Sebastian Sosa

Rosario Central-Independiente: duro empate en Arroyito

Independiente no pudo sentenciar un partido que lo tuvo como claro dominador y desaprovechó la oportunidad de recortarle puntos a Estudiantes. Salazar y Cuesta se fueron expulsados y Maximiliano Meza se distendió el ligamento anterior de la rodilla izquierda y espera estudios médicos.

El «Rojo» se adueñó rápidamente de la pelota, encerrando al local en su mitad de la cancha. La temprana salida de Maximiliano Meza (una distensión en los ligamentos de la rodilla) permitió la entrada del juvenil Ezequiel Barco, quien aportó mucho al ataque de los de Avellaneda. Diego Vera, desperdició varias ocasiones claras de gol y el partido llegó al entretiempo en tablas.

En el complemento, se vio a un Central más «enchufado» y despierto que en la primera mitad. Pero poco le duró al equipo  del «Chacho» Coudet, que pronto se vio encerrado nuevamente por Independiente. Barco, un Figal que mejoró su imagen en la segunda mitad y un Tagliafico siempre rendidor, fueron las bases de la supremacía del «Rojo».

Pero el visitante no pudo capitalizar lo que decían las estadísticas del partido y sufrieron en defensa la entrada de «Teo» Gutierrez. Esto le ocasionó la doble amarilla a Victor Cuesta quien sucumbió ante la presión del colombiano y, luego de un agarrón, fue expulsado.

La actuación de Sebastián Sosa, arquero de Rosario Central, merece un párrafo a parte. El guardametas fue una garantía bajo los tres palos y se ganó por merito propio el premio a la figura del partido.

En la próxima fecha (a jugarse en 15 días por la fecha de eliminatorias), Rosario Central visitará a Boca Juniors, e Independiente recibirá al difícil San Lorenzo.

Otra polémica clasificación Verdolaga

Atlético Nacional derrotó a Rosario Central por 3 a 1 en el Estadio Atanasio Girardot por la vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América 2016, en un final para el infarto.

Al igual que en el partido de ida, Rosario Central logró imponerse en el marcador. A los 8 minutos el árbitro del encuentro Daniel Fedorzuck cobró un por lo menos polémico penal sobre Víctor Salazar, el cual Marco Ruben se encargó de cambiar por gol. El encuentro se complicó para los Paisas, que estaban obligados a convertir tres goles para clasificar a la siguiente fase. El conjunto local intentó en reiteradas oportunidades pero no lograba descontar en el marcador.

A los 30, el técnico local realizó la primera modificación. Ingresó Orlando Berrio (delantero) y se retiró Sebastián Perez (volante defensivo). Minutos mas tarde, comenzaron los problemas para el conjunto argentino. Pablo Álvarez debió ser reemplazado debido a una lesión muscular por Cristian Villagra. Ya cuando finalizaba el primer tiempo, el equipo colombiano elaboró una buena jugada por el lado derecho, en la que Berrío después de un buen desborde ante el reciente ingresado Villagra, asistió a Macnelly Torres, quien definió con sutileza ante la salida de Sebastián Sosa.

En el segundo tiempo, la localía, el público a favor y el resultado obligaron a los conducidos por Reinaldo Rueda a ir en busca del partido. A los 5 del complemento, luego de un mal rechazo de Alejandro Donatti, la pelota le quedó a Marlos Moreno, quien habilito a Alejandro Guerra que remató venciendo a Sosa. Era el 2 a 1 en favor de los locales, pero así y todo les faltaba un gol para la milagrosa clasificación. Los Verdolagas siguieron insistiendo en busca del milagro y ya en tiempo cumplido (el árbitro del encuentro adicionó seis minutos) cuando se jugaba el cuarto minuto adicionado – con un Atlético Nacional volcado en ataque, y un Central que se defendía a mas no poder con un hombre menos luego de la expulsión de Burgos por doble amarilla – iba a llegar el estallido final.

Ibarguen desbordó por la izquierda, envió un centro que luego de un tumulto en el área canalla, Berrío definió para darle la milagrosa clasificación a los de Medellín. Luego comenzaron las agresiones, Berrío y Copete le gritaron el gol a Sosa de manera repudiable, Musto se exaltó e invitó a Berrío a una pelea, el técnico canalla Eduardo Coudet también ingresó a la cancha a encarar a Berrío. ¿El resultado? Musto y Berrío resultaron expulsados. El partido continuó, se jugaron casi diez minutos y es más, Central pudo haber concretado el gol que lo clasificara en los pies de Giovanni Lo Celso, quien luego se iría expulsado por golpear en el rostro a Alexander Mejía.

Con un final nuevamente polémico y no apto para cardíacos, Atlético Nacional se clasificó a las semifinales de la Copa Libertadores, instancia en que se medirá con el San Pablo de Edgardo Bauza. Este buen equipo colombiano, de buen rendimiento en la clasificación de grupos, terminó al igual que ante Huracán su duelo con disturbios y lamentablemente llevó a los amantes del fútbol a presenciar otra polémica clasificación verdolaga.

 

Rosario Central te invita a soñar

Rosario Central venció a Atlético Nacional de Medellín por 1 a 0 ante un colmadísimo Gigante de Arroyito en la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.

El cotejo parecía arrancar adverso para la Academia Rosarina. Al inicio, Javier Pinola recibió una fuerte patada que lo relegaría del encuentro minutos después. Pero cuando la noche rosarina parecía teñirse de gris, Walter Montoya interceptó una pelota en tres cuartos de cancha e impactó el balón de aire desde más de 30 metros y la clavó en el ángulo del arco custodiado por Franco Armani.

El conjunto paisa respondió recién a los 24 minutos del prime tiempo, Copete tuvo el empate pero Sebastian Sosa se hizo presente para impedirlo. A los 39 nuevamente Sosa evitaba el gol visitante luego de un buen remate de tiro libre ejecutado por Daniel Bocanegra. El primer tiempo concluyó con Atlético Nacional dominando el partido pero paradójicamente, Rosario Central se imponía en el marcador.

En el segundo tiempo, la posesión del balón fue mas equitativa. Las más claras fueron del Canalla. A los 15 del complemento los dirigidos por Coudet tuvieron una triple chance de gol. Walter Montoya remató desde afuera del área, el arquero visitante dio rebote, el cual lo agarró Ruben que no pudo rematar bien. Armani volvió a tapar y la pelota le quedó nuevamente a Walter Montoya, quien disparó con potencia forzando a Franco Armani a realizar una de las mejores atajadas de la Copa. Los dirigidos por Eduardo «Chacho» Coudet tuvieron otra oportunidad más para aumentar la diferencia a los 23 minutos del segundo tiempo cuando Marco Ruben asistió a Germán Herrera, pero éste estrelló el balón al travesaño del equipo paisa.

En un partido en el que en la previa se debatía por cual de los dos equipos se apoderaría de la posesión del balón, el conjunto del Chacho Coudet le regaló por momentos la pelota al conjunto colombiano y se dedicó a correr, meter y jugar cuando fue posible pero sin descuidar su arco. Buen resultado del equipo argentino, que ahora viajará a Colombia con una pequeña luz de ventaja. El partido de vuelta se jugará el jueves 19 de mayo a las 21.45 hora de Argentina, en el Estadio Atanasio Girardot, en Medellín, Colombia.

error

Seguinos!