Iniesta

Rusia eliminó a España de la mano de Igor Akinfeev

Tras 120 minutos de adrenalina y escases de juego, el local se mete entre los ochos mejores de la copa mundial a través de la definición por penales. El arquero fue clave en dos atajadas que significaron la clasificación. Ahora el rival será la selección croata o Dinamarca.

En el desarrollo de la primera parte España supo implementar el manejo de balón en varios tramos del encuentro. Con cierta incertidumbre a la hora de concretar los avances, el equipo de Fernando Hierro complementó el dominio colectivo y a los once minutos un tiro libre le otorgó la apertura del marcador tras una marca deficiente de Sergei Ignasevich sobre Sergio Ramos que determinó el gol en propia puerta del central.

Ya con la diferencia en el resultado la selección española manejó los hilos del partido y mediante una excesiva proyección con pelota a su favor, el andar colectivo fue variando para dar lugar a una reacción discontinua de Rusia que ante sus defectos en el juego pudo adelantarse en la cancha y alternar lo que era una exhibición del rival.

El desenlace del primer tiempo mostró ciertas dificultades de España al momento de determinar sus intenciones y de allí, el dueño de casa encontró una alternativa de llevar peligro al arco de De Gea. A cinco de concluir las acciones, Gerard Pique interfirió con su brazo el cabezazo de Ignashevich en el área y Kiupers marcó el punto desde los doce pasos. Artem Dzyuba se paró delante del esférico y con sutileza cambió el trayecto elegido por el arquero para igualar el encuentro.

De un error visible y grotesco el seleccionado español minimizaba lo realizado en los minutos anteriores donde el rival no había incomodado al sistema defensivo. Sobre los minutos de descuento, Nacho diagramó un pase entre líneas a espaldas de la defensa y Diego Costa no pudo vencer la posición de Igor Akinfeev que achicó el espacio y dio el pie al final de la parte inicial.

La parte complementaria tuvo a España con posesión absoluta y a Rusia con una clara idea de replegarse en campo propio priorizando la obstaculización de las envestidas rivales que se preveían al campo de los cuarenta y cinco minutos. El nivel del conjunto dirigido por Hierro no alternó y ese factor fue decisivo para que el encuentro no cuente con aproximaciones netas hacia los arcos.

Sobre el final y con la presencia de Andrés Iniesta el equipo europeo supo abrir algunos espacios ocupados por la defensa rival y el volante de Barcelona protagonizó un disparo que el arquero contrario despejó y en el rebote Aspas no pudo conectar con eficacia la situación. Así, el seleccionado ruso logró llevar el partido al alague con un desempeño físico notable.

Los primeros quince minutos del complemento ratificaron el dominio de balón español que con el correr de las jugadas disminuyó el andar y la precisión en los metros finales de la ofensiva. Los sustituyentes no variaron su ventaja en lo físico y eso mantuvo la paridad hacia el tiempo final.

El lapso culminante de la prórroga también mostró a España con iniciativas de coronar el partido pero algunas determinaciones en el ataque y la firmeza rusa en defensa contrarrestaron los ingresos continuos a la zona de definición. En una última insistencia Rodrigo ejecutó una jugada individual y al entrar al área buscó el palo opuesto del arquero que resolvió la acción con la mano derecha. Solo restaron minutos para dirigirse a la tanda de penales.

Desde los doce pasos, Akinfeev se lució y tras parar el tiro de Koke y Aspas, Rusia accedió a los cuartos de final del Mundial en donde se medirá con Croacia o Dinamarca.

Rusia defiende la localia ante España en Moscú

La agenda mundialista del domingo arranca a las 11:00 con la presencia del organizador frente a una de las selecciones con mayor expectativa. Primero y segundo del grupo A y B definen el rival de Croacia o Dinamarca, quienes disputan la otra llave horas después de este cotejo. Stanislav Salámovich Cherchésov realiza dos modificaciones en la defensa mientras que Fernando Hierro decide la inserción de Koke en lugar de Thiago.

Datos de Eurocopa entre ambas selecciones dan a conocer una importante diferencia triunfadora de España sobre Rusia. La extensa historia de los mundiales nunca los tuvo enfrente y particularmente, la segunda fase del actual mundial, los tendrá como protagonistas en la capital del territorio ruso. Hace días, el equipo de Cherchesov recibió una dura derrota en manos de Uruguay y su camino lo ubica ante España que finalizó líder en su zona.

Además de caer ante el conjunto de Oscar Tabarez por amplio margen, el DT también tiene la obligación de cambiar el lateral derecho por la expulsión de Igor Smolnikov por lo cual, Mario Fernandes ingresa. El otro extremo de la línea defensiva es otra innovación del entrenador ya que Yury Zhirkov reemplaza a Fedor Kudryashov.

Del lado contrario llega España. Con algunas incógnitas en cuanto al funcionamiento, Hierro alterna un lugar en la media cancha por la incorporación de Koke en sustitución de Thiago. El jugador del atlético Madrid solo jugo en el debut contra Portugal y este domingo vuelve al once titular.

FORMACIONES:

Rusia: Igor Akinfeev; Mário Fernandes, Ilya Kutepov, Sergei Ignashevich, Yuri Zhirkov; Roman Zobnin, Daler Kuzyayev; Aleksandr Samedov, Aleksandr Golovin, Denis Cheryshev; y Artem Dzyuba.

España: David de Gea; Dani Carvajal, Gerard Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Koke, Sergio Busquets, Andrés Iniesta; David Silva, Diego Costa e Isco.

Estadio: Luzhniki Stadium

Arbitro: Björn Kuipers (Holanda)

TV: Tv Publica o Directv Sports

España consolidó su zona en tiempo de descuento

En un final protagonizado por el VAR en ambos encuentros del grupo B, Iago AspaS apareció en tiempo añadido para conectar de taco y aportar un gol que significó el primer lugar para el equipo de Fernando Hierro por diferencia de gol. El liderazgo lleva a la selección Roja a medirse ante Rusia en Moscú el próximo domingo 1 de julio mientras. Portugal enfrentará a Uruguay un día antes. Irán y Marruecos alcanzaron las cuatro unidades y no continuarán en el mundial.

En la primera etapa España comenzó controlando la pelota en sintonía con la participación de sus mediocampistas y volantes. Como lo marca el legajo del equipo español, las principales ocasiones pasaron por los pies de Andres Iniesta, que en su afán de resolver situaciones inciertas en el ataque categorizó los pases que iban trascendiendo en sus pies.

La oposición de Marruecos era indudable y con una idea férrea y colectiva la selección africana pospuso algunas intenciones de la roja en su campo. Sin embargo, al minuto 14 una coordinación fuera de tiempo entre Sergio Ramos e Iniesta sobre el campo español le abrió camino a Khalid Boutaib para que se dirija en soledad al arco y defina ante De Gea la apertura del encuentro.

La escasez en la determinación le planteaba cierta rigurosidad a España y el conjunto de Fernando Hierro rápidamente se lanzó al acierto en los metros finales. Eso no se prolongó y trascurriendo los 19 minutos, el país europeo diagramo una acción en equipo que derivo en la dupla Diego Costa e Iniesta y el volante asistió a Isco que sutilmente definió a media altura para emparejar el resultado en uno.

Con la eficacia la selección española volvía a recuperar completamente el control de pelota y con ciertas virtudes individuales logró acorralar a Marruecos en su campo. Sobre el cierre, Iniesta regreso en plenitud y tras interpretar de manera excelsa una jugada de gol, Costa no llego a conectar el centro rasante que podía significar la diferencia en el marcador ante de partir al descanso.

Ya en la segunda parte, el seleccionado de Hierro decayó en su andar futbolístico y Marruecos equilibró la posesión de balón en todo el campo. Sin mayores sobresaltos el equipo africano contrarresto las intenciones de una España urgida de decisiones y con un Costa desconocido en los espacios de determinación.

Mediante envíos largos el conjunto de Herved Renard puso en apuros la estabilidad demostrada por el rival y en las instancias finales del partido fue adelantando sus líneas. A diez del final, el equipo Marroqui saco ventaja tras un córner elevado y el anticipo de Youssef En-Nesyri a Ramos que termino con un cabezazo al ángulo de De Gea.

La desventaja parcial obligó a la selección europea a lograr el empate que no le de alternativas de eliminarlo a Irán en el otro encuentro. Las oportunidades se diluían minuto a minuto pero en tiempo adicional la ejecución a contrarreloj desde la esquina a cargo de Isco ubico a Aspar y el delantero anotó de forma categoría a palo cambiado.

El línea marcó fuera de juego pero desde las cabinas del Video Asistente Arbitrario le marcaron al referí, Ravshan Irmatov, que debía convalidar el gol por posición lícita. La señal de convalidación trajo altercados entre jugadores de ambos equipos y la igualdad ubicó a España como líder con 5 puntos.

Previa España – Portugal

En el partido más importante de la primera ronda, Portugal y España debutarán en el mundial enfrentándose esta tarde desde las 15 horas de Argentina en un duelo que será clave para la clasificación en el grupo B.

Envuelta en polémicas con respecto a la salida de Julen Lopetegui y el ingreso al cargo de Fernando Hierro, la selección roja intentará olvidarse rápido de lo sucedido para así comenzar a demostrar su fútbol, el cual le permite ser una de las máximas candidatas al título con grandes figuras de renombre y jerarquía en cada línea.

La furia, capitaneada por Sergio Ramos quien comparte Zaga central con Piqué, ostenta un único título mundial. Aquel en Sudáfrica 2010 cuando con gol de Iniesta venció en tiempo suplementario a la Holanda de Robben. La misma consiguió dos años antes y dos después las Eurocopas de 2008 y 2012, demostrando un juego de posesión envidiable por cualquier conjunto con estrellas de los mejores equipos del mundo.

Al mismo tiempo ha sido ejemplo para otras selecciones, ya que respeta un proceso de varios años con entrenadores que comparten una misma idea de juego, lo que les ha permitido los muy buenos resultados en los últimos años, a pesar de la temprana eliminación en Brasil 2014. Luis Aragonés en el comienzo, Vicente del Bosque para la continuación y al tal vez el final con la salida del nuevo entrenador del Real Madrid.

Enfrente estará nada más ni nada menos que el último campeón de Europa, Portugal, que con Cristiano Ronaldo y compañía llega a Rusia en busca de demostrar que está a la altura de otras selecciones que aspiran al título. Sin grandes estrellas pero sí un buen equipo que puede complicar a los españoles para disputarles la primera posición.

El elenco luso cuenta con sorpresas en su lista de 23, ya que tres futbolistas destacados no son parte del mismo. André Gomes, joven promesa que se desenvuelve en el Barcelona; Nani, ex Manchester United, un histórico de su país que con varias lesiones en la temporada no pudo mostrar su mejor versión; sin embargo de quien más sorprende su no convocatoria es el delantero Eder, aquel que hace dos años le dió con su gol el título europeo por primera vez a los portugueses.

Desde las 15 horas de Argentina, España y Portugal se medirán reeditando aquel partido de octavos de final en Sudáfrica 2010 cuando los gallegos vencieron para luego ser campeones mundiales, CR7 buscará tomarse revancha y llegar lejos en esta ocasión

Barcelona campeón de la Liga Española

Se consagró tras ganarle a Deportivo La Coruña por 4-2 desde el Estadio Riazor. Philippe Coutinho y Lionel Messi por triplicado los autores de los tantos. Lucas Pérez y Emre Colak, los goleadores locales.

El Estadio Riazor fue testigo de una nueva coronación de la temporada y una nueva en su historia de La Liga por parte del conjunto de Catalunya. Si bien tiene un encuentro menos -postergado tras jugar la final de la Copa del Rey- , el «Barsa» gritó campeón una vez más.

A los 7 minutos, una jugada que transitaba por el sector derecho por los pies de Ousmane Dembele terminó con un centro al medio para la llegada de su refuerzo estelar de enero, Philippe Coutinho, que le pegó de primera para colgarla en un ángulo y abrir el marcador. Aunque nueve más tarde se lo podían haberlo empatado, pero el asistente levantó la bandera correctamente para marcar la posición adelantada del jugador Lucas Pérez.

Más tarde, se juntaron los máximos anotadores del equipo, la dupla delantera de los jugadores que más se espera en el próximo Mundial de Rusia 2018: centro de cachetada de parte de Luis Suárez y Lionel Messi conectó de primera para empezar a liquidar la Liga y totalizar 41 goles en 51 partidos de la temporada. Aunque hubo momento de suspenso a los 39, donde Pérez descontó para los dirigidos por Clarence Seedorf, que consumaron su descenso a la segunda división española.

En el complemento, Emre Colak situó al Depor en la igualdad meritoria por lo superior que eran ante los catalanes, aunque nunca se tiene que dar por muerto a un grande como Barcelona. Quedaban nueve minutos para culminar cuando nuevamente la «Pulga» en su máximo esplendor desparramando defensores dándose el lujo de hacer una mini pared con Suárez en área chica y el rosarino definiendo para que el título número 24 de la Liga Española se vaya para el Camp Nou. Y como no podía ser para menos, un hat trick certificó el 4-2 final.

Párrafo aparte para una de las figuras/leyendas excluyentes del equipo: Andrés Iniesta. Uno de los jugadores cerebrales más destacados del fútbol mundial dirá fin a su historia dentro del Barça: desde el 29 de octubre de 2002 que se estrenó en la primera hasta lo que será el final de temporada en mayo 2018 habrá cumplido una etapa que culminará dentro de este equipo: 32 títulos, de los que se descomprimen en 9 ligas, 6 copas del Rey, 7 Supercopa Española, 4 UEFA Champions League, 3 Supercopa de Europa y 3 Mundial de Clubes. Su destino parece ser China desde la próxima temporada ya que no quiere competir en otro equipo europeo, pero lo más importante, es que la leyenda dice adiós a su primera y única casa y el resto se lo hace saber: es el más ovacionado del plantel cada vez que Barcelona debe jugar en otra cancha. Este mismo número, es el que la «Pulga» también ostenta, el único junto con Gerard Pique de los miembros del Barça modelo 2009, el emblemático y el del punto de partida de una aplanadora futbolística.


La realidad es que los números son apabullantes arrancando desde el principio por el hecho que el plantel está invicto en las 34 jornadas disputadas con 26 triunfos -76% de efectividad- y apenas 8 empates, lo que le permiten tener 86 puntos en el campeonato, 11 más que Atlético Madrid, al que le faltan 3 juegos por delante. 97 goles a favor y 19 en contra. En 6 ocasiones pudo convertir más de tres tantos mientras que en dos oportunidades consiguió ganar 7 partidos en fila -desde la 1° hasta la 7° fecha y desde la 15° hasta la 21°-.

El máximo goleador del conjunto es Lionel Messi con 31 tantos, seguido por Luis Suárez que tiene 23, Paulinho con 8, Paco Alcácer con 4, Coutinho 3; Pique, Jordi Alba y Denis Suárez 2; Aleix Vidal, Samuel Umtiti, Deulofeu, Ivan Rakitic, Sergio Busquets, Andrés Iniesta, Sergi Roberto y Ousmane Dembele con 1.

Los goles del Deportivo 2-4 Barcelona:

Iniesta: «A los rivales se les hace muy difícil defender y defender»

El capitán del Barcelona, que venía de recuperarse de una lesión, disputó los 45 minutos del segundo tiempo en la victoria ante el Celtic por la Champions League.

«Desde el primer minuto hemos sido muy eficaces y hemos creados muchas ocasiones. Seguro que el Celtic ha intentado crear peligro como hacen todos, pero al final depende mucho del momento que esté el equipo, los jugadores y si en las primeras ocasiones haces un gol», manifestó el español.

«El equipo ha puesto velocidad y en momentos oportunos hemos tenido esa superioridad con jugadores por banda. Al final, jugando así, a los rivales se les hace muy difícil defender, defender y defender».

Sobre su compañero Lionel Messi, opinó.»Es difícil decir algo que no se haya dicho de Messi, lo realmente increíble es que cada partido sorprende con nuevas cosas y solo hay uno, no hay muchas cosas mas que decir, es único».

Por último expresó que los nuevos fichajes y la competitividad son favorable. «La experiencia me ha dicho que es muy difícil jugar en el Barcelona. Están siempre los mejores en su puesto y cuantos más jugadores haya mejor. Con todos iremos a por todo».

Festival de fútbol en el Camp Nou

Comenzó la Champions League y todos los equipos buscarán una nueva Orejona. Mientras tanto, en el Camp Nou el Barcelona inició su camino con el pie derecho tras ganarle de manera contundente al Celtic por la primera fecha de la fase de grupos.

Sin tiempo para acomodarse, el Barça tuvo un comienzo arrollador y tras un gran pase fildrado de Neymar, Lionel Messi puso el primer gol del partido a los 3 minutos con una fuerte definición arriba y con una notable desatención defensiva. Parecía que la primera mitad se enfriaba hasta que a los 23’ Ter Stegen cometió un penal a Dembélé, pero finalmente el arquero alemán logró tapar el remate. Automáticamente el equipo de Luis Enrique decidió pisar el acelerador a fondo y un poco menos de 5 minutos después, Messi y Neymar crearon una jugada espectacular con pared incluida para que la Pulga ponga el segundo tanto del partido. Los locales tuvieron muchas chances para poner el tercero en una primera mitad que fue un monólogo absoluto, pero se fueron al descanso con un marcador de 2 a 0.

La segunda parte sirvió para ampliar la monotonía Culé. No pasaron ni 5 minutos para que Neymar ponga su nombre en el marcador tras un golazo de tiro libre. Luego el brasileño continuó mostrando su faceta de asistidor con un centro al área para que Iniesta, que ingresó en el entretiempo por Rakitic, aparezca de atrás y meta una volea inatajable para el 4 a 0. Como si no fuera poco, solo pasaron segundos para el quinto gol, con Suárez llegando al borde del área para pasar la pelota y servirle a Messi su triplete.

Un dominio completo de los catalanes de principio a fin, plasmado en estadísticas, control de la pelota, lujos y sobre todo goles. A los 74 minutos volverían a agrandar aún más la diferencia. Otra vez apareció Neymar para dar un gran pase a Suárez y el Pistolero, que aún no había marcado, la paró de pecho, dio media vuelta y puso el 6 a 0 con una volea de zurda. Pero el resultado no se cerró, ya que a los 87 minutos tras un córner ejecutado entre Neymar y Messi, la Pulga puso un centro rasante al área para que Suárez ponga su segundo gol y el 7 a 0 definitivo.

Espectacular debut del Barcelona en una nueva edición de Champions ante un equipo escocés que no pudo hacer nada. Los catalanes pudieron olvidar el sorpresivo trago amargo del fin de semana luego de perder contra el Alavés y dieron un festival de fútbol en el Camp Nou.

El primer gol de Messi cuando apenas empezaba el partido:

El segundo tanto de la Pulga:

Neymar y su golazo de tiro libre:

Golazo de Andrés Iniesta:

Messi y su tercer gol en el partido:

El primer gol de Suárez:

El segundo del Pistolero y el 7 a 0 final:

 

España goleó y se clasificó a la siguiente ronda de la Eurocopa

En la primera parte del encuentro se vio un juego superior por parte del campeón vigente, la gran mayoría del equipo turco se estableció en su terreno de juego y no concretó oportunidades que exigieran a De Gea. Solo hubo un tiro libre que pasó cerca al larguero en el minuto 27. Eso fue lo único en ataque.

España por su parte, si estuvo llegando constantemente al arco rival, ya que con la victoria se clasificaba para la siguiente fase. El marcador se abrió en el minuto 34 tras un centro de Nolito entre los dos centrales que le cambiaría el destino Morata con un gran cabezazo. Cuatro minutos después sería Nolito de nuevo quien pondría el 2-0 aprovechando un error en defensa y dejando así el encuentro para el descanso entre tiempos.

En la parte complementaria en el minuto 48 se establecería el 3-0 nuevamente por parte de Morata tras una asistencia que llegaría de Jordi Alba después de una gran jugada de Andrés Iniesta quien se lució con un gran partido. Iniesta desarrolló todo el mediocampo de España y a pesar de su edad, se habla de un balón de oro este año.

En la ultima parte, el conjunto dirigido por Vicente del Bosque tomaría la posesión del balón para asegurar la victoria. Koke ingresaría y se asociaría muy bien con la figura del partido Iniesta para asegurar el mediocampo y guardarse un poco para los octavos de final.

España, ya clasificado, jugará el próximo martes frente a Croacia para definir el primer puesto de este grupo, en cambio Turquía solo tendrá que ganar y esperar si clasifica entre los mejores terceros de esta Eurocopa 2016.

Barcelona cumplió y es bicampeón

Luego de una temporada repleta de incógnitas, sobre todo por malos resultados del Barcelona – cuando llegó a tener casi asegurado el título con muchos puntos de diferencia sobre sus perseguidores – la última fecha llegaba con el equipo culé y el Real Madrid queriendo salir campeones. Mientras que el Madrid jugaba contra Deportivo La Coruña, el equipo de Messi debía hacer lo suyo de visitante ante el Granada.

Un primer tiempo que hasta el primer gol no hubo nada emocionante, un partido trabado con un Barcelona apagado y un Granada defendiendo bien su arco. Nada para remarcar los primeros 20 minutos, salvo un cabezazo en el área de Piqué en el que toda la visita protestó por una polémica atajada del arquero del Granada, quien parecía estar dentro del arco.

Segundos después, Neymar y Jordi Alba armarían una jugada exquisita dejando a Luis Suárez solo para marcar el primer tanto de la tarde. A partir de ahí, el equipo culé volvió a ser el mismo de siempre y dominó la primera mitad, más aún cuando a los 37 minutos, Mascherano dio un cambio de frente excelente para Dani Alves y el brasileño tiró un centro preciso para que Suárez anticipe de cabeza y meta su segundo gol, cerrando el primer tiempo con un 2 a 0 parcial.

La segunda mitad empezó apagada, sin emociones, salvo algunos tiros al arco del Barcelona, claro dominador del partido. Poco a poco se volvió un trámite para los dirigidos por Luis Enrique, quienes con solo jugar tranquilos, asegurando el resultado, conseguirían el titulo. Pero el partido no terminaría así. Faltando cinco minutos para el cierre del partido, Messi – de floja labor – habilitaría a Neymar, quien le cedería el gol al “Pistolero” para que meta su triplete y se lleve la pelota del campeonato – además de asegurarse el premio al goleador del torneo con 40 goles -.

Solo quedaba esperar a que el árbitro marque el final del partido y se desate la fiesta culé en el estadio del Granada. Eso sucedió, y el Barcelona fue claro y justo campeón de la Liga BBVA. El equipo de Luis Enrique, pese a un declive cuando tenía una amplia diferencia, supo recomponerse y llevarse su octavo campeonato local de los últimos doce en disputa.

El primer gol de Luis Suárez:

El segundo tanto del uruguayo para el 2 a 0 parcial:

El triplete del Pistolero para llevarse la pelota:

error

Seguinos!