Lun. Feb 17th, 2020

Reniero

San Lorenzo consolidó superávit económico

La cifra definida en dólares, relega las especulaciones previas a la junta de la Comisión Directiva en Avenida La Plata. El 28 de noviembre, en el Polideportivo de Boedo, se realizará la asamblea oficial, en donde los socios conocerán entre otras cosas, la formalidad de pago de Racing por Nicolás Reniero.

 

El Balance General de San Lorenzo de Almagro fue expuesto este martes por la mañana en la nueva administrativa del club ubicada en Boedo. Del 01/07/2018 al 30/06/2019, se ha constatado una serie de activos que desplazó al pasivo nuevamente en segundo plano.

 

En concreto se ratificó un superávit de 5.014.042 millones de dólares, y el patrimonio neto de la institución deportiva se elevó un 240% de la moneda norteamericana. El pasivo también fue superado, retrocediendo un seis por ciento con relación al del 2018.

 

Producto de un acumulado de 924 millones de pesos, la venta en el mercado de pases fue uno de los fundamentos de dichas resoluciones.

 

Por otra parte, se especificó la tratativa con Racing Club de Avellaneda por Reniero. El delantero fue una de las salidas más complejas, y el pago por sus servicios se determinó en dos cuotas a largo plazo; hasta el momento la dirigencia recibió 1.600.000 millones de dólares, con un agregado de 400.000 dólares por un partido amistoso a disputar con la Academia, y un incremento en dos oportunidades de U$S 625.000, de diciembre a junio del 2020.

A su vez, predomina la contribución a efectuar aun de Marcos Senesi, por 1.750.000 millones de euros proveniente del Feyenoord de Holanda.

Fuente: Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Racing incorpora a Nicolas Reniero

El delantero será parte del plantel comandado por Eduardo Coudet desde la semana que viene. La dirigencia dispone del monto pretendido en San Lorenzo por un porcentaje mayor del pase y así se convierte en el quinto refuerzo.

 

Finalmente la negociación por Reniero culmina coincidiendo con la puja que trascendió en este último mercado de pases. Sin dudas esta brecha ha equiparado las posturas de ambos clubes.

 

La Academia aguardó hacia el final de extensión de días otorgado por la asociación del fútbol argentino para concretar hace instantes la ida del futbolista del Ciclón. Tal cuestión era inverisímil ya que ni Racing era capaz de alcanzar el monto impuesto por el conjunto de Boedo, ni la dirigencia de Matías Lammens había accionado en la firma del jugador sobre la ampliación de contrato.

 

En consecuencia, el club de Avellaneda define la transferencia del entrerriano de 24 años mediante 4 millones de dólares por el 80% del fichaje. De ese estimado, San Lorenzo acude a reintegrar 3.200.000 US$. Su inserción en Racing será por cuatro temporadas.

 

Durante la temporada anterior Reniero disputó 23 partidos y convirtió cuatro tantos. A lo largo de su carrera, jugó 110 compromisos y anotó 27 goles.

 

Fuente: El Mundo Futbol Club

Imperioso pedido de Racing por Nicolás Reniero

Antes del cierre de mercado de pases, la dirigencia acude a la determinación de Matías Lammens. San Lorenzo requiere una cifra superior a la ofrecida por la entidad de Avellaneda, que recurrirá a extender el valor del pase en un porcentaje mínimo.

De aquí al jueves se develará la respuesta contundente de Lammens y los directivos por las insistencias de Racing por Reniero. El delantero integró la lista de buena fe por el campeonato local y también es citado para viajar a Paraguay para jugar la vuelta de octavos de final frente a Cerro Porteño.

Más allá de la postura prevalente del Ciclón, Blanco induce el resultado favorable de esta negociación a la conciliación del presidente de San Lorenzo. En términos económicos, la Academia solo modificará el costo de 3 millones de dólares en un 5% mayor, resultado  de 3.150.000 US$ por el 80 % del pase.

Racing idealiza el pase de Nicolás Reniero con San Lorenzo

El monto definido en el comienzo de la negociación disminuye notoriamente en la actualidad. Sin embargo Juan Antonio Pizzi utilizará al atacante para el partido de Superliga ante Godoy Cruz y de ese modo, no podrá participar con la Academia del campeonato local. A pesar de eso, las dirigencias acuden a una pronta resolución.

El resarcimiento que produzca a continuidad profesional de Reniero, va a ser un fundamento a largo plazo de Eduardo Coudet. La puja entre el Ciclón y el conjunto de Avellaneda lleva varios días, de los cuales la cifra de cinco millones de dólares por la totalidad del pase de parte del conjunto de Boedo era irreversible.

Racing acudió a parcializar el pedido de San Lorenzo y ofreció 4 millones de dólares por el 80%. La inconformidad continúo hasta este jueves, ya que por la tarde ambas directivas conciliaron el estimado de transferencia con relación a la escasa trascendencia que cuenta el futbolista en el plantel de Pizzi.

En consecuencia, el Ciclón propone trasferir al delantero por 3.5 US$. Rápidamente, los dirigentes de la Academia asimilaron este retroceso significante, pero a esta altura el ofrecimiento se sitúa en tres millones de dólares.

La diferencia de quinientos mil dólares sería un atenuante a refutar en un costo menor, producto del acercamiento que existió con Nicolás de parte de la entidad académica. En términos contractuales, el futbolista afirmo lo propuesto por Racing.

Fuente: Martin Flores

Contraoferta de Racing por Nicolás Reniero

El delantero aún no prolongó su contrato con San Lorenzo y en Avellaneda insisten con remediar la primera oposición del Ciclón. En este caso, la cifra es cercana a lo pretendido por una importante parte del pase.

De aquí al fin de semana se determinará la continuidad profesional de Reniero. El atacante ha sido la sensación en este mercado de pases por los imprevistos que intervinieron en su extensa estadía en San Lorenzo.

Las diferencias por renovar su contratación con el equipo comandado por Juan Antonio Pizzi permitieron que sus servicios sean opcionales a los ofrecimientos del mercado.

Si bien hubo varias consultas y una sola certeza, Racing fue quien acaparó la atención de la comisión directiva del club de Boedo. En consecuencia, la primera oferta formal de 2.2 U$S había sido rechazada y en estos días, el total de la transferencia se definió en cinco millones de dólares.

Ese costo tuvo efecto, ya que la directiva de Víctor Blanco evalúa comunicar una nueva propuesta. En esta ocasión la estrategia consiste en prescindir de 4 millones de dólares brutos por el 80% del pase. De allí el Ciclón conservaría parte del pase.

No obstante, lo primordial es llegar a un acuerdo de partes para que el atacante siga ligado al plantel. Iniciada la pretemporada, el entrerriano no viajó a Punta Del Este y aguarda una pronta resolución en Buenos Aires.

Racing consolida el liderazgo ante San Lorenzo

Con goles de Lisandro López y Guillermo Fernández, el equipo de Coudet se aleja de sus respectivos perseguidores, tras derrotar al Ciclón en el Cilindro. El Licha, continúa siendo vital en la historia y además, se inscribe en los históricos del club, luego de convertir un tanto en quince segundos. Nicolás Reniero marcó para el conjunto de Biaggio, que está lejos de la pelea y se enfoca en la Copa Argentina.

 

En el transcurso del primer tiempo, Racing empezó contrarrestando cada accionar de San Lorenzo en su campo. A través del control de pelota y la posición de sus volantes, en continuo contacto con los delanteros, el equipo de Eduardo Coudet amplía las alternativas de comandar el partido. No obstante, el funcionamiento del Ciclón fue de menor a mayor en el aspecto defensivo y el mediocampo pudo enmendar ciertas deficiencias al momento de retroceder y conducir los contraataques, que en el desarrollo, acudieron a una salida eficaz del conjunto visitante en espacios y ventaja numérica.

Ofuscado por no innovar el dominio de balón con ocasiones concretas, la Academia reiteró errores en la distribución del esférico y asociación de sus jugadores, que en su afán por ocupar un lugar primordial en zonas aledañas al área rival, le permitieron a la visita, generar algunas aproximaciones con la rapidez y colectividad de sus delanteros. Cerca de la media hora, Elías Pereyra apareció en una jugada preparada desde la esquina y exigió la respuesta de Javier García.

Complementando las salidas por los extremos, San Lorenzo encontró la acción de concreción a los treinta minutos luego de una jugada en sintonía, que Franco Mussi definió y en el rebote, Nicolás Reniero controló en soledad ante García para culminar la apertura entre las piernas del arquero.

A su manera, el equipo de Claudio Biaggio ponía en vilo la clara posesión del rival y aprovechaba el constante desequilibrio defensivo mediante acciones concisas de gol. En tiempo de descuento, el Ciclón tuvo la oportunidad de llegar al dos a cero pero Gabriel Gudiño no pudo esquiar su tiro ante la tapada de García que determinó la paridad entre ambos en la parte principal.

 

El complemento inicio con otra perspectiva para la Academia.  En apenas quince segundos, Marcos Senesi despejo defectuosamente la pelota sobre Gustavo Bou y la maniobra le cedió espacio y control a López, que se encaminó a Navarro y por encima, sentenció la paridad 2 a 1 para el local.

Desde el arranque, el conjunto de Coudet desplegaba un ímpetu que a coroto plazo, desafectó al Ciclón de cualquier respaldo en la ofensiva. Contemplando la significativa posesión y ocupación en campo rival, el local comenzó a elaborar diferentes acciones que daban a entender una superioridad en relación a la postura defensiva del Azulgrana.

Pronunciando la posibilidad de concreción, los volantes de creación del local asentaban sus virtudes hacia el arco y transcurriendo los dieciséis minutos, Guillermo Fernández recibió en el centro del campo y se perfiló para desenfundar un tiro rasante que venció la respuesta a contrapié de Navarro y aclareció la paridad de la Academia.

Con dominio y marcador a su favor, la insistencia de Racing no decayó y Biaggio optó por coloca una línea de cinco en la media cancha, la cual no prevaleció y relegó el planteo del entrenador ante el acceso moderado del rival en la ofensiva.

La búsqueda por admitir el triunfo continuaba, y Navarro fue clave en ese aspecto ya que la Academia generó algunas aproximaciones en la que el arquero pudo lucir su técnica bajos los tres palos. Sentenciado por el bajo desempeño de sus atacantes, el Ciclón planteó un desarrollo férreo, que en la culminación del encuentro, incentivó a Racing al juego corto y al resguardo que le permitió ganar el partido por 2 a 1 y llegar a los 23 puntos, dejando a Union, como escolta, a cinco unidades.

 

San Lorenzo redime su vigencia en Copa Argentina

En el lapso del primer tiempo, ambos equipos debieron acudir a sus respectivas falencias para fortalecer la rápida inserción en el transcurso de juego. En esa cuestión, Estudiantes tuvo ciertas asociaciones ofensivas que lo fueron llevando hacia el arco rival, no obstante, San Lorenzo evidenció esa alternativa del rival y con firmeza en el aspecto defensivo, pudo ampliar las perspectivas en el ataque con la trascendencia de Pablo Mouche y Rubén Botta, que en algunos pasajes del primer capítulo, sostuvieron la claridad en los últimos metros.

En un desarrollo férreo y comando por las imprecisiones, el Ciclón acudió a la perseverancia de controlar la pelota en campo rival, y tras intentar la creación de oportunidades, el equipo aisló al Pincha de su arco para comenzar a enmendar el contacto con los delanteros, y así, afianzarse de cara al desenlace de la etapa inicial.

Finalizando los minutos restantes, el equipo de Leandro Benítez iba a tener una posibilidad neta de marcar, luego de un córner certero que Pablo Lugüercio capitalizo, pero Nicolás Navarro le ahogó el grito de gol al delantero con una atajada sobre el vértice derecho.

De a momentos, el cierre podía dar efecto para cualquiera de los dos, sin embargo a los cuarenta y dos minutos, Adolfo Gaich comando una individualidad ante los centrales del Pincha y al enfrentarse con Mariano Andújar, Rodrigo Braña lo desestabilizó sobre el talón, provocando un penal que Fernando Espinoza no dudó en asignar. En carrera recta, Mouche se encaminó al balón y con un tiro rasante venció la intención del arquero para adelantar al Ciclón en el camino al descanso.

 

La parte complementaria arrancó con una idea concisa de Estudiantes, que acumulando jugadores en campo rival y manejando el balón con determinación, dejó en vilo el resultado parcial. Mediante la participación de sus volantes y la prevalencia de Braña en el mediocampo, el juego transcurría en una sola mitad, y a los once minutos, Fernando Zuqui elevó un tiro libre que Fernando Campi direcciono y Facundo Sánchez concreto en la línea final para emparejar el encuentro.

El temperamento del Pincha parecía darle al partido un envión favorable en todo sentido. El Ciclón se veía poco colectivo y desairado por la igualdad que hasta ese instante no se vaticinaba entre las probabilidades. A favor del conjunto azulgrana, la permanencia del rival con el balón fue escaso y el ingreso esperado de Fernando Belluschi sintetizó la concreción en ofensiva del equipo de Biaggio.

Con la complicidad de Botta, el volante que regresaba de una lesión duradera, ratificó su perspectiva de cara al arco contrario y en algunas jugadas, pudo simplificarles a los delanteros la posibilidad de incidir en la firmeza que venían retomando los defensores centrales del Pincha.

El ida y vuelta abrió una alternativa opuesta a lo planteado por Estudiantes y en ese marco, San Lorenzo sacó a relucir la lucidez de sus futbolistas más desequilibrantes. Sobre los treinta y cinco minutos, una acción a favor en cuestiones numéricas, dejó a Belluschi con la defensa en retroceso y el volante habilitó con espacio a Reniero, que en tiempo y forma, efectuó su tiro al vértice izquierdo de Andújar con el que el Ciclón pasaba a ganar el partido. En pocos pasos, el azulgrana encaminaba un triunfo que se iba a sentencia a dos minutos de la ventaja parcial, luego de que Botta le otorgue a Gaich un margen de anotar y el joven envista a Fernando Campi y con criterio, defina el compromiso.

A los minutos restantes, solo le quedaron las intenciones por todos los medios del Pincha, que no fueron intensivas para un San Lorenzo que pasa a cuartos de final y ya piense en Temperley.

Ni matadores, ni ciclones

Tigre tuvo un comienzo eficaz, y a los 5’ ya se puso en ventaja: Ariel Rojas intentó salir jugando por la banda izquierda, Garmarini hizo un quite, tiró un centro al área luego de una pared y Menossi, que estaba en el corazón del área, metió un golazo de volea para poner en ventaja a los locales.

Luego del gol, el control siguió siendo para los dirigidos por el “Lobo” Ledesma, tanto fue así que a los 11’ estiró la ventaja, cuando González puso el 2-0. Tigre mostró presión en las salidas de San Lorenzo, y aprovechó las imprecisiones en la línea de fondo de su rival.

Con Galmarini como conductor, y una mitad de cancha que ofrecía resistencia y quite, Tigre era el completo dominador del juego en los primeros 20 minutos del encuentro.

A los 23’ llegó la jugada que derivó en el gol de Blandi, pero se vio envuelta en una polémica; el línea Javier Uziga levantó la bandera, marcando un offside del delantero; pero Espinoza, el árbitro del encuentro convalidó de forma correcta el gol, ya que antes la pelota había pegado en un hombre de Tigre. Fue así que 2 minutos más tarde, y con el murmullo del público, hizo que el Ciclón sacara del medio y sentenció el 2-1.

A partir de ahí, el partido se convirtió en un ida y vuelta constante, en donde el local siguió mostrando su juego, y los dirigidos por el Pampa Biaggio se acomodaron en el campo, haciendo que la línea de fondo y Marinelli se equivocaran.

A los 35’ Reniero, que fue una de las figuras de la cancha, aprovechó un mal despeje de Canuto tras un saque de arco de Navarro, y al ver a Marinelli mal ubicado marcó el 2-2 definitivo.

En la segunda mitad, se repartieron el control y la pelota. San Lorenzo tuvo las chances más claras, pero no estuvo fino a la hora de definir.

Así, empataron 2-2 en un encuentro donde la pelota parada fue la protagonista de la noche. Y se dividió en una entretenida  primera mitad, y juego trabado y luchado en la segunda. En la próxima fecha, Tigre tendrá que visitar a Colón, mientras que San Lorenzo recibirá a Lanús.

Se pinchó en el final

Huracán ganaba con gol de Andrés Chávez y en el final Nicolás Reniero marcó el empate para San Lorenzo. Fue 1-1 en un clásico muy entretenido y picante.

El Globo fue superior a lo largo de los 90 minutos pero no pudo coronarlo con una victoria. Tuvo las chances más claras e incluso la ventaja en el resultado gran parte del partido, pero le cuesta ganar los clásicos. Cerca del final y en una de las pocas que tuvo San Lorenzo, Nicolás Reniero empató el asunto con un cabezazo letal.

En el primer tiempo el local pudo imponer las condiciones del juego. Se hizo dueño de la pelota, generó chances y doblegó a San Lorenzo, a tal punto que la figura fue Nicolás Navarro, arquero Cuervo. Y de tanto insistir, cerca del final de la primera mitad concretó tras una gran jugada. Excelso pase de Nicolás Silva para Ignacio Pussetto que se metió en el área y habilitó a Andrés Chávez que empujó el balón a la red.

Con la ventaja 1-0 se fueron al descanso y era muy justo. San Lorenzo la pasaba mal y jugaba aún peor.

En la segunda mitad nada cambió. Huracán volvió a ser dominante y siguió atacando en los primeros minutos, pero Navarro fue una verdadera muralla y le negó varias oportunidades de liquidar el clásico. El conjunto de Biaggio no encontraba el rumbo y por eso ingresó Leandro Romagnoli. De ahí en más se notó una leve mejora en la tenencia de la pelota pero no podía llegar de manera clara. Y cuando parecía que el clásico se quedaba en Parque Patricios, Nicolás Blandi desbordó, mandó un centro al área y Nicolás Reniero se despegó del suelo y con un excelente cabezazo puso el empate final a 5 minutos del cierre.

Solo quedó tiempo para la expulsión de Piris Da Motta (bien expulsado por doble amarilla) y una última chance de Coniglio tras un mal cálculo de Paulo Díaz, que el Globo no capitalizó.

error

Seguinos!