Pavón

Fenerbahce propone el traspaso de Cristian Pavón

El jugador sigue perteneciendo a Boca Juniors. Si bien, no renovará el convenio colectivo, el cuerpo técnico lo incorporó en la lista de partidos de la fase de grupos de la Copa Libertadores. Fue sondeado previamente por Atlético Mineiro.

De un momento a otro, el interés de Atlético Mineiro por Cristian Pavón fue desencantando en la intervención de las primeras conversaciones que podrían haber aclarado el devenir profesional del cordobés.

Sin margen de oportunidades en la delegación de La Ribera, la representación del jugador, dio cuenta de la ocasión propicia que significaba la incidencia del campeón brasileño.

Transcurriendo el semestre, el papel secundario del atacante fue totalmente determinante, porque entreno de manera diferenciada. Cumpliendo las normas de contratación a finalizarse este treinta de junio, la oportunidad de seguir su carrera en otro equipo, proviene de Turquía.

El Fenerbahce desea conocer las condiciones para transferirlo en este preciso instante. De realizarse previo a la culminación del contrato en Buenos Aires, Boca percibirá una suma de dicha transacción. Concretada la negociación, podría compartir los últimos encuentros con José Sosa, mediocampista con próxima vuelta a Estudiantes de La Plata.

Foto: Diario El Día

Niegan el sobreseimiento a Cristian Pavón

El delantero, adjunta un proceso judicial. Su representante legal, solicito que se lo aparte de la acusación.

Tras regresar del préstamo de los Ángeles Galaxy, la actualidad judicial de Cristian Pavón, retuvo novedades con respecto a una denuncia de abuso sexual de una persona que se vinculó con el delantero recientemente.

El ocaso de la cuestión, despertó suspicacias en el entorno del jugador, que en diciembre debe reestablecer la negociación con Boca para renovar su contrato. Mientras tanto, la Justicia Nacional entiende que su rol en la causa sigue en investigación.

Por lo cual, la imputación le sigue correspondiendo y el pedido de sobreseimiento queda descartado. A su vez, el fiscal a cargo de la denuncia, elevó la Visa de trabajo del atacante, por el grado de complejidad al que se somete.

Foto: Diario Jornada

Boca inicia conversaciones por renovar el contrato a Cristian Pavón

Será una de las pretensiones del Consejo y la dirigencia de Amor Ameal. El vínculo finaliza el próximo año, pero la proyección es concentrar la permanencia del delantero.

Transcurrieron las temporadas y el común acuerdo con la representación de Cristian Pavón esta próxima a culminar. En junio de 2022, la instancia del convenio colectivo llega a su fin, y por eso la directiva de Boca, empieza a reestablecer contacto con el entorno del atacante.

Tras ser cedido, y radicarse en la institución que lo vio nacer, llegó el momento crucial para conocer el devenir de su carrera. Si bien, existen intereses externos para incorporarlo, el presente prometedor en el equipo, contribuye a las aspiraciones de la dirigencia en sostenerlo al largo plazo.

Definitivamente, el jugador deberá resolver con su agente las condiciones propuestas desde la institución. Es que, fue una de las promesas de ventas hace pocos años, y trasciende por el rendimiento como aquel periodo en el que podría haber emigrado en sintonía al valor de mercado ingeniado por Boca.

Foto: Boca Oficial

Boca logró una goleada en San Juan

Fue cuatro a cero ante San Martin de San Juan por el postergado de la fecha 12. Pavón, Zarate, Abila y Mas marcaron en la victoria que significó el debut soñado para Alfaro. Con un compromiso adeudado, el Xeneize se ubica a once del líder Racing.

En el lapso de la primera parte, ambos conjuntos propusieron una disputa prolongada en el mediocampo que dejó pocas conclusiones en los avances hacia el arco rival y la escasez de alternativas para que los delanteros puedan relucirse en los metros finales.

Luego de alternar buenas y malas, Boca supo asentarse en campo rival con la conducción latente de Reynoso y el respaldo de los laterales que en su afán de respaldar a los delanteros, le agregaron ritmo al desempeño del Xeneize ante el adversario.

Con pocas herramientas para recrear el contragolpe, San Martin de San Juan hizo frente a las intenciones de la visita y transcurriendo los minutos finales, Claudio Mosca tuvo la ocasión de ajusticiar a Esteban Andrada en el área pero su definición cruzada no perforó al rival, que en milésimas de segundos encontró en Mauro Zarate la asistencia a Cristian Pavón, que dentro de la zona a definir marcó la apertura con un tiro rasante.

Mediante las individualidades, el equipo de Alfaro ponía en vilo la resistencia del local, que ofuscado por la apertura del marcador salió a relegar la zona ofensiva y en ese instante culminante, Zarate regresó a su modalidad de definición tras un pase de Ramón Abila y un disparó a media altura que derrotó a Luis Ardente y catapultó el 2 a 0 hacia el descanso.

La segunda etapa comenzó con circunstancias decisivas ya que al minuto seis, Pavón se rehízo de una acción disputada y al enviar el centro, Abila quedó en soledad y sentenció el 3 a 0.

Pese a la ventaja considerada, la diferencia de Boca en el juego no fue tal y el santo insistió en agrupar jugadores en cercanías al arco de Andrada. Si bien el resultado no contrarrestó la perseverancia de los centrales del Xeneize, el tramite fue mermando en ambos lados y allí, fue donde el visitante disminuyó las intenciones del local para determinar una goleada por cuatro tantos tras un anticipo de Junior Ayala en el área y la aparición al momento de Emmanuel Mas.

Planteada la objeción de Boca, las ansias de San Martin fueron disminuyendo y el conjunto de Alfaro solo conllevó el manejo de pelota a través de sus volantes y los ingresantes, que mantuvieron la coordinación para que el equipo de la Ribera consiga un nuevo triunfo y alcance los 28 puntos con un compromiso por completar.

Empate y revancha mundialista entre Boca y River

La ida de la final entre el Xeneize y el Millonario deja igualdad de condiciones de cara al compromiso que definirá al campeón el próximo 24 de noviembre en Núñez. Ramón Abila y Darío Benedetto marcaron para el conjunto de la Ribera mientras que en la visita, Lucas Pratto igualo en primera instancia y Carlos Izquierdoz en contra. Santos Borre alcanzó la quinta amarilla y no estará en la ida. Cristian Pavón se retiró por una molestia y su presencia será evaluada.

 

El primer tiempo fue de una intensidad tremenda. Se esperaba en la previa un choque bastante trabado, con pocas jugadas de ataque y un ritmo muy lento, pero nada más lejos de la realidad. El partido fue un espectáculo de gran nivel, con muchas alternativas tanto en las jugadas ofensivas como en el marcador.

Empezó mejor Boca, sobre todo por corazón, pero la mayor calidad del equipo visitante permitió al equipo del sancionado Marcelo Gallardo encontrar mejores situaciones de remate. El Pity Martínez, con una falta directa que sacó muy bien Rossi, y Martínez Quarta, con un cabezazo que se marchó por poco, estuvieron a punto de marcar.

Fue sin embargo Boca Juniors quien se puso por delante. Corría el minuto 33 cuando Wanchope Ábila cazó una pelota en el área, se sacó un espectacular disparo, y su remate, repelido por Armani, fue cazado por él mismo, que mandó la pelota a la red con gran violencia.

La respuesta de River Plate no se hizo esperar: nada más sacar de centro, el equipo millonario tejió una buena jugada colectiva, y dejó a Lucas Pratto mano a mano con Rossi, dejando este una gran definición para igualar la contienda. El tanto le atribuyó confianza a River, que inmediatamente después dejó dos buenas oportunidades: Santos Borré no pudo definir ante Rossi, mientras que el Pity Martínez se sacó un excelente remate que despejó la defensa.

 

Siendo el control de River, parecía que el equipo visitante podía ponerse por delante en el marcador, pero de nuevo apareció la mística de Boca en esta Copa Libertadores. Benedetto, que había entrado por la lesión de Pavón, puso el 2-1 con un excelente remate de cabeza al filo del descanso.

En la segunda parte, el ritmo descendió, aunque se produjeron algunas buenas oportunidades. En el minuto 60, Casco lo intentó con un gran disparo de media distancia que se marchó fuera por poco. Sería un minuto después cuando llegó la igualada, cuando en una falta lateral sacada por el Pity Martínez, Izquierdoz desvió el cuero hacia su propia portería, haciéndolo inalcanzable para Rossi.

Todo estuvo relegado, hasta que en el último minuto de partido, Carlos Tévez hizo una gran maniobra personal, otorgándole la pelota a Benedetto, pero el remate de este lo sacó muy bien Armani, quedando el partido con ese empate que deja todo abierto para el choque de vuelta.

 

Boca triunfó en Brasil y habrá final superclásica

El conjunto de Guillermo Barros Schelotto se clasificó a una nueva serie decisiva del torneo sudamericano, donde se medirá ante el clásico rival de toda la historia. La paridad 2 a 2 ante el equipo brasileño dejo la llave cuatro a dos a favor. En el Verdao, marcaron Luan y Gómez, mientras que Ábila y Benedetto dijeron presente para consagrar el pase del Xeneize.

 

Sobre los 45 minutos principales, Palmeiras acudió en los primeros compases del partido a la rápida incursión de sus volantes, que en los extremos, tuvieron relevancia a corto plazo. Transcurriendo los nueve minutos, Lucas Lima llegaba a concretar el tanto tan ansiado pero el sistema de asistencia arbitraria corroboró que Deyverson estaba en posición indebida.

Por momentos, las desventajas para Boca se depositaban en esa corrección. Con un andar demasiado formal en cada línea, el equipo de la Ribera tuvo que recurrir a los volantes, que en colaboración con el resto, supieron relucir su dribleen en pocos metros a espaldas de los defensores. De una jugada con espacios, el conjunto argentino consolidó el ansiado gol luego de que Sebastián Villa recupere y recibe el pase largo de Leonardo Jara y asista a Ramón Abila, que anticipo su marca y colocó la apertura del marcador.

Acobijado por la obtención y la pasividad del local, el visitante alinea la zona defensiva y de mediocampo para achicar la perspectiva del Verdao en ataque. Esa virtud permaneció en Boca y cada accionar del local fue disminuyendo por la consolidación del funcionamiento visitante de mitad de cancha hacia atrás. Mediante esa tendencia, el aislamiento de Palmeiras del arco contrario, le permitió al Xeneize manejar los tiempos y posponer las ansias del conjunto brasileño a la segunda parte.

Ya en el complemento, el local dio el golpe de efecto a los ocho minutos tras una segunda jugada en la que Felipe Melo desvió el balón y Luan frente al arco, anulo la respuesta de Rossi para definir la paridad. La motivación del Verdao se hacía sentir, y Boca alternaba su andar. A merced de Palmeiras, los contratiempos de la visita iban marcando el rumbo del partido y a destiempo, Carlos Izquierdoz le produjo un faul innecesario a Dudu. En caminata recta, Gustavo Gómez efectuó el 2 a 1.

Con presión y desordenamiento, todo se volvía adverso para el conjunto argentino. Sin embargo, la inserción de Darío Benedetto respaldo las deficiencias existentes y transcurriendo el cuarto de hora, Nahitán Nandez logró superar a Melo y Pérez administro el esférico hacia el delantero que se perfiló hacia el arco y acomodó la pelota sobre el vértice izquierdo de Weverton.

Asimilando el contexto favorable, el Xeneize se reubicó y mediante la templanza, encamino el resultado frente a las insistencias del Verdao, que no subsistieron ante Rossi, y consolidaron el empate que pone a Boca en otra final de Copa Libertadores, en esta ocasión, ante River. La ida será el próximo miércoles, 7 de noviembre y la vuelta deberá confirmarme por cuestiones de seguridad en el país.

Boca remite a viejos tiempos con Darío Benedetto

El Pipa volvió a su plenitud en las redes y con un doblete, pone al conjunto Xeneize en ventaja pensando en la revancha de la próxima semana. Sobre los noventa minutos, el equipo de Schelotto luchó ante una incesante defensa del Palmeiras, y las individualidades contribuyeron a un triunfo trascendental.

 

En los primeros 45 minutos, el rigor y la potestad de controlar el avance contrario, dejo relegado las virtudes que tenían planeadas los dos equipos en el arranque del partido. Boca encontró algunos espacios con el correr de los minutos, pero la defensa del Palmeiras mantuvo en segundo plano alguno que otra actitud corajuda de Ramón Abila, que en soledad, recibió gran parte de las intenciones del local en el ataque.

Con ese límite que se impuso y le permitieron, el andar del Xeneize fue decantando con desatenciones y descoordinaciones a metros del arco defendido por Weverton. Ante esto, el factor defensivo del conjunto brasileño se prolongó y Felipe Melo también se sumó al desenvolvimiento que Boca mantenía en reiteradas ocasiones. El experimentado mediocampista, recuperó el eje de su equipo y sacó a relucir el oficio de no depender del acompañamiento de la línea de medios.

La paridad y el poco rodaje de los delanteros, hizo que las ocasiones sean efímeras. El once de Felipe Scolari apenas consiguió llevar su presión en las pelotas de esquina, pero a poco de culminar la primera mitad, las insistencias del rival lo condujeron a ocupar mayor presencia en campo rival y producir una acción de peligro en los pies de Willian, que en su efecto, elevó el tiro por encima del travesaño y puso el partido en igualdad hacia el descanso.

 

Sobre el complemento, el ímpetu del conjunto de Barros Schelotto causó efecto en las limitaciones que se dieron con continuidad en la parte inicial. Si bien la generación de juego tuvo sus vaivenes, el equipo se adelantó en la cancha y mediante el ingreso de Sebastián Villa, la alternativa de los laterales dio a entrever ciertas dificultades en la defensa del Palmeiras.

No obstante, el desarrollo del encuentro seguía siendo opaco en varios sentidos. Culminaban los noventa minutos para el local hasta que se dio el ingreso de Darío Benedetto. El delantero jugo de forma colectiva y como si fuera de novela, a los treinta y ocho minutos, un córner eficaz le permitió anticipar a Melo y abrir el marcador con un cabezazo sobre el vértice izquierdo de Weverton.  En un transcurso casi cerrado, el equipo de la Ribera daba el golpe a tiempo para jugar con la necesidad del rival en los minutos restantes.

La ventaja alternó la permanencia de la línea defensiva del Verdao y como de costumbre, Benedetto creó el espacio a metros del área, y con  una gambeta en medio metro, efectuó un derechazo letal para Weverton que significó el 2 a 0 de Boca. El desenlace del encuentro era casi inigualable a las aspiraciones del local que resguardo el parcial y va a Brasil, el próximo miércoles con una diferencia importante a su favor.

Boca objetó un valioso empate y está en semifinales

La igualdad en uno le otorga el pase hacia el partido trascendental en la previa a una hipotética final. Sassa marcó la apertura del partido en su primera intervención y en el descuento, Cristian Pavón terminó de encaminar la llave que pone al Xeneize entre los cuatro mejores de Sudamérica. Cerca del final, Dede volvió a ver la tarjeta roja igual que en la ida.

En el transcurso de la primera parte, Cruzeiro proyectó envestida a corto plazo que la defensa de boca tuvo que disminuir mediante los insistentes cierres de los laterales – que en el afán de evitar malos mayores – jugaban la pelota en largo. Esta constante del Xeneize en el aspecto defensivo hizo que el conjunto brasileño tenga mayores posibilidades de acceder al dominio de pelota y a la pronta presencia en campo contrario.

No obstante, la conducción de Thiago Neves dio algunas facilidades de principio. Pero en el desarrollo del partido, su lucidez en los pases fue decantando y en ese lapso, el equipo argentino encontró las salidas eficaces por el sector de Sebastián Villa. A través del colombiano y la solitaria función de Mauro Zarate, el visitante empezó a resurgir en cada sector del campo de juego.

Asignadas ambas posturas, el encuentro apenas demostró dos aproximaciones, que en el caos especifico, fueron ejecutadas a la perfección por los dos arqueros. Aliviado por el desempeño descendiente del Cruzeiro, Boca jugó las últimas instancias del primer tiempo complementando a sus atacantes y deteniendo el ritmo que el rival imponía en cada acción favorable.

A cinco de culminar la etapa transitoria, Lucas Silva logró aparece en la órbita ofensiva con un tiro elevado que Agustín Rossi alcanzó a desviar sobre el vértice izquierdo. De momentos el local tenía presencia para incomodar a la defensa contraria y en tiempo agregado, un centro al punto penal, encontró una jugada de interpretación donde Andrés Cunha marcó faul de Dede, en la previa a lo que era gol del Cruzeiro a segundos del descanso.

Sobre el complemento, el equipo de Mano Menezes intensificó lo pactado en territorio contrario pero las indecisiones en tiempos culmines le negaron la posibilidad concreta hacia el arco rival. En contraposición, Boca priorizó el factor defensivo que en parte fue contraproducente ya que a los doce minutos, un córner de Neves encontró un desvió en la disputa y Sassa en su primera participación definió con contundencia para adelantar al local en el marcador.

Motivado por la obtención tempranera, Cruzeiro atinó a buscar por todos los medios el lugar para inquietar la tensa actuación del rival en lo defensivo. Si bien la precisión no fue continua en el local, las descoordinaciones del Xeneize invitaban al local a producir situaciones cercanas al tanto que igualara la serie.

Eso fue mermando, y los tiempos lo manejo el visitante mediante la mejora defensiva y la agrupación de sus futbolistas en campo propia. A diez de terminar el partido, Dede ejerció la fuerza desmedida sobre Cristian Pavón y el árbitro lo expulso por segunda amonestación.

A merced del conjunto argentino, el panorama era alentador pero las circunstancias mantuvieron el filo de una nueva obtención del Cruzeiro. En uno de los recurrentes envíos al área, Rossi dudó en cortar el centro y el rebote le exigió la atajada con los pies.

La incertidumbre continuaba merodeando el arco de Rossi hasta el tiempo de descuento, donde todo disminuyó y Ramón Abila interceptó un pase largo de Fernando Gago y en asistencia a Pavón, el cordobés definió a media altura el gol que emparejó el cotejo y colocó a Boca en otra semifinal de Copa Libertadores.

En dos semanas, el equipo de Guillermo Barros Schelotto se mide ante Palmeiras. La ida será en Argentina y la revancha en Brasil.

El triunfo de la reivindicación local

Tras la clasificación a cuartos de final obtenido en Paraguay por la Copa Libertadores, el conjunto «Xeneize» debía empezar a mejorar la imagen en la faceta local. Con algunos nombres que no hicieron su participación de entrada en el plano internacional, los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto se llevaron el triunfo en el duelo ante el «Fortín» desde La Bombonera.

El duelo comenzó parejo, parecía mejor el equipo visitante que comanda Gabriel Heinze dominando y controlando las acciones del juego, sin embargo, el golpe lo propina esa delantera goleadora que posee el club de la «Ribera». A los 28 minutos, Ramón Abila la bajó de espaldas al arco, media vuelta y colocó un pase para Cristian Pavón que fue en la senda derecha a toda velocidad para luego sacar un remate furtivo que posibilitó el primer gol del encuentro.

Después volvió a participar el «7 bravo», que jugó el mejor partido desde el inicio de la temporada 2018-19 y que irá a la gira de la Selección Argentina a efectuarse el próximo fin de semana. En este caso asistiendo a Carlos Tévez que al llegar al área, generó un choque con el pie de Gastón Gímenez, una jugada dudosa que se prestaba a ambas interpretaciones para cobrar o no el penal. Fernando Echenique no dudó y lo cobró, fue Cardona y lo cambió por el 2-0. Antes, a «Wanchope» le habían cometido un planchazo en el área que el árbitro no observó.

En el complemento, fue momento para que el reloj corra su tiempo y se vean las modificaciones que el «Mellizo» y el «Gringo» iban realizando. El más destacado fue Darío Benedetto, que volvía a jugar por Superliga y en La Bombonera después de aquella rotura de ligamentos sufrida el 19 de noviembre ante Racing en ese mismo estadio. Casi logra convertir, aunque Aleksander Domínguez y el travesaño se lo impidieron. El que liquidó el asunto fue el veloz Sebastián Villa, que no falló en el mano a mano para sellar el 3-0 tras una asistencia de primera del «Pipa».

Desde que ganó en la primer jornada ante Newell’s, Vélez no pudo volver a sumar de a tres, fueron dos derrotas y un empate lo que acumuló. El «Gringo» sabe que su equipo no debe ceder puntos porque puede retornar a la lucha por no descender, del que en estos momentos se encuentra con 8 unidades por encima de San Martín de San Juan, el rival más cercano. La próxima fecha recibirá a San Martín de Tucumán.

Mientras que los de Guillermo Barros Schelotto dejaron atrás la derrota y el empate ante Estudiantes y Huracán respectivamente, ahora totalizan 7 unidades y se encuentran 4° -3° en puntos- a 3 de Racing, el líder de la Superliga. En la quinta jornada, visitará a Argentinos en lo que será la antesala al Superclásico a disputarse el domingo 23 de septiembre.

Los goles del encuentro:

https://twitter.com/TNTSportsLA/status/1036401047328239616

https://twitter.com/TNTSportsLA/status/1036418715225653248

Boca venció a Talleres en el camino al tricampeonato

Con el acierto de Cristian Pavón, el campeón vigente de Superliga comienza con envión el camino hacia un nuevo título de primera división. Carlos Tevez malogró un tiro desde los doce pasos y Esteban Andrada volvió a mostrar un desempeño óptimo bajo los tres palos. La victoria mantiene al equipo de Guillermo Barros Schelotto como invicto y el miércoles próximo, estará disputando un compromiso de primer nivel ante el Barcelona. 

En los primeros 45 minutos, Boca se insertó la forma de juego y la posesión de pelota le concedió mayor posibilidad de disminuir la incesante marca en espacios de Talleres. Esto fue progresando, y el conjunto de Guillermo Barros Schelotto se adjuntó el ritmo del encuentro ante un rival, que en el afán de aprovechar las salidas rápidas por los extremos, terminó descuidando la faceta defensiva.

Tras aproximarse en algunas circunstancias al arco contrario, el Xeneize marcó diferencia a los ocho minutos luego de que la salida de un córner, le permite a Cristian Pavón ejecutar un tiro y el trayecto se vea interferido por Leonardo Godoy, que dejó sin respuestas a Guido Herrera y colocó al local en ventaja.

Con certezas en las decisiones, el bicampeón fue adquiriendo determinaciones en cada disputa y allí, la T se vio en adversidad más allá de alguna imperfección de Boca en el retroceso defensivo. Mediante la claridad en la ofensiva, el conjunto de la Ribera condujo el desenlace del partido aislado de Esteban Andrada, y siendo participe de las intenciones de Carlos Tevez, que en una ocasión de gol se las ingenió para superar al central y en el área definir un tiro que Herrera bloqueo antes de tiempo.

Sobre el final, el dominio de pelota no fue tal para el local y el equipo cordobés emparejo el transcurso en el mediocampo. Ese transcurso obligó al dueño de casa a agruparse en propio campo y con firmeza, acudir al camino de los vestuarios sin altercado alguno.

Ya en el complemento, el equipo local marcó diferencia en el ataque y a cinco del reinicio, Emmanuel Mas ingresó al área con dominio y Godoy le propinó un golpe, que significó la pena máxima para Facundo Tello. Carlos Tevez se hizo cargo del penal, pero Herrera adivinó la intención y despejo la amplitud del resultado.

https://twitter.com/TNTSportsLA/status/1028662450751717376

Con la deuda de sentenciar el triunfo, Boca tuvo vaivenes en el aspecto defensivo. Prolongando la eficacia en la ofensiva, Talleres acudió a la recuperación rápida de balón y la búsqueda de sus volantes en cuestión de segundos. Las acciones transcurrían y el equipo de Schelotto ponía en tela de juicio la paridad.

La entrada de Hugo Ábila generó un peso específico en la delantera, y el goleador colaboró en algunas jugadas de contragolpe que finalizaron en erróneas decisiones técnicas. En este punto, el conjunto de Vojvoda se afianzaba pero solo fue capaz de elaborar una jugada que exigió la atención de Andrada, tras un rebote en Pablo Pérez.

Entendiendo las circunstancias, el Xeneize fue contrarrestando cada accionar del rival y con la acumulación de tiempo en pelotas a favor, alargó el invicto y consiguió una victoria en el debut de la Superliga. Por la segunda fecha del torneo, Boca juega ante Estudiantes de la Plata y Talleres recibe a Rosario Central.

      

 

 

 

 

 

           

 

 

 

error

Seguinos!