidos.
Por otra parte se mostró feliz y orgulloso por su esfuerzo durante el año: «Dentro de mi siento una alegría, porque yo he trabajado mucho para ganar esto»; «Muy pocos mantienen el nivel año a año y yo lo mantengo».

Así quedó el ranking final del Balón de Oro:

1 – Cristiano Ronaldo (745 votos)
2 – Lionel Messi (316 votos)
3 – Antoine Griezmann (198 votos)
4 – Suárez (91 votos)
5 – Neymar (68 votos)
6 – Gareth Bale (60 votos)
7 – Riyad Mahrez (20 votos)
8 – Jamie Vardy (11 votos)
9 – Pepe (8 votos)
9 – Gianluigi Buffon (8 votos)
11 – Aubameyang (7 votos)
12 – Rui Patricio (6 votos)
13 – Zlatan Ibrahimovic (5 votos)
14 – Arturo Vidal (4 votos)
14 – Paul Pogba (4 votos)
16 – Robert Lewandowski (3 votos)
17 – Dimitri Payet (1 voto)
17 – Luka Modric (1 voto)
17 – Toni Kroos (1 voto)
Sin votos: Agüero, De Bruyne, Dybala, Godín, Higuaín, Koke, Lloris, Mïller, Neuer, Iniesta.

error

Seguinos!