Semifinal

Gimnasia eliminó a River y jugará una final histórica

En la pena máxima, el equipo de Pedro Troglio superó al de Marcelo Gallardo y volverá a buscar la consagración tras dos décadas. Durante los noventa minutos, Gonzalo Martínez y Lucas Pratto marcaron en el Millonario, mientras que Leonardo Faravelli y Santiago Silva empardaron el marcador del encuentro.

 

En la parte principal, la insistencia por precarizar el juego rival llevó al trascurso a un sucesivo número de errores en donde River pudo relegar por momentos al conjunto platense y conservar el andar colectivo en la ofensiva.

De esa iniciativa el funcionamiento del Millonario fue siendo relevante en campo contrario y pese a la tenaz defensa del Lobo el equipo de Marcelo Gallardo desequilibró la primera línea mediante generación de espacios y presencia de los volantes en zonas aledañas al arco de Martin Arias.

Si bien las ocasiones eran mínimas para el bicampeón de la copa, las descoordinaciones se hicieron notar en el rival y sobre la media hora, Gonzalo Martínez ejecutó un tiro libre a pocos metros de la valla de Arias, que en la respuesta no pudo controlar la pelota que significó la apertura del marcador para River.   

En la diferencia, el conjunto de Núñez parecía enmendar el desarrollo de los minutos restantes, sin embargo, al minuto 34, Franco Armani dio un rebote inesperado y Leonardo Faravelli acompaño el esférico hacia el fondo de la red. Igualados, ambos reiteraron errores en el desempeño de su juego y en el agregado, Ezequiel Bonifacio le propinó un faul de último recurso a Martínez y Facundo Tello lo expulsó, producto que relego al Lobo en orden a la espera de la segunda mitad.        

 

La etapa suplementaria empezó con un envión clave del Millonario tras una asistencia entre líneas de Ignacio Fernández que Lucas Pratto controló ante el arquero y definió en el instante indicado para marcar el 2 a 1.

De manera temprana, el conjunto de Gallardo imponía condiciones y la ventaja numérica se iba a sintetizar con el correr de las acciones. No obstante, el recurso de la pelota parada iba a ser fundamental en el Lobo ya que al cuarto de hora, Víctor Ayala envió un centro pretensioso que Santiago Silva anticipo y catapultó la intención de Armani.

La paridad en cada escenario del partido puso en jaque la solvencia de River en territorio rival. Mediante el ingreso de Rafael Borre el ataque fue más incesante en el Millonario, que respaldo sus apariciones en la conducción de sus volantes. Sin demasiada relevancia, Gimnasia se aplomó al transcurso del encuentro que destino a ambos a la tanda de penales.

Desde los doce pasos, Pratto y Jonathan Maidana desperdiciaron la posibilidad que ubica al Lobo en la contienda decisiva  de Copa Argentina. Luego de 25 años, el equipo de las diagonales disputará un compromiso por el título. Rosario Central será el rival el próximo miércoles 5 de diciembre.

Juegos Olímpicos: Tenis de dobles a la final

La dupla de Facundo Díaz Acosta y Sebastián Báez superaron en tres set a los checos Styler/ Svrcina y el próximo domingo desde las diez de la mañana, definirán si se alzan con la medalla dorada o de plata, cuando se midan frente a Gaston/ Tabur de Francia o Adreev/ Hijikata.

El tenis olímpico vuelve a su plenitud máxima. Previo al partido decisivo en simples, que tendrá a Acosta como representante nacional, el número dos de Juniors jugó con Báez la semifinal de parejas ante una dura selección de Republica Checa, que tras arrancar el enfrentamiento con varios errores se impuso en el segundo parcial con amplias diferencias y en el juego final, los argentinos complementaron sus virtudes para ubicar al país en una nueva instancia, que también otorgará un número más al medallero fuera cual fuese el resultado.

En el primer set la dupla argentina sincronizó con exactitud las intenciones rivales y en diferentes momentos, el servicio de Acosta permitió encaminar un desarrollo que se había vuelto adverso en cercanías al sexto punto anhelado. Afirmándose en los tiros rivales, el equipo nacional alcanzó la ventaja y con complicidad de los rivales por errores no forzados, la meta del 7/5 adelantó a Argentina en el partido.

La segunda etapa fue diferente en todos aspectos. Tal fue así, que Styler y Svrcina igualaron el match con un definitivo 6/1, donde la estabilidad entre ambos y los errores del rival les dio acceso a lograr una diferencia de cinco puntos. El desempeño de Baez y Acosta fue escaso y los servicios no tuvieron relevancia alguna. En una hora de juego, el lugar a la final se trasladó a tercera instancia.

Con un escenario de paridad, el Break fue clave para el rendimiento del equipo argentino y la eficacia en el drive de Facundo Acosta. El numero dos mundial reapareció en su faceta de tiros cruzados y ante algunas deficiencias propias, los checos achicaron la decisión, que culminó en el saque de Díaz y un drive largo de Svrcina que determinó el pase a la siguiente instancia de los argentinos con un 10/6.

 

 

Habemus final

Por la restante semifinal Roma venció 4 a 2 en la vuelta pero no le alcanzó para lograr el milagro ante Liverpool. El equipo de la capital italiana terminó lamentándose demasiado lo ocurrido una semana atrás cuando fue derrota en la ida por 5-2 en Anfield. Una vez más los malos arbitrajes fueron protagonistas. Liverpool a la final de Champions.

El equipo de Eusebio Di Francesco ya lo había logrado ante el Barcelona y confiaba en repetir la hazaña. Con la obligación de vencer por al menos tres goles de diferencia para clasificar a una final europea luego de muchos años ausentes, los italianos tomaron la iniciativa y buscaron desde el comienzo el arco rival pero olvidaron que ante la gran ofensiva presentada por los reds no se permitían errores. En la primera equivocación Liverpool aprovechó y a los 9 minutos de comenzado el partido Mané convirtió para hacer enloquecer a los miles de fans que se movilizaron al Olímpico.

La loba de gran temporada continental no cayó ante el duro golpe del gol tempranero y tan solo 6 minutos después logró la igualdad por intermedio de un blooper defensivo que acabó con el gol en contra de James Milner. Pero para lamento de los tifosis a los 25 minutos del primer tiempo, el holandés Wijnaldum aprovechó un mal despeje de Dzeko en su propia área y de cabeza adelantó por segunda vez al equipo de Klopp.

El dar vuelta la serie parecía imposible ya para los romanos. Necesitaban 4 goles en un tiempo para así llegar a alcanzar la oportunidad de estirar la definición a tiempo suplementario y no se rindieron. Con la presencia del eterno Francesco Totti observando desde la platea los locales salieron al segundo tiempo con las mismas ganas que al comienzo. Con El Shaarawy como figura el bosnio Edin Dzeko tomó un rebote e igualó el marcador 2 a 2 a falta de casi 40 minutos del final. Con la total posesión del balón merodearon el área pero sin crear demasiadas situaciones de gol.

Sobre el epílogo del encuentro, un remate potente de Nainggolan estrelló en la parte baja del poste izquierdo con la fortuna de que el balón ingresó dejando sin chances a Karius. Con 4 minutos por delante necesitaban dos goles más para forzar un alargue y en la última jugada del partido el árbitro vió un penal discutible cobrando a favor de los romanos que por medio del belga pusieron el 4-2 que sería final. La Roma quedó solo a un gol de la hazaña y ahora los de Liverpool disputarán luego de 11 años una nueva final de Champions cuando enfrenten al Real Madrid en Kiev el 26 de Mayo. Cabe aclarar que hubo dos penales claros que no fueron cobrados para el equipo de los argentinos Fazio y Perotti, los cuales hubieran cambiado el desarrollo del partido.

Atlético Tucumán se clasificó a la final desde los 12 pasos

El equipo de Ricardo Zielinski se clasificó al partido decisivo de la competencia nacional por primera vez. Lucchetti atajó un penal, se lesionó y Alejandro Sánchez lo sustituyó para convertirse en la figura principal de la victoria del Decano.

En el primer tiempo, el juego fue displicente e inconexo. Ambos equipos no tuvieron la solidez de mitad de cancha hacia adelante y el trascurso en varios minutos de la primera parte se dio con pelotas largas que en su desenlace fueron favorables para el cuadro tucumano en lugar de ser una dificultad. Atlético manejó la posesión de la pelota en forma y la única ineficiencia del equipo de Zielinski fueron las decisiones en la ofensiva y la poca participación de Luis Rodríguez en el equipo. Central demostró ímpetu pero la poca determinación y el juego irregular que viene arrastrando el equipo de Paolo Montero se notaron en gran parte de la primera parte. En el último cuarto de hora se dieron las oportunidades más claras de gol. El Decano solo tuvo aproximaciones al arco de Rodríguez y el Canalla contó con dos apariciones de Carrizo, que fue esencial para la movilidad del ataque canalla.

En el segundo tiempo, el equipo rosarino fue el principal protagonista en los primeros 15 minutos. Desde el minuto de juego, el equipo tomó buenas decisiones y pasó al ataque en pocos segundos. A los 4 minutos, Camacho diagramó una jugada individual y tras recibir el pase profundo de Pereyra, el volante fue derribado por Lucchetti en el área grande. Fernando Beligoy marcó el tiro desde los doce pasos. El volante tomó la responsabilidad del penal luego de recibir la infracción pero la ejecución fue ineficaz para batir al arquero, que adivinó el palo elegido por el jugador. Minutos posteriores a la acción, el arquero de Atlético debió abandonar el arco por un dolor en el hombro producido en el penal. Su lugar lo ocupó Sánchez que a minutos de ingresar protagonizó dos jugadas especificas del Canalla que le dejaron un aluvión al equipo tucumano. Central se convirtió en protagonista y sus mediocampistas fueron primordiales para el momento dl partido. El Decano decayó en su forma de juego y las intenciones en la ofensiva se diluyeron por la poca asociación que el equipo desarrollo. En los último minutos, la ansiedad y la poca coordinación se apropiaron de Central y las jugadas que antes producían peligro terminaron convirtiéndose en malas decisiones de los delanteros. El partido desencadenó en los penales donde Rosario Central desperdició tres penales y Atlético Tucumán coronó la clasificación a la final con las múltiples paradas de Sánchez.

 

El rival en la final se definirá este domingo entre River y Deportivo Morón.

 

Sand Lanús

¡Partidazo! fue el que se vivió esta noche en el estadio del «Granate´´. Lanús realizó una remontada inigualable y derrotó a River por 4-2 (4-3) y se metio por primera vez en su historia en la final de la Copa Libertadores. «Pepe´´ Sand por duplicado, Acosta y Silva fueron los encargados de marcar para los de Almirón. Scocco y Montiel convirtieron para la visita.

Los primeros minutos parecía que el local se lo iba a devorar al conjunto «Millonario´´, pero rápidamente los dirigidos por Marcelo Gallardo tuvieron un penal a su favor luego de que Braghieri le diera un topetazo a Nacho Fernández. A partir de este hecho el cotejo dio un giro rotundo:

Luego del gol de Scocco, instantáneamente la joyita de River Montiel ponía las cosas 2-0 y 3-0 en el global.

A partir de los goles, los de Núñez dominarían el resto de la primera mitad. Hasta que a los 46´ apareció el «Hombre Gol´´, el ex River, el histórico Jose «Pepe´´ Sand para poner la serie 3-1 y finalizar los primeros 45´’ 2-1 abajo.

Luego del entretiempo, Lanús vacunó al elenco del «Muñeco´´ desde el vestuario. Nuevamente fue el «Pepe´´ del «Granate´´ para empatar el partido 2-2 y seguir descontando en el global 3-2. Así y todo el combinado violeta necesitaba de dos goles más para clasificar, ya que en el Monumental no lograron convertir.

Ya la historia empezaba a cambiar. Con el correr de los minutos las «Gallinas´´ fueron decayendo, a tal punto de quedar acorralados en su propio campo. Sin un Román Martínez astuto pero con un «Laucha´´ Acosta y Sand el equipo iba para adelante y se la jugaron. Perdido por perdido, hicieron la heroica y les funcionó.

A los 15´ Acosta recibe el esférico frente a Lux y la manda a guardar. De esta manera los jugadores de Almirón se ponían a tan solo un tanto de la heroica clasificación.

A los 21´ luego de una polémica y tardía decisión del juez, se cobró penal para el local. Silva fue el encargado de marcar el gol de la histórica remontada y del pase a la final.

Sobre el final fue expulsado Nacho Fernández por doble amarilla.

Con respecto al VAR y al arbitraje de la terna completa fue un completo desastre. Un penal para cada equipo no cobrado, la no expulsión a Acosta y Román Martínez. El primero por insulto y prepotencia contra uno de los lineas y el segundo por el manotazo a Rojas que lo deja fuera del campo de juego. Asi mismo el VAR fue mal implementado, debido a que es el ojo que no tienen los lineas y el árbitro, es decir, quienes estén al mando de esto deben informar al arbitro de lo que va sucediendo a sus espaldas y también para sacarse las dudas en jugadas polémicas. Esta noche la tecnología fue muy mal aplicada y deberá ser revisado.

Por último, Lanús jugará la final de la Copa Libertadores el próximo 22 de noviembre el partido de ida y la vuelta será el 29 del mismo mes. Hoy se define entre Gremio y Barcelona el rival del Granate para definir quien se queda con la copa.

Choque Histórico

Olimpo y Morón se enfrentan en un partido único e importante. Por primera vez jugarán los cuartos de final de la Copa Argentina y con chances de seguir haciendo historia con un pase a la semifinal. El encuentro será mañana a partir de las 21:10 en cancha del Granate con arbitraje de Darío Herrera.

Ambos elencos quieren pasar de ronda y enfrentar a River para llegar al último duelo de esta copa. Es por eso que el conjunto «Aurinegro´´ realizó un par de variantes para el duelo de mañana. En primer lugar hizo un relevamiento de técnico, afuera Sciacqua y adentro Forestello. El «Yagui´´ pondrá un 4-4-2 y realizará un solo cambio con respecto a la derrota por 2-0 ante Huracán por la 6ta fecha de la Superliga. Saldrá el lesionado Matías Cahais e ingresará Nicolás Herranz. Además, Covea y Gaona Lugo volvieron a los concentrados.

En cambio, por el lado del «Gallito´´, pondrá en el campo de juego un 4-4-1-1 con Rodrigo Díaz de enganche y Javier Rossi como único punta. Recordamos que el equipo de Walter Otta, en los 32avos de final de dicho campeonato, eliminó a Patronato, equipo dirigido por el actual entrenador de los bahienses.

Formaciones:

Olimpo: Adrián Gabbarini; Cristian Villanueva, Cristian Nasuti, Nicolás Herranz, Nicolás Pantaleone; Lucas Mancinelli, Emiliano Tellechea, Lucas Villarruel, Jonathan Blanco; Maximiliano Fornari y David Depetris. DT: Rubén Forestello.

En el banco: Anchoverri, Rosales, Silva Torrejón, Costa, Belloq, Covea, Troyansk y Gaona Lugo. Uno de ellos no firmará plantilla.

Deportivo Morón: Julio Salvá; Maximiliano Paredes, Valentín Perales, Emiliano Mayola, Lautaro Formica; Leandro Guzmán, Emmanuel Giménez, Cristian Lillo, Matías Pardo; Rodrigo Díaz; y Javier Rossi. DT: Walter Otta.

En el banco: Alvarez, Racca, Martínez, Toledo, Akerman, Gimenez, Brito y Martínez.

Tío Nacho

River dio vuelta la serie con una sublime y espectacular goleada ante Jorge Wilstermann por 8-0. Scocco fue la figura de la noche metiendo 5 goles y convirtiéndose en el primer jugador de la historia de los «millonarios´´ en meter un quinteto en un partido de Copa Libertadores. El resto fueron de Enzo Pérez por duplicado y Nacho Fernández.

Esta noche se vio un equipo 4G: ganó, goleo, gusto y Gallardo. ¿Porqué Marcelo? Simplemente porque paro un esquema completamente distinto a lo que venía poniendo en cancha. Por que se la jugó con un 3-4-3, metió a Auzqui contra todos los pronósticos, volvió a meter a Pérez y Rojas juntos en el mediocampo, saco del once a Moreira, quien parecía inamovible  y también porque el es el principal responsable de esta victoria debido a lo gran estratega que es.

Además hay que destacar el enorme y glorioso partido que tuvo Ignacio «Nacho´´ Scocco, quien fue la figura indiscutible de la noche luego de convertir cinco goles y transformarse en el primer jugador en la historia de River en marcas 5 tantos en un partido de Copa Libertadores. Con esto el ex Newells ya puso su sello en la historia grande del elenco del Barrio de Nuñez.

Metiéndonos en el resumen del cotejo, los dirigidos por el «Muñeco´´ salieron a comerse los talones del equipo boliviano, a tal punto que a los diecinueve minutos el encuentro ya iba 3-0 a favor de los locales, con un hat-trick de Scocco.

Pasaron tan solo diecisiete minutos para que se pongan 4-0 de la mano de Enzo Pérez, quien fue otra de las figuras de la noche debido a su juego y elegancia a la hora de manejar el balón.

Muy emocionado el ex capitán del Valencia gritando su gol.

Pasaron tan solo cuarenta segundos del segundo tiempo y apareció él, el hombre de la noche y principal jugador encargado de esta goleada histórica, nada mas ni nada menos que Nacho Scocco para poner en el tanteador el 5-0 y el cuarto en su cuenta personal en este partido.

Seis minutos mas tarde, apareció Fernández estampando el 6-0 con un remate potente y al raz del suelo al palo derecho del arquero.

Las gargantas afónicas de tanto gritar volvieron a sonar cuando el cronometro marcaba doce minutos del segundo tiempo y allí apareció nuevamente Scocco. Luego de un rebote del portero aprovecho el goleador y la mando a guardar.

Para finalizar y liquidar la noche, en el minuto veintiuno, el ex Estudiantes de La Plata metió la corrida de su vida, recuperando el esférico en su propio campo, la traslado y controlo sin ningún problema y hasta incluso la termino definiendo él con un gran remate.

                                     

Con este resultado los «Millonarios´´ pasaron a las semifinales de la Copa Libertadores y deberá esperar por el ganador de Lanús vs San Lorenzo.

Un enorme Ferro batió al último campeón

Tras el pasaje a la final de Ballester tras ganarle a Escuela Pías, se jugó la segunda semifinal del Nacional Adulto Femenino, en la cual Ferro Carril Oeste eliminó en un verdadero partidazo al último campeón, Unlu, por 34-33.

A diferencia de la primera semi, los de San Fernando y los de Caballito protagonizaron un verdadero partidazo de principio a fin. Los primeros 30 minutos fueron un gol a gol constante, en el que ninguno se sacó diferencias. Por el lado de Ferro estuvo Manuel Crivelli comandando desde el central y jugadores como Marco Arce rematando al arco para sumar. Mientras tanto, del lado de Unlu destacaron los hermanos Federico y Juan Pablo Fernández, además de algunos goles de Federico Pizarro, en lo que fue una igualdad en 17 al ir al descanso.

La intensidad duró en el complemento, además de que el ambiente en la cancha se fue calentando. A los goles constantes se le agregó el roce entre ambos equipos. Los de Pablo Robledo lograron sacar la máxima diferencia llegando a los 15 minutos, gracias a las figuras de Pizarro y Guido Ricobelli. Pero el Verdolaga no se rindió y lo volvió a igualar llegando a los 20’, metiendo el suspenso hasta el final, e incluso lo dio vuelta para el parcial de 30-29 mediante las apariciones de Mariano Bustamante, Carlos Arias y Taurian.

La euforia máxima llegaría en los segundos finales: Ferro ganaba 34-33 y Unlu tenía la última pelota para empatarlo e ir al alargue o para despedirse de la final y del Panamericano de Clubes 2018. Llevaron la pelota hacia el extremo para que Ramiro Martínez defina, pero un enorme Cristian Chedrese evitó el gol y desató la locura Verdolaga, venciendo al último campeón. Mañana, los de Caballito enfrentarán a Ballester en la final.

Ballester goleó y ya está en la final

Pasó una semana de que la rama femenina tenga a Ferro como campeón nacional. Ahora, en Villa Ballester, se juega el Final Four del Nacional Adulto Masculino y el local venció en la primera semifinal a Escuela Pías de Córdoba por 36-24.

De arranque se vio a un Ballester muy fuerte, dominando de principio a fin el trámite. Muchos goles de contra gracias a una buena defensa y a sus arqueros sólidos hicieron que no hubiera mucho para destacar en los primeros treinta minutos, que cerraron con ventaja de 19-8.

La segunda mitad fue más de lo mismo, aunque Escuela Pías mejoró y tuvo más efectividad a la hora de marcar goles. Mientras tanto, el local seguía sumando mediante jugadores como Mariano Canepa, Sean Corning y Nacho Filipuzzi, entre otros. Los minutos finales sirvieron para decorar lo que fue un 36-24 a favor de Balle, lo que derivó en su clasificación a la final de mañana y al Panamericano de Clubes 2018.

¡Habrá final metropolitana! Ferro y Cideco definirán al campeón del Nacional

Tras la primera semifinal entre Cideco y Mendoza de Regatas, que cerró con triunfo y pasaje a la final por parte de las primeras, se jugó el segundo encuentro del día del Nacional Adulto Femenino. El local, Ferro, venció al Jockey Club de Córdoba, por lo que mañana habrá una final metropolitana por el título más importante a nivel nacional. Además, ambos equipos ya están clasificados al Panamericano de Clubes 2018.

Al igual que la primera semifinal, esta arrancó bastante pareja. Hubo un gol a gol, con Florencia Ponce de León y Victoria Crivelli, por el lado de Ferro, y las hermanas Haro por Jockey. El primer tiempo fue peleadísimo, hasta que, faltando cinco minutos, las locales se alejaron con un parcial de 4-0 a su favor y buenas atajadas de Luciana Codesal, una de las figuras del encuentro. Finalmente fue Camila Haro quien cerró el marcador de los primeros 30’ con ventaja para el Verde 12-9.

El complemento mostró a un Ferro más fuerte y a un Jockey cometiendo algunos errores, que fueron aprovechados. Pasó poco tiempo para que haya un parcial de 5-0. Así, las de Femebal se pusieron 19-11 y lograron la tranquilidad necesaria. Paula Haro, otra de las claves de las cordobesas, siguió marcando para que su equipo no se aleje, pero en los 10 minutos finales Ferro se puso 26-17 y solo faltaba el pitazo final para decorar lo que fue 30-25.

Tras los 60 minutos hablamos con Lula Codesal, de buen rendimiento, que elogió a sus compañeras y demostró su felicidad por el presente que vive junto a ellas, además de decir cuál fue la clave del partido y prepararse para la final de mañana ante Cideco.

La palabra de Jockey la tuvo Giuliana Gavilán, jugadora de La Garra, quien mostró autocrítica en base al rompimiento del partido en el segundo tiempo. La pivot también habló del próximo rival y de la Selección, remarcando que “el equipo es muy unido y eso suma”.

error

Seguinos!