Juan Mercier

San Lorenzo sacó ventaja ante Atlético Mineiro

La versión renovada de Claudio Biaggio derrotó 1 a 0 al conjunto de Thiago Largh y se aseguró la valla invicta por el tanto en condición de visitante. Gabriel Gudiño anotó para el Ciclón, que en un mes deberá viajar a Brasil en busca de la segunda fase de Copa Sudamericana.

En los primeros 45 minutos Mineiro asimiló la idea de juego desde el arranque por medio del control de pelota y las coordinaciones en sus mediocampistas y delanteros. Esto tuvo prolongación en varios tramos de la primera parte en la que San Lorenzo no tuvo alternativa que recurrir a la marca en conjunto y al achique de espacios en busca de alternar el trascurso impuesto por el conjunto brasileño.

El local fue progresando en su deber y la visita no mantuvo la misma sintonía que minutos atrás había dejado al Ciclón lejos del arco rival. Ruben Botta y Gabriel Gudiño fueron almacenando las pelotas que se proyectaban al ataque y entre los dos lograron darle otra perspectiva al desarrollo del mismo.

Ya en los últimos minutos el Albinegro no prevaleció en la colectividad de sus futbolistas y el Azulgrana intentó apañar sus defectos con actitud y juego asociado. En el minuto 39 un avance conducido por Botta le concedió a Alexis Castro la pelota y el ex Tigre se perfiló para sacar un disparo que se desvió en el recorrido y la reacción con el pie de Víctor Leandro ubicó en posición adelantada a Gabriel Gudiño que con espacio y tiempo adelantó al equipo de Claudio Biaggio.

El local encontraba la apertura en una jugada casual por la invalidez que debió advertir el árbitro y en consecuencia las acciones finales no tuvieron una clara iniciativa de juego en ambos conjuntos.

La parte complementaria continuó con la mima tendencia en los primeros instantes en cuanto a creación de juego. El equipo visitante se aproximó en el amanecer con una asistencia al espacio vacío de Elías que encontró sin marca a Otero y el colombiano optó por terminar la jugada con un tiro sin peligro al arco de Nicolás Navarro.

Mineiro aprecia tener la solvencia para manejar el ritmo del partido pero el ímpetu del local contrarresto las prioridades del rival. La determinación de impedir el avance del conjunto brasileño y el acompañamiento de los volantes junto a Nicolás Blandi le alcanzaron al Ciclón para encaminar sus ansias de ampliar la victoria y despejar cualquier tipo de posibilidades en contra.

Mediante los cambios el equipo de Larghe incorporó una manera diferente de emprender el ataque y durante el cierre del encuentro el conjunto argentino padeció el agobio de la visita que en su desenlace se vio opacada frente a las malas decisiones en momentos cruciales en relación al arco contrario. Con los espacios cedidos, San Lorenzo no pudo organizar lo que podía ser una ventaja en el resultado y el orden lo llevó a confirmar el triunfo por la mínima.

La vuelta se disputará el próximo 8 de mayo en el estadio Raimundo Sampaio, ubicado en Belo Horizonte.

San Lorenzo inicia su Participación en Copa Sudamericana

El conjunto de Claudio Biaggio recibe a Atlético Mineiro en la primera fase, con varias modificaciones por lesiones y bajos rendimientos. Con relación al partido de Superliga, el Pampa mete cinco modificaciones y en el equipo brasileño, Thiago Larghi alterna dos sustituciones.

Pocas alternativas tuvo el Ciclón para encontrarle una explicación a la categórica caída frente a Godoy Cruz del domingo pasado. 48 horas pasaron, y su entrenador debió diagramar una alineación totalmente complementaria a la que venía priorizando, más allá de los lesiones. En el comienzo de semana hubo dos casos particulares en el plantel, ya que dos zagueros centrales padecen molestias musculares que los relegan del partido de hoy.

En primer lugar Matías Caruzzo, que había optado jugar por el torneo local con un inconveniente en el hombro, arrancó la semana con la confirmación de Esguince acromioclavicular. En consecuencia, su presencia se verá demorada en varios encuentros y el reemplazante será Gonzalo Rodríguez.

El segundo defensor en mostrar dificultades fue Marcos Angeleri, que a causa de un esguince en el tobillo derecho no ocupará su segunda posición de lateral derecho y el chileno Paulo Díaz vuelve a aparecer en su rol tras ser sancionado en el campeonato local.

El resto de la primera línea la completarán Marcos Senesi en lugar de Fabricio Coloccini y Gabriel Rojas regresa al lateral izquierdo.

La comunidad de cambios también se da en el mediocampo a través de la inclusión de Gabriel Gudiño y Juan Mercier, mientras que metros más adelantes Alexis Castro ingresa por Leandro Romagnoli y en la delantera Rubén Botta juega desde el inicio para acompañar a Nicolás Blandi.

Además, Leandro Romagnoli, Fernando Belluschi y Fabricio Coloccini no fueron citados para este compromiso. Quien si estará en el banco es Juan Ignacio Cavalaro.

Por el lado del Mineiro la actualidad pasa por la derrota ante Cruzeiro en el campeonato brasileño. Luego de disputar el clásico el plantel emprendió viaje a Argentina el lunes y tras ubicarse en Buenos Aires, los futbolistas realizaron los trabajos previos en el Juan Domingo Perón. Larghi realiza dos cambios, en la defensa Bremer va por Leo Silva y Luan en lugar de Erik en la media cancha.

 

FORMACIONES:

San Lorenzo: Nicolás Navarro, Paulo Díaz, Gonzalo Rodirguez, Marcos Senesi, Gabriel Rojas, Gabriel Gudiño, Juan Mercier, Piris Da Motta, Alexis Castro, Rubén Botta y Nicolás Blandi.

Atlético Mineiro: Víctor, Patric, Bremer, Gabriel, F. Santos; Elías, Adilson, J. Cazares, Luan; Otero y Ricardo Oliveira.

 

Hora: 19:15

Arbitro: Leodan González (URU)

Estadio: Pedro Bidegain

TV: Fox Sports

Guede rescindió y críticó a Mercier

Pablo Guede habló por primera vez luego de su renuncia y ratificó que la renovación de Juan Mercier fue vital en su decisión: «Se dijeron un montón de cosas. El motivo es simple. Tomé una decisión que no coincidía con la del club. Creí que mi trabajo no podía ser. Ellos decidieron renovarle a un futbolista que no quería y por lo tanto decidí dar un paso al costado. No hay más vuelta«, sentenció.

A la hora de detallar su relación con el Pichi, Guede fue tajante: «Tengo diferencias con él tanto personales como profesionales. El tema se terminó. Cuando tuvo que jugar, jugó. Si uno tiene problemas personales, no jugaría nunca. San Lorenzo está por encima de todo. Es más largo que todo eso y no soy yo quien lo va a contar. Cuando creí que no estaba para jugar, no jugó. Cuando pensé que sí, lo hizo».

Al respecto de su salida, declaró: «Venía hablando con Romeo. No es que renuncié por teléfono a la distancia. No es que me echaron ni nada. Los entendía si tenían que renovar a Mercier. Son el club. Están por encima de todas las individualidades. Me parece totalmente correcto. Tomaron una decisión que no comparto y tengo el derecho de irme».

En cuanto a la relación con la dirigencia dijo: «Puede estar dolido o lo que sea, pero a Matías (Lammens) le tengo que agradecer toda la vida que me permitió estar en San Lorenzo. No tengo nada que reprocharle. Le dije que entiendo la decisión, pero no la comparto. Es un fenómeno. Estuve siete partidos sin ganar, a ver cuántos equipos te bancan. Se dijo que la dirigencia me había impuesto jugadores. Jamás me dijeron: ‘Poné a este jugador'».

San Lorenzo y su camino a la final

«Nos convertimos en un equipo más inteligente». Esta fue una frase muy utilizada por los jugadores de San Lorenzo en las últimas fechas. Y gracias a eso el Ciclón pudo llegar a una final que en muchos momentos parecía utópica. No sólo por la gran competencia que había en la Zona 1 (Godoy Cruz y Rosario Central eran los animadores en el amanecer del torneo), sino también por los malos resultados que había cosechado el equipo en la primera fase de la Copa Libertadores. Muchas dudas y desconfianza rodeaban al desconocido Pablo Guede, que llegaba a un San Lorenzo que tenía una mentalidad ganadora y una identidad marcada a fuego por el saliente Edgardo Bauza.

El comienzo fue esperanzador. Un empate en la primera fecha como visitante ante Patronato (un mal primer tiempo y una gran segunda parte). Y las tres victorias consecutivas ante Sarmiento, Olimpo y Vélez. En el medio estuvo la consagración en la Superfinal, ganándole con autoridad al golpeado Boca de Arruabarrena. Hasta ahí se veía a un equipo muy rápido, y (excesivamente) ofensivo. Aunque en estos partidos también se vieron muchos problemas defensivos y bastante desequilibrio. Poca gente en el mediocampo, que generaba una descomposición importante en defensa. Esta forma de jugar la iba a pagar en la Libertadores, donde San Lorenzo podría haber definido varios partidos, pero no lo supo hacer y terminó quedando eliminado en primera ronda.

Esta desilusión iba a dejar contra las cuerdas al recién llegado Guede, que estaba obligado a pelear el campeonato, que encima estaba complicado, ya que había empatado ante Huracán y Gimnasia, y la posterior derrota ante Arsenal (el Ciclón jugó con muchos suplentes). Pero el punto de inflexión del equipo de Boedo fue aquella dolorosa tarde ante Quilmes donde cayó por 3-0. Luego de ese mazazo, Guede estuvo obligado a cambiar. Allí iban a volver esas características tan notables del San Lorenzo de Bauza. Aquel equipo fuerte en defensa, que sabía cerrar los partidos y que tenía a Ortígoza y al Pichi Mercier como estandartes. Si, el Mercier que Guede tenía colgado a principio de año se ganó el puesto y la confianza del entrenador a partir de su experiencia y eficiencia.

A partir de esto todo iba a cambiar. Llegaron las 7 victorias consecutivas, los ocho goles de Blandi, el crecimiento de Seba Blanco, la solidez y la experiencia de la exitosa dupla Mercier-Ortígoza. Y por sobre todo, el DT le dio mucha pressing al equipo, le sumó la adrenalina que proclama el hombre del «método Guede», y al mismo tiempo siguió siendo un equipo ofensivo, aunque con inteligencia para cerrar los partidos.

El domingo se juega la final, y San Lorenzo buscará el título ante Lanús, el equipo que mejor jugó en el semestre. Pero ¿saldrá campeón el más vistoso o el más inteligente?. Todo se sabrá este domingo a partir de las 16:15.

San Lorenzo busca clasificar a la final

Se acerca el final del campeonato y dos equipos disputan el liderazgo y el pase a la final en la Zona 1. Uno de ellos es San Lorenzo, que tras varias idas y vueltas disputará el encuentro en su estadio con una capacidad de público más reducida.

Para el equipo de Pablo Guede, una de las figuras no estará presente: el volante Juan Mercier estará fuera por una lesión y Franco Mussis ingresará en su lugar. Además, en el equipo inicial se observarán dos variantes más en la defensa, ya que el colombiano Pedro Franco y el juvenil Lautaro Montoya reemplazarán a Matías Caruzzo y Emmanuel Mas, ambos ausentes por suspensiones.

En la vereda de enfrente se encuentra Banfield, equipo que intentará arruinarle la fiesta a San Lorenzo. El «Taladro» tiene como objetivo ganar para subir algunas posiciones en la tabla debido a que se encuentra en la duodécima posición con 14 puntos. Walter Erviti manifestó que “jugarán con la ansiedad del rival”, para tratar de obtener el triunfo.

Para este encuentro, el entrenador Julio Cesar Falcioni recuperará a uno de sus soldados en el mediocampo como lo es Iván Rossi. El juvenil volverá a la titularidad luego de estar dos fechas fuera de las canchas por una suspensión en lugar de Adrián Sporle.

En cuanto al historial se registran 87 partidos disputados en Primera División. San Lorenzo lleva la ventaja con 37 triunfos mientras que Banfield vio la victoria en 26 oportunidades y hubo 24 empates entre sí. El último encuentro fue en la fecha 22 del Torneo de Primera División 2015, del cual participaron treinta equipos. En dicha ocasión, igualaron en cero.

San Lorenzo: Sebastián Torrico; Julio Buffarini, Marcos Angeleri, Franco, Montoya; Mussis; Fernando Belluschi, Néstor Ortigoza, Sebastián Blanco; Ezequiel Cerutti y Nicolás Blandi.

DT: Pablo Guede

Banfield: Hilario Navarro; Gonzalo Bettini, Carlos Matheu, Jorge Rodríguez, Alexis Soto; Thomas Rodríguez, Iván Rossi, Eric Remedi; Walter Erviti; Giovanni Simeone y Santiago Silva.

DT: Julio Cesar Falcioni

Árbitro: Patricio Loustau

Estadio: Pedro Bidegain

Televisación: Canal 13

Horario: 16:15

¿Llega Mercier?

El «Pichi» Mercier se torció la rodilla izquierda durante el ensayo de fútbol que se llevó a cabo en el estadio Nuevo Gasómetro, en el que también el entrenador Pablo Guede optó por el colombiano Pedro Franco y el juvenil Lautaro Montoya como reemplazantes de los suspendidos Matías Caruzzo y Emmanuel Mas, respectivamente.

La salida de Mercier, quien se retiró acompañado por el doctor Alberto Rovira preocupó al cuerpo técnico y a los propios compañeros de cara a un trascendental partido que definirá la presencia del «Ciclón» en la final del torneo. Pero luego el parte médico dio cuenta de una  «Inflamación de la cápsula posterior sin lesión agregada a lo que ya habitualmente tiene en la rodilla», según el twitter oficial del club.

El susto comenzó luego de un cruce con Romagnoli cerca de la mitad de la cancha: ambos jugadores disputaban la pelota y el Pichi, tras meter un cambio de frente y torcerse la pierna, se llevó la peor parte ya que se golpeó la rodilla izquierda. Ante este panorama es una incognita la presencia del «Pichi» frente a Banfield.

Antes de este hecho, el DT había elegido para el equipo titular a Sebastián Torrico; Julio Buffarini, Marcos Angeleri, Franco y Montoya; Mercier; Fernando Belluschi, Néstor Ortigoza y Sebastián Blanco; Ezequiel Cerutti y Nicolás Blandi.
Aunque cabe destacar que si no llega Mercier al partido del domingo también podría jugar en su lugar Franco Mussis.

Por su parte, Caruzzo y Mas recibieron la quinta tarjeta amarilla en la victoria sobre Colón de Santa Fe (2-0, como visitante) el sábado pasado y por esa razón no podrán jugar frente al «Taladro».

San Lorenzo, que tiene los mismos puntos que Godoy Cruz pero peor diferencia de gol, deberá ganarle a Banfield el domingo a las 16.15 en el Pedro Bidegain (reducido a 30.500 personas) con arbitraje de Patricio Loustau y esperar que el equipo mendocino no supere a San Martín de San Juan, como visitante.

error

Seguinos!