Milton Casco

Casco, afuera hasta el 2017

El jugador del «Millonario», Milton Casco, acudió a la Clínica Rossi para hacerse estudios sobre la lesión sufrida en el partido ante Arsenal y, lamentablemente para Marcelo Gallardo, el lateral no podrá volver a las canchas hasta el año que viene, ya  que padece una rotura parcial en el tendón de aquiles.

Mal momento el que está pasando el conjunto de Núñez con las lesiones. El pasado domingo Casco y Gonzalo Martínez debieron ser reemplazados por problemas físicos ante Arsenal y se suman a la lista de Jonathan Maidana, Andrés D’alessandro, Iván Rossi, Luciano Lollo y Luis Oliviera como jugadores mermados.

Un lío total para Gallardo, que viene de dos partidos consecutivos en los que tuvo que improvisar con jugadores de otra posición para cubrir la defensa. Quizás ahora el director técnico del millonario se lamentará el dejar ir cedido a Leandro Vega.

A cuatro días del partido ante el líder del campeonato, Estudiantes, el cuerpo técnico deberá evaluar quién reemplazará al ex Newell’s. Probablemente el paraguayo Moreira se situará en la izquierda, mientras que Mayada lo hará por la banda derecha.

Casco: “Venía trayendo la molestia hace unos días”

Uno de los laterales de River, Milton Casco, dijo que la lesión en el tendón no fue una novedad, ya que desde hace unos días atrás venía sintiendo las molestias.

“El médico me dijo que por lo que vio se me inflamó un poco el tendón del pie derecho. La venía trayendo hace unos días a la molestia y ayer me molestó un poco más de lo normal”, expresó el ex Newell’s.

Además, manifestó sus ganas de poder estar en el partido ante Estudiantes y se refirió a las lesiones que vienen surgiendo en el plantel. “Ojalá se me vaya el dolor y pueda estar el sábado. Eso lo van a evaluar los médicos cuando nos encontremos, vamos a ver qué pasa. Vinieron todas juntas, así que hay que recuperarnos bien antes de lo posible”.

En cuanto al empate 2 a 2 ante Arsenal, comentó: “Por ahí los últimos minutos bajamos un poco la intensidad y eso hizo que el rival pueda convertir, un poco de distracción nuestra. Nosotros también creamos muchas situaciones y no estamos teniendo la suerte de convertirlas. Es algo para mejorar”.

“La bronca la tenemos porque era un partido tranquilo que lo estábamos manejando bien, después de la expulsión nos empezaron a controlar la pelota. Da bronca, pero ellos también tienen la virtud de que tienen un delantero muy alto y se encontraron con dos goles”, agregó.

Por último, expresó que, en el partido ante Estudiantes, “el único resultado positivo es una victoria” y “jugamos de local, con nuestra gente, y tenemos un gran plantel, así que vamos a preparar el partido de la mejor manera”.

Casco: «Merecemos tener más puntos»

El lateral del «Millonario» Milton Casco, quien volvió al 11 titular luego de recuperarse de la lesión, comentó que River tendría que tener más puntos ya que mostró un gran nivel en la mayoría de los partidos.

«Fue un lindo partido contra Defensa y Justicia, sabíamos que sería complicado. Creo que merecíamos tener un par de puntos más en el torneo, hicimos buenos partidos», comentó en diálogo con Gol de Vestuario.

En cuanto a su lesión, el lateral confesó que se siente muy bien y que ya está recuperado. «Estoy muy bien de la lesión que acarreaba, los profes siempre nos dan los mejores tratamientos».

Desde su lesión, el ex Newell’s fue de la partida ante Arsenal por los octavos de final de la Copa Argentina y ante Defensa y Justicia el pasado domingo, por lo que sería un jugador fijo para el próximo partido ante Vélez.

 

Fuga de Centrales

«Los equipos se arman desde abajo», dicen los que saben algo de este hermoso deporte que inunda nuestras vidas todos los días. Desde abajo… si empezamos desde abajo, River tiene al mejor arquero de Argentina y quizás de América. Lo que sigue después del arquero es la línea de fondo, que hasta hace unos meses era la más sólida del continente, si no me creen pregúntenle al Tigres del poderoso Gignac.

Esa seguridad defensiva fue la que le dio muchas alegrías al River del Napoleón contemporáneo, salía de memoria: Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori y Leonel Vangioni. Y como si estos cuatro nombres fueran poco, sentado en el banco estaba Germán Pezzella, un prometedor defensor central que había demostrado que la camiseta no le pesaba y fue clave cuando se lo necesitó.

Hasta acá todo muy lindo, pero la Copa se terminó y a los grandes del viejo continente se les caía la baba por las glorias Millonarias. Ofertas llegaron muchas, pero solo se fueron dos. Ramiro Funes Mori migró al poderoso Everton inglés y Germán Pezzella desembarcó en el Real Betis.

Todo lo contado en las líneas anteriores es historia conocida, así como también todos sabemos que el encargado de ocupar el agujero que dejó el Melli en la línea de fondo fue el irregular Éder Álvarez Balanta. Se pensaba que River iba a salir con algo de la plata recaudada a buscar por lo menos alguien que tenga la mitad de potencial que mostró Pezzella, pero no sucedió. En Nuñez se apostó a darle rodaje a los chicos, entre ellos Emanuel Mammana, una gran promesa de las inferiores.

A estas dos bajas considerables en el campeón de América se sumaron lesiones y sanciones, casi permanentemente, tanto es así que se ha recurrido muchas veces a inventar jugadores para cubrir los huecos. Mercado, sin dudas el mejor marcador derecho del fútbol argentino, parado de central. Ponzio abandonando la mitad de la cancha para intentar ponerse un número que no le queda bien.

Sin ir más lejos ante Olimpo se ensayó una defensa nueva: Milton Casco, Jonatan Maidana, Éder Álvarez Balanta y Leonel Vangioni (que salió lesionado e ingresó el pibe Pablo Carreras) esta desde los nombres no asusta tanto, pero se ha llegado a poner defensas que nunca habían practicado juntas y con muchos nombres fuera de su posición natural.

Nuevamente hay un problema sin un responsable aparente, algunos dirán que fue Gallardo por no presionar más y buscar un central capaz de cubrir el vacío, en su momento se habló del chico Conti de Colón y el experimentado Pinola de la academia rosarina, pero todo quedó en la nada. Otra posibilidad es que la dirigencia no haya querido desembolsar la plata en su momento. Lo que sí se sabe con certeza es que River necesita recambio y sangre nueva en la defensa.

Si se tiene la suerte de pasar a la siguiente ronda de la Copa se necesita un central como mínimo y un reemplazo para Vangioni que se irá a probar suerte al Milan y otro para Barovero que quiere tener un descanso más que merecido de la alta competencia, y… y seguimos sumando. El futuro de River es confuso, se va a necesitar buena muñeca para salir del quilombo que se acerca, esperemos que quienes tomen las decisiones ahora si estén a la altura.

error

Seguinos!